Fecha de Caducidad y de Consumo Preferente: ¿en qué se diferencian?

Fecha de Caducidad y de Consumo Preferente: ¿en qué se diferencian?

La Fecha de Caducidad y de Consumo Preferente de los alimentos son dos conceptos diferentes.

Los números impresos en los productos que pueden afectar negativamente a nuestra salud si se encontraran en mal estado, siempre han sido una fuente de preocupación para nosotros, los consumidores.

  • ¿Qué significa esa fecha?
  • ¿Caducidad y consumo preferente es lo mismo?
  • ¿Quiere decir que a partir de ahí ya no puedo consumir ese producto?
  • ¿Enfermaré si lo hago?
En este artículo voy a responder a todas esas preguntas y explicarte el por qué de la confusión generalizada sobre estos conceptos.

¿Qué fechas podemos encontrar en los alimentos o preparados alimenticios?

Principalmente 3:

Fecha de consumo preferente o fecha de duración mínima

Fecha de consumo preferente

Fecha de caducidad, o fecha de duración máxima

Fecha de caducidad

Fecha de congelación

Fecha de congelación

Esta fecha indica la primera vez que el alimento ha sido congelado, ya que muchos alimentos se congelan varias veces a lo largo del procesado y la manufacturación.

Explicación

  • Las dos primeras fechas son discriminatorias, es decir, o aparece una u otra (o hay fecha de caducidad o hay fecha de consumo preferente), las dos a la vez no.
  • La fecha de congelación aparece, lógicamente, en alimentos congelados; concretamente en la carne congelada, preparados cárnicos congelados, y productos de pesca no transformados congelados.
Como “todos los productos” contienen Fecha de Caducidad y de Consumo Preferente, y son aquellos datos que nos aportan información más interesante a los consumidores, me voy a centrar en ellos.

Consumo preferente y caducidad, ¿es lo mismo?

Mi padre me decía que cuando sacara un alimento de la nevera le echara un vistazo, que lo oliera y si no tenía mala pinta, lo podía comer independientemente de lo que reflejara la etiqueta. ¿Se equivocaba?

Pues… Sí, al menos parcialmente.

De esta forma, podemos definir que:

  • Fecha de consumo preferente y fecha de caducidad no son lo mismo, ni se aplican a los mismos alimentos.
  • Fecha de consumo preferente se aplica a la mayoría de los alimentos. Indica la duración mínima de un alimento, es decir, el punto a partir del cual empieza a perder propiedades, tales como: degradación de nutrientes, pérdida de los colores, alteraciones en la textura, cambios en el olor, etc.
Sin embargo, su ingesta pasada esta fecha no supondría riesgo alguno para la salud del consumidor.

Alimentos

¿Te has fijado que a veces aparece la fecha de consumo preferente con el día y el mes, y otras veces solo con el mes?

Esto se debe a que el reglamento europeo que regula la información alimentaria que el consumidor recibe indica que, aquellos alimentos:

  • Con una vida mínima menor a 3 meses: deben indicar día y mes de consumo preferente, seguido de “consumir preferentemente antes del…”
  • Con una vida mínima entre 3 y 18 meses: deben indicar mes y año de consumo preferente, seguido de “consumir preferentemente antes del fin del…”
  • Con una vida mínima > 18 meses: deben indicar el año de consumo preferente.

¿Y la caducidad?

Ya no existe de forma generalizada, y solamente se aplica, cito del mismo reglamento europeo:

“En el caso de alimentos microbiológicamente muy perecederos y que por ello puedan suponer un peligro inmediato para la salud humana.”

Reglamento UE 1169/2011

A partir de esta fecha un alimento no es considerado seguro para el consumo humano.

Mi padre se equivocaba, no siempre basta con “oler” el alimento…

¿Por qué la distinción?

La distinción entre la determinación de las fechas de consumo preferente y las fechas de caducidad no es aleatoria, y se debe al riesgo de intoxicación tras consumir un alimento.

Desde hace siglos, nos esforzamos en mantener nuestros alimentos conservados el mayor tiempo posible, no queremos que se echen a perder…

Para ello hemos desarrollado una gran variedad de métodos: desde la antigua salmuera; hasta la adicción de excipientes alimentarios, el tratamiento térmico, y la presurización; pasando por fermentación, ahumado, secado…

Porque la presencia de agentes microbianos puede ser peligrosa o no, pero en cualquier caso resulta poco atractiva a los sentidos, y es la responsable de que un 25% de los alimentos del mundo se desechen (Bondi et al., 2014).

No todos los microbios son malos, las bacterias son microbios, y tenemos bacterias en nuestro intestino y nuestra boca, por ejemplo.

Yogur

De hecho, alimentos como el pan, el yogur, el café, y el queso, contienen diferentes microorganismos inocuos, o incluso positivos para el organismo.

Otros microorganismos sí son peligrosos, son los llamados “microorganismos patógenos” (virus, parásitos, ciertas bacterias y hongos…), pueden generarnos una infección y hacernos enfermar.

La fecha de caducidad se determina por estos microorganismos, para proteger al consumidor contra ellos, a partir del punto en el que su presencia se vuelve posible y potencialmente dañina.

¿Y qué determina la conservación?

Las empresas llevan a cabo análisis de todo tipo para determinar la calidad y la trazabilidad de los alimentos.

Entre ellos, el análisis más importante es el microbiológico, que determina cuánto tarda un alimento en poder ser colonizado por microorganismos patógenos.

Pero, ¡ATENCIÓN!: en base a las condiciones de conservación propuestas.

A pesar de que todo el mundo se preocupa por si comer o no un producto pasado de fecha de consumo preferente, se presta muy poca atención a las condiciones de conservación.

¿Sabes a qué temperatura tienes tu nevera?

Esa es la principal causa de contaminación microbiológica en los alimentos en España: neveras poco refrigeradas.

Así que debes prestar atención a estas indicaciones, las fechas de consumo preferente no sirven de nada si no lo haces.

¿Y los complementos alimenticios?

Los complementos alimenticios y preparados alimenticios destinados a la nutrición de deportistas son productos no perecederos a corto ni medio plazo.

En la mayoría de las ocasiones su vida mínima ronda los dos años.

Esto hace que los complementos alimenticios sean productos de consumo muy seguro, ya que con una vida mínima tan larga, su vida máxima se vuelve indeterminable.

Eso sí, no te olvides de conservar los productos como indicamos en el recipiente.

En su mayor parte es suficiente con conservarlos en un lugar fresco y seco, y alejados de la luz.

¿Fácil verdad? Simplemente guardándolo en la repisa de tu despensa, prolongarás la vida útil de tus complementos alimenticios, ¡seguro que los acabas antes de la fecha de consumo!

Consumir suplementos pasados de fecha preferente

“He dejado una Evolate 2.0 en la despensa y ha pasado su fecha de consumo preferente. ¿Puedo consumirla?”

Esta duda es bastante frecuente, y es realmente compleja de responder, ya que depende de factores como:

«…qué complemento es, cómo ha sido conservado, cuánto tiempo lleva abierto, cuánto hace que expiró la fecha de consumo preferente, cuál es la apariencia (y otras propiedades organolépticas del producto…)…»

Factores

De nuevo, la fecha de consumo preferente no es más que “la fecha hasta la que el alimento conserva sus propiedades específicas cuando se almacena correctamente”.

Por lo que si cumplimos con un buen control de factores extrínsecos:

Podemos estar convencidos de que durante un lapso moderadamente amplio de tiempo, nuestra Evolate 2.0 puede ser consumida y ser considerada “segura” según los estándares del Reglamento (CE) No 178/2002 del Parlamento europeo y del consejo de 28 de enero de 2002 por el que se establecen los principios y los requisitos generales de la legislación alimentaria, se crea la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y se fijan procedimientos relativos a la seguridad alimentaria.

Recomendaciones de conservación

Os dejo unos pequeños consejos fáciles de llevar a cabo para conservar vuestros complementos alimenticios, a menos que el producto indique otra forma de conservación:

Conservar en un lugar fresco

Los microorganismos pueden proliferar a cualquier temperatura; aunque la mayoría son mesófilos, con una temperatura de crecimiento óptima a 37ºC. A pesar de que ciertos microorganismos poseen un perfil criófilo, son menos usuales.

Por lo que las temperaturas de 12-18ºC son ideales para la conservación a temperatura ambiente.

Conservar en un lugar seco

La elevada humedad puede afectar a los complementos alimenticios micronizados, ya que por su tratamiento, aumentar el contenido del agua ambiental altera la integridad del contenido del producto. 

Complemento alimentario

Conservar en un lugar alejado de la luz y correctamente cerrados

El sol y el contacto con el aire pueden oxidar el contenido de los preparados alimenticios, pueden peroxidar sus lípidos, enranciándolos, polimerizar el micronizado, haciendo que se formen “pegotes”, y glicar la proteína (reaccionando los azúcares con los aminoácidos).

La proteína puede percibirse deteriorada cuando su textura es arenosa, cuando en su olor se perciben notas azufradas, y cuando en su disolución no se disuelve, se precipita (se va al fondo) y se coagula.

En ese momento podemos interpretar que ha superado su vida máxima, dependiente, o no, de un buen o mal estado de conservación; y es mejor desecharla y comprar otra.

¿Dónde comprar los complementos alimenticios?

Compra complementos alimenticios elaborados en fábricas que cumplan con normas de calidad aprobadas por organismos gubernamentales.

Estas normas son la auténtica garantía de trazabilidad y seguridad de los productos.

Las Buenas Prácticas de Manufacturación (GMP) y el Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (HACCP) son estándares de calidad aprobados por la Asociación Americana de Alimentos y Medicamentos (FDA), gracias a que son protocolos efectivos para mantener y preservar la integridad de los productos a lo largo de todo el procesado y empaquetado. (Majumdar et al., 2018)

HSN en su esfuerzo por mejorar día a día y traerte los complementos alimenticios de mayor calidad del mercado, cuenta con estas dos certificaciones de calidad, además de otras como GWP e ISO8, y garantías de humedad controlada, y control de procesado de lotes individuales.

Nos tomamos en serio el buen estado de los productos que recibes en tu casa, y para ello los fabricamos y los almacenamos en condiciones controladas en base a los criterios establecidos por las entidades europeas y nacionales de seguridad alimentaria.

¡Lo mejor para vosotros, deportistas!

Puedes consultar todos los detalles de nuestra garantía de calidad.

Fuentes Bibliográficas

  1. Bondi, M., Messi, P., Halami, P. M., Papadopoulou, C., & De Niederhausern, S. (2014). Emerging microbial concerns in food safety and new control measures. BioMed Research International, 2014, 251512.
  2. Comisión Europea (2011). Reglamento 1169/2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor. Diario Oficial de La Unión Europea, 2011, 18–63.
  3. Comisión Europea. (2002). Reglamento 178/2002 por el que se establecen los principios y los requisitos generales de la legislación alimentaria, se crea la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y se fijan procedimientos relativos a la seguridad alimentaria. Diario Oficial de Las Comunidades Europeas, (9), L 128/8.
  4. Majumdar, A., Pradhan, N., Sadasivan, J., Acharya, A., Ojha, N., Babu, S., & Bose, S. (2018). Food Degradation and Foodborne Diseases: A Microbial Approach.
  5. Petruzzi, L., Corbo, M. R., Sinigaglia, M., & Bevilacqua, A. (2017). Chapter 1 – Microbial Spoilage of Foods: Fundamentals. In A. Bevilacqua, M. R. Corbo, & M. Sinigaglia (Eds.), The Microbiological Quality of Food (pp. 1–21).
  6. USDA (2019). Food Product Dating.
  7. Xavier, D., Jaffrès, E., & Zagorec, M. (2016). Spoilage: Bacterial Spoilage. Encyclopedia of Food and Health.

Entradas Relacionadas

  • Lo que tienes que saber para Interpretar una Etiqueta de un Suplemento de Extracto de Plantas. Enlace directo.
  • Para profundizar sobre los Aditivos en los Complementos Alimentarios, hacer click aquí.
  • ¿Qué significan los sellos HACCP y GMP? Más información pinchando en este enlace.
Valoración Fecha de Caducidad y de Consumo Preferente

Definición - 100%

Diferencias - 100%

Normativa - 100%

Recomendaciones de conservación - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Sobre Alfredo Valdés
Alfredo Valdés
Especialista en entrenamiento en fisiopatología metabólica y en los efectos biomoleculares de la alimentación y el ejercicio físico, te introducirá con sus artículos en el complejo mundo de la nutrición deportiva y clínica, de forma sencilla y desde una perspectiva crítica.
Te puede interesar
Análisis de Proteínas: Métodos, Fiabilidad...
Análisis de Proteínas: Que métodos se usan, Fiabilidad y Calidad

El análisis de proteínas es fundamental para determinar la calidad del producto y su buena …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *