Aloe vera, descubre la planta de la salud y la belleza Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Página Principal / Salud y belleza / Belleza / Aloe vera, la planta de la salud y la belleza
Aloe vera, la planta de la salud y la belleza

Aloe vera, la planta de la salud y la belleza

La planta aloe vera ha sido utilizada con fines medicinales desde hace milenios. Se considera la planta más completa dentro de medicina natural. Su uso está indicado para tratar múltiples patologías: heridas, enfermedades de la piel, afecciones gastrointestinales, dolor en las articulaciones, gingivitis o quemaduras.

Sus beneficios están confirmados científicamente, por lo que ningún botiquín debe carecer de aloe vera. Pero, ¿qué es mejor: el jugo de aloe vera o el gel de aloe vera? ¿qué hay que tener en cuenta al comprar productos de aloe vera? ¿es aconsejable tener una planta de aloe en el jardín o en la terraza? ¿cómo podemos elaborar en casa gel de aloe vera?

¡Aquí respondemos a estas y otras preguntas!

Aloe vera, una excepcional planta medicinal

Hay cientos de especies de la planta aloe, pero sólo la variedad de aloe vera puede considerarse la verdadera aloe. Aloe vera es una de las plantas medicinales más antiguas y más conocidas en el mundo. Por su aspecto recuerda a un cactus, pero es como la cebolla, una planta de lirio y, por eso se conoce también con el nombre de lirio del desierto.

Originalmente, procede de la Península Arábiga, pero en la actualidad se cultiva en muchos lugares del mundo, principalmente en el Mediterráneo, la India y Méjico.

Una característica del aloe vera salvaje consiste en que puede vivir durante meses sin agua ni lluvia. Esta peculiaridad se debe a que sus hojas carnosas pueden almacenar mucha agua, de la que se alimenta en épocas de sequía.

Se contrae cuando está en un ambiente seco y se expande cuando llueve. La capacidad de la planta para almacenar agua se debe a la estructura de sus hojas, que son similares a una especie de gel. Este gel del aloe vera ayuda a la planta a curar y cicatrizar sus propias heridas (por ejemplo, los cortes que pueda sufrir).

La observación de este proceso de la propia planta fue la que le dio su fama de medicinal, ya que si ella misma se protegía contra la deshidratación y las heridas ello indicaba que sus ingredientes también podrían ser buenos para curar la piel humana.

Aloe Vera Natural

Historia del aloe vera

Según los documentos de los sumerios y los egipcios, el aloe vera ya se utilizaba hace cinco mil años con fines medicinales.

Los antiguos egipcios describieron al aloe vera como la planta de la inmortalidad y la sangre de los dioses. Tanto la hermosa Nefertiti como la poderosa Cleopatra usaron el gel de aloe vera para hidratar su piel.

Los griegos conocieron, a través de los egipcios, las propiedades medicinales del aloe vera. Alejandro Magno curaba las heridas de sus combatientes con el jugo de aloe vera.

En Asia, los comerciantes árabes propagaron la planta. Desde allí llegó hasta la India y Japón, donde los samurai frotaban sus cuerpos con el gel de aloe vera para ser invulnerables.

En el siglo X, el aloe vera llegó hasta el Reino Unido, desde donde se abrió camino en toda Europa y se extendió hasta América del Sur y Central a través de España.

Hoy día, en Méjico es una de las principales zonas de cultivo de aloe vera. En la mayoría de los casos los agricultores no usan fertilizantes ni pesticidas.

Los mayas todavía comparan al aloe vera con un chamán y están convencidos de que las propiedades curativas proceden del alma de la planta. Por ello es muy frecuente en Méjico colgar las hojas de aloe vera sobre las puertas de las casas con el fin de evitar las enfermedades.

Por supuesto, la investigación moderna está mucho más interesada en conocer los beneficios del aloe vera a través de hechos y cifras.

Planta Aloe Vera

Ingredientes del aloe vera

Los científicos han detectado más de 200 ingredientes  distintos en la planta de aloe vera.  Conviene recordar que los efectos del aloe vera no se deben únicamente a sus ingredientes individuales, sino a la exclusiva combinación que ofrecen dichos ingredientes activos.

