Nutrición Deportiva

Auge de la nutrición deportiva. ¿Es solo una moda o realmente ha llegado para quedarse?

En los últimos tiempos, la sociedad está experimentando un creciente interés por los hábitos de vida saludable. Fruto de ello es que cada vez son más las personas que se interesan por practicar una determinada disciplina deportiva como, por ejemplo, salir a correr, ir a nadar o acudir al gimnasio a hacer pesas varias veces a la semana. Además, ligado a este hecho está un mayor cuidado de la alimentación y, con ello, un mayor consumo de productos sanos.

Sin embargo, este evidente auge de la nutrición enfocada al ámbito deportivo es tildado, aún hoy, como una moda pasajera por muchas personas. En este sentido, existen indicios más que suficientes para pensar que no es así y que los buenos hábitos de vida acabarán por asentarse cada vez más en la sociedad. Y es que, hoy en día, cada vez es más fácil acceder a informaciones de todo tipo acerca de los problemas de salud ocasionados por el sedentarismo, la mala alimentación y la ausencia de ejercicio físico. Entre ellos, la obesidad, los accidentes cardiovasculares y la diabetes son los más temidos y sobre los que mayor conciencia se está tratando de crear.

Además, el hecho de que los productos alimenticios saludables tengan una mayor demanda está favoreciendo que su precio se reduzca considerablemente. Por tanto, más personas pueden acceder a ellos de forma fácil y rápida sin que su economía se resienta. De igual forma, Internet también está colaborando a que esto ocurra ya que cada vez son más las webs especializadas en la comercialización de estos artículos así como en la de suplementos alimenticios, unos complementos destinados a equilibrar la alimentación de aquellos que, por una cuestión u otra, tienen problemas para hacerlo.

Objetivo de la nutrición deportiva

La nutrición deportiva puede definirse como la guía a través de la cual aquellas personas que practican ejercicio de forma habitual e intensiva basan su alimentación diaria. Generalmente, esta suele estar basada en el consumo de sustancias tales como los hidratos de carbono, las proteínas, los aminoácidos y los líquidos ya que sus principales cometidos son los de aumentar el rendimiento y reducir los tiempos de recuperación del organismo teniendo en cuenta en todo momento el metabolismo del individuo.

Sin embargo, en la gran mayoría de ocasiones en que se practica deporte de alto nivel, es muy complicado seguir una dieta que incluya todos los elementos necesarios pues estos no están presentes en todos los alimentos. En estos casos, el uso de suplementos alimenticios, es decir, compuestos elaborados a través de diversas sustancias que suelen aportar vitaminas y minerales, es algo de vital importancia. Y es que, de esta forma, el deportista puede asegurarse de aprovisionar correctamente a su cuerpo y a sus músculos de cara a desarrollarlos de forma efectiva.

¿Qué son los suplementos alimenticios?

Los suplementos alimenticios enfocados a la práctica deportiva son, en resumidas cuentas, un conjunto de vitaminas y minerales cuya función es la de aportar al organismo una cantidad extra de estas sustancias que le permita recuperarse más rápidamente tras un esfuerzo y conseguir una dosis adicional de energía durante la práctica del ejercicio. Habitualmente, están elaborados a partir de hierbas, concentrados de frutas y extractos de vegetales, por lo que puede decirse que su contenido es plenamente orgánico y nada dañino para la salud. También es frecuente que contengan, por ejemplo, hidratos de carbono, proteínas, ácidos grasos y aminoácidos. Vamos a describir estos elementos brevemente.

  1. Proteínas. Las proteínas contenidas en un suplemento alimenticio destinado a la práctica deportiva tienen como fin favorecer el proceso de hipertrofia muscular, es decir, el crecimiento de los músculos. Sin lugar a dudas, es la forma más rápida de conseguirlo pero conviene tener en cuenta que, si no se queman por completo, pueden transformarse en grasas y perjudicar el correcto desarrollo del proceso.
  2. Hidratos de carbono. La principal fuente de energía del organismo de todo buen deportista. También son conocidos como glúcidos, sacáridos y azúcares y su ingesta ha de realizarse con planificación para que, en el momento de llevar a cabo el esfuerzo, el organismo disponga de toda el 'combustible' que necesita. De igual forma, si no son consumidos por el organismo pueden transformarse en grasas.
  3. Aminoácidos. Los aminoácidos contenidos en los suplementos alimenticios componen las proteínas y su principal función es la de favorecer la recuperación muscular, luchar contra el catabolismo, y en algunos casos ayudar a conseguir aumento de peso y el crecimiento muscular.
  4. Bebidas isotónicas y recuperadoras. Las isotónicas están elaboradas con el objetivo de evitar que se produzca la deshidratación por lo que pueden y deben tomarse durante la práctica del ejercicio físico. Por su parte, la composición de las recuperadoras hace que sean ideales para que el organismo reponga las sustancias que ha perdido durante dicho ejercicio. Por ello, es totalmente recomendable tanto para quienes hacen pesas como para atletas, ciclistas, triatletas y, en definitiva, cualquier persona que lleve a cabo disciplinas deportivas aeróbicas.
  5. Ganadores de peso. Estos productos suelen presentarse en forma de batidos y contienen una gran cantidad de carbohidratos y también proteínas, aportando una gran cantidad de calorías. De hecho, existen botes que pueden contener hasta 1000 calorías, lo cual hace posible que el deportista pueda satisfacer las necesidades de energía que tiene su cuerpo con el objetivo de aumentar su masa muscular y, con ello, su peso en caso de exista una imposibilidad manifiesta de conseguirlo.
  6. Termogénicos quemagrasas. La utilidad de estos suplementos es la de favorecer la pérdida de peso ayudando a activar el proceso conocido como termogénesis. Por ello, están compuestos principalmente de estimulantes, diuréticos que se encargan de eliminar el exceso de líquidos y de sustancias que controlan la secreción de insulina ayudando así a controlar el apetito.
  7. Multivitamínicos. Están elaborados a partir de un buen número diferente de vitaminas y su objetivo es el de compensar y fortalecer el organismo antes o después de la práctica deportiva.
  8. Ácidos grasos. Existen muchos ácidos grasos que el organismo, por sí mismo, no es capaz de producir como, por ejemplo, el Omega-3. Sin embargo, sus beneficios son tan elevados que es recomendable ingerirlos a través de suplementos alimenticios o de la ingesta de pescado azul. Y es que se encargan de mejorar el sistema inmune, la función cardíaca y de equilibrar el colesterol.
  9. Protectores articulares. Muchos deportistas, sobre todo aquellos que practican atletismo y disciplinas similares, ven como sus articulaciones sufren en exceso y, pasado el tiempo, llegan incluso a sufrir lesiones por estrés. En este sentido, estos suplementos se encargan de protegerlas y fortalecerlas.

¿Por qué necesitan suplementos alimenticios los deportistas?

La realización de ejercicios de forma constante y con un nivel elevado de intensidad requiere de cuidar especialmente la alimentación, algo que no siempre es posible, sobre todo, si tenemos en cuenta lo difícil que puede llegar a resultar si hay que compaginar esta actividad con el trabajo o con el cuidado de la familia. Y, como es bien sabido por todos, la dieta es la base sobre la que se sustenta el buen funcionamiento del organismo.

Por tanto, la ingesta de complementos nutricionales deportivos no solo viene a tratar de mejorar el rendimiento físico de la persona que los toma sino, además, también de favorecer una recuperación más rápida de los músculos y, en general, de todo el organismo. En este sentido, en caso de no llevar una alimentación que responda a todas las necesidades del cuerpo y no complementarse con estos suplementos, pueden experimentarse sensaciones de cansancio excesivo, bajo rendimiento y pérdida de masa muscular. Incluso, llevado el caso a un extremo, pueden producirse lesiones musculares u óseas.

Sin embargo, hay que hacer especial hincapié en que estos productos son, única y exclusivamente, un complemento alimenticio, es decir, no sirven de nada si no se acompañan de una dieta equilibrada y de un plan de ejercicios diseñado acorde a los objetivos que hayan sido fijados por el deportista. En definitiva, no son productos milagrosos que proporcionarán resultados rápidos de forma automática nada más ingerirse sino, más bien, una ayuda muy eficaz para aquellos que quieren ponerse en forma y cuidar su salud.

¿Dónde comprar suplementos deportivos con confianza?

Hoy en día es muy frecuente encontrar infinidad de comercios que se encargan de vender suplementos deportivos. De hecho, ni siquiera es raro poder encontrarlos en supermercados. Sin embargo, lo más aconsejable es recurrir a establecimientos especializados en los que, además, ofrezcan un buen servicio de asesoramiento al consumidor para que, de esta forma, consiga llevarse exactamente lo que necesita para alcanzar sus objetivos.

Pero, además, también es posible acceder a los suplementos deportivos a través de Internet con el máximo grado de confianza. Y es que, en la actualidad, tiendas online como HSNstore.com disponen de un amplio catálogo de productos en el cual puede encontrarse cualquier tipo de complemento. Por si fuese poco, ofrecen información detallada de cada uno en cuanto a su composición y a lo que aportan al organismo así como para qué actividad están especialmente recomendados.

2011 Productos
  1. «
  2. 1
  3. 2
  4. 3
  5. 4
  6. 5
  7. »
Configurar sentido ascendente
2011 Productos
  1. «
  2. 1
  3. 2
  4. 3
  5. 4
  6. 5
  7. »
Configurar sentido ascendente
 

GASTOS DE ENVIO GRATIS
Y EN 24 HORAS

 

APADRINA A TUS AMIGOS
Y GANA DINERO

 

HAZTE CLIENTE VIP
Y DIFRUTA DE VENTAJAS EXCLUSIVAS

 

REGALOS EXCLUSIVOS
CON TUS COMPRAS

  Cargando...