¿Cómo mantener un estilo de vida sano cuando viajas?

¿Cómo mantener un estilo de vida sano cuando viajas?

Si ya es difícil a veces conseguir mantenernos sanos dentro de nuestra zona de confort que es nuestra casa, dentro de nuestra rutina con unos horarios más o menos fijos y con nuestras ganas de hacerlo bien, la cosa empeora cuando nos vamos fuera de casa y viajamos.

Ya sea porque cuando estamos fueras tenemos ganas de probar la comida típica de allí a donde estamos, sea porque los horarios son totalmente diferentes a tu rutina, y porque si estamos de vacaciones estamos en modo diversión, bajamos la guardia y nos relajamos.

viaje-saludable

Con todos estos condicionantes es fácil acabar con algún quilo de más, dependiendo de los largo que sea tu viaje, y a lo mejor con alguna que otra digestión un poco más complicada de lo normal

Es por eso que vamos a ver unos consejos sobre como comer bien, que es lo primordial, y por qué no, añadir algo de ejercicio:

En el avión…

La comida de los aviones suele ser el 99% de las ocasiones nefastas. Dejamos el 1% para no acabar de golpe con todas las comidas de todas las compañías aréas.

Alimentos altamente procesados, mucho azúcar, con muchas grasas trans. Todo ese tipo de alimentos que deberíamos evitar por encima de todo. Con el agravante de que además el día de viaje será un día para ti muy poco activo.

No tienes porque comer todo lo que te dan. No te tiene que dar pena descartar ese tipo de alimentos porque tu salud vale mucho más. En su lugar está claro deberás comer algo, no es cuestión simplemente de no comer.

En función de la normativa del lugar a donde viajes puede ser que no puedas llevar contigo comida, pero siempre pasado el control de seguridad tendrás mejores opciones que las del avión. Tipo una ensalada, siempre será una buena aliada en estos casos.

para-picar

En el caso de que sí que puedas llevar comida contigo, prefecto. Llévate tu tupper y a disfrutar. Puedes además llevar snacks tipo fruta, frutos secos, huevos duros…

En cuanto a la bebida, es súper importante mantenerse hidratado y nada mejor que el agua para eso. Si siempre es importante beber agua en lugar de cualquier otro tipo de bebidas, ahora más que nunca. El viaje puede suponer un gran trasiego para tu cuerpo y lo mejor que puedes hacer es darle los mejores ingredientes para que esté contento.

Es típico en grandes vuelos que la compañía te esté invitando a todo tipo de bebidas. Desde zumos, refrescos, bebidas alcoholicas… Mejor que sigas con el agua.

Cuando quieras picar…

Es normal querer matar el gusanillo entre horas. Cuando sea hora de picar, pica sano. Quiere decir que compres opciones tipo fruta para llevar contigo en esos momentos que lo que te comerías sería algo no tan sano.

En los buffets…

Cuando delante de ti hay una exposición tan grande de comida, tanta variedad, tantas cosas que querrías probar, sin límite, por el mismo precio, nos volvemos locos.

Lo mejor que puedes hacer es hacer un primer plato, un segundo y un postre sin rellenar más veces tu plato para no acabar comiendo de más.

El primer plato debería ser una ensalada, o un plato de verduras. El segundo, una carne o un pescado con un acompañamiento de nuevo de verdura, ensalada o incluso de patata tipo asada. De postre, escoge opciones sanas, casi siempre la mejor es fruta.

buffet-libre

Es lógico que querrás probar muchas cosas, simplemente dosifícate. No tienes que probarlo todo en la misma comida, ni en el mismo día. Deja una cosa para una ocasión, otra para la siguiente, y así.

En el equilibrio está la clave

Somos humanos que nos gusta darnos un capricho de vez en cuando. Y por esto no hay ningún problema, siempre y cuando sea de verdad de vez en cuando. Permítete darte los caprichos de comidas que te apetezcan aunque no sean sanas, siempre y cuando no sea todos los días.

Muévete

deporte-viaje

De acuerdo, que las vacaciones son para hacer cosas diferentes, pero un poco de deporte no le hace daño a nadie, si no todo lo contrario. No tienes porque meterte dentro de un gimnasio todos los días para completar tu rutina, pero está bien que hagas algo de ejercicio. Caminar y hacer de turista suele mantenerte activo, pero a veces caminar no es suficiente.

Busca otras alternativas que sean divertidas para activarte, por ejemplo: usa una bici de alquiler para visitar el lugar al que viajas, aprovecha alguna mañana temprano y al caer la tarde para hacer una carrera al trote suave a al vez que disfrutas de otras vistas, mira si ofrecen cerca de ti algunas clases de yoga, de paddle surf…, de cualquier cosa que te interese como deporte.

No debe de ser todos los días, pero puedes ir alternando días de entrenamiento con días de descanso. Esto hará que tu vuelta a la rutina sea mucho más fácil de llevar.

Lo más obvio es la ganancia de peso cuando no seguimos estas normas, pero en realidad la peor parte la paga tu salud esos días. Así que con un poco de esfurero y siguiendo esta pauta, seguro podrás disfrutar mejor de tu viaje.

Content Protection by DMCA.com
Sobre Anabel Ávila
Anabel Ávila
Anabel Ávila, por encima de todo, destaca su visión del estilo de vida saludable priorizando la alimentación Paleo y la práctica deportiva mediante CrossFit y así garantizar el estado de salud.
Te puede interesar
Entrenamiento en Calor: Pautas Básicas

Es importante tener en cuenta ciertas consideraciones básicas en lo relativo a la termorregulación a …

Un comentario
  1. Muy buenas Anabel!

    Muy buen post. En mi caso en particular cuando viajo en avión suelo ayunar. Por ejemplo, si el vuelo es por la mañana, desayuno en casa fuerte y hasta que no he llegado a destino no como, también por comodidad…a veces llevar comida puede ser un poco incómodo y comprar en el aeropuerto te puede dejar con los bolsillos para fuera 😀 Depende de las horas del viaje pero pueden pasar perfectamente 12 horas desde que salgo de casa hasta que llego a destino. Si es por la tarde pues como pronto fuerte…y asi extrapolamos a cualquier momento del día. Es cierto que si no estás acostumbrado a estar muchas horas seguidas sin comer (pero sí hidratándote, el agua no puede faltar) puede ser incómodo…y más si haces esfuerzo llevando maletas, caminando por el aero y en fin, viajando, que suele ser cansado.

    Para hacer actividad física (de fuerza, no me refiero a cardio) cuando estás en hoteles o en sitios en donde quizá no puedas ir al gimnasio o no tengas material, recomiendo el trabajo con propio peso corporal, sea cual sea el nivel que tengas…y para ello recomiendo el libro Anatomía del Entrenamiento de la Fuerza con el Propio Peso Corporal, de Bret Contreras 🙂 (ya digo, hay ejercicios para todos los niveles).

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *