¿Chocolate Negro para la Memoria? Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Página Principal / Nutrición / Alimentos Funcionales / ¿Chocolate Negro para la Memoria?
¿Chocolate Negro para la Memoria?

¿Chocolate Negro para la Memoria?

El Chocolate Negro posee una serie de propiedades que atesoran importantes beneficios como antioxidante. Sin embargo, ¿nos puede favorecer para mejorar la capacidad cognitiva?

Efectos Antioxidantes del Chocolate Negro

Los polifenoles constituyen una clase de fitoquímicos ampliamente disponibles en las plantas y son abundantes en la dieta.

Las recomendaciones que todos habremos escuchado alguna vez respecto a que consumir chocolate negro es saludable en pequeñas dosis se sustentan precisamente en la relación que muestran los polifenoles en la salud.

Esta incluyen:

Estos efectos pueden explicarse por la capacidad antioxidante de los polifenoles, lo que se refuerza con la implicación más reciente de estos en la modificación de los mecanismos fisiológicos y moleculares relacionados con el metabolismo lipídico y la energía.

polifenoles-chocolate

La obesidad (particularmente, visceral) puede conducir a un estado inflamatorio de bajo grado que causa resistencia a la insulina y la disfunción endotelial, la reducción de la inflamación pueden mejorar el metabolismo de la glucosa mediante el aumento de la sensibilidad a la insulina.

Sin embargo, poco se conoce realmente acerca de los posibles efectos perjudiciales del chocolate negro con poca concentración de polifenoles en el peso corporal, metabolismo y niveles de lípidos y glucosa que puedan determinar un estado de obesidad metabólica sin necesidad de presentar una apariencia física asociada a ella.

No hay que olvidar que el chocolate es principalmente una fuente de grasas y azúcares (cantidad dependiendo del porcentaje de cacao)

Método de Procesamiento del Chocolate

Los flavanoles (principales componentes de los polifenoles del chocolate), junto con la teobromina y la cafeína, son responsables del sabor amargo y ácido del chocolate.

No obstante, la cantidad de polifenoles en el chocolate negro depende principalmente del método de procesamiento

Ejemplos de ellos son la fermentación y el procesamiento holandés*, que se traducen en un mejor sabor y gusto, pero podría causar una pérdida significativa de polifenoles.

*Dutching: proceso típico de elaboración del chocolate mediante el cual se añade a la masa de cacao molida un alcalí que neutraliza la tendencia ácida del chocolate.

Cantidad de Polifenoles según el procesamiento

Por lo tanto, la cantidad de flavanoles en dos tipos comerciales diferentes de chocolate con concentraciones iguales de cacao puede diferir notablemente, dependiendo del nivel de procesamiento.

Estudio

Tras una intervención de 4 semanas se aprecian diferencias significativas en la tendencia que podría seguir una persona amante del chocolate que lo tenga como habitual en su alimentación.

Para mostrar los resultados, se comparan, para misma concentración de cacao (65%, lo que resulta un porcentaje no muy alto), dos tipos de chocolate:

  1. Alto en polifenoles (PRDC)
  2. Bajo en polifenoles (LPDC)

grafica-chocolate

Resultados del estudio

Mientras que los niveles de los siguientes parámetros no cambian significativamente al elegir chocolate rico en polifenoles (PRDC), sí se pueden observar aumentos netos destacados al tomar chocolate con bajos niveles de polifenoles (LPDC) en:

  1. Índice de Masa Corporal (IMC)
  2. Glucemia en ayunas
  3. Triglicéridos
  4. Sin ser significativa, es comparable la tendencia al alza del “colesterol malo” (LDL) en LPDC frente al descenso en PRDC.

Por tanto, no todo el chocolate tiene un efecto positivo en la salud

Los resultados ponen de relieve el papel potencial de los polifenoles para contrarrestar los efectos negativos del consumo de grasas y energía procedentes del chocolate.

Por lo tanto, plantean ciertas preocupaciones sobre el contenido de polifenoles y la calidad de los productos de “chocolate negro” en el mercado

Mejorar la palatabilidad empeora sus características

Todos aquellos que hemos probado el chocolate en algunas de sus formas, sabemos que cuanto mayor porcentaje de cacao contenga, menos dulce y atrayente puede resultar.

Las empresas de chocolate se centran en aumentar la palatabilidad del producto al enmascarar el sabor astringente de flavanoles con el uso de métodos de procesamiento que puedan causar daños de calidad y cantidad a los polifenoles.

La fabricación de chocolate, en la mayoría de los casos, consiste en calentar los granos de cacao a unos 250ºC, un proceso que destruye las propiedades antioxidantes del mismo (incluida la vitamina C)

Cuanto más amargo mejor

Por ello, aunque no hay legislación vigente al respecto, se empieza a plantear la posibilidad de obligar por ley a incluir el contenido en polifenoles (con especial atención a los flavonoles) en la etiqueta,

De esta manera, se completaría la información actual para poder elegir un chocolate negro verdaderamente sano, del que sí se pueda decir que tiene efectos positivos sobre la salud (con moderación, claro).

Hasta entonces, optar por el chocolate negro más puro posible debería asegurar el mayor contenido en polifenoles

Entre ellos, alejarse de “chocolates con (leche, oreo, fresa, nutella, naranja, etc…)” .

elegir-chocolate

Recomendaciones comerciales de Chocolate

Marcas como Lindt, que creo que tiene la más amplia gama en tabletas, de las que el chocolate al 99% de cacao sería la mejor opción (puede que no la más palatable). Otra opción, sería el chocolate puro en polvo (tipo Valor, Hershey’s, Torras)

Alimentos con polifenoles

Igualmente, aunque un buen cacao puede incluirse en una dieta equilibrada, no debe ser una excusa el contenido en polifenoles para que sea la única fuente de estos.

Entre otros alimentos, los arándanos, uva roja, el té verde o el vino tinto son fuentes de polifenoles y aportan diversos nutrientes diferentes a los del cacao

Raciones para 210mg de polifenoles

raciones-210mg-polifenoles

Chocolate Negro para la mejora de la función cognitiva

“Un estudio ha encontrado que uno de nuestros vicios favoritos (póngase cualquiera) posee beneficios para la salud”

Esta frase tan recurrente y utilizada a la ligera parece darnos el privilegio de, sin indagar más en el tema, poder acudir a ese vicio favorito con poco temor a preocuparnos por los verdaderos efectos que aporta.

Desde hace no mucho tiempo, se emite en una conocida cadena de televisión española un programa que comenzó con el objetivo de presentar las propiedades positivas de productos de nuestra dieta habitual, bajo el nombre de “Superalimentos”

En uno de sus programas, habla de los supuestos beneficios del cacao en el cálculo mental. Para ello, establecen un protocolo comparativo cuya metodología deja bastante que desear desde la realidad de la ciencia.

En general, el programa sigue una línea poco válida y confiable para que sus métodos de análisis puedan apoyar las conclusiones tan inequívocas a las que hacen referencia en cada superalimento que presentan.

Nos vamos a centrar en el caso particular del cacao por el gran interés que suscita en la sociedad.

¿Comer chocolate mejora la memoria?

A comienzos de 2016, vio la luz una investigación publicada en la revista Appetite.

En ella, se encontró que la memoria y el pensamiento abstracto era mejorado en los que reportaron un mayor consumo de chocolate.

Estos efectos parecieron no ser influenciado por factores tales como la edad, el peso y la salud general.

Estudio Longitudinal sobre el consumo de chocolate

Aunque inicialmente se trató de un estudio longitudinal (observación que investiga al mismo grupo de gente de manera repetida a lo largo de un período de años) en el que participaron 968 personas durante más de 35 años.

La medición de la ingesta alimentaria y la evaluación de la función cognitiva se hizo sólo en un subgrupo que fue objeto de pruebas durante los últimos 5 años de seguimiento, entre 2001 y 2006.

Así, el análisis principal de los efectos del chocolate sólo podía mirar a asociaciones transversales

Estudio Longitudinal

Para determinar los cambios asociados con el envejecimiento, el desarrollo de enfermedades del corazón y también el rendimiento cognitivo, los participantes se comprometieron a realizar cuestionarios y exámenes físicos en varios intervalos de tiempo.

Metodología del Estudio

En 2006, los participantes informaron de la frecuencia semanal con que comían una variedad de alimentos.

Incluyeron el chocolate (sin diferenciar entre negro, con leche o chocolate blanco), carne, huevos, pan, arroz, frutas, verduras, productos lácteos, frutos secos y bebidas tales como el té, café, agua, zumo de frutas y alcohol

Grupos del estudio

La ingesta de alimentos, por tanto, fue recogida por los investigadores a partir de un cuestionario a posteriori respecto a la ingesta de cada semana. Esto establece un margen de error considerable (¿cuántos os acordáis de lo que comisteis exactamente hace una semana para almorzar?).

Se establecieron dos grupos a partir del consumo de chocolate:

  1. Por un lado, el que no comió chocolate (337 personas) de manera habitual;
  2. y por otro, los que comieron chocolate al menos una vez a la semana (631 personas).

¿Cómo evaluaron la capacidad cerebral?

Para evaluar la función cerebral, se realizaron pruebas como recordar dónde estaban las cosas (memoria espacial), razonamiento abstracto, memoria atencional…

Se analizaron las relaciones entre el consumo de chocolate y el rendimiento en estas tareas cognitivas

Por tanto, se trata de un estudio CORRELACIONAL

Eso significa que muestra una asociación entre las personas que informaron consumo regular de chocolate y mejores puntuaciones en las pruebas de función cerebral.

No muestra que el consumo de chocolate sea directamente la causa de la mejora en la función cerebral. 

correlacion

Y es que correlación no es lo mismo que causalidad

Correlación no implica causalidad

Para poder decir que algo ha causado una mejora en otra variable, el resto de factores que tienen en común estas dos variables principales, han de medirse y dejarse invariables.

En este caso, para indicar que existe mejora cognitiva, no se hace referencia a que las personas que consumían más chocolate tenían también una mejor alimentación (más porciones de verduras, carnes y productos lácteos, y más comida en general) así como beber menos alcohol.

Tampoco a que más mujeres que hombre comían chocolate según los cuestionarios. Por lo que este sesgo podría afinar más el resultado. Ya que las mujeres a menudo rinden mejor que los hombres en ciertas pruebas de función cognitiva, particularmente en personas con edad avanzada.

conexiones-cerebrales

Limitaciones del estudio

El grupo de chocolate también era menos propenso a tener presión arterial alta o diabetes y tenían niveles más bajos de glucosa en sangre en ayunas que los participantes que no comían chocolate.

Es importante notar que más personas del grupo que no comía chocolate tenían diabetes, por lo que pueden haber estado evitando el chocolate por su contenido de azúcar (ya que no se controló la pureza del mismo).

La diabetes se ha relacionado con alteraciones cognitivas. Especialmente en el rendimiento de memoria, así que esto podría afectar a los resultados

¿Entonces el cacao sigue siendo malo?

El chocolate es a menudo demonizado

Debido, en buena parte, al alto contenido de azúcar y grasas en las barritas de chocolate, cremas o bollería y su asociación con “placer culpable”.

Sin embargo, el cacao contiene en realidad una gran cantidad de compuestos que actúan sobre el cerebro

Flavonoides para el cerebro

En particular, el cacao posee flavonoides, que también se encuentran en frutas como uvas y manzanas. El cacao también contiene cafeína y teobromina, que son los estimulantes que se encuentran tanto en el café como en el té.

Se cree que estos compuestos naturales ayudan a mejorar el estado de alerta por lo que puede mejorar la función cerebral.

Mayor Rigurosidad en los estudios

A pesar de estas evidencias, es muy importante entender lo que significa estudio correlacional. Algo que parece no tener en cuenta el programa

Para probar lo que pretenden, un experimento podría enfrentar una dieta rica en chocolate, midiendo su pureza, frente a una dieta sin chocolate durante una cantidad razonable de tiempo, y luego llevar a cabo las pruebas de la función del cerebro.

Unas horas, como proponen en el programa, no resulta válido para sacar conclusiones

cerebro

Necesitamos estudios experimentales cuidadosamente diseñados para examinar la asociación entre el chocolate y la salud cognitiva, y los mecanismos de vinculación

Y como este ejemplo, todo. Desarrollar el carácter crítico con el objetivo de ser lo suficientemente independientes para poder adaptar los conocimientos a nuestras particularidades y circunstancias.

Con la grandísima herramienta que programas de este tipo tienen para educarnos, la mayoría se quedan en la superficialidad de lo que parece querer escuchar el espectador conformista.

Si veis programas como estos, no extraigáis la idea de “tengo que comer chocolate/pasas/pasta/brécol/…” para cuidar la salud

En realidad y en general, para eso, el método se resume en HAZ EJERCICIO y COME EQUILIBRADAMENTE con PREDOMINIO DE ALIMENTOS REALES Y POCO PROCESADOS

Fuentes Bibliográficas

  1. Farhat, G., Drummond, S., Fyfe, L., McDougall, G., & Al-Dujaili, E. A. (2015). Comparison of the Effects of High versus Low-Polyphenol Dark Chocolate on Body Weight and Biochemical Markers: A Randomized Trial. EC Nutrition, 2(3), 354-364.
  2. Letenneur, L., Proust-Lima, C., Le Gouge, A., Dartigues, J. F., & Barberger-Gateau, P. (2007). Flavonoid intake and cognitive decline over a 10-year period. American journal of epidemiology, 165(12), 1364-1371.
  3. Rapitis, G. (2013). The Lighter Side of Dark Chocolate: Take it to Heart. Bloomington. AuthorHouse.
  4. Sies, H., Schewe, T., Heiss, C., & Kelm, M. (2005). Cocoa polyphenols and inflammatory mediators. The American journal of clinical nutrition, 81(1), 304S-312S.
  5. Crichton, G. E., Elias, M. F., & Alkerwi, A. A. (2016). Chocolate intake is associated with better cognitive function: The Maine-Syracuse Longitudinal Study. Appetite, 100, 126-132.
  6. Chicote, A. (2016). Superalimentos, temporada 1, programa 2 [programa de televisión]. España. Atresmedia.
  7. Ingalhalikar, M., Smith, A., Parker, D., Satterthwaite, T. D., Elliott, M. A., Ruparel, K., … & Verma, R. (2014). Sex differences in the structural connectome of the human brain. Proceedings of the National Academy of Sciences, 111(2), 823-828.
  8. Scholey, A., & Owen, L. (2013). Effects of chocolate on cognitive function and mood: a systematic review. Nutrition reviews, 71(10), 665-681.

Entradas Relacionadas

Te puede interesar
Beneficios de los espárragos para la salud

Índice1 Composición del espárrago por cada 100g2 Beneficios de los espárragos para la salud2.1 Posee …

Un comentario
  1. Buen artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad