La importancia de dormir para perder peso

La importancia de dormir para perder peso

Dormir bien tiene una gran cantidad de beneficios para nuestro cuerpo. No sólo es clave para el descanso, lo que conlleva rendir más tanto en el trabajo como en el rendimiento físico. En este post trataremos de dar a conocer cómo el descanso es clave también para perder peso.

¿Por qué dormir es imprescindible para perder peso?

La respuesta es muy sencilla: Debido al desequilibrio de hormonas.

La falta de sueño provoca un desequilibrio hormonal (leptina, grelina, cortisol, hormona del crecimiento, testosterona, insulina…).

Estas hormonas causan estragos en el apetito y el metabolismo de tu cuerpo.

¿El resultado?

Cuando estás falto de sueño, eres más propenso a consumir más calorías y tu organismo tiene más dificultad para quemar las calorías y la grasa que consume. No hay que olvidar, que durante el sueño REM, el cuerpo quema más calorías que en cualquier otra etapa de sueño.

Por ello, la falta de sueño nos priva de entrar en la etapa REM alterando nuestra capacidad para quemar calorías.

He aquí un resumen rápido de cómo la falta de sueño y el desequilibrio hormonal pueden significar malas noticias para tus objetivos de peso:

Sueño y perder peso

Insulina

El sueño inadecuado interfiere con la capacidad del cuerpo para metabolizar los hidratos de carbono y provoca niveles altos de glucosa en sangre, lo que conduce a niveles elevados de insulina y un mayor almacenamiento de grasa corporal.

Leptina y Grelina

Las hormonas leptina y grelina actúan en el organismo como una especie de «frenos y contrapesos» para controlar los sentimientos de hambre y saciedad.

La grelina, que se produce en el tracto gastrointestinal, estimula el apetito, mientras que la leptina, producida en células de grasa, envía una señal al cerebro cuando el organismo está lleno.

Cuando existe una deficiencia de sueño, los niveles de leptina se reducen, lo que significa que aumenta la sensación de hambre en el organismo. La falta de sueño también causa que los niveles de grelina aumenten, lo que significa que el apetito se estimulado, por lo que se produce un mayor deseo de comer.

La combinación estos dos factores, puede sentar las bases para comer en exceso, lo que a su vez puede conducir a un aumento de peso.

Hormona del crecimiento

La hormona del crecimiento (GH) es secretada aproximadamente a los 50 – 60 minutos de haberse iniciado el sueño nocturno. Si se retrasa o se reduce el sueño, también lo hace la liberación de hormona del crecimiento.

La hormona del crecimiento estimula la síntesis de proteínas en el músculo y la secreción de ácidos grasos del tejido adiposo (efectos anabólicos). Inhibe la captación de glucosa por el músculo, mientras que estimula la captación de aminoácidos. Se usan en la síntesis de proteínas y el músculo pasa a utilizar ácidos grasos como fuente de energía y reducir el tejido adiposo.

Estrógenos perder peso

Testosterona

Mientras duermes, tu cuerpo enciende su motor de testosterona y, como un goteo intravenoso, proporciona un suministro de testosterona extra a tu sistema en ciclos rítmicos basados en las etapas del sueño.

Es por ello que un sueño interrumpido puede reducir los niveles de testosterona en el organismo. Dado que la testosterona es la hormona nos ayuda a desarrollar masa muscular, reducir la grasa corporal y mantener la densidad de los huesos entre otras funciones, debemos intentar mantener niveles adecuados de esta hormona.

Completa la información sobre la testosterona con los consejos para aumentarla que te ofrecemos.

Estrógenos y progesterona

Las mujeres que sufren cambios hormonales mensuales asociados con la menstruación suelen tener un sueño interrumpido por ello es más difícil perder peso durante este periodo.

Las principales hormonas implicadas aquí son el estrógeno y la progesterona, los cuales tienen funciones críticas relacionadas con el sueño y la pérdida de peso. El estrógeno aumenta el sueño REM , lo que ayuda a quemar calorías, pero también puede conducir a sentimientos de sobre-estimulación que hacen que conciliar el sueño sea más difícil.

La progesterona puede provocar somnolencia, pero también te hace sentir débil y cansado. La progesterona también aumenta el apetito.

El ascenso y la caída de los estrógenos y la progesterona afectan el sueño, el apetito y nivel de energía en formas diferentes durante cada fase del ciclo menstrual de la mujer.

Fuentes utilizadas

Entradas Relacionadas

Valoración Dormir para Perder Peso

¿Por qué dormir es importante? - 99%

Insulina - 100%

Hormona del Crecimiento - 100%

Testosterona - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
Evitar lesiones tras el confinamiento
Lesiones tras el Confinamiento: Por qué ocurren y Cómo evitarlas

En este artículo expondremos de forma clara las razones principales que llevan a los deportistas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *