Aditivos y Conservantes Aditivos y Conservantes
Página Principal / Salud y belleza / Aditivos y Conservantes Alimentarios: Todo lo que debes Saber
Aditivos y Conservantes Alimentarios: Todo lo que debes Saber

Aditivos y Conservantes Alimentarios: Todo lo que debes Saber

Probablemente hayas escuchado que los aditivos alimentarios y los conservantes son perjudiciales para la salud, pero quizás sólo tengas una vaga noción de lo que estas sustancias son, para qué se utilizan, y qué alimentos los contienen. En este artículo vamos a echar un vistazo a los peligros de los aditivos alimenticios y los conservantes, y cuáles, en particular, son especialmente peligrosos para la salud.

¿Qué es un aditivo alimentario?

Un aditivo alimentario, como su nombre indica, es una sustancia que se añade a los alimentos para preservar su sabor, mejorar su sabor, o mejorar su aspecto. 

Conservantes naturales

Los aditivos simples, son por ejemplo las especias, la sal o el vinagre

¿Cuándo comenzaron a utilizarse?

A partir de la segunda mitad del siglo 20, los aditivos alimentarios se hicieron más complicados. En vez de aditivos naturales que habían sido utilizados durante siglos, los laboratorios comenzaron a crear los aditivos sintéticos, algunos pertenecientes de una rama de productos naturales y otros son totalmente artificial.

Aditivos y Conservantes

Estos nuevos aditivos son por ejemplo los colorantes alimentarios y los edulcorantes artificiales, junto con una serie de otros aditivos y conservantes.

Los aditivos y conservantes ayudan a que los alimentos se mantengan por más tiempo en nuestra nevera, pero actualmente ha habido un auge en cuanto al uso de aditivos naturales, son mejores para la salud y son más efectivos que los artificiales.

¿Cómo se identifican los aditivios?

En Europa, se utiliza la letra “E” para identificar los aditivos, que a su vez se comercializan en casi todo el continente, como parte de las medidas tomadas por la Unión Europea a través de su Comité Científico, para estandarizar la utilización de estos componentes.

¿Qué es un conservante?

Un conservante es una sustancia que se añade a los alimentos para evitar que se echen a perder, evitando la aparición de moho, o que pierdan el sabor. Otros aditivos alimentarios no son técnicamente conservantes, pero sin embargo, evitan que los alimentos se sequen, consiguiendo que se mantengan en perfecto estado.

Estos aditivos como conservantes incluyen:
  • Humectantes: Evitan que los alimentos se resequen
  • Agentes de recubrimiento: Dan los alimentos una capa brillante
  • Agentes de retención del color: Se añaden para ayudar a un alimento a que mantenga su color
  • Emulsionantes: Evitan que el agua y el aceite se separe en mayonesas, helados, leche homogeneizada, etc

Formas naturales de mantener los alimentos

Podemos recomendar algunas, por medio de técnicas bastante sencillas, en el caso de que se desconfíe de los aditivos artificiales. Entre ellos encontramos:

  • Empaquetar libre de oxígeno: El aire puede traer bacterias que disminuyan las propiedades de conservación de los alimentos. De esta forma, se puede mantener un alimento por varios días e incluso meses si está bajo refrigeración.
  • Uso de la salmuera: Es la mejor técnica para la conservación de carnes y mezclas. Echarle cierta cantidad de sal a los alimentos, los mantendrá a salvo de la presencia de bacterias que puedan descomponerlos.
  • Fermentación: Se realiza sobre todo con aceites y bebidas, no se destapan y mantienen en ambientes controlados, de manera que se mantienen por mucho tiempo. Mantiene los componentes alimenticios de los productos y a veces, tienen incluso un mejor sabor cuando se dejan fermentar.
  • Congelación: Es la clásica técnica y la más utilizada, que consiste en dejar los alimentos a altas temperaturas para que no se dañen.
  • Deshidratación: Secar los alimentos y eliminar todo rastro de agua de ellos, de manera que no se pudran. Principalmente, es lo mejor para frutas y verduras.
  • Uso del vinagre: Conserva los encurtidos y otros alimentos.
  • Baño de María: Consiste en conservar los alimentos por un largo tiempo, se realiza colocando los mismos dentro de un envase de vidrio lleno de agua y una vez esté bien tapado, hervir el frasco por aproximadamente una hora y dejar que se enfríe naturalmente sin sacar de la olla donde se hirvió. De esta forma, cuidaremos nuestros alimentos por casi un año.
  • Hierbas conservantes: Podemos prolongar la vida de nuestros alimentos a través de ciertas hierbas y otras especias como: romero, salvia, pimienta, orégano, canela, clavos de olor, limón, jengibre y ajo.

¿Son peligrosos los aditivios alimenticios y conservantes?

Todos estos aditivos alimenticios y conservantes podrían no ser tan malos si se consumen en pequeñas cantidades. Sin embargo, el consumo de comidas rápidas, alimentos congelados y alimentos procesados ha crecido exponencialmente desde que se introdujeron en los años 1950 y 1960, y también lo ha hecho nuestra ingesta de aditivos alimentarios.Alimentos con aditivos

Aditivos y consumidores

Hoy en día a los consumidores, les preocupa mucho lo que están consumiendo por lo que es importante que se informen sobre este tema, debido a que algunos aditivos pueden causar algunos efectos en personas que no los toleren demasiado por los elementos que los forman.

Aditivos y consumidores

Los aditivos tienen como finalidad, dar nuevos sabores y aromas a los alimentos y nacieron como parte importante de las demandas de las personas que exigían que los alimentos y productos fueran más variados.

Efectos de los aditivos y conservantes

Aditivos “E”

Son los más conocidos y existen diversas series que los identifican:

  • E-100: devuelven y mantienen el color de los alimentos;
  • E-200: evitan la presencia de bacterias y otros gérmenes;
  • E-300: son los antioxidantes;
  • E-400, E-1200 y E-1400: ayudan a retener el agua y sus componentes para hidratar los alimentos;
  • E-420, E-900, E-620 y E-635: son los edulcorantes y aquellos que mantienen el sabor del alimento por más tiempo.

Al no ser todos de carácter natural, algunos pueden causar efectos no deseados en las personas que es la principal causa de la desconfianza en su uso.

Los E-102 y E-120, son los más comunes para que las personas presenten alergias, ya que son los colorantes tartracina y carmina, respectivamente. La alergia que puede causar puede ser urticaria, sobre la piel o tapar los conductos nasales, pero los expertos señalan que estos efectos son muy poco comunes y se dan en 1 de cada 10.000 consumidores aproximadamente.

Sulfitos

Aquellos pacientes asmáticos y alérgicos, deben evitar ingerir alimentos o bebidas conservadas con sulfitos: sulfito sódico, metibisulfito potásico o bisulfito potásico, que contienen dióxido de sulfuro. Algunos vinos y las frutas contienen sulfitos para prevenir el crecimiento bacteriano y la fermentación. Por desgracia, los sulfitos provocan reacciones alérgicas en mucha gente, y en raras ocasiones, esta reacción puede ser fatal. A partir de la década de 1980, el Congreso comenzó a instar a la FDA a prohibir los sulfitos en frutas y verduras crudas. Pueden producir Asma e irritación digestiva.

Glutamato monosódico o MSG

Los aditivos que potencian el sabor, son perjudiciales para aquellos que sufren dolores de cabeza frecuentes, ya que contienen glutamato monosódico que se encuentra en aquellos alimentos que son de alta duración. El glutamato monosódico aparte de estos dolores puede provocar náuseas y/o vómitos en personas sensibles.

Aceites vegetales parcialmente hidrogenados

También conocido como “grasas trans”, los átomos de hidrógeno se agregan a los aceites vegetales regulares para aumentar su saturación. Como resultado de ello, son más fáciles de hornear y tienen una vida útil más larga. Las grasas trans se sabe que aumentan el riesgo de enfermedades del corazón y elevan los niveles de colesterol, pero muchos productos aún los contienen.

Edulcorantes artificiales

Aspartamo(E-951), Ácido ciclamico (E-952), Sacarina (E-954) y Acesulfamo K (E-950). Puede influir negativamente en el metabolismo y algunos han sido asociados al cáncer, dolores de cabeza, mareos y alucinaciones

Bromato de potasio (E-924)

Se agrega a los panes y bollos para aumentar el volumen, el bromato de potasio ha sido prohibido en todo el mundo a excepción de los Estados Unidos y Japón, porque se ha demostrado que causa cáncer en animales.

Jarabe de maíz alto en fructosa (JMAF)

El jarabe de maíz alto en fructosa es particularmente nocivo. En 2010, investigadores de la Universidad de Princeton demostraron una clara relación entre la obesidad y el JMAF. Las ratas cuyas dietas incluían JMAF ganaron más peso que las ratas que no ingirieron el edulcorante, a pesar de que su consumo de calorías era el mismo.

Benzoato de sodio

Impide el crecimiento de bacterias y hongos, pero es uno de los conservantes más peligroso que hay, que incluso la industria de alimentos gigante Coca Cola se ha comprometido a eliminar gradualmente su uso. Cuando el benzoato de sodio se mezcla con la vitamina C o ácido ascórbico, se forma un compuesto llamado químico benceno, un carcinógeno conocido.

Nitritos de sodio

Nitrato de sodio (E-251), Nitrito de sodio( E-250), Nitrato de Potasio (E-252) y Nitrito de Potasio (E-249), se utilizan como conservantes en las carnes y embutidos para conservar su color y sabor. Destruyen los glóbulos rojos y son cancerígenos.

Olestra

Se trata de un sustituto de la grasa con base lipídica. Se sabe que causa dolor abdominal, problemas gastrointestinales, e inhibe la absorción de vitaminas importantes.

BHA y BHT (E-320 Y E- 321)

Son compuestos que preservan las grasas y evitan que se vuelvan rancias. Puede dar lugar a la hiperactividad, angioedema, asma, rinitis, dermatitis, urticaria y tumores. Pueden afectar el balance de estrógenos en el organismo.

Propilgalato

El propilgalato es otro conservante del que conviene prescindir. Se utiliza para impedir que grasas y aceites se echen a perder y a menudo se lo emplea en combinación con el BHA y BHT. A veces se encuentra en productos de la carne, bases de sopa de pollo y chicles. No se ha probado que el propilgalato sea cancerígeno, pero estudios realizados con animales han indicado que podría haber una relación entre su uso y el cáncer, y por ello se recomienda estar alerta.

Los aditivos antioxidantes

Son los más recomendados para su consumo, por lo que a continuación los describiremos y señalaremos sus propiedades:

  • E-300: No es nocivo para la salud y su nombre es ácido ascórbico, o conocido como Vitamina C. Se utiliza para exaltar y mejorar las propiedades de las harinas y es muy frecuente en el pan que consumimos.
  • E-306: Tocoferol o Vitamina E natural. Se utiliza para estabilizar los componentes de los alimentos y es uno de los mejores antioxidantes naturales.
  • E-308: Gamma-tocoferol sintético o Vitamina E de origen sintético. Cumple la misma función que el E306, sólo que podemos encontrar más su presencia en productos utilizados para bajar de peso.
  • E-325: Lactato sódico. Reduce la presencia de ácidos en los alimentos, es de origen netamente químico, más no es nocivo para la salud.
  • E-326: Lactato potásico. Posee las mismas propiedades que el E325 y procede del ácido láctico.

Vitamina E como conservante antioxidante

Además de los mencionados, hay una amplia lista de aditivos que no hacen daño a la salud. Como consumidores, debemos estar muy alerta de lo que estamos comprando para nosotros y nuestras familias. Muchas veces por desconocimiento sobre las reacciones alérgicas de nuestros cuerpos, podemos sufrir malos momentos debido a la ingesta de productos nocivos para nuestra salud.

¿Cómo evitar los aditivos y conservantes?

La larga lista de ingredientes para evitar puede parecer abrumadora, pero hay una forma sencilla de eliminar todos estos ingredientes de tu dieta:

“Deja de comer alimentos procesados”

Evitar Alimentos Procesados

En su lugar, concéntrate en consumir frutas y verduras frescas, granos enteros orgánicos, huevos frescos de granja, y carne y productos lácteos frescos. Si vienen en un paquete sellado al vacío, en una bolsa, o en una lata, lo más probable es que contengan uno o más de los ingredientes enumerados anteriormente.

Fuentes

  • Para ampliar consultas sobre la legislación vigente: https://ec.europa.eu/food/safety/food_improvement_agents/additives_en

Entradas Relacionadas

Sobre María José García

Graduada en Educación Física, especialista en Nutrición deportiva.
Entrenadora personal por la Federación Española y Federación Internacional. Master en Fisicoculturismo y Fitness.
Vinculada laboralmente al mundo deportivo, de la nutrición y rendimiento profesionalmente hace más de 10 años.

Prueba También

Influencers de Instagram y Publicidad de Ultraprocesados

Índice1 Aitor Sánchez en contra de la Publicidad “Irresponsable”2 Publicidad en las Redes Sociales3 Motivo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?

Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad


No gracias, no quiero aprovechar las promociones