¿Cómo Interpretar una Etiqueta de un Suplemento de Extracto de Plantas? Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Home / Legislación y Calidad / ¿Cómo Interpretar una Etiqueta de un Suplemento de Extracto de Plantas?

¿Cómo Interpretar una Etiqueta de un Suplemento de Extracto de Plantas?

Sin lugar a dudas, el consumo de plantas medicinales y sus extractos está a la orden del día. La lista de variedades es prácticamente interminable, y el conjunto de beneficios que prometen no se queda corto

¿Qué son los Extractos de Plantas?

Sabemos que nuestra dieta no sólo aporta carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales, sino que existen otros componentes, como los polifenoles (seguramente hayas escuchado hablar de los polifenoles del aceite de oliva virgen extra, por poner un ejemplo), que pueden desempeñar papeles importantes en la salud del consumidor.

Al conjunto de “moléculas funcionales” presentes en los alimentos se les conoce como compuestos bioactivos

Compuestos Bioactivos

Los Fitonutrientes son compuestos orgánicos que se encuentran en el reino vegetal y de los cuales podemos obtener interesantes beneficios para nuestra salud

Para definirlos, simplemente diremos que los compuestos bioactivos son sustancias que se producen en la naturaleza, que forman parte de la cadena alimentaria y que pueden tener efectos sobre la salud humana (Bielsalski et al., 2009), tanto positivos (farmacológicos) como negativos (tóxicológicos) (Azmir et al., 2013)

Clasificación de compuestos bioactivos

Los compuestos bioactivos de las plantas pueden clasificarse en 3 grandes categorías de acuerdo a sus estructuras:

  1. Terpenos y terpenoides: más de 25.000 tipos
  2. Alcaloides: aproximadamente 12.000 tipos
  3. Compuestos fenólicos: aproximadamente 8.000 tipos
Si nos fijamos, actualmente hay descritos unos 45.000 componentes procedentes de plantas con actividad biológica, pero evidentemente, antes de seleccionar uno en concreto, es necesario realizar un proceso de cribado, mediante el cual aseguraremos que no estamos eligiendo un compuesto potencialmente tóxico

¿Qué pasos se siguen antes de comercializar un Extracto de Plantas?

  1. Selección de las especies de plantas

En esta fase se analizan cuáles son las plantas utilizadas tradicionalmente para un fin específico. Una vez son identificadas, se hace una revisión de la literatura, y se contrasta la validez de los estudios. En base a esto se toma la decisión de continuar con los análisis o no. 

Planta Bacopa Monnieri

  1. Evaluación de toxicidad

La idea es recopilar la información disponible en cuanto a toxicidad y si todo apunta a que no es tóxico, se debe realizar un análisis adecuado de la misma para evaluar directamente la seguridad y la toxicidad.

  1. Preparación de una muestra de la planta y análisis

Se obtiene una muestra de la planta y se extrae. Para la extracción se utilizan varios protocolos distintos con el fin de comparar la selectividad y el rendimiento. Es decir, el grado en el que se aísla únicamente el compuesto y la cantidad de materia prima invertida para alcanzar una cantidad determinada del mismo.

Hoja de la planta Salacia

  1. Test biológicos

Una vez se seleccionan los procedimientos y los protocolos adecuados, se analiza la actividad biológica in vitro. De esta forma se evalúa el tipo y el nivel de actividad.

  1. Aislamiento de compuestos activos

Este paso consiste en la caracterización y aislamiento de los compuestos concretos de la planta que son responsables de la actividad biológica. Además, se evalúan de forma aislada o en combinación con otros, para determinar si pudiesen existir sinergias entre ellos.

  1. Análisis in vivo

Se vuelven a evaluar los compuestos, pero esta vez sobre modelos animales. En esta fase se reevalúan toxicidad, seguridad y actividad. En el caso de que los resultados hayan sido favorables, se realizan ensayos en humanos.

  1. Comercialización

Es la última fase del proceso. En ella se establecen las dosis óptimas, así como el formato de toma. Además es necesario estudiar la viabilidad, evaluando el costo-efectividad y su sostenibilidad a nivel de producción industrial.

Técnicas de Extracción

¿En qué consiste?

Las dos principales razones por las que podemos querer realizar una extracción son las siguientes:

  1. Concentrar la molécula o compuesto de interés para aplicarlo en un formato más pequeño y práctico.
  2. Eliminar ingredientes potencialmente indeseables.

Existen varias técnicas mediante las cuales pueden extraerse los compuestos de interés de las plantas

El contenido en fitoquímicos o compuestos bioactivos de un extracto depende, en gran medida, de las técnicas de extracción y los disolventes utilizados, así como del propio origen de la planta, o de las condiciones de almacenamiento (Leyva-Jiménez et al ., 2018)

De forma tradicional, se han empleado metodologías que conllevaban la pulverización de la planta, o de la parte de interés (raíz, tallo, hojas, frutos, etc.), y la puesta en contacto del polvo obtenido con distintos disolventes, combinado con la aplicación de calor y/o mezclado

Ejemplos de disolventes y compuestos bioactivos extraídos

DisolventeCompuestos Bioactivos
AguaAntocianinas, Taninos, Saponinas, Terpenoides
EtanolTaninos, Polifenoles, Flavonol, Terpenoides, Alcaloides
MetanolAntocianinas, Terpenoides, Saponinas, Taninos, Flavonas, Polifenoles
CloroformoTerpenoides, Flavonoides
DiclorometanolTerpenoides
ÉterAlcaloides, Terpenoides
AcetonaFlavonoides

Los mayores problemas que pueden presentar los métodos tradicionales son el requerimiento de mayor tiempo de extracción, o la necesidad de solventes costosos, así como una menor selectividad hacia los compuestos de interés y mayor descomposición de sustancias sensibles a la temperatura.

Por estos motivos, se han desarrollado nuevas técnicas, las cuales magnifican los ratios de extracción y protegen las moléculas de interés, dando lugar a productos de mucha mayor calidad

Nuevas técnicas de extracción y ventajas que presentan sobre los métodos tradicionales

  • Extracción asistida por ultrasonidos: reduce el tiempo, el volumen de disolvente y la energía empleados.
  • Extracción por pulsos eléctricos de alto voltaje: permite maximizar la extracción de los compuestos de interés mediante la destrucción de las membranas celulares.
  • Extracción asistida por enzimas: libera sustancias que puedan estar unidas a otras moléculas en el interior de la célula vegetal.
  • Extracción asistida por microondas: además de reducir el uso de disolventes orgánicos, es considerada una técnica bastante selectiva para la extracción de determinados compuestos. Por ejemplo, es una de las mejores técnicas para la extracción de cafeína y polifenoles de las hojas de té.
  • Extracción por presurización líquida (PLE): sus principales ventajas son el menor requerimiento de solventes y de tiempo, en gran parte propiciados porque permite un alto grado de automatización. Además, la aplicación de altas presiones, facilita el proceso de extracción.
  • Extracción de fluidos supercríticos (SFE): esta técnica emplea temperaturas y presiones para exponer a los solventes a un estado supercritico. Generalmente se utiliza CO2, que en condiciones supercriticas es líquido y fomenta la transferencia de compuestos bioactivos de la planta al disolvente, y al terminar el proceso de extracion y volver a condiciones atmosfericas, el CO2 se evapora y deja e extracto sin ningun disolvente. También se utiliza para procesos de descafeinado de café.

¿Qué es el Ratio de Extracción?

Tanto si sois consumidores habituales de extractos, como si no, es posible que hayáis visto en las etiquetas números del tipo 10:1, 20:1 o 35:1, por poner algunos ejemplos.

Estas cifras hacen referencia al “ratio de extracción”

Asimismo, puede aparecer otra cifra, esta vez en forma de porcentaje, la cual nos indica la “estandarización” con respecto a un componente del extracto en concreto

No te preocupes si te suena raro, a continuación veremos qué significa y descubrirás que no es nada complejo

Ejemplo “Extracto 10:1 de la Planta Astragalus Membranaceus”

Para explicar este concepto, nos basaremos en un ejemplo de un extracto 10:1, propuesto en Examine.com sobre la planta Astragalus membranaceus y la extracción del compuesto bioactivo astragalósido IV:

  • Supongamos que 20g del polvo en crudo, obtenido de la raíz, contiene la cantidad necesaria del astragalósido para ejercer efectos beneficiosos.
  • Si se realiza una extracción con etanol, se pueden separar los residuos solubles y los no solubles en el mismo. En este ejemplo, la fracción soluble supone 2g y la no soluble 18g.
  • Si todo el astragalósido IV estuviese en la fracción soluble en el etanol, significa que hemos concentrado la parte de interés de la planta y que hemos generado un residuo de 18g.

De esta forma obtenemos un extracto con ratio de extracción 10:1, ya que hemos partido de 20g para obtener una fracción extraída de 2g. El cálculo es sencillo, 20/2=10; es decir, obtenemos 1 parte de extracto por cada 10 partes de materia prima.

En otras palabras hemos “metido” en 1 gramo, lo que antes había en 10; hemos concentrado 10 veces

Podríamos decir que obtenemos los mismos beneficios derivados de la ingesta de astragalósido IV al consumir 1g de extracto que 10g de polvo

¿Qué es la Estandarización?

El otro concepto que nos queda por explicar es la estandarización. La estandarización hace referencia a la concentración a la que se encuentra el compuesto de interés, y por lo tanto supone una especie de “control de calidad”.

Con la estandarización nos aseguramos de que, independientemente del procedimiento o el ratio de extracción, tengamos una concentración determinada del principio activo.

Un ejemplo de ello serían dos suplementos que esté estandarizados en un 0,8% de ácido valerénico

En este caso, pueden haberse usado técnicas distintas para su obtención, las cuales requieran más o menos materia prima, disolventes o tiempo, pero el resultado final es similar en cuanto a concentración de la sustancia que buscamos

¿Qué estoy comprando cuando adquiero un Extracto de Plantas?

Para explicarlo, analizaremos la etiqueta de uno de nuestros productos: EvoBrain.

Si vemos la información recogida en la tabla de información nutricional, es posible que nos extrañemos. Podríamos pensar que una dosis de 3 cápsulas nos aportaría un total de 28200 mg, es decir, 28,2 gramos (unos 9,4 gramos por cápsula). Evidentemente, esta cifra no es real, y sería un disparate administrar cápsulas de más de 9 gramos

¿Cuál es la explicación a esto?

Es aquí donde entran los ratios de extracción. Dejando a un lado las cantidadess de Alfa-GPC y de Bitartrato de Colina, que sí que se ajustan al aporte real por cada 3 cápsulas, tenemos que fijarnos en la letra pequeña que acompaña a los nombres de las plantas: Rhodiola Rosea y Bacopa Monnieri.

En ambos casos vemos que se trata de extractos 25:1, lo que indica que cada parte contenida en la cápsula equivale a 25 partes del material de origen. De esta forma encontramos lo siguiente:

  • Para el caso de la Rhodiola Rosea: el aporte real es de 300 mg del extracto 25:1. Si multiplicamos 300 mg x 25 nos da un resultado de 7500 mg, que la cantidad de raíces de Rhodiola Rosea utilizada y recogida en la tabla.
  • Lo mismo ocurre con la Bacopa: 750 mg de extracto x 25 da como resultado 18750 mg, que sería la cantidad de hojas de Bacopa Monnieri empleada.
  • Estos extractos, a su vez están estandarizados en un 3% de rosavinas (Rhodiola Rosea) y un 30% de bacósidos (Bacopa Monnieri).

Resumen

  • Los vegetales, además de los nutrientes tradicionalmente conocidos (hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas y minerales), nos aportan determinadas sustancias que pueden proporcionar efectos beneficiosos para la salud. Estas sustancias son conocidas como nutracéuticos, fitoquímicos o compuestos bioactivos.
  • Los productos a base de extractos de plantas, surgen con el propósito de aislar y concentrar estas sustancias o de eliminar otras que potencialmente puedan ser peligrosas.
  • Antes de que un extracto sea comercializado es necesario que pase por distintas fases de investigación y pruebas de su inocuidad para el consumidor, a través de estudios in vitro y en modelos animales.
  • Existen numerosas técnicas para la obtención de estos extractos, las cuales pueden diferenciarse entre tradicionales y no tradicionales. Por lo general, estas últimas mejoran ratios de extracción y optimizan la utilización de recursos y tiempo.
Los extractos vienen definidos por dos cifras, el ratio de extracción, el cual muestra la proporción de materia prima empleada para obtener una parte de extracto, y la estandarización, que es el porcentaje de un determinado compuesto presente en el extracto, y que nos sirve para comparar, en cierta manera, la calidad de un extracto frente a otro

Fuentes

  1. Leyva-Jiménez et al., (2018). Comparative study of conventional and pressurized liquid extraction for recovering bioactive compounds from Lippia citriodora leaves.
  2. Azmir et al., (2013). Techniques for extraction of bioactive compounds from plant materials: A review.
  3. Bielsalski et al., (2009). Bioactive compounds: Definition and assessment of activity.
  4. https://examine.com/nutrition/what-is-actually-in-my-herbal-supplement/

Entradas Relacionadas

Etiquetado de Alimentos en Europa

¿Cómo Interpretar la Etiqueta de los Alimentos?

Te puede interesar

Efecto Térmico de los Alimentos

Índice1 ¿Qué es el Balance Energético?2 Cuantificar el Gasto Energético3 El Efecto Térmico de los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?

Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad


No gracias, no quiero aprovechar las promociones