Monosacáridos y polisacáridos

Entre los ingredientes del aloe vera se encuentran los monosacáridos y polisacáridos. Son azúcares simples y múltiples que tienen tienen efectos antiinflamatorios, antibacterianos, antivirales, antifúngicos, inmunoestimulantes y digestivos.

Además, el principal ingrediente activo del aloe vera es la acemannan, que también se encuentra en la Raíz de Taiga siberiana y el ginseng. El acemannan es una molécula de azúcar de cadena larga que se forma en el cuerpo humano hasta la pubertad. Posteriormente debe suministrarse al organismo a través de la alimentación.

El acemannan fortalece los glóbulos blancos y el sistema inmunitario, reduce la inflamación, limpia y desinfecta el intestino favoreciendo la absorción de sustancias vitales y eliminando elementos tóxicos.

Además, el acemannan sirve como material de construcción de las articulaciones, los cartílagos, los tendones y los ligamentos. Gracias a este ingrediente, el aloe vera impide el desarrollo de la osteoartritis y la artritis y es útil para tratar ambas patologías.

Aloe Vera para el cuerpo

Aminoácidos

El gel de aloe vera contiene siete de los ocho aminoácidos esenciales que el organismo debe ingerir a través de la dieta, ya que no puede producirlos por sí mismo. Entre los principales aminoácidos del aloe vera, figuran los que proporcionan energía al organismo:

Enzimas

En el gel de aloe vera se han encontrado importantes enzimas: amilasa, fosfatasa, catalasa, celulasa y lipasa, entre otras.

Estas enzimas garantizan la digestión de los azúcares, proteínas y grasas de los alimentos que consumimos y ayudan a que los nutrientes se absorban de forma óptima. Además, tienen efectos antioxidantes, y eliminan los radicales libres del organismo.

Propiedades Aloe Vera

Compuestos de plantas secundarias en el aloe vera

Los fitoquímicos de las plantas son los que producen el sabor, olor y color concreto de cada planta. Por ello, aún cuando se aplique en pequeñas cantidades tiene una gran importancia desde el punto de vista  farmacológico.

Por ejemplo, el gel de aloe vera en ocasiones  contiene aceites esenciales, como las saponinas, los taninos y el ácido salicílico. Estos aceites tienen fuertes efectos antiinflamatorios y antibacterianos. También contiene esteroles, que reducen los niveles de colesterol.

El jugo de aloe vera también contiene antracaglósidos, con efectos laxantes, así como el ingrediente activo aloín, que seguidamente veremos con más detalle.

Aloe vera, una única planta para múltiples remedios

La hoja de aloe vera tiene tres capas distintas: la corteza, el jugo y el gel. De cada parte de la planta pueden obtenerse dos líquidos distintos con diferentes efectos.

Por una parte,  el gel de aloe vera y,  por otra, el jugo de aloe vera, que también se llama látex o resina.

La aloína de aloe vera está indicada contra el estreñimiento

La aloína del aloe vera se encuentra situada entre la corteza de la hoja verde y el gel transparente. Su ingrediente activo emerge en el momento en que cortamos una hoja. Se trata de una sustancia viscosa y de sabor muy amargo que utiliza la planta para protegerse de los depredadores.

En la antigüedad, solía extraerse la aloína de la planta para hervirla y obtener una especie de pomada cristalina que era usada como laxante.

En la actualidad se sabe que la aloína usada en dosis elevadas o durante mucho tiempo puede ser nociva para la salud. Debido a ello, apenas se utiliza, ya que puede tener efectos secundarios, desde la irritación de la mucosa intestinal hasta problemas digestivos o síntomas de envenenamiento.

Además, también se sospecha que la aloína puede desencadenar el cáncer. Por estas razones, el laxante de aloína solo se debe usar dos veces a la semana durante un periodo máximo de dos semanas.

La aplicación de aloína de aloe vera puede resultar útil en el caso de sufrir problemas intestinales o hemorroides, así como después de haber tenido una operación quirúrgica en la zona del recto. Antes de usarse debe consultarse previamente con el médico.

La dosis recomendada es entre 20 y 30 mg de aloína al día. Sin embargo, en el caso de embarazo debe suspenderse de inmediato su uso, ya que puede producir un parto prematuro y provocar un aborto espontáneo.

Dado que hay otros remedios naturales y saludables para el estreñimiento, siempre se puede encontrar otra alternativa.

Si quieres tomar aloína de aloe vera no es recomendable que uses tu propia planta sino que debes recurrir a productos preparados profesionalmente, que son mucho más seguros y tienen ya la dosis recomendada.

A diferencia de lo que sucede con la aloína, el gel de aloe vera es un remedio muy completo para muchas dolencias, además de ser totalmente seguro y carecer de efectos secundarios.

Masajes gel aloe vera

El gel del de aloe vera es un remedio completo para multitud de patologías y dolencias

El gel de aloe vera se extrae del interior carnoso de las hojas de la planta. Existen varios sistemas para procesar y obtener el gel. En cualquier caso lo esencial es que la corteza de la hoja gruesa y, por tanto, la aloína de la planta se elimine previamente.

El gel de aloe vera se extrae de las hojas, se aplasta y se estabiliza mediante pasteurización. Para alargar la vida útil del gel se utiliza también la congelación o el secado mediante pulverización.

El gel de aloe vera está disponible en diferentes formatos: gel, pomadas, cápsulas, polvo o jugo. Puedes encontrarlo en herboristerías, farmacias o tiendas especializadas.

Es importante saber que el gel de aloe vera diluido se suele denominar jugo. En este caso se presiona el gel y después se le retira el agua. El resultado obtenido es un concentrado seco que se puede almacenar durante mucho tiempo. El jugo se produce agregando, de nuevo, agua al concentrado seco.

El gel de aloe vera está indicado tanto para uso interno como externo. Sin embargo hay que prestar atención a las indicaciones del producto, ya que no todos los geles se pueden ingerir.

Usos del gel

Dentro de la medicina popular el gel de aloe vera se usa para tratar innumerables dolencias, entre las que destacan las siguientes:

En la actualidad, el aloe vera sigue siendo la planta más investigada del mundo. Algunos de los estudios clínicos realizados hasta la fecha han encontrado resultados sorprendentes sobre las propiedades del aloe vera, tal y como puedes ver a continuación.

Cuidados quemaduras aloe vera

El aloe vera cura las quemaduras solares mejor que la cortisona

El Dr. Julia Stump, de la Universidad de Friburgo, estudió el efecto antiinflamatorio del aloe vera aplicado externamente con el fin de averiguar si el gel alivia las quemaduras solares.

En su estudio clínico participaron 40 sujetos cuyas espaldas se expusieron por primera vez a los campos de prueba y luego fueron tratadas con gel de aloe vera o con una crema comercial (a base, por ejemplo, de hidrocortisona).

Las investigaciones demostraron que después de usar durante dos días el gel de aloe vera se produjo una inhibición significativa del eritema inducido por UV (enrojecimiento de la piel), reduciendo la picazón, el ardor y la irritación de la piel mucho mejor que la hidrocortisona.

Tras el estudio, el Dr. Stump llegó a la conclusión de que el gel de aloe vera es la mejor alternativa al tratamiento con cortisona. Además, el gel de aloe vera, según confirmaron los científicos, también tiene efectos antimicrobianos y antiinflamatorios. También descubrieron que el gel de aloe vera estimula la  proliferación celular. Lo que explica por qué la planta acelera los procesos de curación en quemaduras graves.

El aloe vera cura las quemaduras graves

Las lesiones producidas por quemaduras graves son extremadamente dolorosas y suelen causar discapacidad, sufrimiento físico y psicológico y, en ocasiones, la muerte. El tratamiento de estas quemaduras es muy difícil y complejo. Sin embargo, varios estudios clínicos han demostrado que el gel de aloe vera sirve para tratar y reducir los efectos de las quemaduras.

El Dr. Khorasani, de la Universidad de Ciencias Médicas de Mazandaran, y su equipo han comparado el funcionamiento del gel de aloe vera y el de la sulfadiazina de plata, que es el tratamiento más usado en el mundo para las heridas de quemaduras graves.

Los efectos secundarios de la sulfadiazina de plata provocan la pigmentación gris persistente de la piel, el retraso en la regeneración de la piel y la dermatitis crónica.

En la realización de dicho estudio participaron 30 pacientes con quemaduras de segundo grado. El Prof. Khorasani y su equipo trataron a un grupo de pacientes con sulfadiazina de plata y al otro grupo con polvo puro de aloe vera. El resultado fue que las quemaduras tratadas con aloe vera se curaron tres días antes que las tratadas con sulfadiazina de plata.

Otros estudios realizados en la misma universidad también demostraron que el gel de aloe vera acelera la cicatrización de las heridas después de la cirugía.

Aloe vera y piel beneficios

El aloe vera acelera la cicatrización de las heridas después de la cirugía

El Dr. Eshghi y sus colegas dividieron a 49 pacientes, que se sometieron a una operación de hemorroides, en dos grupos. A uno de los grupos se les suministró un placebo y al otro grupo aloe vera. Los investigadores descubrieron que los pacientes a los que se les había aplicado tres veces al día crema de aloe vera, a diferencia del grupo de placebo, mejoraron en tan solo dos días.

Después de dos semanas, todavía se apreciaba una mejoría mayor en el grupo tratado con aloe vera, pese a que dicho grupo recibió una menor cantidad de analgésicos. Además, el grupo que recibió aloe vera curó sus heridas en catorce días, mientras que en el grupo que recibió placebo, la mitad de las heridas no se curaron y llegaron, incluso a inflamarse.

A raíz de dicho estudio muchos científicos creen que la crema de aloe vera puede acelerar la curación de heridas en todos los casos (no solo tras la operación concreta de hemorroides), por lo que considera que el tratamiento debería extenderse a la curación de las heridas en general y al tratamiento de los pacientes tras recibir radioterapia.

La planta de aloe vera alivia las reacciones cutáneas posteriores a la radioterapia

El tratamiento de radioterapia contra el cáncer suele provocar graves irritaciones de la piel por las heridas abiertas. Esto supone un riesgo en la curación, además de una peor calidad de vida de los pacientes.

Un estudio publicado en el Indian Journal of Palliative Care examinó el modo en el que el gel de aloe vera afecta a la piel tratada mediante radiación. En el estudio participaron 57 pacientes que sufrían tumores de cabeza o cuello y que habían recibido radioterapia. Los pacientes del grupo de prueba recibieron tratamiento con gel de aloe vera a diario, mientras que el grupo de control solo recibió el tratamiento estándar.

El estudio demostró que las irritaciones de la piel en los pacientes tratados con gel de aloe vera se produjeron mucho más tarde y fueron de menor gravedad que las de los pacientes del grupo de control. Además, al realizar el posterior ciclo de radiación el grupo que había sido tratado con aloe vera experimentó menos dolor. Los investigadores llegaron a la conclusión de que el gel de aloe vera reduce el daño que produce la radiación.

Algunas enfermedades de la piel, como la dermatitis y la psoriasis, clasificadas como incurables por la mayoría de los médicos pueden tratarse con excelentes resultados con aloe vera.

Productos aloe vera

El aloe vera reduce la psoriasis

Con motivo del Día Mundial de la Psoriasis del año 2013 se puso de manifiesto que alrededor de una cuarta parte de las personas que sufren psoriasis no sigue los consejos médicos porque no se sienten comprendidos por los facultativos. El problema radica en que aunque se prescribe una amplia gama de medicamentos (como, por ejemplo, los corticosteroides), a menudo no tienen ningún efecto y suelen provocar graves efectos secundarios.

Por otra parte, cada vez son más numerosos los estudios clínicos que revelan el éxito del tratamiento de la psoriasis con aloe vera. Uno de estos estudios ha sido el realizado por el Hospital Universitario de Malmö en Suecia. En el mismo se analizó a 60 pacientes  con psoriasis moderada, con edades comprendidas entre los 18 y los 50 años. Los participantes del estudio fueron divididos en dos grupos: uno recibió una crema que contenía 0,5 por ciento de extracto de aloe vera y, el otro, un placebo.

Treinta de los participantes se aplicaron el gel de aloe vera sobre la piel afectada tres veces al día. Para comprobar el resultado del tratamiento sobre la psoriasis dichos pacientes fueron examinados semanalmente. La aplicación del aloe vera se extendió a 16 semanas y los participantes tuvieron un seguimiento durante un año.

Al final, se comprobó que en 25 de los 30 pacientes estudiados el extracto de aloe vera produjo una reducción significativa de los síntomas de la psoriasis. Además, el Dr. Syed y su equipo confirman que el preparado de aloe vera no produce efectos secundarios y, por lo tanto, puede ser un remedio alternativo y seguro para tratar la psoriasis.

Ante el éxito de curación que proporciona el aloe vera para muchas patologías el producto ha alcanzado una gran popularidad y está muy solicitado en el mercado.

A la hora de comprar aloe vera presta mucha atención al producto que adquieres

El aloe vera se cultiva en los cinco continentes, especialmente en las regiones tropicales. Anualmente se cosechan cientos de miles de toneladas de hojas de aloe vera de las que se obtiene el codiciado gel.

Actualmente, el aloe vera se encuentra en multitud de productos de todo tipo: cosméticos, alimentos,  suplementos nutricionales, colchones, ropa interior o detergente en polvo.

Por desgracia algunos productos que se venden como aloe vera sólo contienen una dosis homeopática de esta planta, por lo que no tienen ninguna eficacia curativa.

Por ello, si realmente quieres beneficiarte de los extraordinarios ingredientes de aloe vera tienes que comprar únicamente productos de calidad.

Si quieres comprar los mejores productos de aloe vera, pincha en el enlace y accede a la tienda online de HSN.

Aloe Vera Natural

Elige siempre productos de calidad

Algunos productos de aloe vera que se venden para su aplicación externa contienen otros ingredientes o algún tipo de perfume, por lo que no son geles puros de aloe vera.

Al comprar aloe vera lo mejor es optar por productos que duren lo máximo posible. No es lógico adquirir aloe vera que dure solo una semana o un mes.

A continuación, te ofrecemos una guía sobre los aspectos que has de tener en cuenta al adquirir un producto de aloe vera.

Opta siempre por productos naturales y desecha los excesivamente procesados

Muchos productos de aloe vera contienen el término “hoja entera de aloe vera”.  Pero, tal y como hemos dicho anteriormente, no es aconsejable consumir la hoja de aloe vera, ya que la piel de la hoja es venenosa y puede provocar diarrea y dolor abdominal. Esto se aplica también a la propia planta que puedes cultivar en casa, antes de utilizar la hoja hay que pelarla siempre.

Los productos que se venden a base de la hoja entera de aloe vera se filtran para eliminar la piel venenosa. Pero, con ello, también se eliminan partes del ingrediente activo beneficioso que se encuentra en el interior de la hoja.

Lo más recomendable es optar por el gel de hoja pura de aloe vera. Incluye todos los ingredientes activos de la planta.

Elige aloe vera orgánica

Es imprescindible optar siempre por aloe vera de calidad orgánica. La planta de aloe vera no es susceptible a las plagas, por lo que no necesita el uso de pesticidas. Sin embargo, en ocasiones puede cultivarse junto a otras plantas que sí usen pesticidas. Por eso es importante asegurarse de que el aloe vera procede de una cultivo orgánico.

Jugo de Aloe Vera

Elige jugo de aloe vera puro, sin concentrados de ningún tipo

Evita comprar aloe vera elaborada a base de concentrados. En el proceso de concentrado, el gel de la planta se procesa previamente para lo cual se somete a un intenso calor y, posteriormente, se diluye en agua.

Este proceso afecta a los ingredientes activos de la planta.

¿Pasteurización o conservación?

Sin un proceso de conservación es imposible que el jugo de aloe vera se mantenga durante mucho tiempo, por lo que es necesario someterlo a un proceso que garantice su conservación.

Existen dos métodos de conservación: o bien el jugo se pasteuriza o se añaden muchos conservantes artificiales.

Recomendamos elegir siempre jugos de aloe vera pasteurizados, ya que el ingrediente activo principal del jugo de aloe vera, la aloverosis (acemannan), no es sensible al calor, y el jugo conserva todos los beneficios. Por el contrario, el jugo de aloe vera con conservantes contiene sustancias sintéticas que no son beneficiosas.

El sello IASC

Si quieres saber si el producto que has adquirido lleva el sello IASC (International Aloe Science Council), lo puedes comprobar en la siguientes página web: ( www.iasc.org.)

El sello IASC sólo garantiza que el producto tiene un contenido mínimo de 15% de aloe vera. No se encarga de asegurar sus ingredientes activos, el tipo de procesado, el cultivo orgánico ni la menor o mayor cantidad de aditivos que contiene el producto.

Contenido de acemannan del aloe vera

Cuanto mayor es la dosis acemannan que contienen el jugo de aloe vera más efectivo resulta.

Los jugos de aloe vera de elevada calidad  contienen alrededor de 1200 mg de acemannan por litro. En ocasiones el acemannan se denomina, también, aloverose. Por eso es importante que en el producto se indique el contenido exacto de este ingrediente.

Aloe vera dermatitis

Comprueba la lista de ingredientes del aloe vera

Cuando vayas a comprar aloe vera consulta la lista de ingredientes en la etiqueta o en la descripción del producto. Entre ellos, las especies de aloe, a saber, aloe vera o aloe barbadensis miller.

Si en la lista se incluye agua o cualquier otro ingrediente significa que el producto contiene más ingredientes que el aloe vera puro.

Si el producto dice “Jugo 100% puro de aloe vera”, solo significa que es un jugo puro, pero no afecta a la calidad del producto, ya que puede contener mucha agua mezclada con jugo de aloe vera 100%. Por eso es muy importante prestar mucha atención a la letra pequeña.

En ocasiones, entre los ingredientes, se incluyen edulcorantes (como la fructosa), así como aromatizantes, conservantes (sorbato de potasio, benzoato de sodio) o colorantes.

Qué aspecto debe tener el jugo de aloe vera

El jugo de aloe vera es similar al jugo de naranja recién exprimido. El color es de un amarillo claro con pequeños trozos, parecidos a los de la pulpa de la naranja. El sabor es intenso, por lo que es posible que la primera vez que lo pruebes no te guste. Si el jugo tiene un sabor dulce significa que le han añadido azúcar o sabor.

Si el aspecto del jugo de aloe vera se parece al agua, probablemente es porque se trate de agua con muy poca cantidad de aloe vera, por lo que tendrá escaso efecto.

Los geles de aloe vera son más sólidos. Generalmente presentan un aspecto viscosos porque suelen mezclarse con un agente espesante (por ejemplo, goma xantana), que imita la consistencia del gel de la hoja natural, por lo que el consumidor suele confundirlo con un jugo de aloe vera recién prensado y sin tratar.

La consistencia similar a un gel ya no está presente en los jugos de alta calidad. Se transforman en líquidos a través del proceso de estabilización, lo cual no quita calidad al producto.

Por ello, la adición de xantana para espesar el jugo de aloe vera es, en realidad, una maniobra de engaño. No se corresponde con la fiabilidad del producto.

El precio

El jugo de aloe vera de calidad suele costar unos 20 euros por litro, aproximadamente. Algunos fabricantes hacen ofertas en función del número de unidades que se adquieren. Permite comprar aloe vera a un precio más reducido si se compran varias botellas.

Recomendamos evitar comprar los productos que se venden en Multi Level Marketing (MLM), ya que su precio es de 30 euros por litro. Pero esto no significa que el producto sea de más calidad. El incremento se debe a las comisiones y bonificaciones de los distribuidores que intervienen en su comercialización.

Si quieres cultivar tu propio aloe vera podrás hacer directamente tu propio gel de aloe vera.

Maceta Aloe Vera

El cultivo en casa de tu planta de aloe vera

Es muy fácil cultivar tu propia planta de aloe vera en la terraza o balcón de tu casa. Para ello has de proporcionar a la planta la proporción correcta de luz solar y agua. Estos son nuestros consejos para el cultivo de una planta de aloe vera:

  • El aloe vera necesita de 8 a 10 horas de luz solar al día. Pero puede sobrevivir incluso a temperaturas más bajas. Si vives en una zona donde haya mucha nieve o escarcha debes mantener a la planta protegida de la nieve y las heladas.
  • En verano, la planta se siente más cómoda al aire libre. Tenla en un lugar soleado y protegido del viento y la lluvia; sin embargo, las plantas jóvenes toleran el sol abrasador, siempre que también dispongan de una sombra parcial.
  • Si quieres colocar la planta sobre el alféizar de la ventana es preferible que la pongas orientada hacia el oeste o hacia el sur. Sin  embargo, asegúrate de que la maceta no es demasiado pequeña para que la planta pueda crecer y no corra el riesgo de caer.
  • El sustrato de la planta debe ser permeable. También seco y ligeramente calcáreo, similar al que se usa para el cactus.
  • El aloe vera no soporta bien la humedad elevada ni el suelo húmedo.
  • Solo se debe proporcionar agua a la planta cuando la tierra de la misma esté seca.
  • No riegues nunca la planta ya que podría pudrirse, limítate a cubrir de agua el suelo de la maceta.

Una vez que la planta de aloe vera alcance un cierto tamaño y edad, ya puedes fabricar en casa tu propio gel de aloe vera.

Cómo elaborar en casa tu propio gel de aloe vera

La planta de aloe vera debe tener 3 años. También al menos 12 hojas para que procedas a elaborar tu propio gel de aloe vera. Una vez la planta tenga estas condiciones se recomienda proceder del siguiente modo:

  • Corta una de las hojas exteriores y colócala verticalmente. Déjalo aproximadamente 1,5 horas dentro de un recipiente para que la planta vaya soltando el jugo de aloín.
  • Para ello, corta la hoja, en su extremo ancho, a unos 3 cm.
  • También puedes cortar la hoja a lo largo, usando siempre un cuchillo afilado y desinfectado. Asegúrate de no acercarte demasiado al interior de la corteza. Haz un corte claro y puro para que salga el gel.
  • Una vez extraído el gel colócalo en un frasco de vidrio. Previamente debes desinfectar con agua caliente, y ciérralo.
  • El gel extraído sólo se conserva en perfectas condiciones en el frigorífico durante unos días. Por ello se aconseja usar el gel cuando está fresco y tiene todos sus efectos.
  • También puedes conservar el gel de aloe vera mezclándolo con un vasito de vino (un 20%) y congelando la mezcla.

Aloe Vera Casero

Importante

A la hora de aplicar el gel de aloe vera hay que tener en cuenta el síntoma de cada persona.

Para uso externo se suele aplicar sobre la piel a tratar varias veces al día. Si deseas ingerir el gel puedes tomarlo puro o diluirlo con agua. También se puede mezclar con una ensalada de frutas o un batido. El gel no debe calentarse nunca. La dosis recomendada cuando se ingiere es de 3 a 5 cucharadas al día.

Fuentes Bibliográficas y Estudios

Enlaces Relacionados con la temática:

La planta aloe vera ha sido utilizada con fines medicinales desde hace milenios. Se considera la planta más completa dentro de medicina natural. Su uso está indicado para tratar múltiples patologías: heridas, enfermedades de la piel, afecciones gastrointestinales, dolor en las articulaciones, gingivitis o quemaduras. Sus beneficios están confirmados científicamente, por lo que ningún botiquín debe carecer de aloe vera. Pero, ¿qué es mejor: el jugo de aloe vera o el gel de aloe vera? ¿qué hay que tener en cuenta al comprar productos de aloe vera? ¿es aconsejable tener una planta de aloe en el jardín o en la…
Valoración Aloe Vera

Historia - 99%

Para la piel - 100%

Contraindicaciones - 100%

Efectividad - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Te puede interesar
Minerales para el pelo
Minerales para el fortalecimiento del cabello

Índice1 Causas de la pérdida del cabello2 Minerales para el cabello3 ¿Cuáles son los minerales …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad