Histidina: Aminoácido Esencial con Importantes Propiedades

Histidina: Aminoácido Esencial con Importantes Propiedades

Hoy hablaremos de uno de los aminoácidos esenciales: Histidina o L-Histidina. Te contamos sus propiedades y beneficios para la salud y rendimiento.

¿Qué es la Histidina?

La histidina es uno de los 22 aminoácidos proteinogénicos, aquellos que codifican nuestro código genético y son utilizados para la síntesis de proteínas. Además es considerado uno de los 9 aminoácidos esenciales que requerimos consumir a través de la dieta para evitar sufrir signos de degradación proteica y malnutrición.

Dónde se encuentra

En la naturaleza encontramos el enantiómero levorrotarorio de la histidina, es decir, la forma L-histidina.

Es un aminoácido muy presente en gran cantidad de alimentos, tanto de origen animal como vegetal, por lo que su carencia es una condición extraña y normalmente asociada a alteraciones genéticas o malnutrición severa.

Las cantidades de L-histidina en las fuentes alimenticias habituales en una dieta occidental son:

Origen Animal
AlimentoCantidad/100g
Huevos322mg
Leche93mg
Vacuno849mg
Cerdo647mg
Pollo937mg
Lubina552mg
Origen Vegetal
AlimentoCantidad/100g
Soja1170mg
Alubias303mg
Guisantes85mg
Trigo228mg
Maíz251mg
Arroz165mg
Patata28mg
Coliflor37mg
Quinoa478mg

Tabla I. Fuentes alimenticias de L-histidina (Tessari et al., 2016).

Por supuesto, cualquier proteína extraída y concentrada, de origen animal o vegetal, contendrá grandes cantidades de L-histidina, haciendo que sea una gran opción para reponer las necesidades nutricionales de proteína de pacientes que sufren algún trastorno de la conducta alimentaria que curse con malnutrición proteica.

¿Para qué sirve?

La L-histidina es un aminoácido esencial, y como tal, su administración externa es requerida para la síntesis de proteínas.

De igual modo, la L-histidina es el aminoácido precursor de la síntesis de otros compuestos biológicos como la histamina (actuando como un modulador inmunológico), y la carnosina (un potente antioxidante endógeno).

La propia histidina está involucrada en la catálisis de un amplio abanico de reacciones:

  • La metilación de residuos de arginina.
  • La síntesis de ácido urocánico
    • Precursor a su vez de la síntesis de ácido glutámico,
    • Protector de la radiación Ultravioleta en la piel e inmunorregulador.
  • La biosíntesis de otros compuestos orgánicos intermediarios genómicos, y no genómicos.

Importancia de la Histidina

Síntesis de Histamina

La importancia de la L-histidina ha sido claramente determinada en el momento que se estableció una relación directa e imprescindible con la síntesis de histamina, una amina liberada por los determinados tipos de glóbulos blancos en respuesta a la detección de un antígeno (agente extraño que entra en nuestro cuerpo).

El clásico efecto de “reacción alérgica” donde sufrimos urticaria, edema, broncoconstricción, secreción mucosa, incremento de la permeabilidad vascular, lagrimeo, tos…

Todos esos signos, que son desagradables para nosotros, son necesarios para protegernos de un agente extraño, ya que facilitan la orientación y la fusión de los leucocitos a los antígenos y el control de moléculas inflamatorias en el organismo, es decir, la respuesta protectora del sistema inmunológico.

Protección neurológica

La histamina y la histidina, cumplen un papel imprescindible en la protección del organismo, especialmente sobre la integridad de las vainas de mielina que recubren los axones de las neuronas, y cuyo mantenimiento es imprescindible para evitar desarrollar enfermedades neurodegenerativas (como el Parkinson, el Huntington, o la Esclerosis múltiple).

Beneficios de la Histidina

Figura I. Efectos de la histamina en el organismo.

Sistema Digestivo

Necesitamos la histamina para estimular la producción de protones en las células parietales del estómago, permitiendo la normal producción de ácido clorhídrico y, por tanto, el entorno ácido requerido en el medio estomacal.

Digestión

Figura II. Mecanismo de secreción ácida en el estómago. (Bowsen, s.f.).

La histamina y sus mecanismos mediados por la activación de los receptores H2 en el estómago son imprescindibles para poder digerir correctamente los alimentos y no sufrir una condición de hipoclorhidria, un causante habitual de malnutrición y trastornos digestivos.

Equilibrio ácido-base

Además aumenta las concentraciones de bicarbonato en el sistema vascular, nuestro principal mecanismo tampón extracelular que permite que nuestro pH no descienda ante perturbaciones del equilibrio ácido-base.

Escala del medio ácido-base

Figura III. Escala del medio ácido-base. Recuperado de http://med.se-todo.com/himiya/14326/index.html.

La L-histidina es un aminoácido anfótero, es decir, posee la capacidad de equilibrar el pH del organismo actuando como ácido o base en función de las necesidades del medio.

Esta propiedad es la que ha permitido investigar el potencial protector de la L-histidina, una serie de efectos atribuidos a su estructura química que no poseen otros aminoácidos, y que hace que la L-histidina sea un buen agente antioxidante (captador de EROS) y antiinflamatorio (posiblemente vía NF-kB).

Rendimiento deportivo

Quizás estas propiedades no las conocieras, pero seguro que has oído hablar de la carnosina, un dipéptido formado por la unión de L-histidina y Beta-Alanina que posee propiedades de tampón intracelular, controlando los cambios en el pH del tejido muscular, protegiéndonos de la acidosis, y permitiendo que podamos seguir haciendo ejercicio físico de alta intensidad sin sufrir alteraciones en la función muscular.

Bien, pues estos efectos de la carnosina son producidos gracias a la presencia del anillo imidazol que contiene la histidina.

Tampón

Figura IV. Mecanismo tampón del anillo imidazol en la cadena lateral de la carnosina. (Lancha Junior et a., 2015).

Por todo esto la L-histidina se ha relacionado con la habilidad para disminuir la respuesta inflamatoria asociada a ciertas enfermedades y al estrés inducido por el ejercicio físico intenso.

La L-histidina es la responsable de los beneficios reales del consumo de beta-alanina para el aumento del rendimiento deportivo. En este enlace encontrarás mucha más información.

Artritis reumatoide

Además está siendo estudiada por su potencial efecto en la mejora de la artritis reumatoide con resultados prometedores sobre la mejora de síntomas de rigidez y movilidad reducida en estos pacientes (Pinals et al., 1977).

¿Cómo se toma?

Los requerimientos diarios de L-histidina en adultos son de 10mg/kg/día según la FAO (1992).

Lo que haría que un adulto medio de 70kg necesitara 700mg de L-histidina diariamente para no sufrir una enfermedad carencial por un consumo reducido.

Como podrás comprobar en la tabla de las fuentes alimenticias de L-histidina, 100g de carne de vacuno, o 200g de quinoa son suficientes para satisfacer las necesidades mínimas. Estos límites fueron determinados para situaciones de pobreza y malnutrición extrema; actualmente en países occidentales, su carencia es un fenómeno extremadamente extraño.

Ten en cuenta que si eres un deportista tus necesidades de consumo de proteínas son mayores, por lo que teniendo en cuenta que estos requerimientos fueron establecidos en base a un mínimo de 0,66g/kg/día de proteína, si tu consumo mínimo es de 1,2g/kg/día (en función de tu actividad diaria), tus requerimientos de L-histidina serán del doble.

Puedes encontrar una gran cantidad de L-histidina en nuestras proteínas, todas ellas son excelentes fuentes de este aminoácido, especialmente la proteína de soja aislada. ¡Échale un vistazo!

Fuentes Bibliográficas

  1. Bowsen, R. (s.f.). The Parietal Cell: Mechanism of Acid Secretion.
  2. Kessler, A., & Raja, A. (2019, 9 octubre). Biochemistry, Histidine. StatPearls – NCBI Bookshelf.
  3. Lancha Junior, A. H., de Salles Painelli, V., Saunders, B., & Artioli, G. G. (2015). Nutritional Strategies to Modulate Intracellular and Extracellular Buffering Capacity During High-Intensity Exercise. Sports Medicine, 45, 71–81.
  4. Pinals, R. S., Harris, E. D., Burnett, J. B., & Gerber, D. A. (1977). Treatment of rheumatoid arthritis with L-histidine: a randomized, placebo-controlled, double-blind trial. Journal of Rheumatology, 4(4), 414–419.
  5. PubChem (s.f.). Histidine.
  6. Tessari, P., Lante, A., & Mosca, G. (2016). Essential amino acids: Master regulators of nutrition and environmental footprint? Scientific Reports, 6, 26074.
  7. Tomé, D., Moughan, P., Burlingame, B., Millward, J., Pencharz, P., & Fuller, M. (2017). Evaluación de la calidad de las proteínas de la dieta en nutrición humana: consulta de expertos, 31 de marzo-2 de abril, 2011, Auckland, Nueva Zelanda.

Entradas Relacionadas

  • ¿Conoces los Aminoácidos Esenciales? Haz click aquí.
  • Te contamos todo sobre la importancia del pH en el organismo en este enlace.
Valoración Histidina

Qué es - 100%

Dónde se encuentra - 100%

Propiedades - 100%

Cómo tomar - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
NAC para que sirve beneficios
N-acetil L-Cisteína (NAC): propiedades y beneficios

Su principal carta de presentación es la de ser el precursor más importante del glutatión. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad