Comedores compulsivos: adictos a la comida

Comedores compulsivos: adictos a la comida

La obesidad constituye alrededor del 10% del coste sanitario global y se prevé un aumento del 15% en los próximos 15 años. Múltiples causas contribuyen a la epidemia de obesidad, como el aumento de la ingesta de energía, aumento de la disponibilidad y facilidad de acceso a los alimentos, tamaño de las porciones más grandes, disminución de la actividad física, trabajos más sedentarios, etc. Entre ellas, una posible causa que contribuye es que ciertos alimentos pueden ser capaces de desencadenar una respuesta adictiva en algunos individuos.

Procesamiento de los alimentos

El procesamiento parece ser un factor distintivo esencial para relacionar un alimento con indicadores de comportamientos adictivos a las ganas de comer.

Los alimentos altamente procesados son alterados para ser particularmente gratificantes al paladar. Esto se consigue a través de la adición de grasas y/o hidratos de carbono refinados (como la harina blanca y azúcar). Es notable que otros alimentos procesados, pero no clasificados como “altamente procesados” (por ejemplo, carnes, embutidos o quesos) no producen la misma respuesta.

Por lo tanto, parece que un alimento sin procesar, como una manzana, es menos probable que desencadene una respuesta adictiva tan fuerte como la que produce un alimento altamente procesado, como una galleta o cereales azucarados.

Carga glucémica (CG) e índice glucémico (IG)

La carga glucémica hace referencia a la cantidad de carbohidratos que introducimos en nuestro cuerpo, mientras que el índice glucémico se refiere a la velocidad de absorción de un determinado alimento.

Investigaciones de los últimos años han sugerido que los alimentos con alta CG e IG pueden ser capaces de activar los circuitos neuronales relacionados con la recompensa (por ejemplo, el cuerpo estriado), del mismo modo que lo hacen las sustancias adictivas (drogas), y aumentar así el deseo de comer (lo que puede conducir a comer en exceso).

circuitos-neuronales

En este punto es importante acudir al primer artículo de la Guía IIFYM puesto que no en todos los casos se relaciona la CG y el IG con el aumento de peso…sin duda, la “educación en la comida” es un factor más importante.

Grasas

La grasas, especialmente hidrogenadas, saturadas y trans, puede mejorar la palatabilidad en boca y activar regiones cerebrales somatosensoriales, lo que unido al mayor contenido calórico por gramo frente a carbohidratos y proteínas, resulta en ser un importante predictor del comportamiento adictivo a la comida.

adiccion-a-la-comida

Conclusiones

En resumen, los alimentos altamente procesados, con cantidades adicionales de grasa y/o carbohidratos refinados tienen más probabilidades de estar asociados a un comportamiento de adicción a comer.

Estos resultados muestran paralelismos entre las propiedades farmacocinéticas del abuso de drogas (ej. metanfetaminas) y la de los alimentos altamente procesados. Aunque es cierto que los hallazgos actuales han de ser ampliados midiendo las respuestas biológicas y la observación directa de los comportamientos alimentarios con mecanismos como la retirada y la tolerancia, la tendencia que la industria de la comida procesada está marcando no augura buenos hábitos de salud para el futuro.

A pesar de ello, siendo partidario de que una dieta saludable combinada con ejercicio habitual (y si es posible de media-alta intensidad) es el mejor remedio para evitar el sobrepeso, creo que no se trata tanto de alimentos malos como de malas proporciones y falta de, como decía anteriormente, educación en la comida. Sirva como ejemplo la siguiente imagen en la que se comparan dos menús escolares (EEUU vs Francia), ¿con cuál os quedaríais?

dieta-saludable-en-paises

Fuentes

  • Lennerz, B. S., Alsop, D. C., Holsen, L. M., Stern, E., Rojas, R., Ebbeling, C. B., … & Ludwig, D. S. (2013). Effects of dietary glycemic index on brain regions related to reward and craving in men. The American journal of clinical nutrition, 98(3), 641-647.
  • Schulte EM, Avena NM, Gearhardt AN (2015) Which Foods May Be Addictive? The Roles of Processing, Fat Content, and Glycemic Load. PLoS ONE 10(2): e0117959. doi:10.1371/journal.pone.0117959
  • Stice, E., Burger, K. S., & Yokum, S. (2013). Relative ability of fat and sugar tastes to activate reward, gustatory, and somatosensory regions. The American journal of clinical nutrition, 98(6), 1377-1384
Content Protection by DMCA.com
Sobre Mario Muñoz
Mario Muñoz
Mario Muñoz es todo un entusiasta de todo lo relacionado con el mundo del fitness. Pero sobretodo, lo que más le apasiona es el campo de la investigación, tal como se refleja en cada uno de sus artículos publicados con un excelente rigor científico.
Te puede interesar
Entrenamiento en Calor: Pautas Básicas

Es importante tener en cuenta ciertas consideraciones básicas en lo relativo a la termorregulación a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *