Aceite de Coco ? - Propiedades, Cómo tomar y sus Usos en la Cocina Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Página Principal / Nutrición / Grasas / Aceite de Coco: Propiedades y Beneficios, Cómo Tomar y Usos
Aceite de Coco: Propiedades y Beneficios, Cómo Tomar y Usos

Aceite de Coco: Propiedades y Beneficios, Cómo Tomar y Usos

Hoy, he decidido escribir un artículo sobre una de las fuentes de grasa saturada más importantes y con más beneficios a nivel metabólico: el Aceite de Coco

El aceite de coco se ha utilizado desde hace miles de años en muchos países y culturas. Aunque el aceite de coco es rico en grasas saturadas, tiene una gran cantidad de beneficios para la salud. Además, se trata de un aceite muy fácil de digerir que también ayuda a regular los niveles de lípidos en sangre.

Otras propiedades del aceite de coco son sus efectos antimicrobianos (tanto internos como externos) y antibacterianos. Por si esto fuera poco, también ayuda a reducir el sobrepeso y puede usarse en tratamientos de belleza, para hidratar el cabello y la piel. Ante esta extensa cantidad de propiedades, resulta difícil entender cómo todavía hay personas que son reticentes a usar el aceite de coco.

Aceite de Coco, uno de los Aceites más Naturales y con más Beneficios para la Salud

El aceite de coco es uno de los aceites más naturales que existen.

El 35 por ciento de un coco está formado por aceite. Basta con abrir un coco para disponer de inmediato de su aceite en grandes cantidades. Existen otros tipos de aceites, como el aceite de colza o el de soja, que se obtienen mediante un largo proceso de manipulación industrial.

Por el contrario, el aceite de coco es totalmente natural y, por ello, ha proporcionado a los pueblos del Pacífico Sur una alimentación con la que han protegido su salud del riesgo de la la diabetes, el colesterol, los ataques al corazón y los derrames cerebrales, desde hace miles de años.

Sin embargo, pese a sus indudables beneficios, hay gente que aún sigue siendo reacia a usar el aceite de coco. Ello es debido a su alta composición en aceites grasos, que puede llegar a alcanzar hasta el 90 por ciento de grasas saturadas. Habitualmente se relaciona a estas grasas con el riesgo de sufrir colesterol alto y problemas cardiovasculares.

Ese elevado contenido en grasas saturadas, casi 30g/100g de producto, son diferentes a las que conocemos habitualmente (como pueden ser el palmítico), ya que son grasas con un alto contenido de triglicéridos de cadena media (TCM), por lo que convierten al coco en un alimento único.

Aunque la industria alimentaria y algunos expertos nos siguen intentando hacer creer que las grasas saturadas son un problema en la dieta, poco a poco vamos viendo algunos “brotes verdes” y cambiando esta mentalidad.

El aceite de coco es totalmente natural, de elevada calidad y tiene muchos beneficios para el organismo.

Pero, para aquellos a los que estos simples argumentos no convencen, basta con recordarles cómo los resultados de los estudios clínicos han demostrado las extraordinarias propiedades para la salud del aceite de coco y sus efectos curativos, por lo que incluir este aceite en nuestra dieta habitual nos aporta múltiples beneficios.

Grasas Saludables
Vamos a estudiar detalladamente la composición del aceite de coco, sobre todo en lo referente a sus ácidos grasos.

¿Para qué sirve el Aceite de Coco?

La mayoría de los ácidos grasos que contiene el aceite de coco son los denominados aceites grasos de cadena media (ácido láurico, ácido cáprico y caprílico) que, como podemos ver en la lista anterior, constituyen más del 50 por ciento del aceite de coco. Pero, ¿por qué son tan importantes los ácidos grasos de cadena media?

Composición de los Ácidos Grasos del Aceite de Coco

El aceite de coco es, entre otras cosas:

  • El ácido láurico:44-52%
  • Ácido cáprico:6-10%
  • Caprílico:5-9%
  • Mirístico: 13-19%
  • Ácido palmítico: 8-11%
  • Esteárico: 1-3%
  • El ácido oleico (monoinsaturado): 5-8%
  • El ácido linoleico (poliinsaturado):0 – 1.%

El Ácido Láurico del Aceite de Coco actúa contra las Bacterias, el Herpes y los Virus

Entre el 44 y el 52% del aceite de coco está formado por ácido láurico. Una vez que el ácido láurico entra en el organismo se convierte primero en monolaurina. Hay estudios que demuestran que el ácido láurico libre también capacidad antimicrobianas.

El elemento principal que actúa contra los virus y las bacterias es la monolaurina (un tipo de monoglicérido) que contiene el aceite de coco. La monolaurina defiende al organismo de determinados virus, como por ejemplo, del Herpes , el citomegalovirus y el virus de la gripe. La monolaurina actúa localizando los virus y volviéndolos inactivos.

Por otra parte, aproximadamente el seis a diez por ciento de los ácidos grasos del aceite de coco se componen de ácido cáprico, otro ácido graso de cadena media con muchos beneficios para la salud, similares a los del ácido láurico.

El Ácido Cáprico del Aceite de Coco actúa contra la Clamidia y otros Virus de Transmisión Sexual

El ácido cáprico se convierte al entrar en el organismo en el monoglicérido de monocaprina. La monocaprina ha demostrado tener propiedades antivirales contra el virus del herpes simple y actividad antibacteriana contra la clamidis a y otrabacterias de transmisión sexual.

Existen estudios clínicos, realizados in vitro en 1998 y 1999, que han demostrado que la monocaprina actúa contra los virus de transmisión sexual (incluso el VIH) volviendolos inactivos.

En función de los resultados de estos estudios, los investigadores han llegado a la conclusión de que el ácido láurico y la monolaurina tienen una actividad antiviral más elevada que el resto de los ácidos grasos de cadena media o sus monoglicéridos.

Los ácidos grasos de cadena media pueden desactivar los siguientes virus:

  • Virus de HI
  • Virus del sarampión
  • Herpes simplex virus-1 (HSV-1)
  • Virus de la estomatitis vesicular (VSV)
  • Virus visna
  • Citomegalovirus
Pero los ácidos grasos del aceite de coco, además de actuar contra los virus y las bacterias, también tienen la capacidad de actuar contra los hongos.

Aceite de coco qué es

El aceite de coco es rico en ácidos grasos de cadena media

Los ácidos grasos de cadena media son ácidos grasos que tienen una longitud de cadena específica. Por ejemplo, mientras que un ácido graso de cadena larga, como el ácido esteárico, tiene una cadena de 18 átomos de carbono, los ácidos grasos de cadena media tienen una longitud menor (el ácido caprílico, 8 átomos de carbono; el ácido cáprico, 10 átomos de carbono y el ácido láurico, 12 átomos de carbono).

Conclusión: los ácidos grasos de cadena media se componen de cadenas que oscilan entre los 8 y los 12 átomos de carbono mientras que los ácidos grasos de cadena larga oscilan entre los 14 a 24 átomos de carbono.Esto es importante porque los ácidos grasos de cadena media son los que les dan al aceite de coco sus propiedades especiales.

Los triglicéridos de cadena media se metabolizan de forma muy distinta al resto de ácidos grasos aportados por la dieta. En primer lugar, su degradación es mucho más rápida que el resto, ya que se oxidan directamente en el hígado (evitando su almacenamiento como grasa corporal).

El resto de ácidos grasos se absorben, a través de quilomicrones que se transportan vía linfática a los tejidos periféricos (incluido tejido adiposo) por lo que estos se pueden almacenar.

Gráfica TCM

TCM pasan a la vena Porta llegando al hígado de forma directa

Este metabolismo característico hace que las grasas del coco aumenten el gasto metabólico sin tener efectos negativos sobre la grasa corporal. De hecho, en un estudio a doble ciego, se observó que las personas que consumían un exceso calórico en forma de triglicéridos de cadena media, aumentaban la termogénesis inducida por la dieta (TID) un 12% y su gasto fue el doble que los que consumían otras grasas.

Gráfica Magro

Otros estudios, muestran cómo el sustituir ácidos grasos de cadena larga por los que se encuentran en el coco aumentan el gasto energético un 48% y 65% en sujetos delgados y obesos respectivamente.

Gráfica Obeso

Gasto calórico

Círculos cerrados= Triglicéridos de cadena media (coco). Círculos abiertos= Triglicéridos de cadena larga

La leche materna es la mejor fuente natural de los triglicéridos, ácidos grasos de cadena media (MCT). Después de la leche materna el aceite de coco es la mejor fuente de ácidos grasos o triglicéridos de cadena media (MCT).

Éstos ácidos grasos tienen muchos beneficios frente a otro tipo de grasas, principalmente por el hecho de que no son procesados por el organismo de la misma forma que los ácidos grasos de cadena larga (LCT).
Los triglicéridos de los ácidos grasos de cadena media proporcionan un suministro más rápido de energía al cerebro que otro tipo de grasa.

El metabolismo normal de los ácidos grasos de cadena larga o LCT depende de las sales biliares, que se distribuyen en la vesícula biliar para digerir las grasas.

Para la digestión de los triglicéridos o ácidos grasos de cadena larga es necesario que las sales biliares se combinen con las enzimas en un proceso complejo y muy elaborado. Debido a ello, se necesita mucho tiempo hasta que estos ácidos grasos proporcionen energía a las células.

El Aceite de Coco es rico en Ácidos Grasos Omega-3

Beneficios Aceite de Coco

En todas las enfermedades neurodegenerativas, como sucede con el Alzheimer, tienen mucha importancia. Por esta razón, los investigadores han estudiado si el los consumo de los ácidos grasos de cadena media MCT influye, de algún modo, en la producción de los ácidos grasos omega-3.

Los estudios realizados al respecto han demostrado que el consumo regular de MCT aumenta la disponibilidad de los ácidos grasos omega-3 para ser utilizados, de forma eficaz, por el cerebro.

Un estudio realizado al efecto sobre perros con «degeneración mental relacionada con la edad» encontró que el tratamiento y consumo diario de MCT producía un aumento significativo de ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA LED) en determinadas zonas del cerebro.

Sin embargo, el aceite de coco no produce ácidos grasos omega-3. Por lo tanto, los investigadores de este estudio llegaron a la conclusión de que los MCT permiten que se desprendan los ácidos grasos omega-3 de las reservas de grasas existentes y se aprovechen por el organismo.

¿Pueden destruir los ácidos grasos de cadena media del aceite de coco las bacterias intestinales inofensivas?

Los ácidos grasos de cadena media y sus monoglicéridos no tienen ningún efecto perjudicial sobre la flora intestinal, ya que solo atacan a los microorganismos patógenos y potencialmente peligrosos.

Los investigadores han comprobado en diversos estudios clínicos realizados en 1990 y, corroborados en 2016, que los microorganismos que suelen colonizar el intestino no son atacados por la monolaurina, mientras que estos microorganismos no resulten peligrosos.

Sin embargo, en el momento en que los microbios causan alguna enfermedad, como puede ser la Haemophilus influenzae, Staphylococcus epidermidis y el grupo de patologías B Streptococcus, la monolaurina actúa de inmediato desactivando los efectos de las bacterias.Las propiedades de los ácidos grasos de cadena media son excelentes para eliminar bacterias, virus y hongos.

Pero cabe preguntarse, ¿cómo actúan sobre la salud del corazón, el colesterol y el estado de los vasos sanguíneos cuando se consumen de forma frecuente?

La respuesta es que sus efectos también son positivos, por lo que el aceite de coco también ofrece muchos beneficios para la salud del corazón y de los vasos sanguíneos, así como para regular de forma óptima el nivel de colesterol.

La consistencia del aceite de coco

El aceite de coco tiene una consistencia sólida a una temperatura ambiente de aproximadamente 23 grados Celsius. Entre los 24 y 30 grados centígrados, el aceite de coco comienza a licuar y por encima de los 30 grados ya está completamente líquido.

Aceite de coco propiedades

Propiedades del Aceite de Coco

El Aceite de Coco es un aceite de Fácil Digestión

Los ácidos grasos de cadena media son muy fáciles de digerir. Pueden ser digeridos, incluso, sin ayuda de los ácidos biliares. Los ácidos grasos de cadena media son solubles en agua y se transportan con facilidad hasta el hígado a través del torrente sanguíneo.
Los triglicéridos de cadena media tienen la capacidad de oxidarse directamente en el hígado (evitando su almacenamiento como grasa corporal) sin requerir ningún tipo de transformación como ocurre con los ácidos grasos de cadena larga.

Por lo tanto, los triglicéridos de cadena media se metabolizan más rápidamente que otros tipos de ácidos grasos para la obtención de energía, lo que los convierte en una alternativa mu interesante para los deportistas.

Además, gracias a que son usados por el cuerpo como energía no llegan a almacenarse en depósitos de grasa. Además, los ácidos grasos de cadena media aportan una caloría menos por cada gramo en comparación con otros ácidos grasos.Debido a estas características, el aceite de coco no solo aporta menos grasas al organismo sino que también ayuda a perder peso.

El Aceite de Coco sirve para Adelgazar

Su característica forma de metabolizarse, hace que las grasas del coco aumenten el gasto metabólico sin producir efectos negativos sobre la grasa corporal.

¿Cómo ayuda a adelgazar el aceite de coco? Los ácidos grasos de cadena media contenidos en el aceite y el agua de coco no se almacenan como grasa corporal y, por lo tanto, no engordan.

Son usados como fuente de energía de forma inmediata para el organismo. Estos ácidos grasos se convierten al llegar al hígado en cetonas, que son usadas como combustible.

Las cetonas son similares a la glucosa (azúcar). Pero las cetonas, a diferencia de la glucosa, no afectan a los niveles de azúcar en la sangre y, por lo tanto, no producen un excesivo aumento de la insulina, como sucede en el caso de la glucosa, por lo que son más beneficiosas para la salud.

Aceite de Coco y pérdida de peso

Recientes estudios han demostrado cómo el sustituir ácidos grasos de cadena larga por los que se encuentran en el coco incrementan el gasto energético un 48% y 65% en personas delgadas y obesas respectivamente.

Los TCM pueden considerarse un alimento o ingrediente funcional en el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso debido a que, tienen un efecto beneficioso sobre la termogénesis, la oxidación de las grasas y el metabolismo.

Un estudio a doble ciego, demostró que los sujetos que consumían un exceso calórico en forma de triglicéridos de cadena media, incrementaban la termogénesis inducida por la dieta (TID) en un 12% y su gasto fue el doble que los que ingerían otros tipos de grasas.

Las propiedades del aceite de coco para perder peso han sido confirmadas por un estudio a doble ciego controlado que se realizó en 2001 y fue publicado en la revista científica “ The Journal of Nutrition”. Este estudio se realizó sobre 78 personas sanas pero con sobrepeso, cuyo IMC (índice de masa corporal) era superior a 23.

Los participantes fueron divididos en dos grupos que comieron lo mismo durante las doce semanas del estudio, salvo que a un grupo (denominado grupo M) se le suministró diariamente 60 gramos de ácidos grasos de cadena media, y al otro grupo (denominado grupo L) se le suministró 60 gramos de ácidos grasos de cadena larga.

Las personas de ambos grupos disminuyeron de peso, pero las del grupo M perdieron mucho más peso que las del grupo L. Además, las personas del grupo M perdieron también mayor cantidad de grasa corporal y grasa del tejido subcutáneo que las del grupo L.

En base a los resultados de este estudio, los investigadores llegaron a la conclusión de que una dieta que incluye ácidos grasos de cadena media (como los contenidos en el aceite de coco) ayuda a perder mayor cantidad de peso y grasa corporal que una dieta que contiene ácidos grasos de cadena larga.Uno de los mayores beneficios para la salud del aceite de coco consiste en que puede frenar los efectos de los virus, las bacterias y los hongos.

aceite de coco bajar peso

Favorece la saciedad

Otro punto fuerte del coco es su efecto sobre la ingesta de calorías. En mi opinión, las dietas altas en grasas ayudan a controlar más la sensación de hambre que las dietas altas en carbohidratos (dando por hecho que la proteinas es la misma). Más que nada por la alta palatabilidad y abanico de alimentos con un alto contenido en carbohidratos.

No obstante, la mayor densidad calórica de las grasas pueden hacer que pasarnos de calorías sea realmente fácil (caso del aceite de oliva o frutos secos). Cuando observamos los estudios respecto a este tema, observamos que en dietas ad libitum (comer todo lo que desean) se da lugar una menor ingesta de calorías al aumentar la cantidad de triglicéridos de cadena media, traduciéndose como una mayor pérdida de grasa.

Realmente no hay un mecanismo claro del por qué ocurre esto

Grasa y efecto hormonal

Personalmente pensaba que se debería a su efecto sobre las hormonas liberadas en el tracto gastrointestinal, en especial la colecistoquinina (CCK), una hormona que aumenta sus niveles con comidas altas en grasa, aumentando la sensación de saciedad. Sin embargo, estudios muestran que dicho efecto se da cuando la cadena de ácidos grasos es superior a 11 carbonos6. Esto me llevó a pensar que tal vez puede actuar sobre otras hormonas como ghrelina o péptido YY, donde efectivamente, los triglicéridos de cadena media actúan de forma beneficiosa sobre el segundo7.

Si disminuimos la sensación de hambre entre comidas y aumentamos la cantidad de calorías que gastamos durante el día, podemos casi asegurar de que incluir triglicéridos de cadena media del coco nos ayudará a perder grasa.

reemplazo lct por mct

El aceite de coco es eficaz para luchar contra los virus, las bacterias y los hongos

Los ácidos grasos de cadena media que contiene el aceite de coco son antimicrobianos, antivirales y antifúngicos, tanto en el interior del organismo como cuando se utilizan mediante aplicación tópica, en el exterior.

Debido a estas propiedades el aceite de coco es muy eficaz aplicado sobre la piel para tratar las infecciones por hongos , las infecciones vaginales por hongos y las enfermedades bacterianas de la mucosa vaginal.

También puede usarse como como lubricante vaginal y para la higiene íntima, ya que impiden la aparición de microbios y hongos así como el molesto picor que causan.

Además de estos beneficios, el aceite de coco también tiene usos como tratamiento de belleza, para mejorar el estado del cabello y la piel.

Aceite de Coco beneficios para salud

Aceite de coco y los problemas digestivos

Los triglicéridos de cadena media son más fácilmente digeribles y absorbidos que los aceites y grasas contenidos en las comidas más comunes.

De hecho, se absorben relativamente bien aun cuando las secreciones biliares y pancreáticas se reduzcan.

Las personas que tienen desnutrición, síndrome de malabsorción, fibrosis quística, el síndrome del intestino corto, la enfermedad celíaca y enfermedades hepáticas suelen tomar ácidos grasos de cadena media.

Los triglicéridos de cadena media promueven la proliferación celular y ayudan a mantener la mucosa intestinal, lo cual puede tener una acción protectora en el intestino de personas que padecen enfermedad inflamatoria intestinal o infecciones intestinales.

El aceite de coco promueve además la producción a nivel intestinal de inmunoglobulina A, que ejerce posee una acción inmunomoduladora y protectora de la pared intestinal.

Propiedades del aceite de coco para el tratamiento de los hongos

aceite de coco y digestión

Los ácidos grasos de cadena media contenidos en el aceite de coco también reducen la actividad de los hongos, como la Candida albicans.

Varios estudios clínicos han demostrado los efectos del ácido cáprico para luchar contra los hongos de la candidiasis bucal y otros tipos de hongos. Por lo tanto, el aceite de coco puede utilizarse de forma eficaz para el tratamiento de las infecciones causadas por hongos.

¿Cómo podemos usar el aceite de coco para el tratamiento de los hongos?

Los usos del aceite de coco pueden ser internos, para tratar las infecciones causadas por hongos intestinales, y externos, para tratar las infecciones micóticas de la piel o de las membranas mucosas.

Debido a la potente actividad antimicrobiana del aceite de coco, una duda que puede plantearse es cómo saber si existe algún riesgo de que los ácidos grasos contenidos en el aceite de coco pueden destruir otro tipo de bacterias, beneficiosas para el organismo, como las de la flora intestinal.

Beneficios del Aceite de Coco

Aceite de Coco y Diabetes

El ácido laúrico del aceite de coco ayuda a mantener unos niveles de glucosa en sangre más reducidos en pacientes con diabetes de tipo 2.

El Aceite de coco Contra las Enfermedades Cardiovasculares

Aceite coco y enfermedades cardiovasculares

Durante más de cuatro décadas se ha estado investigando en profundidad sobre la relación entre el aceite de coco consumido a través de la alimentación y las enfermedades cardiovasculares.

Los resultados de las investigaciones han sido siempre los mismos: consumir aceite de coco tiene múltiples beneficios en la salud cardiovascular y ayuda a reducir los factores de riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Uno de los estudios más importantes sobre este tema fué publicado en 1988 por Blackburn con el título “Los efectos del aceite de coco sobre el colesterol sérico y la aterogénesis». En este estudio se llegó a la conclusión de que el aceite de coco, si se complementa con otras grasas como el ácido linoleico, puede frenar la aparición de la aterosclerosis.

A finales de los años noventa, los investigadores Kurup y Rajmoran llevaron a cabo un estudio clínico realizado con 64 voluntarios y descubrieron que el consumo de aceite de coco «cambia estadísticamente y de forma significativa todos los valores del colesterol (colesterol total, colesterol HDL, colesterol LDL, etc.).

Los resultados de este estudio han sido corroborados en otro estudio clínico realizado en 2016. Anteriormente, en el año 1992, los investigadores Kaunitz y Dayrit informaron sobre los datos experimentales epidemiológicos correspondientes a los grupos de personas estudiadas que incluían el aceite de coco en su dieta habitual: «La población que incluye el aceite de coco en su dieta habitual no presenta un nivel elevado de colesterol ni sufre una tasa alta de mortalidad o morbilidad por cardiopatía coronaria».

Por otra parte, Mendis, otro investigador en este tema, descubrió en 1989, tras un estudio realizado al efecto en jóvenes adultos de Sri Lanka, que aquellos a los que se les cambió su dieta habitual de aceite de coco por otra de aceite de maíz sufrieron cambios perjudiciales en los lípidos.

Los participantes en el estudio, al sustituir el aceite de coco por el aceite de maíz redujeron el nivel de colesterol en suero en un 18,7% y el colesterol LDL en un 23,8%.

El problema se produjo porque el colesterol HDL (colesterol bueno) se redujo en un 41,4 por ciento, muy por debajo del valor mínimo aceptable de HDL 35 mg / dl. Debido a ello la relación LDL / HDL se elevó al 30 por ciento, lo que resulta muy peligroso. Con anterioridad, el investigador Prior en 1981 demostró que el consumo elevado por parte de los isleños de las grasas saturadas procedentes del aceite de coco, no ocasiona ningún tipo de efecto nocivo en quienes lo consumen.

Finalmente, los investigadores Menáis y Hurgamandera compararon en 1990 los diferentes efectos del aceite de coco y el aceite de soja sobre hombres jóvenes con niveles normales de lípidos en sangre, y de nuevo llegaron a la conclusión de que el consumo de aceite de coco produce un aumento en los niveles de colesterol HDL (colesterol bueno), mientras que el consumo del aceite de soja disminuye el nivel de esta lipoproteína deseada.

aceite de coco y corazón

El Aceite de Coco es bueno para el Corazón y los Vasos Sanguíneos

Los procesos inflamatorios también desencadenan el desarrollo de la aterosclerosis y, además, son un factor de riesgo para sufrir hipertensión o un accidente cerebrovascular. Debido a ello, el aceite de coco ayuda a mantener la salud cardiovascular, previene la aparición de muchas enfermedades y puede ayudar al tratamiento de las mismas. Además, numerosos estudios clínicos desarrollados en los años 80 y 90, han demostrado cómo los ácidos grasos saturados contenidos en el aceite de coco tienen efectos positivos para regular el colesterol y reducir el peso.

Aceite de coco y deporte

A diferencia de lo que sucede con el aceite de maíz o el aceite de soja, el aceite de coco aumenta los niveles de colesterol bueno HDL, y disminuye el nivel de colesterol malo LDL.Por otra parte, se ha demostrado que los efectos antivirales de los ácidos grasos de cadena media y el ácido láurico pueden combatir determinados virus (herpes y citomegalovirus) que favorecen la formación de depósitos en los vasos sanguíneos. Por ello, el aceite de coco mantiene, de forma indirecta, los vasos sanguíneos sanos y protege de los problemas cardiovasculares a la vez que ayuda a reducir el peso.

El aceite de coco previene contra la aterosclerosis

Los estudios clínico han demostrado que el herpes y el citomegalovirus desempeñan un papel en la formación de depósitos de ateroma en los vasos sanguíneos, y en el estrechamiento de las arterias después de la angioplastia (New York Times de 1984).

Lo interesante es que el monolaurina antimicrobiana (como hemos visto anteriormente) desactivan los efectos del herpes y el citomegalovirus, en los casos en los que el ácido láurico (ingrediente del aceite de coco) se incluye en la dieta habitual.

Por todo ello, y al contrario de lo que se había pensado anteriormente, ahora se ha descubierto que las grasas saturadas no están directamente relacionadas con las enfermedades cardiovasculares sino que, por el contrario, determinadas grasas saturadas, especialmente las contenidas en el aceite de coco, contribuyen a evitar las enfermedades del corazón.

Por todo ello, es erróneo el consejo de evitar tomar aceite de coco por sus grasas saturadas (supuestamente peligrosas) ya que, por el contrario, los ingredientes del aceite de coco no solo evitan las enfermedades coronarias, sino que también impiden el desarrollo de las enfermedades degenerativas asociadas a la edad, como el Alzheimer y la demencia senil.

El Aceite de Coco sirve para tratar las Inflamaciones Crónicas

Si aumentamos el suministro del aceite de coco en nuestro organismo y disminuimos la aportación de los hidratos de carbono, podremos evitar las consecuencias de las fluctuaciones de azúcar en la sangre y los niveles excesivamente altos y no controlados de insulina. Los niveles elevados de insulina son responsables de la obesidad causada por comer de forma poco saludable.

Las consecuencias de ello no se limitan al aumento de peso, sino que también producen procesos inflamatorios masivos en el organismo y enfermedades asociadas a la inflamación crónica. Esto es muy importante ya que los estudios clínicos han demostrado que los cambios en el ADN, que se producen principalmente debido a estas inflamaciones crónicas, pueden conducir al desarrollo de enfermedades, como el cáncer.

El Aceite de Coco ayuda a tratar el Alzheimer y la Demencia Senil

El aceite de coco mejora la función cerebral y puede llegar a aliviar los síntomas de enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

En los último años la ciencia está estudiando en profundidad los efectos del aceite de coco sobre el cerebro.

aceite de coco y alzheimer

Los principales efectos del aceite de coco sobre el Alzheimer proceden del estudio clínico realizado sobre el paciente Steve Newport, cuyos resultados se han hecho célebres a nivel internacional.
Cuando Steve Newport sufrió la enfermedad de Alzheimer, su esposa, la doctora Mary Newport, aplicó a su marido un curioso tratamiento consistente en incorporar a su dieta, de forma habitual, aceite de coco.

Las pruebas de este estudio realizadas posteriormente confirmaron que el tratamiento del aceite de coco había activado la función cerebral de Steve Newport y había conseguido retrasar los síntomas del Alzheimer.

La necesidad de la energía para la función cerebral

El cerebro humano necesita recibir energía constantemente para llevar a cabo sus actividades complejas. Si se interrumpe el suministro de energía, las células cerebrales empiezan a morir lentamente y aparecen graves problemas de salud.

Cuando el cerebro no recibe suficiente energía los síntomas más inmediatos son dolor de cabeza, disfunciones cognitivas, pesadez y fatiga.

Si esta falta de energía se mantiene durante un tiempo prolongado, pueden producirse graves enfermedades neurodegenerativas, entre las que se incluyen el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.

Glucosa y energía

Para contrarrestar la falta de energía, el cerebro necesita una aportación suficiente de glucosa.

Por lo general, la glucosa llega al cerebro a través de la sangre y es canaliza mediante una hormona específica, gracias a la cual, finalmente, las mitocondrias transforman la glucosa en energía.

Sin embargo, en ocasiones se producen muchos problemas neurodegenerativos que impiden que este proceso natural funcione y las células nerviosas se hacen resistentes a la insulina. La consecuencia de esto es que las células del cerebro ya no pueden procesar la glucosa, con lo que se interrumpe la aportación de energía y las funciones cerebrales empiezan a deteriorarse.

Los niveles elevados de azúcar en sangre destruyen las células nerviosas

Cuando las células del cerebro se hacen resistentes a la insulina la glucosa se acumula en el cerebro y aumentan los niveles de azúcar en la sangre.

Estos niveles elevados de azúcar son nocivos para el sistema nervioso, y también pueden causar la glicación avanzada y formar los productos finales (AGEs) que aumentan drásticamente el estrés oxidativo en el organismo y la formación de radicales libres destruyen las células nerviosas y provocando la aparición de enfermedades crónicas.

¿Existe alguna energía alternativa para el cerebro?

Si pudiéramos encontrar una aportación alternativa de energía conseguiríamos evitar la destrucción de las células del cerebro o, al menos, frenar el curso de la enfermedad, dependiendo de la fase en la que se encuentre.

En ese caso podríamos salvar las células cerebrales, aunque fueran fueran resistentes a la insulina. Esta fuente alternativa de energía para el cerebro existe y procede de determinados ácidos grasos que pueden proporcionar energía sin tener que depender de los receptores de insulina. Estos ácidos grasos se encuentran también en los ingredientes que componen el aceite de coco.

El aceite de coco proporciona energía para las cetonas

Cuando el hígado ha utilizado los triglicéridos de los ácidos grasos de cadena media (MCT) que necesita para generar energía, el resto los convierte en cetonas. Las cetonas son transportadas directamente al cerebro y suplen la deficiencia de glucosa existente en la sangre.

Las células del cerebro se benefician de esta fuente alternativa de energía y las que están afectadas por el estrés oxidativo o falta de oxígeno también se recuperan.

Curiosamente, las cetonas generan una cuarta parte más de energía que la glucosa y consumen menos oxígeno. Por ese motivo, el aceite de coco es una fuente de energía alternativa muy eficaz y puede usarse como tratamiento para la producción de energía cerebral y para el mantenimiento de la salud.

aceite de coco investigación

El aceite de coco contra la placa aterosclerótica

La teoría de la relación entre la placa aterosclerótica y la enfermedad de Alzheimer es científicamente muy controvertida. Durante mucho tiempo los estudios clínicos relacionaron los depósitos de placa aterosclerótica con la aparición de la enfermedad de Alzheimer en el cerebro.
Más tarde, se realizaron otros estudios, cuyos resultados contradecían esta teoría y se afirmó que las placas solo representan una especie de escudo para las células nerviosas.

En todo caso, si la formación de la placa y el endurecimiento de las arterias tuviera algún tipo de relación con el Alzheimer, el tratamiento con la ingesta de aceite de coco podría tener muchos beneficios, ya que el estudio realizado sobre perros ha demostrado que el consumo de MCT puede activar una proteína especial que destruye la placa. Además, el consumo de fuentes naturales, como las del aceite de coco, proporciona siempre beneficios para la salud.

Aceite de Coco y Cáncer

Entre los beneficios y las propiedades del aceite de coco destacamos que actualmente los últimos estudios han revelado uno de sus beneficios más importantes: el aceite de coco puede ayudar al tratamiento contra el cáncer.

Las personas que padecen cáncer pueden incluir en su dieta aceite de coco, ya que suministra al organismo calorías fácilmente digeribles, que mejoran los efectos antimicrobianos del sistema inmunológico y tienen efectos antiinflamatorios.

Existe, incluso, un programa específico de limpieza cetogénica que puede realizarse durante un periodo de tres a diez días, mediante el cual se ayuda a destruir mejor las células cancerígenas y se estimula la producción de las células sanas.

El aceite de coco protege contra el cáncer

¿Cómo nos protege el aceite, el agua y la leche de coco contra el desarrollo del cáncer?

Para entender cómo protege el aceite de coco contra la enfermedad del cáncer, hemos de explicar el funcionamiento de una célula de nuestro organismo: ¿cómo funciona? La célula produce energía- mitocondrias – al quemar la glucosa con el oxígeno. Esto se denomina respiración celular. Pero las mitocondrias pueden dañarse por la acción de los radicales libres, las toxinas ambientales, los virus, o las inflamaciones crónicas. Cuando esto sucede, las mitocondrias pierden su capacidad de respiración celular.

Aceite de Coco Investigaciones

Al no poder respirar, la célula cambia su proceso metabólico y produce energía a través de procesos de fermentación. La glucosa, por tanto, ya no se quema con el oxígeno, sino que fermenta sin la participación de oxígeno.

La posibilidad de que esta célula se convierta en cancerosas es grande, ya que su deterioro se produce precisamente en este proceso en el que no interviene el oxígeno.Incluso si el organismo dispusiera de suficiente oxígeno, una célula cancerosa no lo utilizaría.

El rendimiento energético durante la fermentación es de hecho mucho más alto. Ello explica que el crecimiento de la metástasis sea tan rápida. Por ello, los tumores del cáncer pueden llegar a duplicarse durante la noche. El famoso biólogo celular Otto Warburg descubrió cómo actúa el cáncer en un estudio clínico los cambios metabólicos típicos de una célula con cáncer y demostró que no es capaz de usar la respiración celular normal para producir suficiente energía y, por ello, utiliza procesos de fermentación.

El desarrollo del cáncer necesita azúcar

Para realizar los procesos de fermentación, una célula cancerosa necesita azúcar (glucosa). Así que si la dieta de una persona contiene gran cantidad de azúcar o carbohidratos (especialmente los hidratos de carbono aislados), la célula cancerosa siempre está bien alimentada y crece todavía más.

Las células con cáncer tienen en su superficie celular diez veces más receptores de insulina que las sanas. Cuantos más receptores de insulina tienen, mayor cantidad de azúcar puede absorber. Por tanto, una célula con cáncer puede devorar la glucosa y otros nutrientes de la sangre mucho más rápido que cualquier otra que esté sana y deja sin nutrientes a las que están sanas. El resultado de ello es que el tumor crece y crece y la persona afectada se consume cada vez más.

Dejar de nutrir a las células cancerosas

Pero, ¿cómo podemos detener el proceso nocivo que causa el cáncer? Dado que no podemos dejar de comer para evitar el cáncer, habrá que encontrar otro remedio. La solución puede ser la llamada limpieza cetogénica. El término «cetogénica» se refiere a la formación de las cetonas.

Como ya hemos explicado antes, los ácidos grasos de cadena media contenidos en el aceite de coco se convierten en el hígado en cetonas y se usan como fuente de energía. Con la aportación de las cetonas, las células sanas no necesitan más glucosa, ya que utilizan las cetonas como combustible. Una célula con cáncer no sabe utilizar las cetonas, dado que solo se nutre de glucosa para mantener su increíble gasto de energía. Cuando solo las cetonas circulan en sangre, la célula con cáncer muere de hambre y deja de crecer.

La limpieza cetogénica

Dr. Thomas Seyfried de Warburg efectúo un estudio sobre los niveles óptimos de glucosa en sangre necesarios para la destrucción y tratamiento de las células y enfermedad del cáncer. Según dicho estudio, los niveles de glucosa deben estar comprendidos entre 55 y 65 mg / dL. Y los niveles de cetonas deben oscilar sobre 3 mmol / litro y por debajo de 7 mmol / litro.

Estos serían los valores que habría que alcanzar para realizar la limpieza cetogénica contra la enfermedad del cancer. Pero, ¿cómo podemos realizar esta limpieza cetogénica? La limpieza cetogénica es una especie de ayuno. Durante el ayuno sólo debe tomarse aceite de coco natural, agua, aditivos antioxidantes especiales y los compuestos del programa de limpieza de colon.

La limpieza cetogénica debe llevarse a cabo en un periodo que oscila entre los tres y los diez días. En el caso de cáncer con metástasis, el Dr. Seyfried recomienda realizar este ayuno durante diez días completos, si la constitución de la persona lo permite.

Limpieza cetogénica con aceite de coco

De acuerdo con las recomendaciones e instrucciones del Dr. Seyfried, el método de limpieza cetogénica con aceite de coco para tratar la enfemedad del cancer es el siguiente:

  • Tomar al día cada tres horas dos cucharadas de aceite de coco (un total de 8 – 10 cucharaditas al día). Debe utilizarse, preferentemente, aceite de coco orgánico y totalmente natural.
  • Beber unos 3,8 litros de agua clara con antioxidantes (limón, curcumina, clorofila, hierba de trigo, cebada en polvo y vinagre de manzana) la cúrcuma también puede tomarse en comprimidos.
  • Tomar extracto de pimienta negra, ya que aumenta la biodisponibilidad de la curcumina. Los aditivos antioxidantes protegen las mitocondrias de las células que todavía están sanas de los radicales libres y combaten la inflamación crónica.
  • Tomar suplementos de hierbas naturales para limpiar el colon y regenerar la flora intestinal y seguir un programa de limpieza de colon incluyendo arcilla mineral bentonita , polvo de cáscara de psyllium , que limpia el colon y suaviza la mucosa intestinal, y probióticos (en forma de cápsulas o líquido, con o sin hierbas) para una limpieza completa de la la flora intestinal.

Efectos del aceite de coco

El aceite de coco proporciona cetonas a las células sanas del organismo. Las cetonas solo pueden usarse como combustible por las células sanas, ya que las células cancerosas no pueden usarlas.

Por otra parte, el aceite de coco contribuye a mantener saludable el organismo, ya que, gracias al ácido laúrico, reduce los procesos inflamatorios.

Los ácidos grasos de cadena media que contiene el aceite de coco y el ácido láurico tienen acción antibacteriana, antiviral y antimicótico, por lo que fortalece el el sistema inmunológico y, además, regula la flora intestinal.
Las personas que sufren de cancer, presentan disbiosis a menudo, y padecen un desequilibrio en la flora intestinal, o incluso pueden desarrollar un hongo, por lo que el aceite de coco les favorece en diferentes niveles, para reducir y frenar los efectos del cancer.

Aceite de Coco para prevenir las Caries

Reducir al mínimo las bacterias que causan la caries requiere un cuidado exhaustivo y completo que, en la mayoría de los casos, resulta muy difícil de conseguir.

Esto es debido a que la dieta actual está basada, en la mayoría de los casos, en alimentos procesados con un elevado contenido en azúcar, y muy pobre en nutrientes, pero ¿cómo influye esto en la salud bucodental?

El resultado es la disminución de las defensas. Esta situación crea el mejor caldo de cultivo para las proliferación de los gérmenes en nuestra boca, que se reproducen rápidamente, destruyendo el esmalte dental y provocando la inflamación y la caries.

Un estudio pionero sobre la materia ha revelado ahora que el aceite de coco es el mejor remedio natural en la lucha contra las bacterias que causan la caries.

Pero, ¿de qué modo el aceite de coco previene y cura la caries? Aquí te lo explicamos.

¿Cómo actúa el aceite de coco para prevenir y curar la caries?

El aceite de coco es uno de los alimentos más valiosos que existen debidos a los numerosos efectos positivos que tiene sobre la salud bucodental. Posee importantes propiedades antibacterianas, antivirales, antifúngicas y antiparasitarias.

Debido a ello, el aceite de coco puede compartir múltiples beneficios para todo el organismo, que también favorecen el estado de los dientes.

El principal componente del aceite de coco para promover la salud bucodental es el ácido láurico. El ácido láurico previene, de forma natural, la aparición de la caries.

¿Cómo actúa el aceite de coco contra los gérmenes?

Aceite de Coco para las caries

¿Qué efectos tiene el aceite de coco contra las bacterias? El ácido láurico contenido en el aceite de coco es un ácido graso de cadena media, que tiene importantes beneficios para el organismo, principalmente luchar de forma natural contra los microbios patógenos.

Si pudiéramos ver cómo son las membranas celulares de las bacterias comprobaríamos que consisten en una una capa muy delgada y fina de grasa que, al entrar en contacto con el ácido láurico, comienza a romperse y disolverse. El resultado es la destrucción de las bacterias.

¿Cómo actúa el ácido láurico? El ácido láurico funciona acoplándose a las bacterias patógenas y las destruye.

Para comprender las propiedades del ácido láurico basta con saber que este ingrediente forma parte de la leche materna y sirve para fortalecer el sistema inmunológico todavía débil de los bebés.

Después de la leche materna, el aceite de coco es la fuente natural más completa de ácido láurico.

El aceite de coco previene contra la aparición de la caries dental

Los científicos del Instituto de Tecnología de Athlone en Irlanda pudieron ver en un estudio clínico cómo actúa el aceite de coco para destruir los gérmenes que causan la caries y la inflamación de la cavidad bucodental. En este estudio, los investigadores utilizaron, junto al aceite de coco, otros aceites que imitaban la digestión de la grasa en el cuerpo.

Posteriormente, pusieron en contacto los aceites con cepas bacterianas, como la bacteria Streptococcus mutans, que es la principal causante de la caries dental. Esta bacteria se forma a partir de la sacarosa y se inserta en el esmalte dental. También se metaboliza con los carbohidratos en ácido láctico. Estos factores generan un hábitat óptimo en la boca para que proliferen las bacterias patógenas. La Candida albicans también causa inflamación en la cavidad bucal.

aceite de coco dientes

¿Qué resultados proporcionó este estudio?

Durante este estudio clínico se pudo ver cómo el aceite de coco era el único en eliminar los microbios patógenos, y favorecer la salud bucal de forma más natural, evitando la aparición de las caries. También se comprobó que el funcionamiento del aceite de coco es totalmente diferente al de un antibiótico.

El Dr. Brady, jefe de la investigación, comentó:

El uso de aceite de coco para el cuidado de la salud bucodental es una excelente alternativa frente a los productos que utilizan aditivos químicos (como los fluoruros), sobre todo, porque el aceite de coco actúa en concentraciones muy bajas. Dada la creciente resistencia de la población a los antibióticos, es muy importante considerar si no podemos luchar contra las infecciones microbianas de otra forma en el futuro, como es mediante el uso del aceite de coco.

Y agregó: El sistema digestivo humano tiene propiedades antimicrobianas, que están severamente limitadas por la falta de nutrientes y sustancias vitales. Por lo tanto, el uso de aceite de coco puede contribuir a reforzar el sistema inmunológico en general así como a evitar patógenos peligrosos. Por otra parte, los beneficios del aceite de coco no se limitan a la salud bucodental, sino que se extiende a todo el organismo.

El flúor no protege a los dientes

Los efectos del aceite de coco para destruir los gérmenes y los hongos han sido demostrados en estudios clínicos. Muy diferente es el caso del flúor. Hasta ahora se ha considerado que las pastas dentales con flúor son una protección para los dientes, pero no se ha realizado ninguna prueba irrefutable sobre ello.

¿Cómo es posible que el flúor no proteja los dientes de la caries?

Los últimos estudios realizados recientemente han demostrado que el uso del flúor puede ser, incluso, perjudicial para los dientes puesto que una ingesta excesiva contribuye a la formación de la denominada fluorosis dental. Los síntomas de la fluorosis dental son manchas o rayas blancas o marrones en el esmalte dental. En casos más graves, puede llegar a decolorar la superficie del diente.

Sin embargo, esto no es únicamente un problema estético, dado que estas manchas en el esmalte de los dientes también pueden causar otros problemas, como acelerar la caries o patologías más graves.

¿Cómo podemos solucionar este problema?

La respuesta es clara, debemos usar más aceite de coco para nuestra salud bucodental y reducir, lo máximo posible, los productos con flúor.

¿Cómo usar el aceite de coco para los dientes?

La innovadora combinación del aceite de coco con las enzimas digestivas puede ser toda una revolución para el cuidado dental, por lo que no es de extrañar que este producto no tarde mucho en comercializarse. Independientemente de esto, ya podemos compartir las ventajas del aceite de coco y sus efectos antibacterianos para mejorar la salud en general y la bucodental en particular. Para ello, basta con tomar cada día aceite de coco, ya que sus ingredientes favorecen la salud y destruyen todos los patógenos que dañan la cavidad bucal.

Esta es nuestra recomendación: Toma todos los días en ayunas una cucharada de aceite de coco y enjuaga la boca durante unos quince minutos, más o menos. Posteriormente escupe el aceite, con lo que tu boca se eliminarán todos los gérmenes. Seguidamente enjuaga tu boca varias veces con agua tibia y terminan cepillando los dientes en profundidad, como de costumbre.

Aceite de Coco para el pelo

En los países en los que se cultiva la palma de coco, el aceite de coco virgen es muy popular, y se usa diariamente tanto para cocinar, como con fines cosméticos, para el cuidado de la piel y el cabello.

La industria cosmética ha empezado a usar, cada vez más, el aceite de coco en los productos específicos para el cuidado de la piel y cabello. Actualmente ya puedes comprar este tipo de productos en el mercado.

El aceite de coco virgen penetra rápidamente en la piel, y le proporciona una extraordinaria hidratación y un cuidado de larga duración, evitando que la piel pierda su humedad natural. Este tipo de producto está especialmente indicado para el cuidado de la piel seca o muy seca. Si este es tu caso, no dudes en comprar un producto de gel de baño y crema hidratante para la piel elaborado a base de aceite de coco.

El aceite de coco hidrata la piel de todo el cuerpo y garantiza que la piel se mantenga siempre nutrida, suave y flexible. Su uso está recomendado, especialmente, para tratar la piel seca o agrietada.

Una de las ventajas del aceite de coco consiste en que se absorbe muy rápidamente, dejando la piel hidratada y nutrida. Además, el aceite de coco también es el mejor hidratante para el cabello, y se recomienda especialmente para revitalizar el cabello seco y desnutrido y darle al cabello más brillo y belleza.

Por sus especiales propiedades, el aceite de coco tiene muchos usos cosméticos además de sus usos para la salud. Este aceite es totalmente natural, compuesto únicamente de coco orgánico, y puede utilizarse con más garantías que las lociones las corporales convencionales, que incluyen muchos productos químicos.

El aceite de coco orgánico hidrata la piel de todo el cuerpo y asegura que la misma permanezca nutrida, suave y flexible. Su uso está recomendado, especialmente, para tratar la piel seca o agrietada. Para obtener los máximos beneficios, puede aplicarse el aceite de coco después de una ducha caliente, cuando los poros de la piel están abiertos todavía. Basta con poner un poco de aceite de coco en las palmas de las manos y aplicarlo sobre la piel de todo el cuerpo frotando suavemente.

El aceite de coco se absorbe muy rápidamente, dejando la piel hidratada y nutrida. El aceite de coco es el mejor hidratante para el cabello. Se recomienda especialmente para revitalizar el cabello seco y desnutrido y darle más brillo y belleza.

El aceite de coco también tiene otros beneficios y usos para la salud, por sus propiedades anti-virales, anti-bacterianas y sus efectos antifúngicos, por lo que también puede utilizarse el aceite de coco para tratar infecciones, eczema y dermatitis. Uno de los usos más relevantes de este aceite consiste en sus propiedades para bajar de peso y mantenerse en forma, dado que este aceite reduce el apetito y consigue que el cuerpo queme grasas con más rapidez.

El Aceite de Coco Virgen para Eliminar la Caspa

Los ingredientes que contiene el aceite de coco, son especialmente beneficiosos para el cuidado del cabello, ya que favorecen la hidratación y el brillo del pelo. Los champús que contienen en sus ingredientes aceite de coco, están indicados para las personas con el pelo seco o muy seco, ya que hidratan en profundidad el cabello.

Además, el aceite de coco resulta muy eficaz para tratar el problema de la caspa en el pelo. Los productos cosméticos naturales elaborados exclusivamente con cocos cultivados orgánicamente son excelentes para hidratar la piel y el cabello y, además, tienen una agradable fragancia.

Coco y dietas cetogénicas

Otro detalle muy importante de este tipo de grasas es su efecto sobre las dietas cetogénicas.

Cuando seguimos una dieta muy restringida de carbohidratos (por debajo a 0.5g de carbohidrato/kg corporal en personas sanas) se da lugar a un proceso denominado cetogénico(del que hay varios posibilidades  en este blog). En este tipo de dietas, lo que nos interesa es sintetizar bastantes cuerpos cetónicos para poder mantener el rendimiento durante el entrenamiento.

En ejercicios de alta intensidad, el cuerpo da prioridad al glucógeno, que se encuentra a niveles por debajo de lo normal en estas personas. Si aumentamos los niveles de cuerpos cetónicos, el cuerpo tardará más en hacer uso de la glucosa como fuente de energía

Aumentar cuerpos cetónicos

Aquí es donde entra en juego el coco. Los triglicéridos de cadena media (que se metabolizaban directamente en el hígado) aumentan los niveles de cuerpos cetónicos, por lo que el rendimiento puede mantenerse e incluso aumentar, gracias a que permite aumentar la cantidad de carbohidratos en la dieta sin salirnos de cetosis. Una cosa que me llama mucho la atención es que los triglicéridos de cadena media disminuyen los niveles de glucosa plasmáticos8, por lo que puedo sacar dos conclusiones:

  1. El coco ayuda a mejorar la resistencia metabolica al favorecer el uso de grasas como fuente de energía
  2. En dietas cetogénicas se necesita menos gluconeogénesis para mantener la glucosa plasmática.

Ambas conclusiones las confirmé con el siguiente estudio9 donde se concluyó que las mujeres que seguían una dieta muy baja en carbohidratos pero introducían triglicéridos de cadena media perdieron más grasa y mantuvieron más masa muscular.

cetosis

Detalle importante, y que hay que destacar, es que las personas delgadas entran con mayor facilidad en cetosis que las personas obesas, por lo que la cantidad de proteína oxidada para gluconeogénesis es mucho mayor10. De esta forma, y en teoría, introducir aceite de coco puede ayudar a disminuir el uso de proteína como fuente de energía al aumentar los niveles de cetonas (esta puede ser una de las razones por la cual se mantiene la masa muscular).

¿Cómo Tomar el Aceite de Coco?

Las aplicaciones del aceite de coco son innumerables. En sus usos para la alimentación se incluye todo tipo de cocción para elaborar cualquier plato, hacer deliciosas palomitas de maíz o aliñar una saludable ensalada. No debemos olvidar las extraordinarias propiedades del aceite de coco para acompañar cualquier dieta y conseguir adelgazar.

Además, también puede utilizarse como tratamiento de belleza como cosmético, para hidratar y cuidar la piel y el cabello y para elaborar todo tipo de aceites cosméticos o desodorantes.

Incluso puede usarse el aceite de coco para elaborar repelentes de insectos y parásitos para uso humano y de las mascotas. En definitiva, el aceite de coco es muy versátil y admite multitud de usos: para la salud, para cocinar, como tratamiento de belleza para la piel y el cabello e, incluso, para adelgazar.

Aceite de Coco para Cocinar

Cocinar con aceite de coco virgen (especialmente con altas temperaturas que no superen el punto de 163 ° C) es una opción buena y sabrosa ya que éste tiene la propiedad de no oxidarse ni volverse tóxico como otros al ser cocinado consiguiendo mantener sus beneficios a pesar del calor.

Aceite de coco para cocinar

Por debajo de los 25 grados, el aceite de coco puede usarse de la misma forma que la mantequilla, untándolo o derritiéndolo para mezclarlo.

Lo más aconsejable es calentarlo al baño maría sólo unos minutos. Si va a utilizarse aceite de coco en una plancha o sartén, puede ponerse directamente sin derretir y, de momento, al superar los 25 grados centígrados, se vuelve líquido. Si se va a usar por encima de 25 grados, al ser su estado líquido, se puede usar de la misma forma que otros tipos de aceites.

Hay que tener presente que el aceite de coco virgen posee un sabor y olor peculiar. Si vamos a utilizarlo en platos calientes, rara vez es un problema porque no aporta suficiente aroma ni sabor como para enmascarar el resto de ingredientes.

El aceite de coco puede usarse también para hacer frituras, ya que al absorberse muy poco, no incide en el sabor de los alimentos. Aun así, debemos de escurrir muy bien alimentos en papel de cocina durante unos segundos si se desea reducir el sabor o el olor.

También puede usarse en guisos que requieren poco aceite ya que el sabor del plato final apenas varía. Muy distinto es emplearlo en platos cuya base (ingrediente principal) es el aceite.

En esos casos, evidentemente, el guiso tendrá olor y sabor a coco, y, dependiendo del gusto personal, esto puede ser algo agradable o no. El aceite de coco congenia muy bien con los platos asiáticos, arroces, salteados o woks. También puede usarse en recetas de repostería.

Gracias a su sabor suave, dulce y exótico, el aceite de coco puede usarse como alternativa a otras grasas menos saludables como natas o aceites de peor calidad. Te aconsejamos que lo agregas a tus pasteles o bizcochos en lugar del aceite de girasol u oliva para darle un toque diferente a tus recetas. Puedes usarlo también en batidos dulces, en natillas, flanes, galletas, etc.

En la cocina tropical todas las comidas se elaboran con aceite de coco. La pulpa del coco se utiliza como ingrediente para elaborar todo tipo de platos, bocadillos y aperitivos, mientras que el agua o aceite de coco se utiliza para cocinar freír y hornear.

En su dieta tradicional, el coco se combina en su mayoría con pescados, carne, arroz, verduras e, incluso, frutas. Con ello se proporciona al cuerpo la totalidad de las vitaminas y minerales que necesita.

¿Cuánto Aceite de Coco debemos Tomar?

No podemos dar una recomendación general sobre la cantidad de aceite de coco que debemos incluir en nuestra dieta para mantener la salud, ya que ello depende de las necesidades individuales de cada caso. Sin embargo, en función de los resultados de los estudios clínicos y de la experiencia práctica pueden darse unas pautas aproximadas.

  • En los casos en los que el sujeto padece una enfermedad neurodegenerativa, puede incluirse en la dieta aceite de coco como parte del tratamiento. En este caso, la cantidad indicada sería entre de 6-8 cucharadas diarias de aceite de coco.
  • Cuando se quiere ingerir aceite de coco como prevención, la cantidad recomendada que puede incluirse en la dieta es de 4 cucharadas diarias aproximadamente.

En general, el aceite de coco tiene una influencia positiva en el funcionamiento del cerebro, en el sistema inmunológico y en multitud de funciones orgánicas, como las del aparato digestivo. Cada persona debe adecuar su ingesta a los beneficios que observe sobre su salud de este valioso aceite. Hasta la fecha, no se ha encontrado ningún límite de cantidad en la ingesta de aceite de coco que cause efectos nocivos al organismo, por lo que no existe riesgo en experimentar con la cantidad de aceite de coco incluida en la dieta y se puede ir probando distintas dosis hasta encontrar la más adecuada para cada uno.

Consejo

Si se toma una cantidad elevada de aceite de coco, se recomienda reducir el consumo de hidratos de carbono, azúcar, alimentos y bebidas azucaradas, pan blanco, pasta de trigo y arroz blanco, para evitar un exceso de glucosa que impida el uso adecuado y óptimo de las cetonas.

Importante: Cuando se están consumiendo grandes cantidades de grasa, debe comenzarse la ingesta del aceite de coco en pequeñas dosis, empezando con una cucharada diaria e ir aumentando, poco a poco, hasta tres cucharadas.

Esta ingesta gradual dará al cuerpo la oportunidad de acostumbrarse más y mejor al tipo de grasa procedente del aceite de coco y beneficiarse de los valiosos componentes que proporciona para la salud. Si la ingesta del aceite de coco ocasiona molestias intestinales se recomienda reducir la cantidad hasta encontrar una dosis mejor tolerada por el organismo, y después ir incrementando poco a poco la dosis, hasta alcanzar la más adecuada.

El aceite de coco debe consumirse siempre crudo. Puede agregarse a la dieta de muchas formas: sobre una tostada, mezclado con queso, cereales, o yogur. También puede usarse como complemento, para enriquecer más las sopas y los guisos. Por último, otro de sus usos más prácticos es como aliño de ensaladas, verduras o patatas. Es importante señalar que el aceite de coco, a pesar de sus numerosos beneficios para la salud, no debe utilizarse nunca como única fuente de grasa para el organismo.

Ello es debido a que el cuerpo y el cerebro también necesita la aportación de ácidos grasos poliinsaturados. Por este motivo, también se recomienda tomar otro tipo de grasa de alta calidad, como la procedente de los ácidos grasos omega-3 que podemos encontrar en el aceite de linaza o el aceite de cáñamo.

Las personas que sufren Alzheimer tienen el problema de que su cerebro no puede utilizar adecuadamente la glucosa como fuente de energía.

Las cetonas que contiene el aceite de coco estimulan la producción de energía en el cerebro, reducen los síntomas del Alzheimer y pueden llegar a ralentizar el curso de la enfermedad e, incluso, a curarla.El aceite de coco, por lo tanto, sirve para prevenir y tratar el Alzheimer,y contribuye a dar más energía al cerebro.

Productos Derivados del Coco

Aceite de Coco Orgánico

El aceite de coco orgánico procede de los cocos recién cosechadas de Sri Lanka.

El cultivo de este coco es totalmente biológico y está muy controlado, por lo que es un producto virgen, cien por cien natural, con múltiples beneficios para la salud.

El aceite de coco orgánico tiene la misma calidad que los alimentos frescos, ya que se produce por un sistema de prensado suave en frío, sin que la temperatura llegue a sobrepasar nunca más de los 40 grados Celsius.

El aceite de coco orgánico tiene un elevado contenido en ácido láurico y sus ingredientes son, principalmente, los ácidos grasos de cadena media, también llamados MCT.

El ácido laúrico es muy valioso porque forma parte de la leche materna y tiene muchas propiedades positivas dentro de una dieta equilibrada.

Estos ácidos grasos insaturados naturales tienen un gran contenido en nutrientes, con muchos beneficios para la salud y también para la belleza de la piel y el cabello.

Aumenta la energía, ayuda a controlar el peso, regula los azúcares en sangre, fortalecer el sistema inmune y es un gran bacterizida y antivírico natural.
Se recomienda además como tratamiento cosmético, especialmente para nutrir la piel y revitalizar el cabello seco y desnutrido.

Propiedades del Aceite de Coco Orgánico:

  • Es un aceite de coco puro, 100% virgen y en estado natural.
  • Procede de coco orgánico cultivado en Sri Lanka.
  • Se obtiene mediante un suave prensado en frío de la pulpa de coco recién cosechado.
  • Tiene niveles elevados de ácido láurico.
  • Posee un aroma y un sabor muy suave de coco.
  • Es un aceite libre de gluten, lactosa y otros alérgenos.
  • Libre de colesterol.
  • El aceite de coco orgánico no lleva aditivos.
  • Otra de las propiedades del aceite de coco orgánico es que es un aceite libre de transgénicos.
  • Es un aceite virgen, sin tratar y sin blanquear.
  • El aceite de coco orgánico no se oxida, por lo que tiene más beneficios para cocinar que otros tipos de aceite.

Aceite de Coco Virgen

El aceite de coco virgen es un producto totalmente natural, que se obtiene a partir de los coco cultivados orgánicamente y recolectados a mano. Es un aceite muy sabroso y saludable, y tiene multitud de aplicaciones.

Aunque el aceite de coco es rico en grasas, se trata de grasas saludables que son necesarias para el organismo, como se ha demostrado en diferentes estudios clínicos, como el exhaustivo estudio realizado en Sumatra en 2004.

En Occidente, en los países industrializados, la población sufre alteraciones en el metabolismo lipídico debido a los hábitos de vida podo saludables, como la comida rápida, el abuso de los refrescos de cola (con mucho azúcar), el tabaquismo y la vida sedentaria.

En Europa todavía no se conoce suficientemente el aceite de coco y sus extraordinarias propiedades. Ello es debido a que muchos tipos de aceites de coco, que se venden en grandes superficies, están muy procesados y pierden gran cantidad de los valiosos ingredientes y sabor aromático propios del coco virgen, orgánico.

Si queremos aprovechar las propiedades del aceite de coco, hemos de comprar aceite de coco virgen, totalmente natural. El aceite de coco virgen es muy saludable, tiene un delicioso sabor que le da un gran cantidad de aplicaciones para cocinar, tanto en los platos calientes como fríos, para aliñar y acompañar todo tipo de alimentos.

El aceite de coco virgen es totalmente natural y distinto a los aceites de coco producidos industrialmente. Hay básicamente dos métodos para la extracción de grasas de coco, uno es el de los procedimientos industriales y otro, el de los procedimientos orgánicos y totalmente naturales, con los que se consigue un delicioso aceite de coco virgen, aromático, suave y que conserva intactas todos las propiedades saludables para el organismo.

A diferencia de los aceites de coco producidos industrialmente, el aceite de coco virgen es un producto totalmente natural.

Se produce a partir de la recolección a mano de los cocos que se han cultivado de forma totalmente ecológica. Los cocos se secan y se trituran suavemente, de forma natural, después de la cosecha.A partir de entonces, el coco rallado obtenido es prensado en frío.

Otras etapas de procesamiento no son más que el filtrado y embotellado del aceite de coco virgen, de forma artesanal. Por supuesto, no se le añaden colorantes ni aromatizantes ni se realiza ningún proceso de refinado.

Debido a este proceso natural de producción, el aceite de coco virgen conserva todos los ingredientes valiosos del coco, y le añade a los alimentos el típico y delicioso sabor del coco.

Harina de Coco

La harina de coco tiene un 38% de fibra dietética. Una cucharada de harina de coco y una pequeña cantidad de aceite virgen de coco proporciona el cuerpo unos cinco gramos de fibra. Además, la harina de coco tiene un contenido mayor de proteínas que la harina de trigo.

La Harina de Coco está libre de Gluten

La harina de coco está libre de gluten. Muchas personas son alérgicas al trigo, centeno, espelta y cebada. Las personas celíacas no pueden consumir los granos enteros, ya que les provocan reacciones alérgicas.

La harina producida a partir de los cocos cultivados orgánicamente y cuidadosamente procesados ofrece una alternativa para las personas que son alérgicas.

La harina de coco está libre de gluten y puede usarse en repostería. Algunos productos pueden elaborarse con harina de coco, otros requieren la mezcla con otras harinas sin gluten, como harina de maíz, para lograr que suban los pasteles o postres. La harina de coco es beneficiosa para los diabéticos, ya que reduce los niveles de azúcar en la sangre.

La Harina de Coco en las Dietas bajas en Carbohidratos

Una de las dietas más populares es la que consiste en reducir la ingesta de los hidratos de carbono. Se denomina dieta baja en carbohidratos y fue desarrollada originariamente en el EE.UU. En esta dieta se reduce la ingesta de los hidratos de carbono procedentes del azúcar y el almidón, mientras que se aceptan los hidratos de carbono procedente de las verduras y las frutas.

De esta forma se pretende evitar los carbohidratos , que no tienen una utilidad adicional para el cuerpo. En este caso, el aceite de coco virgen es perfectamente apropiado para la elaboración de postres y platos dulces, ya que se evita, con ello, el uso del azúcar.

La dieta baja en carbohidratos tiene efectos positivos, ya que reduce el nivel de glucemia, regula los lípidos en sangre y evita el sobrepeso. Para las personas que siguen una dieta baja en carbohidratos, la harina de coco es ideal.

La harina de coco tiene un contenido de fibra del 38%, una proporción de proteína del 20% y solo un 8% de grasa. El contenido de carbohidratos es de 26%, una cantidad muy baja en comparación con otros tipos de harina. Por lo tanto, se recomienda el uso de la harina de coco para las personas que siguen una dieta baja en carbohidratos. Si usas en la cocina aceite de coco virgen y harina de coco, no solo darás más sabor a tus platos, sino que ganarás en bienestar y salud.

Leche de Coco

La leche de coco es una bebida deliciosa y saludable. Se elabora de forma totalmente natural, a base de la pulpa de coco.

Sus principales ingredientes son los ácidos grasos de cadena media. Estos ácidos grasos proporcionan al cuerpo energía, que pasa a estar disponible para el organismo de inmediato.

A diferencia de otras grasas, los ácidos grasos de la leche de coco no se almacenan como grasa corporal sino que, por el contrario, son usados directamente como una fuente de energía, por lo que su incursión en la dieta puede ser una gran herramienta para ayudar a perder peso.

Si quieres conocer más sobre la leche de coco, pincha en el enlace
aceite de coco productos

MCT vs Aceite de Coco

El aceite de coco está explotando en la escena de la salud y el bienestar como bien estamos viendo en el presente artículo. Pero hay una trampa para todos los llamados beneficios.

El aceite de coco contiene diferentes cepas de grasas y no todas ellas son igualmente efectivas para la pérdida de energía y grasa.

Se ha expandido la idea de que el aceite de coco es una gran fuente de MCTs. Bien es cierto que la mayor parte de los productos alcanzan el 62% aceite de MCT. ¿Sabemos realmente que con esa cifra es suficiente?

Los estudios consultados muestran que no se puede obtener suficiente MCT útil simplemente comiendo aceite de coco. Y es que éste se diluye con ácido láurico, una parte útil, pero barata y enormemente abundante del aceite de coco que se comercializa como un aceite de MCT.

Entre los principales beneficios de los MCT se encuentran:

  • Son más fáciles de digerir que la mayoría de las otras grasas.
  • Pueden ayudarle a perder grasa no deseada.
  • Pueden suprimir el hambre.
  • Proporcionan energía rápida y limpia, especialmente energía cerebral.

Tipos y funciones de MCT

Son cuatro las cepas de MCT:

  • Caproico – No hay suficiente para incluirle en el aceite de coco.
  • Caprílico – ~6% de aceite de coco.
  • Cáprico – ~9% de aceite de coco.
  • Láurico – ~50+% de aceite de coco.

Las tres primeras cepas tienen la característica de que van directamente al hígado (sin pasar por el tracto digestivo). Se descomponen en cetonas llenas de energía, y luego se envían al resto de su cuerpo a través de su torrente sanguíneo.

La rápida conversión de grasa en cetonas para obtener energía es lo que la mayoría de la gente busca cuando compra MCTs.

El Láurico es un ácido graso típico. Pasa por el estómago, se descompone en el intestino delgado y luego se absorbe en la sangre para convertirse en energía. Desafortunadamente, éste es el principal MCT en la mayoría de los aceites MCT y en el aceite de coco.

Tipos de MCT aceite vs aceite de coco

Preguntas frecuentes sobre el Aceite de Coco

El papel de las grasas en la alimentación, ¿Son buenas las grasas?

Hasta hace poco tiempo, se pensaba que una dieta saludable debía ser necesariamente baja en calorías y baja en grasas. Se pensaba que esta era la forma de evitar la obesidad, y los trastornos metabólicos, así como de prevenir los accidentes cerebrovasculares y ataques al corazón. Además, se pensaba que las grasas, de cualquier tipo, aumentaban el colesterol.

El consumo de grasas y calorías debe ajustarse necesariamente al nivel de gasto energético de cada persona. Si una persona tiene una fuerte actividad física, no sufrirá obesidad. Por otra parte, para que se produzca la obesidad es irrelevante si las calorías proceden de las grasas, de las proteínas o de los carbohidratos.

Este dato es conocido en el sector ganadero desde hace años, ya que utilizan los hidratos de carbono para lograr el aumento de peso de los animales.

¿Es bueno Tomar Aceite de Coco?

Las grasas saludables son indispensables para el organismo. Los efectos de las grasas sobre los niveles del colesterol y los triglicéridos en sangre se conocen hoy con más profundidad, dado que se sabe que existen dos formas diferentes de colesterol (el colesterol LDL y el colesterol HDL).

El colesterol HDL se ha demostrado que es es bueno y favorable para el organismo. En el caso del aceite de coco, se da el caso de que las grasas que contiene producen el colesterol bueno o HDL.

¿Es bueno Freír el Aceite de Coco?

En la cocina los ácidos grasos saturados (como los del aceite de coco) son mejor que los insaturados para freír y mucho más saludables, ya que resisten la altas temperaturas, mientras que los ácidos grasos insaturados se oxidan con mucha rapidez.

Por esta razón, muchos aceites vegetales, sólo son adecuados para platos fríos, pero no para cocinar, freír y hornear. Normalmente, cuando se habla de los ácidos grasos saturados sólo se piensa en los que tienen procedencia animal, pero se olvida que el aceite de coco virgen, que es de origen vegetal, tiene una alta proporción de ácidos grasos saturados.

El aceite de coco virgen, orgánico y natural tiene ingredientes muy valiosos para el organismo, y es mucho mejor y más saludable que los aceite procesados industrialmente.

El aceite de coco tiene la proporción más alta de ácidos grasos saturados (90%) y contiene un ingrediente muy valioso, el ácido láurico.En cuanto a su utilización en la cocina, el aceite de coco virgen es ideal para cocinar, y se puede utilizar a temperaturas muy elevadas sin peligro de que se deteriore o se oxide (como sucede con otros tipos de aceite).

¿Tomar Aceite de Coco aumenta el Colesterol?

El colesterol HDL, llamado “colesterol bueno», es necesario para las células del cuerpo, para los músculos y el corazón. Este es el tipo de colesterol que podemos encontrar en el aceite de coco. El aceite de coco no genera, en ningún caso, el colesterol malo o LDL, vinculado al riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.
Por otra parte, los niveles de colesterol no dependen solo de la alimentación y la dieta, sino que también pueden alterarse por otras causas, como el tabaquismo, el estrés y la vida sedentaria.

¿Es cierto que las grasas trans perjudican el desarrollo de los niños?

Los ácidos grasos trans tienen efectos negativos en el crecimiento de los niños y también perjudican el normal funcionamiento de la memoria. La margarina contiene una cantidad elevada de ácidos grasos trans. Por el contrario, los ácidos grasos saturados (contenidos en el aceite de coco) no son perjudiciales para la salud. Basta con recordar que la leche humana tiene aproximadamente un 50% de grasa saturada y es indudable que se trata de un alimento natural e inofensivo.

Los falsos bulos sobre el aceite de coco

Mitos del aceite de coco

Los falsos bulos sobre el aceite de coco han llegado a mantenerse hasta nuestros días, siendo todavía muchas las personas, e, incluso médicos y nutricionistas, que manifiestan su desconfianza hacia el aceite de coco debido a los ácidos grasos saturados que se incluyen en su composición.

En definitiva, estas personas han caído en la trampa de los productores del aceite de soja, de girasol o de colza, que no quieren que el consumidor pruebe un producto mucho más saludable que el que ellos fabrican, puesto que corren el riesgo de disminuir sus ventas.

Sin embargo, tanto el aceite de soja, como el de colza o el de girasol están procesados industrialmente y son poco saludables y peligrosos, al contrario de lo que sucede con el aceite de coco, que es totalmente natural y saludable, tal y como hemos tenido ocasión de comprobar.

El verdadero peligro de la difamación de la que ha sido víctima el aceite de coco, radica en que se está desviando la atención del consumidor sobre el problema principal, que no es otro que los aceites de soja, colza o girasol proceden de ácidos grasos insaturados, grasas hidrogenadas y grasas trans sometidas a un proceso industrial, que suponen un verdadero peligro para la salud de los consumidores.

Por lo tanto, es mucho mejor un aceite natural y delicioso, como el aceite de coco, que es totalmente orgánico y prensado en frío, que las grasas procedentes de los ácidos grasos insaturados (contenidos en el aceite de colza, aceite de soja y aceite de girasol).

Los bulos de las campañas de publicidad contra el aceite de coco

  • Falsa creencia: Los ácidos grasos saturados e insaturados no son adecuados para una alimentación sana.
  • Lo cierto es: Esto no es verdad. Esta información obedece a una campaña publicitaria de desprestigio dirigida por los productores de la margarina y la mantequilla que temían que sus ventas se redujeran al tener que competir con el aceite de coco.

La realidad es que solo el aceite de coco virgen puede producir el aumento del colesterol bueno o HDL en la cantidad deseada. Este efecto se debe a la alta proporción de ácido láurico, que contiene el aceite de coco y que llega alrededor del 50%.

  • Falsa creencia: Las grasas insaturadas (presentes en el aceite de maíz o el aceite de girasol) son siempre beneficiosas para la salud.
  • Lo cierto es: Esto no es verdad, aunque los ácidos grasos insaturados son indispensables para el organismo y necesitamos aportarlos con la alimentación, si se consumen en exceso pueden llegar a causar daños y desencadenar procesos inflamatorios en el cuerpo.

El exceso de ácidos grasos insaturados pueden ocasionar la aparición de radicales libres, que perjudican al organismo. Por otra parte, el excesivo consumo de grasos insaturados puede ocasionar la aparición de los ácidos grasos trans, que son realmente perjudiciales para la salud.

Por el contrario, los ácidos grasos saturados que contiene el el aceite de coco virgen jamás se convierten en grasas trans. La margarina es uno de los productos que mayor cantidad de ácidos grasos trans puede producir. Estos ácidos grasos trans también pueden generar colesterol malo y radicales libres.

¿El aceite de coco puede formar tumores grasos?

Un ateroma o quiste sebáceo es un nódulo benigno graso que se forma principalmente en el cuero cabelludo, detrás de las orejas o en el vientre. Estos quistes están llenos de grasa y son benignos. Podría pensarse que los quistes están formados por grasa saturada “mala” que se deposita en alguna parte del cuerpo.

Pero esto no es así, ni mucho menos. El análisis químico de un ateroma ha demostrado que está compuesto aproximadamente de un 40 por ciento de ácidos grasos poliinsaturados, de más de un 30 por ciento de ácidos grasos monoinsaturados.

En total, los ácidos grasos insaturados son del 70 por ciento y, sin embargo, solo en un 25 por ciento está compuesto de grasa saturada.

Conclusión: los quistes sebáceos no contienen los ácidos grasos típicos del aceite de coco, por lo que el aceite de coco no produce tumores grasos.

Por el contrario, el aceite de coco tiene innumerables usos cosméticos. Se utiliza para mejorar el estado del cabello y la piel. En cuanto a la piel, ayuda a mantenerla hidratada. Por lo que respecta al cabello, el aceite de coco ayuda a mantenerlo nutrido y se usa, sobre todo, como tratamiento para reparar el cabello seco y sin brillo.

Los intereses de la industria alimentaria intentan ocultar los beneficios del aceite de coco

Coco y la industria alimenticia

La mayoría de las propiedades enumeradas del aceite de coco se conocen desde hace décadas, como demuestran los datos de los estudios clínicos referidos.

Sin embargo, existen fuertes intereses de la industria alimentaria y de los productores que venden aceites industriales parcialmente modificados genéticamente, como el aceite de colza o el aceite de soja, que no quieren perder su cuota de mercado.

Los productores de este tipo de aceites, poco saludables, emiten todo tipo de bulos sobre el aceite de coco, con tal de evitar la disminución de la venta de sus productos (menos saludables y mucho más caros).

Durante más de tres décadas, el aceite de coco ha sufrido todo tipo de difamaciones, cuyo origen procede de los monopolios de aceite de soja y colza de los EE.UU., que no quiere perder su cuota de mercado.

Pero, ¿cómo empezó la difamación contra el aceite de coco?

El aceite de coco: víctima de los bulos y la desinformación

A finales de 1950 un investigador en Minnesota proclamó que las grasas vegetales hidrogenadas eran la causa del aumento de las enfermedades del corazón.Los productores del aceite destinado a alimentación ante el temor por la pérdida de ventas, alegaron que el problema solo se producía en las grasas hidrogenadas procedentes de los ácidos grasos saturados.

Al mismo tiempo, otro investigador de Philadelphia publicó que el consumo de ácidos grasos poliinsaturados producía la reducción de los niveles de colesterol. Ante esta publicación, los productores de la industria del aceite comestible desviaron la atención, atribuyendo el carácter nocivo a las «grasas saturadas».

Sin embargo, el proceso industrial que siguen las grasas no saturadas es mucho más peligroso, ya que, debido a la volatilidad de estas grasas, hay un enorme riesgo de que los productos acaben por degradarse y convertirse en sustancias nocivas que puedan desencadenar peligrosas grasas trans.

Sin embargo, en aquella época esto todavía no se conocía. En aquella época se desacreditaron injustamente a las grasas saturadas (incluyendo al aceite de coco, al aceite de palma y al aceite de almendras).

Esto obligó a incluir un etiquetado en todos los productos que contenían aceite de coco o aceite de palma. La fuerte industria alimentaria de EEUU catalogaron los aceites tropicales (procedentes de otros países) como “no deseados” con la clara intención de evitar que los consumidores consumieran esos productos, por intereses puramente económicos.

El aceite de coco en el foco de la industria del aceite de soja

Ante la amenaza que el aceite de coco suponía como competencia frente al aceite de soja, los productores del aceite de soja lanzaron una campaña de desprestigio contra el aceite de coco y otros aceites tropicales, que no obedecía en modo alguno a sus verdaderas propiedades, sino a sus intereses como monopolio.

Los estudios clínicos que han sido realizadas hasta 2016 han demostrado que el aceite de coco es mucho mejor para la salud que otros tipos de aceite, como el de soja, el de colza o el de girasol.

Conclusiones

En resumen, la suplementación con triglicéridos de cadena media puede ser de gran interés en personas que llevan tiempo en dieta hipocalórica sin REFEEDs (metabolismo más lento) pero en especial a aquellas personas que están en un estado de cetosis y quieren aumentar su rendimiento o la cetoadaptación.

En personas obesas también puede ser de interés al mejorar el metabolismo de las grasas y reducir los niveles de glucosa plasmática

Espero que este artículo os ayude a tener una visión más optimista de las grasas saturadas y de las funciones que cumplen a nivel fisiológico. Un abrazo.

Si quieres comprar Aceite de Coco al mejor precio y con la mejor calidad, visita nuestra tienda online.

Fuentes

  1. Physiological effects of medium-chain triglycerides: potential agents in the prevention of obesity.St-Onge MP1, Jones PJ.
  2. Enhanced postprandial energy expenditure with medium-chain fatty acid feeding is attenuated after 14 d in premenopausal women
  3. Thermogenesis in humans during overfeeding with medium-chain triglycerides.Hill JO1, Peters JC, Yang D, Sharp T, Kaler M, Abumrad NN, Greene HL.
  4. Postprandial thermogenesis in lean and obese subjects after meals supplemented with medium-chain and long-chain triglycerides.Scalfi L1, Coltorti A, Contaldo F.
  5. Covert manipulation of the ratio of medium- to long-chain triglycerides in isoenergetically dense diets: effect on food intake in ad libitum feeding men.Stubbs RJ1, Harbron CG.
  6. Fatty acid chain length determines cholecystokinin secretion and effect on human gastric motility.McLaughlin J1, Grazia Lucà M, Jones MN, D’Amato M, Dockray GJ, Thompson DG.
  7. Release of peptide YY and inhibition of gastric acid secretion by long-chain and medium-chain triglycerides but not by sucrose polyester in men.
  8. Effects of diet high in medium-chain triglyceride on plasma ketone, glucose, and insulin concentrations in enterectomized and normal rats.Nakamura T1, Yoshihara D, Ohmori T, Yanai M, Takeshita Y.
  9. Value of VLCD supplementation with medium chain triglycerides.M Krotkiewski
  10. Differences in fat, carbohydrate and protein metabolism between lean and obese subjects undergoing total starvation
Valoración Aceite de Coco

Aceite de Coco para Adelgazar - 100%

Problemas Digestivos - 100%

Aceite de Coco contra las Caries - 99%

Eficacia - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Te puede interesar
Aceite de oliva y deporte
El aceite de oliva como aliado de los deportistas

El aceite de oliva ocupa un lugar preferente en la dieta mediterránea. Es una de …

29 comentarios
  1. Si estoy baja de peso, ¿me perjudica el consumo de aceite de coco o puedo tomarlo sin problema?

  2. ¿Es igual de valido consumir coco en cualquiera de sus variantes? ¿Ya sea aceite de coco virgen, coco o coco rallado? Un saludo.

    • Hola Andrés, sí será lo mismo, ya que todo procede de lo mismo: el aceite procede del coco, el coco rallado es directamente coco, el coco como fruta… o incluso en perlas como suplemento, y obtener por ejemplo, los MCT’s. Un saludo.

  3. ROBERTO PÉREZ VÉLEZ

    Buenos artículos, Saludos

  4. Buenas Sergio ,¿ Hay alguna forma de cambiar la estructura quimica de una triglicerido de cadena larga para que se convierta en un TCM (mediante metodos de cocinado, suplememtos…) ?

    Muchas gracias Sergio!

    Saludos.

  5. Buenos dias Sergio. Una pregunta en relación al aceite de coco. ¿Que crees que aporta mas beneficios como pre en ayunas, cafe a secas, o cafe + evowhey y/o aceite de coco? Saludos.

    • Buenas Adrián, tal vez en ayunas pueda ayudar al metabolismo de las grasas al reducir la disponibilidad de glucosa, pero en mi opinión, la perdida de grasa será similar.

  6. Lizzie Leyto

    Hola Segio, hay alguna diferencia que se deba tomar en cuenta, con respecto al consumo del coco fresco en sí, frente al aceite de coco puro?
    Me gustaría saber qué diferencias hay entre comer el coco y el usar el aceite solamente.
    Saludos y muy bueno tu blog… seguiré indagando por él y empapándome de conocimientos. 🙂

  7. Nicolas Flamel

    Hola.

    En este aceite en particular, ¿cual es tu opinión sobre la versión refinada comparada a la virgen?

    • Buenas Nicolas, más o menos viene a ser la misma que con el aceite de oliva, creo que la versión virgen (como la que tenemos en web de la marca NOW) tiene mayores beneficios frente a la refinada. Saludos

  8. 10g x peso corporal o 10g a secas??

    Gracias Sergio, Saludos!

  9. Hola Sergio , cual es la dosis optima de TCM x kg de peso corporal?

    Muchas gracias !!!

    Saludos!!

  10. Hola sergio que opinas del uso del aceite de coco al entrenar en ayunas?

    • Buenas Asl, en mi opinión es una herramienta válida, ya que como podrás ver en el artículo, los TCM sirven como energía. No obstante, no soy partidario del bulleproof coffee con mantequilla. Saludos

      • Buenas Sergio. ¿Qué es el bulletproof coffee?

      • Buenas Javier, el bulletproof coffee es café con mantequilla, aunque algunas personas le añaden coco. Un saludo

      • Por que no eres partidario del café con aceite de coco y/o mantequilla o ghee? Aparte de estar riquísimo, dicen que es muy bueno como pre-entreno en ayunas.

      • Buenas Natalia, de sabor no sé decirte, soy fiel a mi café con leche y stevia 😛 De efecto como pre-entreno en ayunas, puede favorecer el uso de grasa como fuente de energía, pero no creo que de lugar a mayor perdida de grasa a largo plazo. Saludos

  11. Teniendo que en cuenta tan sólo el ácido láurico suele estar entre el 45 y el 50% en el aceite de coco, no sé de dónde me saqué lo del 10-20%.

  12. Javier Ortega Conde (Malkavian)

    Con la idea de usar grasas saturadas (más resistentes al calor) para freir he probado aceite de coco, ghee (hecho por mí a base de mantequilla ecológica) y tenía pensado probar manteca de cerdo (no he buscando intensamente pero no la encuentro de ganadería ecológica, si alguien sabe algún sitio en Bizkaia o internet se agradecería).

    Lo más barato (sin saber el precio de la ecológica) parece la grasa de cerdo, pero con este artículo (y más teniendo en cuenta que llevo 7 meses en cetosis continua (salvo unos días de recarga de hidratos por un estancamiento)) parece que debería comprar aceite de coco ahora y de por vida (que pasaré a una dieta cercana a paleo). ¿Es correcto? Y en ese caso ¿recomendaciones de variedades y/o marcas de aceite de coco? Gracias por vuestros estupendos artículos 🙂

    • Buenas Javier, puedes usar varios tipos de aceites. Es cierto que el aceite de coco es muy resistente al calor, y que incluso da un sabor muy bueno a ciertos platos (a mi me encanta con pollo y verduras) pero no nos olvidemos de otros aceites igual de importantes como puede ser el aceite de oliva virgen extra. Otra opción es comprar los TCM directamente y seguir cocinando con las otras opciones que comentabas antes. De marcas, actualmente recomiendo la de Jarrow (casi 500g y cuesta menos de 10€) Un abrazo.

  13. Me da la sensación de que extrapolas los resultados de estudios con TCM al aceite de coco, pero resulta que el contenido de ácidos grasos de cadena media en el aceite de coco es bastante más bajo que el contenido en ácidos grasos saturados de cadena larga (http://www.chempro.in/fattyacid.htm).

    • Si miras la fuente «Oils and fat international» observas como solo el laurico ocupa un 48.8% (http://portal.aniame.com/uploads/images/revista_65_Page_05b.jpg) además de caprílico y cáprico. Saludos

      • Si, ya me di cuenta, y escribe un comentario al respecto pero con la cola de moderación de comentarios, ese se quedó atrás.

        De todas formas, sigo siendo muy cauto con todo lo que sale sobre el aceite de coco pues se basa en estudios con TCM pero no con aceite de coco y, aunque el contenido de TCM sea alto en el aceite de coco, no siempre se pueden extrapolar resultados de una parte a un todo, ejemplos en la historia de la ciencia hay muchos.

        Tampoco está claro para mí que los posibles beneficios de los TCM superen a los efectos negativos de los ácidos grasos saturados de cadena larga, también presentes en cantidades relativamente altas en el aceite de coco; o de las grasas hidrogenadas presentes en el aceite de coco refinado, que es el mayormente comercializado a gran escala y el mayormente utilizado en la industria alimentaria y alimentos procesados. Aunque es cierto que la grasa hidrogenada en el aceite de coco refinado sea poca.

        Prefiero ser cauto hasta que se realicen estudios más específicos sobre el aceite de coco antes de lanzarlo como «superalimento» como ya se está haciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad