Objetivos: ¿llegar lejos en tu deporte o ir deprisa?

En atletismo, si clasificamos de forma radical, podemos encontrar dos polos opuestos, dos tipos de corredores.

  1. Los atletas de corta distancia, los que corren 50 metros a gran velocidad.
  2. Los atletas de larga distancia, los que corren 20 kilómetros a poca velocidad. En cualquier caso, podemos correr 50 metros despacio, pero la distancia sigue siendo la misma, 50 metros.

asafa

Lo que tenemos claro es que no vamos a poder correr 20 kilómetros a la velocidad del sprinter, porque simplemente, estamos destinados a fallar, no se puede.

Aquí, es donde yo me pregunto… ¿En este deporte, quieres correr rápido, o llegar lejos?

Parece una pregunta fácil, ¿verdad? Pues está mucho más relacionada con el ejemplo anterior de lo que piensas.

Tengo muy claro que la mayoría de vosotros me va a decir que quiere llegar lejos, es obvio…De que sirve ganar rápido 3 centímetros de brazo o 10 kilos en los básicos, si te vas a quedar ahí. Que decepción.

Y también tengo muy claro, que los que me digan que quieren correr rápido, tanto como puedan, NO SON CONSCIENTES DE QUE NO VAN A PODER CORRER A ESA VELOCIDAD MUCHO TIEMPO.

Sin embargo, nos encontramos con gente que quiere llegar lejos, tiene una meta de larga distancia, pero actúa como un sprinter, actúa como si quisiera llegar mañana a esa meta.

Para que lo entendáis, os pondré algunos ejemplos que yo he tenido el placer de conocer.

El primero de ellos, una persona con grandes aspiraciones, y mucha prisa.

Quería llegar lejos, y para ello:

  • Cambió de forma radical sus hábitos alimenticios
  • Se introdujo en el mundo de la musculación a gran velocidad, rozando lo obsesivo y entrenando sin cabeza, aplicando un trabajo mucho mayor del que era capaz de asimilar
  • Y otras muchas conductas que lo definían como un sprinter, a pesar de tener un objetivo lejano.

¿Sabéis que es lo que pasó con esta persona?

Pues os lo imaginareis, pero os lo confirmo:

Duró 1 mes en el gimnasio.

Es obvio, es difícil cambiar todos tus hábitos a gran velocidad, es difícil no dejarse llevar por la velocidad y el ansia de progreso para aplicar más y más trabajo.

Otro ejemplo, también amigo mío y algo diferente, está relacionado con la fuerza.

Es una persona que llevaba ya tiempo entrenando, estaba muy fuerte, pero buscaba aumentar sus marcas.

empezó una rutina de fuerza mítica, una 5×5 versión madcow, pero al igual que el sujeto anterior, se dejó llevar por la velocidad.

A la hora de utilizar los  RM para calcular el peso que tenía que manejar semana a semana, utilizo unos que no se ajustaban a los reales, estaban muy por encima.

¿Qué es lo que sucedió?

pues obviamente, vosotros también lo sabeos.

  • Se estancó.
  • Se dejó llevar por el ansia de de progresar, por la velocidad.
  • Sus excusas, simplemente fueron que no le gustaba la fuerza, y que no estaba hecho para él, por eso se había estancado.

carrera

LA REALIDAD: FUE DEMASIADO DEPRISA.

Valoración llegar lejos o ir deprisa

Tipo de atleta - 100%

Correr deprisa o llegar lejos - 100%

Cambiar para llegar lejos - 100%

Qué sucedió - 99%

100%

Evaluación HSN: Sin Puntuación Todavía !
Content Protection by DMCA.com
Sobre PowerExplosive
PowerExplosive
Desde muy temprano, David ya supo que su vida estaría ligada al mundo de la fuerza. Tal como relata, sus primeros contactos fueron con un barra de dominadas en un parque.
Te puede interesar
Cambio de Planes durante Preparación Fitness
Cambio de Planes durante una Preparación para Competir

¿Cómo debemos actuar ante un cambio de planes durante una preparación fitness? Os damos unos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *