Clasificación de las Proteínas Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Página Principal / Nutrición / Proteínas / Clasificación de proteínas
Clasificación de proteínas

Clasificación de proteínas

Para la clasificación de proteínas, tenemos que conocer de qué están constituidas

En este sentidos, son macromoléculas compuestas a partir de una serie de aminoácidos enlazadas mediante enlaces peptídicos entre sí y que participan en todos y cada uno de los procesos llevados a cabo por el organismo

En general, las consumimos a través de la alimentación y, una vez en el estómago, el cuerpo las descompone para crear sus propias proteínas.

Antes de ver la clasificación de proteínas, comentaremos los siguientes conceptos

1. Tipos de aminoácidos

Vamos a enfocar este artículo a hablar acerca de los muchos tipos de proteínas que existen.

Antes de nada, es imprescindible hacer referencia a los dos tipos de aminoácidos que las forman para comprender mejor su estructura.

Son estos:

  • Aminoácidos esenciales. Reciben esta denominación todos aquellos aminoácidos que no pueden ser fabricados por el organismo. Por tanto, es necesario obtenerlos a través de la alimentación.
  • Aminoácidos no esenciales. Como podrás suponer, son los aminoácidos que sí puede generar el cuerpo a partir de los esenciales.

2. Origen de las Proteínas

Es posible hacer una separación entre las proteínas conseguidas a través de productos de origen animal y de origen vegetal.

De hecho, la calidad y las características intrínsecas de ambas es muy diferente…

Un primer criterio de clasificación de proteínas sería este, por lo que vamos a verlas en detalle:

Proteínas de origen animal

Evidentemente, los animales tienen un código genético mucho más parecido al nuestro que los vegetales. En tal caso, la cantidad de aminoácidos que contienen sus proteínas es muy similar a la de las nuestras.

Por tanto, se considera que estas tienen un alto valor biológico

De hecho, la carne animal posee todos los aminoácidos que necesita nuestro organismo y en las cantidades justas en que los precisa.

Comprar Evowhey 2.0 de HSNsports
Evowhey 2.0
¡Nueva Fórmula Mejorada! Concentrado de Proteína de Suero de máxima calidad. Ahora con más cantidad de proteínas por servicio. Sin lecitina de soja.
COMPRAR

Proteínas de origen vegetal

Los vegetales también son magníficas fuentes de aminoácidos. A pesar de ello, el problema radica en que no disponen de la cantidad suficiente ni la proporción acertada.

Por ello, para conseguir proveer al organismo de todos los aminoácidos que necesita a través de estos alimentos, es necesario combinar varios tipos.

Comprar Proteína de Soja Aislada de HSNessentials
PROTEÍNA DE SOJA AISLADA 2.0
Proteína Vegetal de Soja Aislada. Alto contenido en proteínas vegetales, más de 25g de proteínas en cada batido. Sin azúcar, con Stevia. Sin grasa. Especial para vegetarianos y veganos.
COMPRAR

Por ejemplo, una comida compuesta por un 75% de cereales y un 25% de legumbres proveerá al cuerpo de todas las proteínas que necesita para llevar a cabo sus funciones

3. Proteínas simples y complejas

Llegados a este punto y una vez comprendidos las diferencias que existen entre las proteínas contenidas en distintos tipos de alimentos, llega el momento de hablar de la composición de estas.

En este sentido, para otra forma de clasificación de proteínas podemos hablar de dos grandes grupos, los cuales son:

Proteínas simples

Se denominan simples a todas aquellas proteínas compuestas, única y exclusivamente, por aminoácidos o derivados de estos.

Además, cuando son hidrolizadas por las enzimas, los ácidos o los álcalis, producen para el organismo aminoácidos únicos.

Las albúminas, las globulinas o las prolaminas son algunos buenos ejemplos

Proteínas conjugadas o complejas

En resumidas cuentas, se utiliza este término para denominar a todas aquellas proteínas simples que presentan algún componente no proteico dentro de su estructura.

los cuales reciben el nombre de grupos protéticos

Según el tipo de grupo prostético que incluyan puede distinguirse entre:
  • nucleoproteínas (proteína más ácido nucleico),
  • glicoproteínas (proteína más hidratos de carbono),
  • fosfoproteínas (proteína más fosfato),
  • cromoproteínas (proteína más un pigmento cromático),
  • lipoproteínas (proteína más lípido), y
  • metaloproteínas (proteína más ion metálico).

4. Tipos de proteínas según su función orgánica

Como ya hemos comentado en párrafos anteriores, las proteínas que llegan al organismo mediante los alimentos no son utilizadas han de ser descompuestas y metabolizadas para generar otras diferentes que ayuden a realizar todas las funciones del organismo.

De hecho, este proceso consiste en romper los enlaces peptídicos y separar los aminoácidos para generar proteínas completamente diferentes.

En este sentido, para la clasificación de proteínas podemos distinguir hasta 8 tipos:

Proteínas estructurales

Son indispensables para la composición de todos los tejidos que forman parte del organismo y, por ello, reciben esta denominación.

Dentro de este grupo se engloban, por ejemplo:

  • el colágeno, el cual se encarga de ejercer como sostén y de formar tejido conectivo en los cartílagos, la piel, los tendones, los huesos y los músculos;
  • la queratina, la cual forma parte de las uñas, los dientes y el cabello; y
  • la elastina, una macromolécula que aporta flexibilidad y elasticidad a los tejidos de los músculos y los órganos.

Proteínas hormonales

Las hormonas son, en pocas palabras, las proteínas secretadas por las células que forman las glándulas endocrinas.

Su principal función es la de transmitir señales entre las diversas células que componen el organismo y, por ello, viajan constantemente por el torrente sanguíneo y también reciben el nombre de ‘mensajeros químicos’.

Un buen ejemplo de proteína hormonal es la insulina, una sustancia secretada por el páncreas cuyo propósito es el de mantener estables los niveles de azúcar en sangre

Proteínas enzimáticas

Las enzimas se encargan de acelerar las reacciones que acontecen dentro de las células y, por ello, también son denominadas como catalizadores.

En general, son las proteínas encargadas de convertir el glucógeno y glucosa y juegan un papel imprescindible en las funciones hepáticas, digestivas y de coagulación sanguínea.

De hecho, son las encargadas de descomponer los alimentos hasta obtener unidades básicas que faciliten la tarea de absorber los nutrientes básicos para la vida

Proteínas de defensa

¿Sabías que los anticuerpos son, fundamentalmente, proteínas? Pues es exactamente así.

Además, la inmunoglobulina también está compuesta por este tipo de macromoléculas.

Por tanto, también son responsables de proteger el organismo de la acción de virus, bacterias, hongos y, en general, de todo tipo de microorganismos que puedan afectar negativamente la salud y el bienestar de la persona.

Proteínas transportadoras

Sin este tipo de proteínas los nutrientes obtenidos durante la digestión de los alimentos no podrían llegar hasta las células.

Pero, además, también transportan otros muchos tipos de sustancias y elementos.

Por ejemplo, la hemoglobina lleva el oxígeno captado por los pulmones hasta todos y cada uno de los tejidos del cuerpo para que puedan funcionar.

De igual modo, la mioglobina absorbe este oxígeno y lo da a los músculos. Asimismo, la albúmina es encargada de acarrear con las grasas por el torrente sanguíneo.

Proteínas de almacenamiento

Nuestro organismo siempre está preparado para períodos de escasez y, por ello, se encarga de almacenar todo tipo de sustancias para poder hacer frente a un déficit llegado el momento.

Este proceso es llevado a cabo por las proteínas de almacenamiento, las cuales se encargan, por ejemplo, de guardar determinados minerales como el hierro, un mineral indispensable para la formación de la hemoglobina a la que ya hemos hecho referencia en el párrafo anterior.

Como curiosidad, esta proteína en concreto recibe el nombre de ferritina, la cual también regula los niveles de hierro en sangre y contrarresta los efectos negativos que un exceso de él pueda ocasionar

Proteínas contráctiles

Las dos principales son la actina y la miosina y están presentes en todos los tejidos musculares que forman parte del organismo.

De hecho, su principal función es la de regular la fuerza y la velocidad con las que estos se contraen

Por ejemplo, para que puedas darte cuenta fácilmente de la gran importancia que tienen, basta decir que son las encargadas de hacer que el corazón se contraiga y se expanda

Proteínas receptoras

¿Alguna vez te has planteado por qué tienes sed o por qué posees la imperiosa necesidad de comer un determinado alimento?

Pues, en su origen, estas reacciones se deben a las proteínas receptoras, pues su principal función es la de controlar las sustancias que entran y salen de todas las células como, por ejemplo, los minerales, el agua y, en general, todos los nutrientes.

Por ello, llegado el caso de detectar un déficit de alguna sustancia, se encargan de estimular las glándulas endocrinas con el propósito de que secreten hormonas tales como la insulina y la epinefrina o, directamente, activan las enzimas del sistema digestivo.

Conclusiones

Puede que, antes de leer este artículo, pensases que las proteínas solo tenían la función de crear tejido muscular.

De hecho, si eres deportista y tomas habitualmente suplementos de proteínas con el propósito de ganar volumen y tener unos músculos más grandes y mejor definidos, ya sabes que también estás aportando a tu organismo el combustible que necesita para llevar a cabo todos y cada uno de los procesos vitales que ha de llevar a cabo.

Fuentes de Proteínas

Por esta razón, también es especialmente recomendable que cuides tu dieta todo lo posible a partir de un perfecto equilibrio entre alimentos de origen animal y vegetal

Esperamos haberte sido de ayuda y que, a partir de ahora, tengas mucho más claro cuáles son los principales tipos de proteínas que existen y qué función llevan a cabo dentro de tu organismo

Entradas Relacionadas

Te puede interesar
Cuál es la mejor proteína
¿Cuál es la mejor proteína?

Vamos a dar las claves de cuál es la mejor proteína que podemos comprar En …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad