Dieta Whole30: Reto 30 Días con Comida Sana Dieta Whole30: Reto 30 Días con Comida Sana
Página Principal / Salud y belleza / Buenos hábitos / Dieta Whole30: Reto 30 Días con Comida Sana
Dieta Whole30

Dieta Whole30: Reto 30 Días con Comida Sana

¿En qué consiste la Dieta Whole30?

Tal y como dice el propio nombre de la dieta, se trata de comer comida real durante 30 días. Pues esta dieta tiene unos principios muy similares a los de la dieta Paleo. Te enseña a eliminar de tu dieta aquellos alimentos que no te sientan bien.

Que se puede comer en la dieta Whole30

Esto quiere decir que se eliminan los cereales, productos lácteos, azúcar, legumbres y alcohol.

El lector adquiere el compromiso de no saltarse la dieta durante 30 días. Te piden sólo 30 días en los que comas exclusivamente lo que se explica en el libro sin extras, sin caprichos, sin trampas.

¿Funciona el Plan Whole30?

Sólo 30 días para hacer un reset a tu salud, a tus hábitos alimenticios y a tu relación con la comida. La tasa de éxito de esta dieta es realmente alta, entorno a un 88%.

Funciona Dieta Whole30

Teniendo en cuenta que el 90% de las personas que se ponen a dieta no consiguen su objetivo, un 88% de éxito es una cifra muy muy positiva.

¿Cómo hacer la Dieta Whole30?

En la dieta no te piden que peses ni que midas la comida, sólo que te abstengas de alimentos que no se consideran Whole30. A partir de aquí hay una fase de reintroducción de los alimentos eliminados para estudiar de forma individualizada cómo reacciona tu cuerpo ante su consumo.

Es así que el individuo puede escoger qué alimentos reintroducirá en su dieta y en qué medida.

A partir de aquí el individuo comienza su “fase de libertad”. Ya no está sometido a vivir bajo la restricción del régimen de los 30 primeros días, puede incorporar alimentos no permitidos sabiendo que la base de su alimentación debe ser la que ha llevado a cabo durante 30 días.

Reglas del Plan Whole30

Comer Comida Real

Es la regla más importante. Comer moderadas porciones de carne, marisco, huevos, gran cantidad de verduras, algunas frutas, grasas naturales, utilizar todo tipo de hierbas, especias y condimentos. La idea es que los alimentos a ingerir no precisen de ningún etiquetado, es decir, sean ante todo, sin procesar.

Evitar durante 30 días

  • No consumir azúcares añadidos: nada de sirope, miel, néctar de agave, azúcar de coco, Splenda, Equal, xylitol… Leer las etiquetas para cerciorarse de que no se encuentra el azúcar en otras versiones.
  • No consumir alcohol (ni utilizarlo para cocinar) y a ser posible, tampoco tabaco
  • No consumir granos: nada de trigo, centeno, cebada, avena, maíz, arroz, mijo, granos germinados y todos los pseudocereales sin gluten como quinoa, amaranto y alforfón. Esto también incluye todas las formas en que agregamos trigo, maíz y arroz a nuestros alimentos en forma de salvado, germen, almidón, … De nuevo, leer y repasar bien el etiquetado de los productos.
  • No consumir legumbres: nada de habichuelas de cualquier tipo, guisantes, garbanzos, lentejas y cacahuetes. Nada de mantequilla de cacahuete. Tampoco nada de todas las formas de salsa de soja, miso, tofu, tempeh, edamame y cualquier forma en que introducimos la soya en los alimentos (como la lecitina).
  • No consumir lácteos: nada procedente de productos lácteos de la vaca, cabra, u oveja, como el queso, yogur, kefir, helados…
  • No consumir carragenanos, glutamato monosódico o sulfitos: si estos ingredientes aparecen en el etiquetado del alimento, suprimirlo.
  • No consumir productos horneados, comida catalogadao como “chatarra”: no consumir productos que han sido procesados, aun utilizando alimentos con el sello de Whole30 (incluyendo del tipo harina de coco, panqueques o tortitas, gofres, pan, galletas, magdalenas, cupcakes, brownies, pizza…). Ningún preparado comercial (patatas fritas…)

Evitar tomarse medidas

No se permite pesarse, medir el porcentaje de grasa, tomarse medidas del contorno de la cintura, caderas… El propósito de Whole30 va más allá de la pérdida de peso o centrarse en la parte estética, sino en cambiar drásticamente tus hábitos de vida.

Se recomienda tomarse la medición justo antes y después de los 30 días, y comprobar de tal manera la evolución positiva.

¿Qué está permitido en la Dieta Whole30?

Los siguientes puntos son excepciones a la regla y que se encuentran permitidos dentro del plan:

  • Ghee (mantequilla clarificada): es la única fuente láctea permitida.
  • Zumo de frutas: algunos productos o recetas los emplean como edulcorante natural.
  • Algunas legumbres: no se consideran técnicamente como legumbres a la “vaina”, tal como las judías verdes.
  • Vinagre: a excepción del vinagre de malta que contiene gluten, el resto sí están permitidos, como blanco, rojo, balsámico, de manzana, de arroz…
  • Sal: ¿sabías que toda la sal de mesa yodada contiene azúcar? El azúcar (a menudo en forma de dextrosa) es químicamente esencial para evitar que el yoduro de potasio se oxide y se pierda. Debido a que todos los restaurantes y alimentos preenvasados contienen sal, estamos haciendo de la sal una excepción a nuestra regla de “no agregar azúcar”.

Historia de Whole30

Esta dieta surgió hace ya unos años con la publicación del primer libro en 2009. Los autores eran el ex matrimonio Hartwig. Hoy en día es Melissa quien continúa por su cuenta el negocio.

Libros Whole30

En total Melissa cuenta con un total de 6 libros, todos ellos bestsellers:

  • “It starts with food”: explica el plan de acción de la dieta whole30. Explica porque algunos alimentos no nos benefician es mejor eliminarlos de la dieta.
  • “The whole30”: desarrollo del plan día a día
  • “The whole30 cookbook”: libro de recetas
  • “Food freedom forever”: tras realizar los 30 días de dieta, este libro te ayuda la readaptación a una vida sin restricciones y sin efecto yoyo.
  • “Whole30 fast and easy cookbook”: recetario de comidas fáciles de preparar.
  • “Whole30 day by day”: tipo agenda que te ayuda a comprometerte con tus 30 días de whole30.

Impacto de la Dieta Whole30

Con el paso del tiempo y los buenos resultados, esta dieta se ha ido popularizando hasta el punto que todo el mundo, prácticamente, en Estados Unidos sabe lo que es la dieta Whole30. Tanto es así que es habitual en las conversaciones oír referencias tipo: …”estoy haciendo mi Whole30…”

Gracias a las redes sociales, se ha podido difundir la efectividad de la dieta. Aquellos que se habían puesto a dieta estos 30 días compartían sus imágenes de éxito siendo así un motor para que otros conocidos se animaran a probarlo.

Alimentos Whole30

La idea está tan generalizada que hasta los bloggers de cocina especifican en sus recetas si son o no aptas para los que están siguiendo la dieta Whole30.

El término whole30 ha calado tanto que a partir de él han surgido más relaciones comerciales. Desde hace un tiempo es habitual ver en el etiquetado de productos “Whole30 approved”. Esto quiere decir que tiene el visto bueno de la marca whole30 para que ese producto se consuma mientras se siguen las premisas de la dieta.

¿Y después de los 30 días qué se come?

Inculcar unos hábitos saludables, aunque sólo sea durante 30 días, debe suponer un punto de inflexión, sobre todo para aquellas personas que han prestado poca atención a cuidar su salud desde el punto de vista nutricional. Observando las tasas de obesidad y enfermedades relacionadas, está totalmente justificado, además de ser necesario, cambiar la mentalidad y optar por el estilo de vida saludable.

Reto 30 días

Realmente no debes considerar la Whole30 como un reto, sino que si “consigues” durante este mes comer comida saludable, ¿qué te impide continuar haciéndolo el resto de tu vida?

Esta forma de alimentación puede suponer la lanzadera hacia el mantenimiento de unos hábitos sanos. Si observamos la gran industria que existe alrededor nuestra, con publicidad abrumadora acerca del consumo de sus productos, poco saludables, es cuanto menos, una propuesta interesante

El negocio de Whole30

Han aparecido algunos detractores de la dieta por todo lo rentable que ha resultado ser el negocio de whole30. Comenzó vendiendo libros, y ahora la autora hace tours por Estados Unidos concediendo charlas, y ha realizado acuerdos con grandes empresas para que puedan anunciar sus productos como aptos para la dieta Whole30.

Negocio Whole30

Claro que hay un negocio detrás, pero no por ello, debe resultar ser algo negativo puesto que los principios que emplea no son fraudulentos.

En realidad, la base de la dieta es buena. Inculcar a la gente que coma más alimentos reales y menos procesados es toda una labor positiva en el ámbito de la nutrición. Y nunca habrá suficiente énfasis en la comida sana en un país en el que las tasas de obesidad baten récords.

Fuentes

Entradas Relacionadas

Sobre Anabel Ávila

Entrenadora Personal Nivel 2 (E.H.F.A. level 4) y Nutricionista Deportiva Avanzada. Enamorada del CrossFit y seguidora de la Dieta Paleo.

Emprendo mi aventura en las redes con www.anabelavila.com en el 2013, desde donde intento sobretodo motivar para tener una vida más sana, más activa y equilibrada y así vivir más y mejor. A partir de ese momento de forma progresiva comienzo a trabajar con marcas pioneras en el ámbito del deporte: HSN, Nike, PowerDot,...

Sígueme la pista en las Redes Sociales para ver mis viajes de #crossfiterosviajeros en España y EEUU, cómo hago de cocinillas y muchas cosas de mi día a día.

Prueba También

Meriendas Saludables

Meriendas saludables

Índice1 Meriendas Saludables para la Dieta Fitness2 Evitar Tentaciones3 Meriendas Saludables en función del Objetivo4 …

Un comentario

  1. Yo como deportista aficionado solía discutir con mi entrenador a cerca del tema de la alimentación de la dieta, pensaba que daba un poco igual y con el tiempo aprendí lo equivocado que estaba… Gracias por tantos buenos artículos sobre nutrición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?

Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad


No gracias, no quiero aprovechar las promociones