▷Aceite de Coco, ¿bueno o malo? Curiosidades y Bulos【HSN Blog】 Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Página Principal / Suplementos / Bienestar / Curiosidades sobre el Aceite de Coco
Curiosidades sobre el Aceite de Coco

Curiosidades sobre el Aceite de Coco

No es la primera vez que estigmatizan al aceite de coco y es un placer salir en su defensa. Si hay un nutriente sobre el que se ha suscitado una verdadera batalla campal de afirmaciones contradictorias, ese es coconut oil, amado por unos y denostado por otros.

Convertido en un auténtico “must have” entre la legión de seguidores de la alimentación y la salud natural, son muchos los agravios que este superalimento ha tenido que soportar, dada la cantidad de grasas saturadas que contiene. Desmentimos el primer bulo: ¡no huyas del aceite de coco pensando que engorda!

Aceite de Coco Toda la Info

“Crucificado” (otra vez) por los bulos y la desinformación

Los bulos sobre el aceite de coco (click aquí) se han mantenido hasta nuestros días, mejor dicho hasta hoy, ya que vamos a desmentirlos uno por uno. Una cosa es manifestar recelo contra un nutriente y otra es someterlo a un particular calvario y terminar por crucificarlo, como ha ocurrido con el óleo que nos ocupa.

Pero, ¿de dónde parten los bulos sobre el aceite de coco? Pues de los intereses creados por los productores de otros aceites como el de soja, el de girasol o el de colza, a quienes les da pavor la idea de que los beneficios de coconut oil (leer más) le hagan ocupar por fin el lugar que merece en la venerada lista de los superfood.

Sorprende ver que entre quienes tiran piedras contra el aceite de coco, no faltan médicos y nutricionista alentados por un bulo que ha llegado a adquirir proporciones desorbitadas. Y no es la primera vez que aludimos en este Blog a que difamar sale demasiado barato, por desgracia.

Difamar por internet

A nuestro entender, el riesgo que entraña la difamación de la que el aceite de coco está siendo víctima, reside en el hecho de que sus instigadores están desviando la atención del consumidor sobre el problema principal. ¿Y cuál sería ese problema? Pues el hecho de que el consumo de aceites de colza, girasol o soja, que proceden de ácidos grasos insaturados, es en realidad bastante más insano que el de aceite de coco.

En resumidas cuentas, disfruta de coconut oil, el aceite natural y delicioso, orgánico y prensado en frío y deja a un lado los ácidos grasos insaturados que proceden del aceite de colza, de soja y de girasol. ¡Tu salud será quien te envíe una felicitación!

¿Qué hay detrás de las campañas de publicidad orquestadas contra el Aceite de Coco?

Son muchos los malintencionados bulos a los que podríamos apuntar pero, para centrar el objeto de nuestra defensa del aceite de coco, nos ceñiremos a dos:

Bulo 1: Los ácidos grasos saturados no tienen cabida en una alimentación sana.

Y la realidad es que: Esta información no se corresponde con la realidad y obedece a una campaña de desprestigio dirigida por los fabricantes de margarina y mantequilla, temerosos de tener que enfrentarse cara a cara con las bondades del aceite de coco.

Bulo 2: Las grasas insaturadas, presentes en el aceite de girasol, de colza o de soja son siempre beneficiosas para la salud.

Y la realidad es que: Esta afirmación requiere ser matizada. Aunque los ácidos grasos insaturados son imprescindibles para el organismo y se requiere su aporte vía alimentación, un exceso de los mismos es susceptible de desencadenar daños a nivel de inflamación en el cuerpo.

Tipos de Aceites

Es más, nos gustaría dejar claros dos puntos:
  1. El exceso de ácidos grasos insaturados puede ocasionar la aparición de radicales libres, perjudiciales para el organismo. A ello hay que sumar el riesgo de aparición de los nocivos ácidos grasos trans, extremadamente peligrosos para la salud.
  2. Los ácidos grasos saturados contenidos en el aceite de coco virgen, nunca se convertirán en ácidos grasos trans, capaces de generar LDL, el conocido como colesterol “malo” y radicales libres.

¿Es cierto que contribuye a la formación de tumores grasos?

He aquí “el bulo mayor del reino” que estaría relacionado con la formación de ateromas y el consumo de aceite de coco.

Ante todo, ¿qué es un ateroma? Pues un quiste sebáceo o nódulo benigno graso que se ubica principalmente en el cuero cabelludo, tras las orejas o en el vientre, formado por grasa saturada “mala” depositada en alguna parte del cuerpo.

¿Tienen estos tumores algo que ver con las grasas saturadas procedentes del aceite de coco? Pues lo cierto es que absolutamente nada.

Te lo explicamos. Tras analizar a nivel químico un ateroma se ha constatado que su composición cuenta con un 40% de ácidos grasos poliinsaturados y con más de un 30% de ácidos grasos monoinsaturados.

En total, estaríamos aludiendo a más de un 70% de ácidos grasos insaturados frente a solo un 25% de grasa saturada.

Veredicto: El aceite de coco es, ¡INOCENTE! Los quistes sebáceos no se componen mayoritariamente de los ácidos grasos convencionales del aceite de coco, por lo que este nutriente nada tiene que ver con la formación de dichos quistes.

Coconut oil: acoso y derribo por parte de la industria alimentaria

Lo más triste del caso es que la mayoría de las propiedades beneficiosas del aceite de coco se conocen desde hace décadas, cuando comenzaron a hacerse los primeros estudios sobre la cuestión.

No obstante, ya hemos aludido al sumo interés por parte de ciertos sectores de la industria alimentaria (productores de otros aceites) porque este aceite sea repudiado, aunque sus competidores sean menos saludables y más caros.

Pasado el tiempo, sobre el aceite de coco se han vertido toda clase de difamaciones, que tienen su origen en los monopolios de aceite de colza y soja de Estados Unidos cuya pérdida de cuota de mercado supondría ver cómo escapan de sus manos cantidades astronómicas de dinero. Y lo cierto es que no parecen están por la labor.

Información sobre el Aceite de Coco

A finales de la década de los 50 comenzó a orquestarse la nefasta campaña publicitaria que llevara a un investigador de Minnesota a afirmar que las grasas vegetales hidrogenadas eran las causantes del aumento de enfermedades del corazón.

Alertados por la previsible caída en picado de sus ventas, a los productores de aceites destinados a la industria de la alimentación no les tembló la voz a la hora de afirmar que tal problema solo tenía que ver con las grasas hidrogenadas procedentes de los ácidos grasos saturados. ¿A quién señalaban con el dedo? Al aceite de coco, claro.

Para más inri, otro investigador de Philadelphia se sumó a la campaña de acoso y derribo, publicando que consumir ácidos grasos poliinsaturados equivalía a reducir los niveles de colesterol. Nuevo varapalo para el aceite de coco, a cuyas gasas volvieron a señalar por su supuesto carácter nocivo los productores de la industria del aceite comestible.

Así fue como comenzó todo. Y el aceite de coco ha permanecido a la sombra de productos mediocres esperando que llegara su momento. Su paciencia, como no podría ser de otra manera, ha sido recompensada.

Y pese a todo: ¡coronado superalimento y “elixir de Hollywood”!

La verdad siempre triunfa y coconut oil es una buena muestra de ello. El que otrora permaneciera relegado al fondo de las estanterías, luce hoy como flamante top ventas en nutrición saludable.

La verdad sobre el Aceite de Coco

¿Hasta ahí podemos leer? No, hay más. Considerado producto milagroso para la belleza, no solo los personajes anónimos caen rendidos a su paso sino que también son muchas las divas que suspiran por él, hasta el punto de que ya se le conoce con el sugerente nombre del “elixir de Hollywood”.

¡Lo del aceite de coco sí que es hacer carrera!

No dejes de visitar los siguientes enlaces relacionados:

  • En este enlace conocerás cómo tomarlo
  • Esto no es un bulo, es una ayuda para bajar de peso. Conoce más aquí
  • Cocina todas las recetas con aceite de coco, pincha aquí
Valoración sobre este Post

¿Los Ácidos Graos Saturados son buenos? - 95%

Hay que informarse bien antes de Comprar - 100%

El Aceite de Coco es bueno para la Salud - 99%

El Aceite de Coco es seguro - 100%

99%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
Cúrcuma y Diabetes
Cúrcuma y Diabetes – Remedio Natural

Hoy vamos a profundizar en un aspecto concreto muy imporante, ¿qué relación existe entre la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad