¿Cuál es el Mejor Combustible para el Cerebro, Cetonas o Glucosa?

¿Cuál es el Mejor Combustible para el Cerebro, Cetonas o Glucosa?

La mayoría de lo médicos y nutricionistas están totalmente convencidos de que el cerebro se alimenta con glucosa exclusivamente, y esto no es cierto, pues se alimenta también de cetonas y de lactato.

En este post sobre cuál es el mejor combustible para el cerebro: glucosa o cetonas. Analizamos los beneficios e inconvenientes de cada uno.

La glucosa: el combustible del cerebro

Tu cerebro es uno de los órganos más importantes que tienes ya que es el responsable de muchas de las funciones importantes con las que procesar información sensorial, aprender cosas nuevas, moverte o tener sentimientos.

En el reside todo nuestro aprendizaje, nuestros recuerdos y es el que nos hace ser nosotros mismos, capaz de lo mejor y lo peor…

Y todo esto hace que consuma más del 20% de las calorías diarias de todo nuestro organismo y eso que solo representa el 2% de nuestro peso.

Obtención de glucosa

Los carbohidratos de los alimentos que comemos se convierten en glucosa, que es la energía que pueden utilizar de inmediato los órganos, permitiendo realizar entrenamientos intensos y sirve como combustible cerebral.

glucógeno

Otros nombres para la glucosa incluyen dextrosa, almidón o glucógeno.

El glucógeno es la principal forma de almacenamiento de la glucosa en nuestro cuerpo, y se almacena en el hígado y en los músculos.

Cada vez que necesitamos energía el hígado lo libera trasformándolo en glucosa para poder ser usado por todas las células de nuestro organismo.

En la vida moderna y con la alimentación actual, llena de alimentos ricos en hidratos, el cerebro se alimenta perfectamente de glucosa, que es su principal energía.

¿Qué pasa cuando no se puede comer hidratos?

Los hidratos de carbono no son del todo malos, de hecho, el cerebro prefiere el azúcar como combustible principal, y consume alrededor de 120 gramos diarios (1) de glucosa.

Esta alimentación plagada de hidratos de carbono asegura su dosis de glucosa perfectamente, pero ¿qué pasaría si no podemos acceder a comida durante un tiempo prolongado?

«No pasa nada, tanto si no comemos hidratos porque no tenemos acceso a ellos y tenemos que ayunar o bien decidimos no comerlos, nuestro cuerpo entra en cetosis y alimentamos a nuestro cerebro principalmente con cetonas en vez de glucosa.»

alimentos grasos

Las cetonas: el alimento alternativo

Cuando hacemos un ayuno prolongado, debido a que:

  • Decisión propia; o
  • No tenemos acceso a comida; o
  • Nos alimentamos con una dieta muy baja en hidratos (dieta cetogénica).
Las reservas de glucógeno (muy limitadas a unos 400-500 gramos) de nuestro cuerpo (hígado y músculos) se agotan.

Al suceder esto, el hígado produce cetonas a partir de los ácidos grasos que comes o de la grasa almacenada en tu tejido adiposo, esto es lo que se conoce como cetogénesis (entrar en cetosis).

Hay órganos (2) que usan estas cetonas como combustible alternativo: cerebro y el corazón o el músculo esquelético).

Es una ventaja heredad de nuestra propia evolución, ya que en el pasado no había acceso ilimitado a los alimentos, como lo hay hoy en día, no existían supermercado e incluso la caza no siempre era fructífera.

Tipos de cetonas

Existen 3 tipos:

  • Acetoacetato: es el primero cuerpo cetónico que produce el hígado, el cual después se reduce a beta-hidroxibutirato (otro tipo). Curiosamente que, según parece (3), inmediatamente después de nacer se prefiere acetoacetato y beta-hidroxibutirato (en lugar de glucosa) para el crecimiento cerebral.
  • Beta-hidroxibutirato: se forma a partir del acetoacetato, constituye el 78% de los cuerpos cetónicos generados, y es un portador muy eficiente de energía, incluso más que la glucosa (4).
  • Acetona: es el menos abundante (2% de las cetonas en el torrente sanguíneo) y es el resultado de la descomposición del acetoacetato.

cerebro

Fuente de energía del cerebro

Si bien reconocemos la glucosa como la principal fuente de energía del cerebro el cerebro también puede usar perfectamente cetonas, principalmente beta-hidroxibutirato y acetoacetato.

Esto ocurre cuando las reservas de glucógeno son muy bajas, o están depletadas, entonces el cuerpo metaboliza la grasa almacenada convirtiéndola en ácidos grasos, los cuales se pueden descomponer en cetonas que son capaces de cruzar la barrera hematoencefálica.

Mito

Uno de los motivos por los que existe el mito que que el cerebro solo puede funcionar con glucosa es que existen células en nuestro cuerpo que no tienen mitocondria (centrales energéticas de las células), como son los glóbulos rojos y algunas células del cerebro de pequeño tamaño (son muy pequeñas y no tienen sitio para la mitocondria).

Estas células requieren glucosa y no pueden metabolizar grasa.

El 70% de los requerimientos del cerebro se pueden cubrir utilizando la beta-hidroxibutirato como energía principal.

Mientras que el resto de células sin mitocóndrias se alimentarían de la glucosa que el propio cuerpo puede crear, sin necesidad de comer hidratos de carbono, mediante la gluconeogénesis (bien desde las proteínas o del glicerol liberado de la metabolización de los ácidos grasos).

cetonas vs glucosa

Glucosa vs Cetonas

Vamos a valorar los beneficios e inconvenientes de ambos relacionados con el cerebro:

Beneficios de la glucosa

Mejora la capacidad de atención de los niños

Lo dice un estudio (5) de 1987, que examinó a 60 niños de seis y siete años, dándoles una bebida contenía 25 gramos de glucosa o un placebo.

Los resultados mostraron que aquellos que tomaron la bebida llena de glucosa pudieron mantener su atención por más tiempo.

Ayuda a realizar tareas mentales desafiantes

El cerebro gasta en torno a 11kcal/h para funcionar, pero su la tarea es compleja aumenta su necesidad energética, por ello los científicos creen (6) que comer alimentos azucarados debería mejorar el rendimiento de estas tareas.

Beneficios de las cetonas

Mejora en el rendimiento cognitivo

Esta fue parte de las conclusiones de un metaanalaisis (7) donde se vio durante una prueba de laberinto que el cerebro usa fácilmente cuerpos cetónicos en lugar de glucosa y que dieta cetogénica aumenta la PCr del cerebro humano, como se observó usando la espectroscopía MR.

Mantienen vivas tus neuronas

Un estudio (8) examinó crías de ratas postnatales, a un grupo se les dio una dieta estándar mientras que alimentaron a las demás con una dieta cetogénica.

Después de cinco días, indujeron hipoglucemia a través de la inyección de insulina y descubrieron que las ratas que recibieron la dieta cetogénica mostraron menos pérdidas neuronales por las hipoglucemias.

Benefician a pacientes con trauma cerebral

El trauma cerebral es causada por un fuerte golpe en la cabeza que daña el tejido cerebral.

El cerebro lesionado requiere energía para recuperarse pero no puede metabolizar eficazmente la glucosa (9). Una dieta cetogénica en pacientes con trauma cerebral ofrece (10) un combustible alternativo para el cerebro en forma de cetonas.

Mejoras en enfermos de Alzheimer leve

Un estudio (11) pionero indica que, con algunas recomendaciones y apoyo en el hogar, las personas con Alzheimer leve pueden mejorar la función cerebral al elevar los niveles de cetonas en la sangre.

Inconvenientes de la glucosa

El azúcar puede crear adicción

Una investigación (12) exploró la influencia del azúcar en la obesidad, llegando a la conclusión que el azúcar es una sustancia adictiva, ya que aumenta el circuito de recompensa de su cerebro que está relacionado con la adicción.

La ingesta habitual de azúcar aumenta el riesgo de depresión

Un estudio (13) llegó a la conclusión de que el azúcar está en la lista de factores que posiblemente contribuyen a la depresión, ya que demasiada azúcar, especialmente el azúcar que se encuentra en los refrescos, jugos y pasteles, disminuye el BDNF (brain-derived neurotrophic factor), una proteína que mantiene y promueve el crecimiento de sus neuronas.

inconvenientes glucosa

Inconvenientes de las cetonas

Posibles efectos secundarios durante la keto adaptación

No todo el mundo tiene estos efectos secundarios temporales pero es algo normal ya que medida que el cerebro se adapta a usar las cetonas puede sufir: dolores de cabeza, aturdimiento, dificultad para concentrarse, mareos y náuseas.

Esto es debido a la perdida de agua al no meter carbohidratos en la dieta, que implica que se pierdan electrolitos, de ahí que sea importante hidratarse y reponer los electrolitos perdidos.

Conclusiones

La glucosa es esencial, eso es definitivamente cierto.

Pero no necesitamos comerla, nuestro cuerpo puede satisfacer las necesidades de ese grupo de células del cerebro (menos del 30%) y de los glóbulos rojos que no tienen mitocondrias y la necesitas porque no pueden usar ni cetonas ni ácidos grasos como fuente de energía.

Sin embargo, el azúcar está asociado, como hemos visto, a problemas de como la depresión y la obesidad, y demasiada glucosa en la sangre hace más daño que bien.

Según los estudios anteriores, las cetonas son una mejor fuente de combustible, ya que el beta-hidroxibutirato actúa como un combustible más eficiente que la glucosa.

Cada vez hay más investigaciones (actuales) que revelan que las cetonas pueden beneficiar el cerebro tanto en personas sanas como en enfermos de Alzheimer, epilepsia, lesión cerebral traumática o Parkinson.

Referencias Bibliográficas

  1. Each Organ Has a Unique Metabolic Profile – Berg JM, Tymoczko JL, Stryer L. (2002).
  2. Multi-dimensional roles of ketone bodies in fuel metabolism, signaling, and therapeutics – Puchalska P, Crawford PA (2017).
  3. Preferential Utilization of Ketone Bodies in the Brain and Lung of Newborn Rats – Y Y Yeh, P M SheehanY Y Yeh, P M Sheehan (1985).
  4. Clinical review: Ketones and brain injury – Hayden White and Balasubramanian Venkatesh (2011).
  5. Glucose improves attention and reaction to frustration in children – David Benton, Veronica Brett, Paul F.Brain (1987).
  6. Glycemic Instability and Spontaneous Energy Intake: Association With Knowledge-Based Work – Jean-Philippe Chaput , Vicky Drapeau, Paul Poirier, Normand Teasdale, Angelo Tremblay (2008).
  7. Novel ketone diet enhances physical and cognitive performance – Andrew J. Murray,*†,1,2 Nicholas S. Knight,*,1 Mark A. Cole,‡,3 Lowri E. Cochlin,* Emma Carter,* Kirill Tchabanenko,‡,4 Tica Pichulik,* Melanie K. Gulston,§¶ Helen J. Atherton,* Marie A. Schroeder,* Robert M. J. Deacon,‖ Yoshihiro Kashiwaya,# M. Todd King,# Robert Pawlosky,# J. Nicholas P. Rawlins,‖ Damian J. Tyler,* Julian L. Griffin,§¶ Jeremy Robertson,‡ Richard L. Veech,# and Kieran Clarke* (2016).
  8. Ketones Keep Neurons Alive– Carl E Stafstrom (2006).
  9. Glucose metabolism following human traumatic brain injury: methods of assessment and pathophysiological findings – Ibrahim Jalloh,corresponding author Keri L. H. Carpenter, Adel Helmy, T. Adrian Carpenter, David K. Menon, and Peter J. Hutchinson (2015).
  10. The Ketogenic Diet as a Treatment for Traumatic Brain Injury: A Scoping Review – Alexandre McDougall 1, Mark Bayley 2, Sarah Ep Munce (2018).
  11. Feasibility and efficacy data from a ketogenic diet intervention in Alzheimer’s disease – Author links open overlay panelMatthew K.TaylorabDebra K.SullivanabJonathan D.MahnkenacJeffrey M.BurnsadeRussell H.Swerdlowadef (2018).
  12. Sugar Addiction: From Evolution to Revolution – Wiss DA, Avena N, Rada P. (2018).

Entradas Relacionadas

  • El Ayuno Intermitente afecta al Cerebroseguir leyendo.
  • Conoces los Beneficios del Deporte para el Cerebro. Te lo contamos en este enlace.
Valoración Combustible para el cerebro

Obtención de la glucosa - 100%

Qué pasa si no comemos carbohidratos - 100%

Mito de la glucosa - 100%

Glucosa VS Cetonas - 100%

Conclusiones - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
dormir mejor en cuarentena
Claves para Mejorar Tu Sueño en Cuarentena

El post de hoy va dirigido a mejorar la calidad de tu sueño en cualquier …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *