▷ Inositol: Propiedades, Funciones y Efectos【2019】
Página Principal / Nutrición / Vitaminas / Inositol: ¿Por qué tu organismo necesita la Vitamina B8?
Inositol: ¿Por qué tu organismo necesita la Vitamina B8?

Inositol: ¿Por qué tu organismo necesita la Vitamina B8?

El inositol es uno de esos suplementos de los que puede decirse que es un gran desconocido, circunstancia que no le resta un ápice de bondades, dado que el impacto que tiene sobre nuestra salud no puede subestimarse.

Podemos presentarlo como un hidrato de carbono de estructura cíclica y prácticamente ubicuo en el interior del organismo humano que además está presente en la mayoría de las células. También es conocido como Vitamina B8.

Conoce los beneficios del Inositol

¿Qué es y para qué sirve el Inositol?

Dentro del nutrido repertorio de los nutrientes que integran lo que se conoce como principios inmediatos, el inositol comparte su naturaleza de hidrato de carbono con la de la vitamina del grupo B y, en particular, se identifica con la vitamina B8.

El elemento más destacable en cuanto a riqueza en esta sustancia es la leche materna, constituyendo la prueba irrefutable de que el recién nacido presenta una necesidad innata de recibir un aporte regular de la misma.

Considerada como una sustancia con actividad nutricional, se le atribuyen diversos efectos biológicos un vez ha ingresado en el torrente sanguíneo, tras sus absorción por parte del tracto intestinal.

Sin embargo y, a diferencia del resto de las vitaminas, en los adultos no ostenta el carácter de esencial, dada la capacidad que el organismo tiene de sintetizarla desde la molécula de la glucosa.

Multitud de compuestos químicos se dan en la naturaleza bajo formas que se diferencian muy poco en la estructura de su molécula. Nos estamos refiriendo a los conocidos como isómeros.

Presentación molecular

Nueve son sus posibles presentaciones, que únicamente difieren en la disposición de alguno de sus átomos. Más concretamente, podemos señalar a las ordenaciones de los grupos de hidrógeno y OH en torno a los átomos de carbono configuradores de su estructura anillar.

Entre todas ellas, sobresale el mioinositol, por ser la que abarca una extensa mayoría. Además, está estrechamente relacionado con el sistema nervioso de los mamíferos (que incluye al ser humano) aparte de a otra serie de localizaciones.

En cuanto al resto de los isómeros isométricos (por su denominación técnica), son solo cuatro los que se presentan espontáneamente en la naturaleza, siendo los demás, producto de síntesis de laboratorio. En concreto son: el  D-inositol, el L-inositol, el mioinositol y el esciloinositol o esciclitol.

Inositol molecularmente

¿Qué propiedades para la salud tiene?

Una de las características que resulta más relevante en la parcela del metabolismo asociado al inositol es el que el organismo humano ha sido “programado” para efectuar su síntesis. Los tejidos principales en los que la misma se lleva a cabo son el sistema nervioso central, la mucosa intestinal, el riñón y el hígado.

La vitamina B8 se encuentra en la práctica totalidad de las células del organismo y constituye una sustancia que integra la estructura molecular de los fosfolípidos, compuestos grasos determinantes en la arquitectura de la membrana celular, con especial incidencia en las neuronas o células nerviosas.

Hagamos a continuación un repaso por las principales propiedades del inositol:

Participa en la organización de los tejidos

De fundamental puede calificarse la existencia del inositol para la transmisión del impulso nervioso y para la síntesis de neurotransmisores.

A partir de esta propiedad arranca un extenso catálogo de procesos patológicos relacionados con el sistema nervioso, que pueden prevenirse con una ingestión y síntesis interna de inositol adecuadas.

¡Toma nota de las patologías que puedes prevenir con el aporte suficiente de inositol!

  • Depresión
  • Trastorno bipolar
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • La agorafobia o miedo a los espacios abiertos y la claustrofobia o miedo a los espacios cerrados
  • Déficit de atención asociado a la hiperactividad
  • Anorexia y bulimia
  • Calidad del sueño, mantenimiento de un buen estado de ánimo, estados de ansiedad y el estrés

    Se ha constatado que los niveles de inositol en el líquido cefalorraquídeo (el  que baña a nivel interior el sistema nervioso central) de los individuos que padecen depresión (así como de las otros también mencionados) son apreciablemente escasos. Al parecer, sería la dependencia entre el inositol y la síntesis del neurotransmisor serotonina, el factor que repercutiría a la hora de desencadenar una depresión.

    Reduce el colesterol y la acumulación de grasa

    El compuesto orgánico que estamos analizando reduce el colesterol LDL, evitando que se depositen cúmulos de grasa. Tanto es así que se ha comprobado que, en conjunción con la colina, llega a reducir el colesterol en sangre.

    Distribuye la grasa por el organismo, eliminándola de aquellos lugares en los que se acumula. Esta circunstancia hace que el hígado esté libre de acumulación de grasas, proporcionando un efecto detox.

    ¿Ayuda el Inositol en la pérdida de grasa?

    Desempeña una función lipotrópica en el hígado

    Es un elemento clave en la movilización de las grasas, en conjunción con la colina. Impide el depósito de lípidos en el hígado y, por el contrario, promueve el transporte hacia las células de los tejidos en los que su presencia es necesaria.

    Interviene en la estimulación de la musculatura lisa del tracto gastrointestinal

    Ayuda a regular el peristaltismo o motilidad intestinal y, en coherencia con ello, a plantar cara al estreñimiento.

    En virtud de su condición de vitamina, es un colaborador necesario en la actividad enzimática de multitud de reacciones químicas del metabolismo:

    • Vista, cabello y piel
    • Óptima digestión y buen estado del aparato digestivo
    • Regulación en la formación de las células de la médula ósea imprescindibles para la circulación sanguínea y el sistema inmunitario

    ¿Cuál es su rol como mecanismo del segundo mensajero?

    La estructura molecular del inositol está diseñada para transitar con facilidad entre el exterior y el interior de las células, siendo una sustancia determinante en las funciones vitales.

    En base a lo dicho, adopta un mecanismo denominado “del segundo mensajero”, cuya esencia reside en la respuesta intracelular de la molécula de inositol a la presencia de una específica hormona. ¿El resultado? La puesta en marcha de una cadena de reacciones bioquímicas que materializan un preciso efecto fisiológico.

    En pos de la organización y especialización de las células en tejidos y órganos, es indispensable establecer una sutil red de comunicaciones bajo cuyo control se hallan los fenómenos de multiplicación celular y coordinación de la totalidad de las actividades que aquellas llevaban a cabo.

    Si atendemos al esquema de trabajo de cualquiera de los múltiples sistemas de comunicación que intervienen en el organismo, el pistoletazo de salida lo da siempre una primera señal denominada “primer mensajero” y que tanto puede ser un hormona, como un factor de crecimiento, como un “releasing” factor del hipotálamo (glándula vital inserta en el encéfalo), entre otros.

    El referido primer mensajero el liberado al medio extracelular y movilizado por los estímulos específicos que reciben el nombre de tactismos, hasta entrar en contacto químico, en la membrana plasmática de la célula, con un receptor de membrana de alta especificidad que lo identifica.

    A partir de ahí dan comienzo una serie de fenómenos bioquímicos responsables de la función vital propia de cada caso, tanto a nivel de la membrana como de los órganos que el citoplasma de la célula contiene.

    Transporte inositol

    Mioinositol y diacilglicerol

    Entre los mencionados receptores, existe uno que merece especial mención y que usa las conocidas como proteínas G, unidas a unas bases nitrogenadas denominadas guaninas (de las que integran el ADN).

    Sus funciones incluyen las de controlar la liberación de dos nuevos mensajeros intracelulares, los “segundos mensajeros”, que no son otros que el mioinositol y el diacilglicerol y que ocupan el último eslabón de la cadena de comunicación inmediatamente anterior a la manifestación del efecto fisiológico.

    Puede que el factor más relevante en el triunfo de los efectos terapéuticos del inositol sea su capacidad de dar soporte a los neurotransmisores. Esta cualidad deriva, a su vez, de su aptitud para intervenir de modo indirecto en el sistema nervioso central, sin verse implicado en interacción alguna con los receptores cerebrales.

    Cómo efectúa la tarea

    Uno de los métodos que utiliza  consiste en la regulación del mineral calcio que se contiene en el interior de las células, cuando el inositol trifosfato se proyecta sobre un orgánulo del citoplasma de la célula, de nombre retículo endoplasmático. Pues bien, dentro de este retículo facilita la liberación de las reservas de calcio. Dichas reservas a su vez y en una especie de “efecto dominó” activan la de los neurotransmisores.

    Por otro parte, el inositol ejerce como un regulador de la ósmosis (una permeabilidad innata del recubrimiento celular), lo que facilita el movimiento del agua y de los elementos en disolución a través de la membrana.

    El siguiente ejemplo interesante de los notables cambios que el inositol promueve en el organismo es la respuesta a la liberación de la insulina que se produce desde los islotes de Langerghans del páncreas, un canal fisiológico en el que su adopta un comportamiento de agente sensibilizador de dicha hormona.

    Es más, podemos afirmar que los sujetos que padecen diabetes de tipo 2 ven alterada la cantidad de inositol que eliminan a través de la vía de la orina.

    ¿Qué papel desempeña en el Síndrome Metabólico?

    Estrechamente vinculado a los cambios en la resistencia de la insulina se encuentra el conocido como síndrome metabólico, en el que el  inositol  asume igualmente protagonismo al prevenir algunas de las alteraciones que lo integran, como pueden ser  la hiperlipidemia (elevada tasa de grasas en sangre) o la obesidad.

    No en vano, se ha constatado una reducción del 20% en los niveles de colesterol LDL o “colesterol malo”,  un fiable indicativo de un óptimo control de la predisposición al síndrome metabólico, por su condición de un factor de riesgo de las patologías cardiovasculares.

    Pero, ¿hasta qué punto es necesaria la abundancia del inositol en el sistema nervioso central? Pues en la medida que numerosos estudios que han analizado al detalle el papel del inositol en diferentes síndromes, han dado como resultado un hallazgo tan concluyente  como que un prolongado déficit en el inositol celular es capaz de desencadenar la aparición de desórdenes neurológicos de cierta entidad, entre los cuales se encuentran el mal del Alzheimer y la patología amiloide.

    Inositol perder peso

    Fuentes naturales de Inositol

    Por suerte y a los efectos de disfrutar de los beneficios del inositol te interesa saber que existe una tendencia general entre los alimentos a contener el isómero mioinositol en mayor o menor cantidad.

    A grandes rasgos, podríamos decir que los alimentos que más inositol contienen son los cereales de grano entero y los frutos cítricos (constituyendo el limón una excepción), ocupando los primeros puestos de la lista, que culmina con los productos lácteos y cárnicos.

    Frutas:

    • Uva pasa (4,70)
    • Melón cantalupo (3,55)
    • Naranja (3,07)
    • Mandarina (1,49)
    • Kiwi (1,36)
    • Cereza (1,27)
    • Nectarina (1,18)
    • Mango (1)
    • Pera (0,73)
    • Melocotón (0,53)
    • Albaricoque (0,52)
    • Sandía (0,46)
    • Aguacate (0,46)
    • Piña (0,33)
    • Manzana (0,24)

    Frutas fuente de Inositol

    Hortalizas:

    • Rutabaga o colinabo (2,52)
    • Berenjena (0,84)
    • Col de Bruselas (0,81)
    • Col (0,70)
    • Espárrago (0,68)
    • Espinaca (0,66)
    • Alcachofa (0,6), donde se concentra especialmente en su corazón
    • Pimiento (0,57)
    • Tomate (0,54)
    • Cebolla (0,27)
    • Lechuga (0,16)
    • Pepino (0,15)
    • Zanahorias (0,12)
    • Setas (0,09)

    Cereales:

    • Salvado de trigo (2,74)
    • Trigo entero (1,42) y trigo integral (0,47)
    • Harina de avena (0,40)
    • Pasta (0,31)
    • Arroz marrón (0,30) y arroz blanco (0,17)
    • Pan blanco (0,25)

    Cereales fuente de Inositol

    Carne y derivados:

    • Hígado de vacuno (0,64)
    • Carne picada (0,37)
    • Yema de huevo (0,34)
    • Solomillo (0,30)
    • Pechuga de pollo (0,30)
    • Chuleta de cerdo (0,42)

    Pescados y mariscos:

    • Ostras (0,25)
    • Atún (0,15)
    • Sardinas (0,12)
    • Almejas (0,03)

    Productos lácteos:

    • Leche entera (0,04)
    • Yogur (0,1)

    Legumbres:

    • Frijoles blancos (2,83), rojos (2,49) y verdes (1,93)

    Déficit de Inositol, ¿debe preocuparte?

    Pues así es. Sentimos decirte que una deficiencia de inositol debe preocuparte en la medida que es capaz de empeorar mucho tu calidad de vida, pudiendo estar además en el origen de multitud de importantes trastornos de la salud a largo plazo.

    Estos son los principales problemas que puede ocasionar una carencia de inositol:

    • Enfermedades oculares, dado que los ojos son uno de los órganos del cuerpo que mayor concentración de inositol presentan. Por esta razón, una deficiencia de vitamina B8 podría ser la causante de ceguera nocturna y fotofobia (condición que dificulta en extremo soportar la luz directa).
    • Intensifica los problemas neurológicos en enfermos de diabetes, ocasionando la conocida como neuropatía diabética.
    • Puede dar lugar a una relajación de las fibras musculares lisas de la pared intestinal, encargadas del mantenimiento del peristaltismo, convirtiéndose en un factor predisponente de estreñimiento.
    • Esterilidad masculina, debido a que el interior de los testículos, la vitamina B8 contribuye a la producción de espermatozoides.
    • Otros problemas nerviosos. En su calidad de vitamina, una de sus funciones es actuar en los mecanismos enzimáticos reguladores del equilibrio entre el cobre y el zinc en las neuronas. Como es de esperar, su falta causa la ruptura de ese equilibrio en el que el cobre es el factor predominante. Tal circunstancia podría dar lugar a un buen número de problemas del sistema nervioso, como angustia, fobias o insomnio.

    ¿Cómo y cuándo tomar la B8?

    Lo primero que tienes que saber a este respecto es que una alimentación equilibrada garantiza la satisfacción de las exigencias diarias de este nutriente.

    En virtud del criterio de la mayoría de los especialistas en torno a un gramo diario de inositol sería la cantidad que coinciden en que necesitamos.

    Pese a que según lo que acabábamos de decir en principio no deberías tener ningún problema para cubrir los requerimientos diarios de vitamina B8 si te alimentas bien, lo cierto es que al final la realidad manda y quizás tu ritmo de vida no te permita llevar una alimentación tan saludable como quisieras.

    Otro factor que también podría desembocar en falta de inositol es el padecimiento de un trastorno que eleve los niveles requeridos de suplementos dietéticos.

    Suplemento inositol cuándo tomar

    Necesitas tomar suplementos de Inositol si…

    • Sigues una dieta deficiente, sin apenas alimentos frescos y con abundancia de alimentos muy procesados y aditivos
    • Fumas o eres adicto al alcohol o las drogas
    • Padeces alguna afección de de los órganos en los que se sintetiza el inositol, sobre todo de la mucosa del estómago, hígado, riñón y sistema nervioso central
    • Te encuentras en una situación de sobreesfuerzo, ansiedad o estrés
    • Consumes demasiadas bebidas con cafeína u otros estimulantes (como café, té, o colas)
    • Estás recibiendo tratamiento con antibióticos, de los que se tiene constancia que dificultan su absorción a nivel intestinal. Existen otros fármacos que merman la capacidad de inositol porque neutralizan las vitaminas en general, entre los que sobresalen los anticonceptivos
    • Emites excesiva cantidad de orina como consecuencia de una medicación a base de diuréticos o por ingerir mucha agua

    Consulta aquí la dosis diaria recomendada

    Una cosa es la dosis estándar de inositol, que oscila entre 0,5 y 2 gramos y diarios y otra la que pueda llegar a necesitarse en situaciones especialmente demandantes:
    • Ante planteamientos terapéuticos más agresivos, como el caso de una depresión, a veces hacen falta hasta 12 gramos diarios, que normalmente son bien tolerados
    • Para el tratamiento de los trastornos psiquiátricos anteriormente mencionados, la dosis pautada se sitúa entre los 10-12 gramos diarios, para los cuales suele elegirse una presentación de polvo hidrosoluble

    Si vas a comenzar a suplementarte con inositol, lo más recomendable es que inicies el tratamiento con dosis moderadas y vayas poco a poco valorando cómo te sientes antes de ir aumentándolas, lo que debes hacer de modo gradual.

    No caigas en el error de tomar cantidades mayores de las aconsejadas, pues esa medida conllevaría que padecieras los efectos secundarios típicos de la suplementación con inositol (diarrea, náuseas y molestias gastrointestinales).

    Cuándo tomar vitamina B8

    Si buscas conseguir una mayor amortiguación frente a la resistencia a la insulina típica del síndrome de ovario poliquístico (SOP) los expertos recomiendan ingerir la dosis de inositol en una sola toma antes del desayuno.

    Estructura tipos de inositol

    ¿En qué formatos vas a encontrar este suplemento?

    Tienes disponible inositol en el mercado en distintas presentaciones

    • En cápsulas blandas o geles la biodisponibilidad del mioinositol es mayor. En contraposición a las cápsulas duras, los geles son una buena alternativa en los casos de suplementación con fines de paliar trastornos mentales.

    De hecho, nos estamos refiriendo a la posibilidad de transformar los 12 g diarios exigidos para producir efectos psicofarmacológicos en 4 g de mioinositol.

    • En polvo blanco o cristalino, solo necesitas disolverlo a través de una mezcla enérgica en un vaso de agua o zumo de fruta.

    Asimismo, hay otros dos isómeros de inositol que suelen incorporarse en suplementos, indicados para afrontar condiciones específicas de salud. Son:

    • Hexafosfato
    • D-chiro

    Las mujeres que sufren el ya referido Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), pueden optar por dos sustancias: mioinositol y D-chiro inositol.

    Algunas mujeres basan su tratamiento en pautar solo mioinositol a razón de 4 gramos al día (parece que el polvo podría ser más aconsejable que las cápsulas).

    Si vas a recurrir a las cápsulas, puedes  hacerlo en una mezcla con metformina, un medicamento usado principalmente con fines antidiabéticos. Al mismo tiempo, tienes la posibilidad de optar por una combinación de mioinositol y D-chiro inositol. Dicha combinación, según el criterio de los expertos, parece mejorar significativamente tanto el perfil clínico como el metabólico de los pacientes.

    La sinergia de mio y D-chiro inositol es factor clave en la normalización de los desequilibrios hormonales que se producen en el área reproductiva, así como en la ovulación y los ciclos menstruales.

    Asimismo, reduce de manera notable los niveles de andrógenos circulantes (como la testosterona), responsables de que aparezca un exceso de vello corporal y de acné. También guarda relación con el síndrome de ovario poliquístico.

    A título anecdótico, añadir que las mujeres con sobrepeso y obesidad muestran mayor predisposición a arrojar mejores resultados en tratamientos en los que se combinan  mio y D-chiro inositol.

    ¿Tiene efectos secundarios?

    Tomado en las dosis recomendadas, el inositol es una sustancia segura. Ahora bien, si nos vamos a un caso extremo, una dosis de 10 g por kg de peso de esta vitamina podría desencadenar consecuencias fatales.

    Por tanto y, con la excepción de las desviaciones, todo apunta a que estamos ante una sustancia bien tolerada y es que las dosis terapéuticas encierran un amplio margen de seguridad.

    Ese es el motivo de que los efectos secundarios descritos relacionados con las dosis más convencionales sean bastante moderados y se circunscriben casi totalmente a molestias del aparato digestivo tales como diarrea, náuseas y flatulencias.

    ¿Tiene efectos secundarios el Inositol?

    ¿Y contraindicaciones?

    Aunque no son demasiadas, existen una serie de contraindicaciones en relación con la toma de la vitamina B8.

    No deben ingerir inositol…

    • Niños que presenten trastornos de hiperactividad
    • Personas aquejadas de trastorno bipolar

    ¿Estás embarazada? Entonces debes consultar con tu médico la oportunidad de tomar inositol, ya que durante la gestación se desarrolla un estado de resistencia a la insulina que a menudo da lugar a un cuadro de diabetes tipo 2 gestacional.

    Así las cosas durante este período se busca una reducción de la captación de la glucosa circulante en sangre con el objetivo de que el feto reciba el aporte sostenido de este azúcar que demanda su desarrollo.

    El tratamiento de la diabetes gestacional tipo 2 requiere la pauta de algún fármaco hipoglucémico que por un lado, no resulte tóxico para la madre y el feto y por otro, mantenga estables los niveles de glucosa en sangre. Pues bien, el mioinositol puede ser ese tratamiento necesario.

    En relación con el consumo de cafeína, indicar que los especialistas que hemos consultado descartan en principio cualquier interacción entre ambas sustancias. Por ello, parece que la cafeína y el inositol pueden ser consumidas sin mayor problema, siempre bajo las indicaciones de los expertos, como sucede con cualquier otro suplemento alimenticio.

    ¿A qué ahora ya te suena más familiar el inositol? Solo resta que valores hasta qué punto puede beneficiarte y te decidas a probar sus bondades.

    Fuentes Bibliográficas:

      Valoración Inositol

      Para la depresión - 99%

      Fuentes de inositol - 100%

      Importancia en el embarazo - 100%

      Efectividad - 100%

      100%

      Evaluación HSN: 5 /5
      Content Protection by DMCA.com
      Te puede interesar
      Vitamina A en la zanahoria
      Top 8 de Alimentos ricos en Vitamina A

      Si hay una vitamina que está relacionada con la visión esa es la A o …

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      ¿Te gusta nuestro HSNBlog?
      HSN Newsletter
      Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

      Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


      Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad