Cambiar la dieta de cara al verano

Cambiar la dieta de cara al verano

ensaladaCada vez se acerca más el verano y comenzamos a preocuparnos por estar en forma, lucir un cuerpo sano y atractivo y lleno de vitalidad y salud.

Para lograrlo resulta fundamental realizar algunos cambios en nuestra alimentación que nos aporten la energía necesaria y que se adapten de la mejor manera al clima tan caluroso característico de esta parte del año.

Pero con la llegada del verano el tiempo no es lo único que cambia, ya que el gasto de calorías aumenta y de igual manera se acelera la pérdida de nutrientes, mientras que los alimentos de temporada son distintos, por lo que debemos adaptarnos para evitar complicaciones.

Cambios a realizar

  • El primer cambio que debemos realizar es el aumento en el consumo de agua y de alimentos con un mayor contenido líquido. Las temperaturas más elevadas y la mejora del clima nos animan a llevar un tipo de vida más activo que trae como consecuencia un aumento de la sudoración que debemos compensar con una mayor ingesta de agua. Además, el líquido resulta fundamental para mantener una temperatura corporal adecuada y evitar los característicos golpes de calor tan peligrosos en verano.
  • En cuanto a la comida, en primer lugar es recomendable consumir los alimentos de temporada que nos permitirán mantener un dieta más nutritiva y de mayor calidad, pero además hay determinados grupos de alimentos que poseen características especiales muy aprovechables en verano. Las sopas frías y los gazpachos son una sabrosa opción nutritiva para esta época del año, mezclando hortalizas como tomates, pimientos o pepinos con aceite de oliva, aportando agua y refrescando nuestro organismo, y sirviendo como complemento perfecto para las ensaladas más comunes durante todo el año.
  • El pescado también es idóneo para su consumo estival, ya que aporta altas cantidades de proteínas y ácidos grasos esenciales que ayudan a controlar el colesterol. Además se puede aprovechar el verano para disfrutar de una barbacoa de pescado y verduras, disfrutando de una comida sabrosa y nutritiva al aire libre.
  • Como postre y como alimento refrescante y saludable en todo momento las frutas son nuestras grandes aliadas en verano. Nos aportan agua, fibra y vitaminas fundamentales, y frutas como la sandía o el melón son un gran remedio contra el calor. Apenas aportan calorías, son hidratantes y poseen propiedades diuréticas, y llenan tanto que pueden cubrir una comida o una cena. Melocotones, ciruelas, albaricoques o sandía completan la enorme variedad de frutas de temporada que en verano resultan imprescindibles.

 

Content Protection by DMCA.com
Sobre Melanie Ramos
Melanie Ramos
A través del Blog HSN, Melanie Ramos expone los conocimientos y los contenidos más actuales, al alcance de los lectores que buscan aprender.
Te puede interesar
Dieta Sirtfood
¿En Qué Consiste la Dieta Sirtfood?

La dieta de las sirtuinas o dieta “Sirtfood” ha sido de las últimas tendencias en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *