Impuesto sobre el azúcar

Impuesto sobre el azúcar

Puede parecer una medida tajante pensar que deban gravarse los alimentos con azúcar. Pero si es así es porque aún no se ha tomado consciencia de la gravedad del asunto. No hay percepción de la realidad, sobre cómo el azúcar afecta a la salud de quienes lo consumen.

Impuesto para desacelerar el índice de sobrepeso

Pero poco a poco se está tomando más consciencia al respecto. En México ya hace tiempo que existe este impuesto sobre bebidas azucaradas: el índice de sobrepeso estaba creciendo de forma atemorizante.

Los datos que arroja la OMS son aterradores: 39 % de las personas en todo el mundo tienen sobrepeso (datos del 2014), y el 11 % son obesos. Peor aún saber que 42 millones de niños menores de 5 años tienen sobrepeso o son obesos, un fuerte aumento de 11 millones desde el cambio de siglo. La reducción de estas cifras requerirá una reducción drástica de azúcar, dijo el doctor Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición de la OMS para la Salud y el Desarrollo.

azucar-mexico

El doctor Branca declara:

Nutricionalmente, la gente no necesita azúcar en su dieta. La OMS recomienda que si las personas consumen azúcares libres, mantengan su ingesta por debajo del 10% de sus necesidades totales de energía, y si la reducen a menos del 5% obtendrán beneficios adicionales para la salud

Esas son las declaraciones en el comunicado pero estos porcentajes se traducen a consumir menos de un solo refresco por día de los que nos encontramos en el mercado. Se estima que la media de un habitante en los Estados Unidos, consumen más de 300 calorías de azúcar añadido cada día, según la Sociedad de obesidad.

Una de las herramientas a nivel general que se puede usar en contra de enfermedades como diabetes, es añadir el impuesto al azúcar. Es así como lo ve la Organización Mundial de la Salud (OMS) tal como lo declaró en su informe de esta semana.

El informe de la OMS: Políticas fiscales para la dieta y la Prevención de Enfermedades no Transmisibles

En este reciente informe la OMS propone diferentes recomendaciones de política propuestas para mejorar la nutrición de la población general. En su redacción detalla le evidencia a favor de reducir la ingesta de azúcar.

El informe acaba concluyendo que con el incremento de un 20% del precio final de venta de las bebidas azucaradas, podría poner freno al consumo de las mismas. Se centra en la reducción del consumo de azúcar añadido creyendo que tendría una gran repercusión positiva en la población en general.

No sólo se trata de un factor de salud, sino aunque no lo parezca, económico también: si consiguen desviar el consumo de alimentos preparados a alimentos en su estado natural, no sólo ganan en salud, sino también en la economía familiar

Posicionamiento de la OMS

La OMS lo tiene claro y el doctor Douglas Bettcher declara “…el consumo de azúcares libres, incluyendo productos como bebidas azucaradas, es un factor importante en el aumento global de las personas que sufren de obesidad y diabetes…». El doctor Bettcher es el director del departamento de previsión de enfermedades no transmisibles. Añade “…si los impuestos sobre los productos con azúcares añadidos como las bebidas azucaradas pueden reducir el sufrimiento y salvar vidas, a su vez también pueden reducir los costes de salud y aumentar los ingresos para invertir en los servicios de salud”…

De esta manera queda muy clara su posición contra el azúcar que lo acusa claramente de ser precursor de enfermedades modernas que hoy en día podríamos evitar comiendo mejor. Y anima a los gobiernos a tomar partido.

Su filosofía, prevenir en lugar de curar…

Si la gente reduce el consumo de este tipo de alimentos con azúcares añadidos que no son beneficiosos para la salud, se reduce el coste de los gobiernos para tratar a gente enferma. Este flujo de dinero lo puede destinar a mejores servicios.

Otras aportaciones de la OMS incluyen subsidiar el precio de frutas y verduras entorno un 10-30% para animar a la población en general a que consuman este tipo de alimentos que sí que son sanos. Subsidio que se espera poder llevarlo a la realidad con la recaudación de los impuestos sobre el azúcar añadido, cosa que en México ya se lleva a cabo.

azucar-puede-matar

El caso de México

Contamos con la evidencia de algunos países que recientemente han adoptado por esta legislación para gravar con impuestos las bebidas azucaradas desde 2014. Es el caso de México. Un estudio en el BMJ publicado a principios de año, en el pasado mes de Enero, concluyó que el impuesto, que encarece un peso (equivalente a $ 0.06 USD) para cada litro de refresco, puede haber ayudado a reducir las ventas de sodas en un promedio del 6%, y el aumento de la venta de agua y otras bebidas no gravados en un 4 %.

Y si cabe, aún es más importante como se distribuye este descenso. Aunque parezca un porcentaje pequeño, se detalla que el consumo de bebidas azucaradas fue sobretodo en los pobres – un grupo especialmente vulnerable a la obesidad y otras enfermedades relacionadas con el azúcar y no tanto en otros grupos socioeconómicos.

No hay ninguna duda de que indistintamente del porcentaje, esa reducción ha dado lugar a una mejora de la salud de quienes han reducido su consumo.

Entradas Relacionadas

Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
Nutriscore nuevo etiquetado nutricional
Nutriscore: Nuevo Etiquetado Nutricional

Desde el Ministerio de Sanidad acaban de anunciar el método Nutriscore que será de obligatoria …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *