Dieta Alcalina: La dieta de moda Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Página Principal / Nutrición / Dietas / Dieta Alcalina: La dieta de moda
Dieta Alcalina: La dieta de moda

Dieta Alcalina: La dieta de moda

Aunque cada vez se escucha hablar menos de ella, la dieta alcalina o dieta del PH, ha entrado de lleno en el grupo de las dietas de moda junto a otras como la dieta de la piña, de la alcachofa o incluso la dieta Atkins. Aun así, muchas personas desconocen en qué se basa esta dieta o cuáles son las propiedades que se le atribuyen, es por ello, que hemos decidido haceros una pequeña guía sobre la dieta alcalina.

¿En que se basa la dieta alcalina?

La dieta alcalina (o dieta del PH) se basa en la creencia de que los alimentos tienen la propiedad de acidificar o alcalinizar nuestro organismo. De esta forma y según la filosofía de esta dieta, un entorno celular ácido se asocia con una peor salud, mientras que un entorno celular alcalino (o básico) es síntoma de un organismo sano.

escala-ph
¿Qué alimentos componen esta dieta?

La dieta, se divide en dos grupos de alimentos (si omitimos los neutros):

  • Alimentos ácidos, que son los que se deberían evitar. Dentro de los alimentos ácidos nos encontramos refrescos, dulces, chocolate, cafés, vinagre, carnes, kétchup, alcohol, carne roja o precocinados.
  • Alimentos alcalinos, que son los que se deben consumir. Dentro de los alimentos alcalinos tenemos semillas, aguacate, limón, pimientos, pepino, almendras, lechuga, repollo o calabacín.

El problema llega cuando nos encontramos 3 situaciones:

  1. En la primera de ella, nos encontramos que alimentos neutros como el azúcar, se ha visto que con un consumo elevado, puede traer problemas en personas sedentarias a pesar de no ser un alimento ácido.
  2. Por otro lado, tenemos nutrientes como el ácido ascórbico (vitamina C) que a pesar de ser un ácido, se ha visto que niveles bajos de este se asocian a una peor salud ósea (4).
  3. Para finalizar, y centrándonos en la teoría de que el cáncer aumenta en un medio ácido y puede detener su progreso con una dieta alcalina, observamos que la proteína, el macronutriente que más acidez produce en nuestro organismo, no tiene relación con una mayor incidencia en cáncer, y que incluso en algunos casos (6) no hay una relación con suficiente evidencia entre cáncer y acidosis.

Un detalle que tenemos que tener en cuenta, es que el pH de nuestro organismo no es homogéneo, es decir, varía dependiendo del órgano o tejido del que hablemos. Así, nos encontramos que el pH del estómago durante una comida es inferior a 3 (gracias al ácido clorhídrico), o que el PH de la sangre que riega nuestros tejidos tiene un valor cercano a 7.3 (un pH de 7 se considera neutro).

ph-organismo

Como es obvio, nuestro cuerpo continuamente produce sustancias de desecho como resultado de diversas rutas metabólicas, lo que acidifica el medio celular (caso del amonio producido por el metabolismo de las proteínas).

Tener el pH controlado es vital para nuestra supervivencia, ya que el pH influye en procesos como presión arterial, respiración, constricción o vasodilatación de pequeños vasos e incluso, algunos procesos metabólicos solo se dan dentro de un rango de pH, por lo que frente a cualquier alteración, nuestro organismo tiende a regularlo mediante dos vías:

  • Tampones fisiológicos
  • Órganos como pulmones y riñón

En el primer caso, nos encontramos que ciertos aminoácidos (o incluso proteínas) pueden ayudar a regular el pH del medio, ya que gracias a su estructura actúan como “amortiguadores”, manteniendo el pH estable. Un claro ejemplo de ello, es la hemoglobina, una proteína conocida por su capacidad para captar el dióxido de carbono (CO2) y liberar oxígeno (O2) en los tejidos, lo que facilita la oxigenación y eliminación de los desechos celulares. Otro tampón fisiológico muy importante, es el bicarbonato, conocido por la mayoría gracias a nuestros abuelos/as. Esta sustancia, ayuda a evitar que nuestro pH fisiológico se vuelve muy ácido produciendo acidosis metabólica (o respiratoria si hablamos del equilibrio CO2/O2). Cuando consigue su objetivo, el pulmón y en mayor medida el riñón, se encargan de eliminarlo, evitando así que se produzca una posible alcalinización por rebote.

regulacion-bicarbonato-amonio

Como podemos observar, manipular el pH sanguíneo es prácticamente imposible, ya que nuestro organismo impide que salga de ese rango de 7,3-7,4.

Los partidarios de esta dieta, argumentan que si se puede conseguir ya que el pH de nuestra orina varía el pH según los alimentos que consumamos(1,2). No obstante, el pH de la orina es un marcador poco fiable sobre el ph fisiológico. Constantemente, nuestro cuerpo elimina toxinas, vitaminas y proteínas a través de la orina, por lo que la mayor o menor presencia de estas ( e incluso deshidratación) puede hacer que la orina del pH sea ácido.

Cuando observamos los efectos de alimentos ácidos en nuestro organismo, se evidencia de que no hay relación entre alimentos ácidos y problemas como osteoporosis (8,9). De esta forma, podemos observar como un mayor consumo de proteínas en la dieta, no dará problemas de osteoporosis u otros problemas óseos.

ruta-metabolica

La ingesta de proteínas o aminoácidos en personas sanas, no produce daño ni a nivel tisular (tejidos) ni de órganos.

En resumen

No es muy difícil darse cuenta, que los alimentos supuestamente “ácidos”, son alimentos que se atribuyen con un mayor consumo calórico, mientras que los alimentos alcalinos son alimentos de un alto valor nutricional y una baja densidad calórica, siendo realmente difícil pasarnos de calorías con ellos.

Esto, se traducirá como una mayor facilidad para perder grasa en las personas que siguen una dieta alcalina, no por el efecto del pH en sí, si no por una ingesta calórica mucho más baja al resto de dietas.

Obviamente, el basar nuestra dieta en alimentos como frutas u hortalizas mejora la calidad de nuestra dieta y por lo tanto reduce la probabilidad de enfrentarlos a ciertas patologías en un futuro, no obstante, no hay que olvidarse de que la mayoría de enfermedades, son multifactoriales y que centrarnos en un solo aspecto, nos impedirá ver la realidad.

Fuentes

  • 1. Potential renal acid load of foods and its influence on urine pH.Remer T1, Manz F.
  • 2. Nutritional disturbance in acid–base balance and osteoporosis: a hypothesis that disregards the essential homeostatic role of the kidney.Jean-Philippe Bonjour
  • 3. The Alkaline Diet Myth: An Evidence-Based Review
  • 4. Update on nutrients involved in maintaining healthy bone.Rondanelli M1, Opizzi A, Perna S, Faliva MA.
  • 5. Estimation of the net acid load of the diet of ancestral preagricultural Homo sapiens and their hominid ancestors.Anthony Sebastian, Lynda A Frassetto, Deborah E Sellmeyer, Renée L Merriam, and R Curtis Morris
  • 6. Examining the relationship between diet-inducedacidosis and cáncer.Ian Forrest Robey
  • 7. The kidney and acid-base regulation.Bruce M. Koeppen
  • 8. Dietary Acid Load Is Not Associated with Lower Bone Mineral Density Except in Older Men.Robert R. McLean, Ning Qiao, Kerry E. Broe, Katherine L.
  • 9. Low urine pH and acid excretion do not predict bone fractures or the loss of bone mineral density: a prospective cohort study.Tanis R Fenton
  • 10. The acid-base hypothesis: diet and bone in the Framingham Osteoporosis Study.
    Tucker KL1, Hannan MT, Kiel DP.
  • 11. Protein consumption and bone mineral density in the elderly : the Rancho Bernardo Study.
    Promislow JH1, Goodman-Gruen D, Slymen DJ, Barrett-Connor E.
Te puede interesar
Cómo afecta la dieta cetogénica a la microbiota intestinal
¿Cómo afecta la Dieta Cetogénica a la Microbiota Intestinal?

Índice1 Importancia de la Microbiota2 ¿Puede ser recomendable la Dieta Cetogénica para una Microbiota Saludable?3 …

8 comentarios
  1. Hola Sergio!
    No soy nada defensora de la dieta alcalina, vegetariana o vegana pero llevo varios años subiendo y bajando de peso (dietas ceto, lowcarb, paleo… Seguidas de festival del carbohidrato y comida basura).
    He llegado a un punto que haga lo que haga me cuesta horrores adelgazar, además que me han diagnosticado hipoclorhidria.
    Piensas que seria interesante hacer un par de semanas a base de verduras y algunas frutas como la manzana para darle un respiro al hígado?
    Gracias!!

    • Buenas Laura , la forma de dar respiro al hígado es evitando alcohol y fármacos. Una dieta relativamente saludable apenas impactará de forma negativa en el hígado. En tu caso, basar la dieta en frutas y verduras obviamente te ayudará a perder peso, pero por el simple hecho de ayudarte a recortar calorías. Un saludo

  2. Esta dieta es buena para recuperacion de lesiones tendinosas ? como tendinitis de hombro

  3. A mi me sorprende que una persona del nivel de Pedro Carrera Bastas apoye la teoria de la carga acida de la dieta. Has habla con el o quiza con Oscar picazo?. Saludos.

    • Buenas Asl, por supuesto que conozco a Oscar Picazo, es un gran amigo mio. ¿Tienes algún link sobre lo de Pedro? He hablado varias veces con él y en su campo me parece un fenómeno. Saludos

  4. Agustín Varrone

    A mí me han llegado a decir que debería consumir una pizca de bicarbonato todas las mañanas para evitar la acidificación. Según leo el artículo, no es necesario su aplicación pero, ¿ayudaría?

    La dieta se debería basar siempre en verduras y frutas, pero las proteínas sin duda juegan un papel importante, sobre todo en nosotros que somos deportistas. La clave, como en todo, es el equilibrio.

    Dietas milagro everywhere. ¡Saludos Sergio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad