Eliminando la coactivación antagonista

Eliminando la coactivación antagonista

Cuando hablamos de que el entrenamiento de fuerza genera adaptaciones neurales que permiten entrenar y seguir progresando mejor, normalmente se piensa en la mejora de reclutamiento de los músculos agonistas (encargados de realizar un determinado movimiento), cosa totalmente cierta, pero no única.

Así, se ha podido comprobar que entre los mecanismos de adaptación neural inducidos por el entrenamiento de fuerza también se encuentra una disminución de la coactivación de los músculos antagonistas.

¿Qué es la “coactivación antagonista”?

La activación de los músculos antagonistas durante una acción determinada es un hecho común, principalmente cuando la contracción agonista es fuerte y/o rápida, y cuando los sujetos no están acostumbrados a la tarea en cuestión.

Esta coactivación puede colaborar con los ligamentos en la estabilización articular durante contracciones fuertes, y es en cierto modo necesaria para prevenir daños. Sin embargo, todo exceso de coactivación antagonista es claramente perjudicial respecto a la producción de fuerza en el grupo muscular que esté realizando la acción principal por dos motivos:

  • Mayor coactivación antagonista supone una tensión aplicada en sentido contrario al que pretendemos realizar.
  • Impide, por inhibición recíproca, la completa activación agonista

Por ejemplo, si durante un curl de bíceps la coactivación del tríceps (antagonista) es excesiva, el propio bíceps no será completamente activado y el movimiento puede resultar técnicamente fallido.

coactivacion-triceps

Con el entrenamiento de fuerza, y especialmente de fuerza máxima o explosiva, se induce una reducción en esta coactivación de los músculos antagonistas; lo que junto a la óptima participación de los músculos sinergistas, favorecerán la producción neta de fuerza de los músculos agonistas.

En todo tipo de entrenamiento y deporte, la fuerza neta y útil son determinantes del rendimiento deportivo; pero aplicado específicamente al gimnasio, supondrá poder aplicar mayor tensión mecánica (ergo, metabólica, si se orienta con ese objetivo) y promover un entorno favorable para el crecimiento muscular, e incluso la pérdida de peso/grasa.

Importancia en personas mayores

Y no sólo eso, sino que también es importante en el caso de las personas mayores. Al ir envejeciendo, y sobre todo si se realiza poco ejercicio, se tienen dificultades para controlar la pendiente de reducción de la fuerza (en no pocos casos por miedo propiamente a caerse), y se recurre habitualmente como solución la coactivación de la musculatura antagonista.

Sirvan como ejemplo las gráficas siguientes.

  1. Antes de realizar un entrenamiento de fuerza, una persona mayor (gráfica derecha) coactiva en mayor medida que una persona de mediana edad (gráfica izquierda) el bíceps femoral, flexor de rodilla, durante las extensiones de cuádriceps; lo que puede ser extrapolable a lo que ocurre al subir y bajar escaleras.

grafica

  1. Ahora vemos como, siguiendo un programa de fuerza frente a no realizarlo (línea amarilla VS línea azul), esta coactivación se reduce, haciendo que el movimiento se realice en la dirección y sentido deseados y con suficiente fuerza útil.

grafica2

Seguramente, la mayoría de los que leáis este artículo no os consideréis mayores, pero sí tendréis algún familiar o ser querido que deseáis que no se caiga subiendo unas escaleras y tenga algún tipo de fractura o, simplemente, dolor. Os instaría a que le propongáis realizar algún tipo de ejercicio de fuerza, aunque sea con su propio peso corporal y de manera concéntrica, pues se ha podido observar que es apropiado para mejorar la facilidad de movimientos funcionales de la vida diaria.

Fuentes

  • García-López, D., Bresciani, G., de Vaca, S. C., Garatachea, N., & De Paz, J. A. (2006). La coactivación del bíceps femoral limita la fuerza máxima isométrica de extensión de rodilla en ciclistas de ruta. Apunts. Medicina de l’Esport, 41(152), 139-144.
  • Izquierdo, M. (2008). Biomecanica y bases neuromusculares de la actividad fisica y el deporte. Madrid. Editorial Médica Panamericana.
  • López Chicharro, J., & Fernández Vaquero, A. (2006). Fisiología del ejercicio. Madrid. Editorial Médica Panamericana.
Content Protection by DMCA.com
Sobre Mario Muñoz
Mario Muñoz
Mario Muñoz es todo un entusiasta de todo lo relacionado con el mundo del fitness. Pero sobretodo, lo que más le apasiona es el campo de la investigación, tal como se refleja en cada uno de sus artículos publicados con un excelente rigor científico.
Te puede interesar
Hollow Body Hold
Hollow Body Hold

El Hollow Body Hold es un ejercicio difícil para algunas personas y fácil para otras. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *