Anabolizantes y composición corporal: Caso estudio

Anabolizantes y composición corporal: Caso estudio

No es ningún secreto el que muchas personas recurren a los anabolizantes para mejorar su composición corporal, ya sea para aumentar su masa muscular o para disminuir su grasa corporal

En el artículo de hoy, veremos el caso publicado por JF Hickson1 en el que se estudió los cambios que sufría un culturista durante 30 días de cara a competición.

Estudio en Culturista

Plan deportivo

El sujeto (27 años, 173cm y 89,8Kg) seguiría un protocolo de entrenamiento basado en una combinación de entrenamiento con pesas + cardio, 6 días a la semana, siendo la siguiente rutina:

  • Lunes, Miercoles y viernes: Piernas (Sentadillas, prensa, extensión en máquina, leg biceps curls y gemelos)
  • Martes, Jueves y sábado: Remo, press banca declinado e inclinado, curl de bíceps. Tríceps en polea y otros ejercicios accesorios.

Cada sesión de entrenamiento tendría una duración de entre 1-2h, sumando el cardio en bicicleta 45-60min (6 días a la semana) y 3km trotando 5 días a la semana.

entrenamiento-estudio

Dieta

En cuanto a la nutrición, seguiría una dieta de 2000Kcal con una distribución de macronutrientes del 26% proteínas, 56% carbohidratos y 18% grasas. Los nutrientes esenciales superarían en un 80% la RDA a exepción del calcio y zinc.

En el día 22 la dieta para restringir carbohidratos a un 11%, reduciendo su ingesta calórica a 1770-1780Kcal. Esta modificación tendría una duración de 2 días, donde del día 24 al 26 aumentaría su ingesta calórica hasta las 3285Kcal (carga de carbohidratos). Antes del evento (día 27), el sujeto consumió 5.500 calorías proveniente de pizza, helado, tarta de queso y bebida alcohólica y 3,1L de agua.

Uso de sustancias

Junto a este entrenamiento y dieta, al sujeto se le administraría 6 anabólicos diferentes, tanto orales como inyectados. Para tratar la retención de agua causada por el uso de anabolizantes, se le administraría 100-150mg de espironolactona una vez al día. Por último se le administraría 3000 unidades USP de gonadotropina humana (HCG) debido a la creencia de que promueven la producción de testosterona endógena, reduciendo el efecto supresor de los anabólicos externos (un hecho de dudosa credibilidad).

La ingesta de alimentos y calórica sería registrada en base a una base de datos informatizada. Las muestras de sangre se tomarían los días 2, 6, 20, 26 y 30, aportando más de 40 parámetros. Por último, el peso corporal se tomaría a diario en el gimnasio o en el hospital.

medicion-peso

Resultados

Peso

La pérdida de peso fue de 7,1Kg en 26 días, donde los cálculos indican que 4,8Kg fueron de grasa corporal, lo que nos da una pérdida de LBM (Lean Body Mass) de 2,3kg. Si dividimos la pérdida de peso entre los días de estudio, obtenemos una pérdida de 1,9Kg de peso a la semana, siendo superior a lo esperado (1kg a la semana). Por ello, los investigadores argumentan que se necesita al menos 50 días de preparación para evitar la pérdida de masa muscular en el último mes de competición.

Carga de Hidratos

Por otro lado, la segunda estrategia nutricional (carga de carbohidratos) no fue exitosa, ya que el sujeto sólo pudo llegar al 57% de su total calórico en forma de carbohidratos (lejos del 75% propuesto en un principio). Algo que si me pareció curioso, es que en este caso también se utilizo el protocolo de deshidratación (restringir agua 3 días antes de la competición). Lo que observaron los investigadores es que esta manipulación de agua y sodio NO fue efectiva a la hora de mejorar el físico, un hecho que ya expliqué hace más de 2 años.

Manipulación de Agua y Electrolitos

Incluso con el uso de anabolizanes, las restricciones calóricas severas pueden dar lugar a una pérdida significativa de LBM, no obstante, y en base a mi opinión, creo que una gran parte de la pérdida observada en este estudio se debe a glucógeno y agua y no a tejido muscular como tal. Junto a esto, podemos afirmar que las prácticas de deshidratación y manipulación de electrolitos pre-competición carece de evidencia y en muchos casos puede convertirse incluso en una práctica de riesgo.

resultado-no-esperado

Conclusiones

En resumen, podemos observar cómo la pérdida de grasa en personas con un porcentaje de grasa bajo debe ser un proceso largo, llegando a ser de 0,1-0,2g en hombres con un 7-8% de grasa. Pérdidas de 0,7-1,0kg a la semana en esta población, nos dice que estamos perdiendo tejido libre de grasa.

Tenemos que tener en cuenta de que esta recomendación puede fluctuar en dos casos:
  1. En la primera semana de corte, donde al restringir los carbos perderemos 1-2 kg de agua y glucógeno.
  2. Cortisol, ya que aquellas personas con elevado estrés psicológico en hipocalórica, puede retener agua por el efecto que tiene el cortisol sobre los receptores mineralocorticoides.

Ambos factores pueden alterar el peso corporal y como consecuencia de ello, obtener valores alterados en aparatos de medición por biompedancia, por lo que debemos tenerlo en cuenta a la hora de valorar nuestra progresión.

Fuentes

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2303663

Entradas Relacionadas

Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
battle rope
Battle Rope: Descubre sus Beneficios

El Battle Rope o Rope Training es un método de entrenamiento que ofrece una gran …

2 comentarios
  1. Mariano Martinez

    Como siempre excelente post. Te sigo desde hace un tiempo.

  2. Cierto, las conclusiones sobre pérdida de LBM a veces son muy atrevidas porque en realidad hablamos de glucógeno y especialmente agua. Al fin y al cabo somos dos terceras partes de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *