▷ Comer Mejor: Consejos y Recomendaciones【HSN Blog】
Página Principal / Salud y belleza / Buenos hábitos / Comer Mejor: Consejos y Recomendaciones
Comer Mejor: Consejos y Recomendaciones

Comer Mejor: Consejos y Recomendaciones

Comer mejor no es tarea sencilla, pero desde HSN te vamos a indicar algunos consejos para que pongas en práctica y consigas mayor beneficio

El cómo comemos está condicionado por un compendio de factores que, valga la redundancia, son difícilmente modificables. Difícilmente, pero no imposible.

Hablo de:

  • Educación (cómo te han enseñado a comer),
  • Conocimientos (qué creo que es saludable o apropiado),
  • Posibilidades (qué me permite comprar mi renta),
  • Tiempo (qué me da tiempo a comprar y cocinar),
  • Sociedad (cuál es la forma de comer en mi sociedad),
  • Hábitos (adquiridos a lo largo de años), o
  • Condicionantes psicosociales (como puede ser la ansiedad o depresión, que condicionan mucho el hecho de comer).

No obstante, la misión de los profesionales sanitarios es la de aportar herramientas para facilitar comer mejor a la población  posible dentro de su rango de posibilidades.

Así que hoy veremos cinco herramientas prácticas que todo el mundo debería estar llevando a cabo y que sirven para comer mejor o por lo menos intentarlo 😉

1. El acto de comprar marca la diferencia

El comer mal o comer bien siempre comienza en el establecimiento comercial

Allí tomamos, en pocos minutos, cientos de decisiones.

Lo peor: la mayoría son inconscientes.

El punto clave aquí es la planificación. Tener una lista de la compra previamente reflexionada no te va a impedir comprar alimentos poco saludables, pero sin duda va a minimizar las probabilidades de que eso ocurra.

Como regla general a poner en práctica desarrollaría el hábito de no comprar nada sin lista de la compra. Es decir, eliminar la improvisación del acto de comprar.

De esta forma estaríamos eliminando de un plumazo gestos como:

  • “Estas galletas le gustan a mi niño, las voy a coger. Total, está todo el día corriendo”
  • La caja de Donetes a mitad de precio que te venden en caja
  • La oferta de segunda unidad gratis en la cerveza de litro

Y muchísimas más…

Hay que entrar en un supermercado con la misma mentalidad de quien entra en una tienda: van a intentar que compres a toda costa. ¿Lo pillas? Perder el control es muy sencillo.

Si aun nadie te ha hablado de los Beneficios de una Dieta Saludable, ya es hora que los conozcas. Leer más...

2. Reconocer lo que no es comida es crucial

Uno de los principales problemas es que nos alimentamos de productos y no de alimentos

Los niños han dejado de reconocer de dónde viene el pescado, la carne, el huevo o el pan. “Del supermercado”, te dirán.

Por muchas críticas que se pueda llevar (y las que le quedan) el movimiento “Realfooding” o Real Food (Comida Real) era bastante necesario. Estábamos llegando a un punto de confusión total en el que la población no sabía distinguir qué es comida y qué no lo es.

Por ello, pese a los mil matices que necesita el movimiento, es algo plenamente positivo para concienciar a la población no formada ni informada de qué es comida y qué son productos comestibles. Hay una diferencia abismal.

Comida Real

¿Y qué ha conseguido el movimiento Realfooding? Una palabra: educar

Al fin y al cabo hablamos de educación nutricional. Algo que no hacen en las escuelas de primaria ni secundaria. Algo que se dejó de hacer hace tiempo en las cocinas de las casas.

Nuestra educación nutricional depende hoy en día de anuncios dirigidos a niños de 4 años donde se entremezclan hamburguesas con juguetes de colores para llamar su atención. Nuestra educación está regida, y esto es más sangrante aún, por guías y recomendaciones nutricionales basadas en, más que cuestionable, “evidencia científica”

3. La pregunta clave: ¿por qué como?

Si conseguimos responder de forma fehaciente esta pregunta tenemos mucho ganado

Pero no es fácil. Se necesita introspección. Análisis pormenorizado de tus sensaciones. Dejar de escuchar por un minuto tu cabeza y sentir. La gente no sabe cómo se siente.

La gente actúa en base a cómo se siente, pero no sabe cómo se siente.

Casi cualquier emoción “negativa” puede inducirte a comer. La comida es la droga socialmente más aceptada. Mucho más que el alcohol. Mucho más que el tabaco. Mucho más que cualquier otra. En niños, es la única “droga” aceptada.

Puedes comer por…

  • Aburrimiento.
  • Miedo.
  • Cansancio.
  • Gula.
  • Tristeza.
  • Despecho.
  • Encontrar un ápice de placer en tu vida.
  • Soledad.

Por mil situaciones diferentes…

El darse cuenta de ello es el reto. El generar conciencia es el reto.

Aplicaciones como Headspace te ayudarán muchísimo a generar conciencia en tu vida. Incluso tiene meditaciones dirigidas a comer mejor y averiguar el por qué comemos. Eso sí, en Inglés

4. Establece límites claros, factibles y no asfixiantes

Establece reglas en tu vida, “gamifícala” hasta cierto punto

Esto puede ser un arma de doble filo, y en grupos de población sensibles (que suelen ser lo que ya comen bastante bien) puede generar conductas “asfixiantes”. Pero si tienes sentido común puede ser una herramienta útil.

Algunos ejemplos de límites podrían ser:

  • Máximo una salida a comer fuera por semana
  • Máximo 2 cervezas semanales (si vengo de tomar 5), o 1 (si vengo de tomar 3).
  • No más de 48 horas seguidas sin entrenar al menos 30 minutos
  • No más de 90 minutos sentado

Y huelga decir, que en cada casa y en cada persona, las recomendaciones serán (MUY) diferentes. Busca la forma de gamificar tu día a día. Conforme vayas cumpliendo con tus metas autoimpuestas te estarás diciendo un mensaje muy importante:

“Puedes hacer lo que te propones”

Confianza

Y esto genera confianza

Y la confianza es una bola de nieve. Rueda y rueda. Cada vez se hace más grande. Llegará un día en el que hayas obtenido tal control sobre ti mism@ y sobre tus decisiones, que leer este tipo de posts dejará de tener sentido alguno

5. Pon más conciencia en el acto de comer

Derivado de los puntos anteriores, especialmente del tercero, tenemos aquí la recomendación directa de ser más conscientes antes, durante e incluso después del acto de comer

  • ¿Qué es incrementar la conciencia?
  • ¿Tengo que convertirme en un monje budista?
  • ¿Tengo que rezarle a un mandala?

No.

Yo lo veo así. El acto de comer es un acto sagrado. No tienes que promulgar ninguna religión para darte cuenta de ello. Es un acto sagrado por lo que implica: te permite mantenerte con vida y saludable. Por los que no pueden disfrutarlo a menudo.

Porque necesariamente refleja el trabajo de muchas personas (¿te has parado a pensar cuánta gente se necesita para que tu tengas un plato de comida en tu mesa todos los días? – Pescadores, agricultores, ganaderos, transportistas, vendedores, etc.).

Pero sobre todo, porque de tus decisiones alimentarias diarias depende en gran medida tu salud

Incrementa tu conciencia durante la comida. Mantente presente y en contacto contigo mismo. Evita distracciones. Evita móviles. Evita televisión.

Lo que hagas en la mesa y en la cocina tiene repercusiones. Genera hábitos. Modifica tu salud. Influye directamente en tu calidad de vida. Y por contigüidad, en la de los tuyos

Conclusiones

Comer mejor no depende únicamente del individuo y de sus decisiones

Condicionantes políticos, sociales e incluso geográficos han contribuido y seguirán contribuyendo a que la gente coma mejor o peor.

Si por un momento dejamos de lado estos condicionantes, no modificables a corto plazo (pero sí a medio o largo plazo) y nos centramos en el día a día, en lo que podemos hacer en nuestras casas y supermercados a diario, sí que hay acciones que tomar.

Las enumeradas en este artículo son sólo unas pocas de muchas otras. Si te ha sido de utilidad, no olvides compartirlo

Nos leemos en el siguiente post. ¡A seguir empoderando!

Entradas Relacionadas

Valoración Consejos para Comer Mejor

Hacer lista de la compra - 100%

Educación nutricional - 100%

Comida Real - 100%

Establecer límites factibles - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
Cuidar la piel después del verano
Cuidar la Piel – Consejos para después del Verano

El presente artículo nos mostrará útiles consejos para recuperar y cuidar la piel después del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad