El Rango de Movimiento (ROM)

El Rango de Movimiento (ROM)

Sin duda uno de los aspectos más debatidos en el entrenamiento con cargas es el rango de movimiento óptimo de los diferentes ejercicios. Tradicionalmente se ha pensado que un rango de movimiento completo reporta mayores beneficios, pero, ¿cómo determinamos qué es un rango de movimiento completo?, ¿por el recorrido de la barra o por el movimiento, alineamiento y colocación del cuerpo?

La realidad, es que en función de estos y otros muchos factores acabaremos observando rangos de movimiento drásticamente diferenciados para la misma articulación en distintas personas, debido a que no existe un rango de movimiento estándar para ningún ejercicio contra-resistencia.

fondos-triceps

Factores que afectan al rango de movimiento de un ejercicio (Aaberg, 2006)

  • Las transferencias físicas y de fuerza existentes
  • El control neurológico o sensomotor
  • Las metas de entrenamiento específicas
  • La estructura anatómica y músculo-esquelética

Este post se centrará en resumir los aspectos más importantes del último factor:

  • Los huesos, por sí mismos, limitan el rango de movimiento. Sus formas particulares y prominencias óseas permiten ciertos grados de movimiento en algunas direcciones mientras que los restringen en otras. Por ejemplo, la forma cóncava poco profunda de la cavidad glenoidea (articulación del hombro) permite una gran cantidad de movimiento al húmero. Es la articulación más móvil del cuerpo humano y nos da una cantidad extrema de esquemas motores posibles en los tres planos. Sin embargo, una vez que los movimientos se combinan, como en la rotación interna con abducción, el RMO se reduce drásticamente.
  • La sinergia de movimientos de varias articulaciones. Por ejemplo, la misma articulación del hombro que se ha mencionado puede abducir 180 grados si antes se rota externamente este movimiento, y si se combina con la rotación hacia arriba de la escápula. Por lo tanto, cuando se realiza un ejercicio que requiere este movimiento previo a la posición del hombro, el alineamiento de la fuerza, la estabilización espinal, y la coordinación escápulo-humeral apropiada deben ser todos controlados para conseguir el RMO deseado de manera segura.
  • Las superficies y formas óseas .La localización y rigidez del cartílago articular de las superficies óseas proporciona información sobre dónde y a qué distancia puede llevarse a cabo el movimiento. Por ejemplo, el estudio del cartílago articular de la cadera muestra que la flexión y extensión del fémur es más fácil para esta articulación en posición de pie (como cuando se hace una sentadilla) que cuando se realiza una acción similar en una posición de flexión de cadera (como cuando se realiza un press de pierna sentado).
  • La estructura articular. Una articulación es el lugar de encuentro de dos o más huesos. Éstos se mantienen juntos mediante ligamentos, y los músculos se insertan en los huesos a través de sus tendones. La elasticidad de los ligamentos y los tendones es baja debido a que no están diseñados para ser distendidos; en su lugar, lo están para estabilizar y controlar el movimiento articular. Cualquier estiramiento significativo de un ligamento o tendón puede romperlo o deformarlo, reduciendo así su capacidad para estabilizar y controlar la articulación de manera óptima.

Fuentes

  • AABERG, E. (2006). Muscle mechanics. Ed. Tutor.
Content Protection by DMCA.com
Sobre PowerExplosive
PowerExplosive
Desde muy temprano, David ya supo que su vida estaría ligada al mundo de la fuerza. Tal como relata, sus primeros contactos fueron con un barra de dominadas en un parque.
Te puede interesar
Hollow Body Hold
Hollow Body Hold

El Hollow Body Hold es un ejercicio difícil para algunas personas y fácil para otras. …

Un comentario
  1. recetasyfitness

    Muy interesante todo el contenido de éste sitio. Enhorabuena y saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *