11 Beneficios del Diente de León, ¡Testados!

11 Beneficios del Diente de León, ¡Testados!

Para el hígado, para los riñones, para la vesícula… Estas son solo algunas de las principales contribuciones para la salud por las que habrás escuchado hablar en múltiples ocasiones del conocido como diente de león o dandelion. Y es que, llamar a esta planta medicinal por su nombre científico, Taraxacum Officinale Weber no parece lo más práctico. No obstante, los mencionados no son más que algunos de sus múltiples beneficios para el organismo. Descúbrelos.

¿Cómo tomar el diente de león para obtener los beneficios?

1. El hígado, el gran beneficiado por Dandelion

Si hiciéramos un ranking de órganos depositarios de la proyección terapéutica del diente de león, sin duda estaría liderado por el hígado. Ello es debido a su formidable contribución a eliminar las toxinas que circulan en sangre, ejerciendo una fuerte presión metabólica sobre esta importante víscera y a fluidificar el tránsito a través de los conductos biliares.

Su consumo es muy aconsejable en aquellas personas que precisan la estimulación del hígado, al estar afectadas por el síndrome de hígado perezoso. También es muy conveniente para quienes padecen hígado graso, una dolencia caracterizada por la acumulación anormal de materia grasa en el parénquima hepático.

2. Mejora la salud ocular

Ingerir a diario un mínimo de 12 miligramos de los flavonoides llamados luteína y zeaxantina sirve para limitar, en la medida de lo posible, la progresión de las cataratas así como la degeneración macular que se relaciona con la edad.

Pues bien, ¿sabías que tomar una sola taza diaria de infusión de raíz de diente león ya supera las recomendaciones fijadas por los expertos para mantener la salud de estos órganos? Y es que ten presente que una sola de estas tazas garantiza el aporte de 15 miligramos de luteína y zeaxantina.

3. Diente de León para adelgazar

Todo un imprescindible en multitud de dietas de adelgazamiento,  dandelion es muy eficiente en este campo no ya solo por su escasez energética, sino sobre todo por su poderoso efecto diurético, contribuyendo a la eliminación del agua sobrante por la orina de forma natural.

Su escaso aporte energético es consecuencia del bajo contenido en grasas e hidratos de carbono del que puede presumir y que convierte a esta sustancia en un “must have” de cualquier dieta enfocada a perder peso. Aunque puedes valerte para ello de los diversos formatos en los que se presenta, te recomendados el , muy nutritivo y con un aporte de tan solo 25 calorías por taza.

Pero, si te has propuesto sacar todo el partido posible al diente de león, te proponemos también el consumo de sus hojas crudas en ensalada. A estos efectos y, para evitar que el sabor amargo que va adquiriendo paulatinamente se acentúe en exceso, opta por las jóvenes, que han de recogerse pocos días después del comienzo de su crecimiento. En forma de salteado es también bastante apreciado, como condimento de platos de champiñones, verduras o cebollas.

¡Y una última idea! Prueba a consumir sus hojas tras sumergirlas unos treinta minutos en salmuera. Cocínalas acto seguido al vapor, como si de cualquier otra verdura se tratara.

¿Cómo puede el diente de león ayudarte a adelgazar?

4. Combate el estreñimiento

Un extracto de su raíz puede suponer un estupendo remedio para hacer frente al estreñimiento en el caso de que se quieran evitar los laxantes farmacológicos. ¿Cómo? Gracias a la estimulación del tránsito intestinal sin apenas riesgo de aparición de cuadros de irritación o similares.

5. Promueve las enzimas antioxidantes

Y no lo decimos nosotros, sino que se ha comprobado a nivel experimental. No en vano,  Taraxacum officinale se comporta como un promotor de las enzimas antioxidantes, interviniendo en el equilibrio de los perfiles de los diversos tipos de lípidos circulantes, fundamentalmente triglicéridos, colesterol HDL y colesterol LDL.

Al mismo tiempo, los expertos valoran con amplitud la posibilidad de que ejerza su efecto protector contra el estrés oxidativo, que se relaciona con ciertos trastornos del aparato circulatorio.

6. Colabora en el tratamiento de los problemas de la piel

El diente de león puede convertirse en tu gran aliado si padeces problemas cutáneos del estilo del acné o los ezcemas. En el caso del acné, la última causa suele ser la acción de ciertas toxinas generadas por el desajuste hormonal propio de la juventud.

Por esta razón, esta sustancia supone una importante ayuda dado su poder desintoxicante. Su savia puede utilizarse de forma tópica, sin ser ingerida, con el plus adicional de ser un líquido considerablemente alcalino con eficacia bactericida.

Esta última condición encuentra encaje en el proceso el acné, toda vez que en el mismo intervienen igualmente ciertos microorganismos. Ahora bien, en líneas generales el diente de león se indica para tratar ciertas alteraciones dermatológicas bastante comunes como el prurito o picor recurrente y los eczemas que se asocian a la dermatitis.

7. Favorece la salud de los huesos

Dandelion  hace gala de su riqueza en calcio y, por todos es sabido que el calcio es un mineral básico para el desarrollo y el fortalecimiento de los huesos. Además, también concentra un elevado contenido en vitamina C y luteolina, dos antioxidantes que protegen a los huesos del deterioro propio de la edad, debido en gran parte al efecto de los radicales libres.

8. Diente de León como agente diurético

¿Estamos ante la función más rutilante del diente de león? Pues muy posiblemente, ya que su acción diurética carece de riesgos y efectos secundarios, permitiendo la fluida eliminación de la toxinas acumuladas como fruto del metabolismo. Esto convierte a dandelion  en una opción muy recomendable en cada cambio de estación como tratamiento preventivo.

¿Es efectivo el diente de león para los problemas de piel?

9. Ayuda a controlar la diabetes

Se ha podido comprobar que el zumo o concentrado de diente de león es capaz de estimular la producción de insulina en personas diabéticas, manteniendo así unos bajos niveles de azúcar en sangre.

Además, sus propiedades diuréticas contribuyen a aumentar la necesidad de orinar en pacientes diabéticos, ayudando a eliminar el exceso de azúcar del organismo.

10. Regula la presión arterial

Siguiendo con las propiedades diuréticas del diente de león, el aumento de la micción es un modo efectivo de reducir la presión arterial. Así, tomado en zumo, aumenta la micción tanto en cantidad como en frecuencia, ayudando a reducir la presión arterial alta.

Aparte, su contenido en fibra resulta también útil para reducir el colesterol y, en esa línea, favorece que se reduzca la presión arterial, pues el colesterol es uno de los factores que incrementa dicha presión.

11. Previene la anemia

El nivel de hierro del diente de león puede considerarse relativamente alto y está acompañado de valores similares de vitaminas, así como de un elevado contenido de proteínas.

Mientras que el hierro es parte fundamental de la hemoglobina de la sangre, las proteínas y la vitamina B son piedra angular de la formación de glóbulos rojos y de otros componentes de la sangre. Por tanto, esta planta puede servir de ayuda a las personas anémicas para que mantengan controlada tal situación.

¿Por qué beneficios testados?

Porque, a la hora de centrar con total objetividad el extenso repertorio de funciones biológicas con impresionantes beneficios asociadas al diente de león, podemos hacer alusión a lo expresado por dos organismos clave en el contexto de las instituciones oficiales del sector farmacológico, cuyas manifestaciones son válidas a efectos de clasificación de esta planta:

  • European Scientific Cooperative on Phytotherapy (ESCOP). Recomienda la raíz de diente de león a efectos de normalizar la función hepática, así como para la producción de ácidos y sales biliares, como agente estimulante de la función renal y para evitar las malas digestiones o disepsias.
  • Agencia Europea de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y su homóloga europea Agencia Europea de Medicamentos. Cataloga el diente de león como “medicamento de uso tradicional indicado para trastornos digestivos leves, tales como sensación de plenitud abdominal, flatulencia y digestión lenta” y para “aumentar la cantidad de orina y limpiar vías urinarias y riñones”.

¿Te haces ahora una ideal global de las contribuciones al organismo del diente de león? Apostamos a que son más de las que esperabas.

También puedes conocer cómo utilizar esta planta como remedio natural. ¿Dónde? Aquí, amplía información

Valoración 11 Beneficios Diente de León

Adelgazante - 100%

Antioxidante - 95%

Diurético - 99%

Anemia - 95%

97%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
Vitex Agnus Castus
Vitex Agnus Castus: Propiedades y Beneficios para la Salud Femenina

Hoy vamos a conocer los beneficios que posee el Vitex Agnus Castus, también conocido como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *