▷Inulina: Qué es, beneficios y propiedades【2019】
Página Principal / Suplementos / Para la Flora Intestinal / Inulina: Qué es y para qué sirve
Inulina: Qué es y para qué sirve

Inulina: Qué es y para qué sirve

Lo que a la inulina le falta de popularidad le sobra de efectividad a nivel de la salud intestinal. Si eres adepto al gym, estarás al tanto de que es sustancia utilizada por practicantes de culturismo y disciplinas asimiladas que, por ingerir ingentes cantidades de comida, a menudo sufren alteraciones en la microbiota intestinal.

Inulina para la salud intestinal

¿Qué es la microbiota intestinal?

Detrás de esa denominación se encuentra el conjunto de microorganismos vivos en nuestro intestino cuya misión es la de favorecer la digestión y la asimilación de nutrientes, así como la producción de vitaminas del grupo B, promoviendo la integridad de la mucosa intestinal y logrando evitar la temida permeabilidad que obstaculice la absorción de nutrientes.

¿Sabías que uno de los ejemplos clásicos de permeabilidad intestinal es el caso las personas celíacas? Su problema consiste en la incapacidad de digerir el gluten, que actúa como barrera inmunológica.

Cada vez se da un mayor número de condiciones patológicas como el síndrome del intestino irritable, los trastornos metabólicos, la inflamación intestinal y hasta el cáncer colorrectal, consecuencia de una afectación crónica de microbioma con origen en factores ambientales (Guinane y Cotter, 2013).

Balance microbial

Figura I. Balance microbial y patogénesis en humanos. (Guinane y Cotter, 2013).

¿Qué es?

La inulina es un polisacárido que está compuesto de cadenas de fructosa, lo que se conoce como un fructano. Está presente en la naturaleza en las raíces de las plantas espermatofitas.

Lo normal es que se extraiga para su comercialización, como complemento alimenticio de la achicoria. Para ello se lleva a cabo un proceso que se conoce como “campo eléctrico pulsado”, purificándose y aislándose para su presentación micronizada.

Extraccion de la inulina

Figura II. Procesos de extracción, purificación y aislamiento de la inulina formato Raw.

Estos son los polisacáridos no estructurales que más abundan en la naturaleza y están contenidos en plantas, hongos y bacterias. Se califican como oligosacáridos, o sea, como agrupaciones sencillas que engloban a unas cuantas moléculas de azúcares simples.

Su molécula, caracterizada por su gran hidrosolubilidad, está integrada por cadenas no ramificadas formadas por entre 40 y 100 moléculas de fructosa (el azúcar simple que constituye el núcleo de su composición).

En resumen, la inulina puede definirse como un hidrato de carbono de reserva energética cuyas características funcionales y estructurales son de fibra soluble, un factor de diferenciación de aquellos otros que, como el almidón, carecen de esa singularidad a nivel estructural.

Achicoria origen inulina

¿Qué función cumple la Inulina?

A principios del siglo XIX la inulina fue aislada y purificada a partir de la especie Inula helenium, también llamada elecampana o helenio. Esta planta de hoja perenne, cuyo perfil es de hierba rígida, está muy extendida por las islas británicas, sur y centro de Europa y Asia.

Son más de 36.000 especies las que comparten la presencia de inulina como carbohidrato de reserva. Esta cifra puede servir para que te hagas una idea de su relevancia para el metabolismo vegetal

La mayoría de las especies vegetales que concentran significativos contenidos de inulina no lo hacen en su parte vegetativa (tallo y hojas) sino en la parte hipogea o subterránea (raíz, tubérculo, bulbo o rizoma).

Representan la excepción a esta regla las que pertenecen a la familia de las gramíneas, que concentran elevadas cantidades en sus estructuras verdes.

Es más, las plantas que cuentan con aptitudes para su aprovechamiento industrial como fuente de fructosanos no abundan precisamente. Basta con retroceder la vista una década atrás para comprobar que la inulina solo podía ser obtenida a partir de patata o alcachofa de Jerusalén, una planta tuberculada similar al girasol, y achicoria, siendo esta última la predominante.

Acción prebiótica

La inulina lleva a cabo una acción prebiótica que favorece el crecimiento de los microorganismos vivos de la bacteria intestinal, aparte de una acción que se puede conceptualizar como bifidogénica, favoreciendo el desarrollo de bifidobacterias, entre otras especies de bacterias.

A nivel nutricional la inulina se considera como una fibra. Al carecer de enzimas preparadas de actuar sobre ella, el organismo es incapaz de hidrolizar la sustancia.

Y así es como la inunila llega casi intacta al colon, lugar en que las bacterias son capaces de fermentar y degradar la sustancia con el fin de servir de “alimento” para su crecimiento y desarrollo (García, Bourcourt, Albelo y Núñez, 2007).

¿Qué otros roles juega la Inulina en el organismo?

Pues lo cierto es que la inulina llega a jugar diversos roles en el organismo, una vez ha sido ingerida, que van desde favorecer el control de la glucemia hasta ejercer como fibra para promover el tránsito intestinal, pasando por aliviar constipados y condiciones propias de un sistema inmune debilitado (Shoaib et al, 2017).

Tales funciones derivan en realidad de la acción ejercida por al inulina sobre la bacteria intestinal y la mejora de su integridad, como se desprende de la imagen 1, demostrativa de las consecuencias de una bacteria dañada.

Conoce su acción bifidogénica

Aunque es frecuente caer en el error de pensar que todas las cepas de bacterias presentes en nuestro intestino son “bacterias buenas”, lo cierto es que esto no es así.

De entre los más de 400 tipos de bacterias que existen, ciertos grupos pueden considerarse como patogénicos o potencialmente patogénicos (Eckburg et al., 2005; Kamarul Zaman,Chin, Rai & Majid, 2015, citado en Shoaib et al., 2017):

  • Beneficiosas para el organismo: Lactobacilli y Bifidobacteria
  • “Mixtas”, que combinan efectos beneficiosos y perjudiciales para el organismo: Bacteroides
  • Perjudiciales para el organismo: Clostridia, entre otras

Inulina para la salud del sistema digestivo

No obstante, la inulina estimula el entorno y la actividad de un número de bacterias limitado en el colon. Nos referimos especialmente a las del primer grupo, por lo que se trata de un buen instrumento para la mejora de la salud del intestino, en particular, pero también del resto del organismo, en general.

Citando fuentes textuales podemos hacer referencia a los siguientes hechos:

“La inulina y oligofructosa ha mostrado que en pacientes que sufren irregularidad intestinal y algunas enfermedades serias restableció la estabilidad microbial cuando su población había cambiado a causa del entorno afectado por las enfermedades” (Shoaib et al., 2017).

“Esto puede favorecer la defensa contra el ataque y translocación de microbios (tanto endógenos como exógenos” (Bosscher, Van Loo & Franck, 2006, citado en Shoaib et al., 2017).

Farmacocinetica de la Inulina

Figura III. Farmacocinética de la inulina y efectos sobre marcadores.

A los efectos de reducir la colitis la administración combinada de inulina y oligofructosa ha dado sobradas muestras de su eficiencia. Asimismo se ha constatado que sirve para dotar de un crecimiento beneficioso de la bifidobacteria y lactobacilli intestinal en ratas transgénicas

“Esto es debido a una reducción en la producción de citoquinas pro-inflamatorias en la mucosa intestinal y a un aumento de la regulación inmune transformando el TGF-β” (Schultz et al., 2004, citado en Shoaib et al., 2017).

Usos médicos

La inulina no es ni mucho menos una sustancia nueva en la práctica de medición de un parámetro clínico que recibe el nombre de “Índice e Filtración Glomerular” en el que cuenta ya con amplio bagaje y en el que se ha revelado como especialmente útil para la extracción de datos relacionados con la capacidad renal de filtrado de volumen sanguíneo por unidad de tiempo.

Para esta finalidad tiene una aptitud especial por resultar refractaria a la acción degradante de las enzimas. De tal característica se deriva una filtración que prácticamente alcanza el cien por cien en el glomérulo renal, sin reabsorción ni excreción.

Llegan a tal las bondades de la inulina en este sentido que en el campo terapéutico se ha realizado la propuesta de pautar su administración en específicos tratamientos contra patologías como puedan ser la colitis ulcerosa, la hiercolesterolemia, el estreñimiento crónico o la enfermedad de Crohn.

Inulina para los niños y adolescentes

¿Qué beneficios tiene la Inulina?

Estamos ante una sustancia que ayuda a estabilizar el ritmo de síntesis de insulina y, en coherencia con ello, el nivel tanto de esta como de la glucosa en sangre, lo que le confiere un rol determinante a efectos de controlar y prevenir la diabetes.

Para el control de la diabetes tipo II

Los expertos consideran que el efecto antioxidante directo que la inulina ejerce, bien pudiera sería ser una segunda vía de control de la diabetes tipo II.

Desde este prisma, el denominado estrés oxidativo ocasionado por una acción prolongada de elevados niveles de insulina circulante en el torrente sanguíneo resultaría un factor determinante para el desarrollo tanto de la diabetes como de las complicaciones inherentes a esta enfermedad. En cuanto a la inulina, se sostiene que sería capaz de neutralizar este fenómeno gracias a su poder antioxidante.

Las consecuencias prioritarias que cabe citar de asegurar un aporte alimenticio suficiente de este fructosano son dos:

  • La garantía de un sistema inmunitario fuerte
  • Una mayor fluidez en el tracto gastrointestinal

De su sinergia se desprende que podría echarse el freno a la acumulación de sustancias tóxicas en el organismo.

Inulina para diabéticos

Control del colesterol LDL

Con vistas a mantener a raya los niveles de colesterol y sobre todo de los niveles del popularmente conocido como “colesterol malo” o LDL e inhibir la acumulación de triglicéridos a nivel hepático, la inulina es una de las herramientas más eficaces.

Ello justifica que actúe como coadyuvante en la estrategia de prevenir el riesgo de padecer arteriosclerosis y las enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares subsiguientes.

¡Ojo! La inulina optimiza la absorción de vitaminas y primordialmente de las pertenecientes al complejo B, cuya intervención en el organismo abarca a la práctica totalidad de las funciones.

Los sujetos con sobrepeso pueden verse especialmente favorecidos por una ingesta suficiente de inulina, toda vez que la misma modifica para bien la flora intestinal. Ese podría ser el desencadenante para el inicio de la reducción de peso (metabolizar un gramo de inulina proporciona 1,5 kilocalorías).

Por si esto fuera poco, va a mitigar el riesgo de terminar siendo presa de la diabetes, enfermedad para la que la obesidad forma parte del nutrido grupo de factores predisponentes.

Participa en los alimentos funcionales

Para tu tranquilidad podemos comentarte que la inulina está reconocida como una sustancia segura por parte de los más aclamados organismos de control de alimentos. Fue en 2007 cuando logró la autorización para ser incluida en procesos alimentarios en Europa.

El listado de este tipo de alimentos es muy prolijo y, en cuanto al espectro cubierto por parte de sus perfiles nutricionales, es de lo más diverso, dado que cada uno contiene distintos principios activos que lo dota de esta singular característica.

Otros oligosacáridos funcionales:

  • Oligosacáridos contenidos en proteaginosas como por ejemplo la soja, entre los que podemos destacar la estaquiosa y la rafinosa.
  • Isomaltooligosacáridos extraídos por un procedimiento de hidrólisis del almidón que se halla en cantidades ingentes en el grano de los cereales y en los tubérculos. Afortunadamente, puedes beneficiarte de ellos ingiriendo alimentos fermentados como el arroz (elaborado con soja y arroz integral) o el sake (bebida alcohólica de origen japonés elaborada a partir de arroz).
  • Galactooligosacáridos obtenidos a partir de la galactosa (un azúcar) de la leche.
  • Lactulosa obtenida también de la leche, en este caso a través de un tratamiento de la lactosa a elevadas temperaturas.

Inulina y grasas saturadas

Hasta aquí todo claro sobre que estamos ante una sustancia natural con un potencial innegable y generoso en lo relativo a la contribución a la salud y al bienestar de personas con situaciones de partida variopintas.

Entre sus cualidades sobresale el hecho de que mejora la absorción intestinal de algunos de los que se consideran macrominerales, como el calcio, el fósforo y el magnesio. Poniendo foco en el calcio, se ha constatado su actuación para mantener una densidad adecuada en la matriz ósea. Esta circunstancia cobra especial importancia de cara a la aparición de la osteoporosis.

Los niños constituyen un sector de la población que puede verse especialmente beneficiado por la inulina en aras de asegurar una óptima mineralización de los huesos. Junto con ellos a los adolescentes, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad también les interesa su toma. Por esta razón se hace aconsejable una ingesta regular de inulina.

¿Cuáles son sus usos industriales?

      La inulina es un compuesto muy reconocido y valorado en la industria alimentaria, debido a sus atributos tecnológicos.

      De hecho, es ideal para mejorar la estructura y la estabilidad de alimentos tan diferentes entre sí como los productos lácteos, los cereales procesados, las masas horneadas y hasta ciertos productos cárnicos que han sido tratados por el calor, como son los fiambres.

      Como consumidor, coincidirás con nosotros en que quienes llenan la cesta de la compra apuestan cada vez más por productos light pero sin renunciar a un exquisito sabor, objetivo que el recurso de la inulina facilita en gran medida.

      Inulina uso industrial

      En esta línea, son incontables los productos que la incluyen en su composición, como sustituto de la grasas saturadas, manteniendo íntegro su sabor y con la ventaja de un bajo contenido en grasa que los convierte en mucho más saludables.

      Ese es el motivo de la creciente incorporación de la inulina como ingrediente (no como aditivo) en procesos de elaboración de muy diversos alimentos, que buscan en su inclusión efectos tan variopintos como el desplazamiento de las grasas saturadas, lo que tiene lugar básicamente en productos cárnicos, lácteos y helados.

      Su proceso de formación

      Los especialistas se plantearon que, la sustitución de la grasa por magro, en principio podría repercutir negativamente en el sabor generado por los alimentos, si bien es precisamente la inulina la sustancia que lo impide. Y lo hace a base de formar un gel en contacto con agua y sometida a un cizallado que eleva la presión de corte.

      Una vez el producto está terminado, este gel le confiere una textura al paladar cien por cien equiparable a la producida por los glóbulos grasos sustituidos.

      Esta aptitud tecnológica de la inulina es la que marca sobradamente la diferencia con las fibras insolubles, ya que es capaz de sustituir la grasa en virtud de su capacidad de inmovilización del agua durante la formación del gel, algo de lo que aquellas carecen. ¡Y con el plus adicional de no interferir en el sabor dada su neutralidad en este sentido!

      ¿En qué productos se utiliza la inulina?

      • Salchichas de hígado y paté: la inulina es la sustancia que les otorga la necesaria untuosidad para que puedan extenderse en el pan. Su contenido graso no sobrepasa el 10%.
      • Salchichas de Frankfurt: el contenido graso de este producto se reduce al 5%.
      • Salami: mejora su estructura, permitiendo que se fabrique con un 12% de materia grasa.

      Inulina de agave

      Este polisacárido se obtiene a través del secado del agave, la misma planta a partir de la que se fabrica el tequila.

      Asimismo, es frecuente su utilización como ingrediente para elaborar postres, al funcionar como un humectante o retenedor de humedad. También es idónea para añadirse a zumos, batidos y cualquier otro tipo de bebidas.

      Inulina cómo tomar

      ¿Tiene efectos secundarios y contraindicaciones?

      Es lógico pensar que la inulina no es una no es una sustancia que pueda utilizarse en todas las situaciones, por lo que está desaconsejada en algunas de ellas, debido a la sensibilidad que presentan algunos individuos.

      Baste decir que en ocasiones provoca reacciones desfavorables en quienes están afectados por el síndrome de mala absorción de fructosa, para los que la ingesta de inulina puede ser problemática, debiendo limitar su ingesta a medio gramo.

      Su condición de fibra soluble produce inevitablemente fermentaciones en el intestino grueso que pueden causar gases, hinchazón, diarrea o molestias abdominales.

      Por estas razones, es aconsejable que introduzcas la inulina en tu dieta gradualmente, de modo que permitas que el intestino se vaya aclimatando poco a poco a ella. Seguir las recomendaciones del fabricante y consultar con un especialista en nutrición es otro excelente modo de evitar consecuencias adversas.

      En resumidas cuentas, puedes tomar al menos cinco gramos de inulina diaria junto con tus alimentos para garantizarte buenas digestiones. Al mismo tiempo, evita la molesta sensación de vientre hinchado. Tampoco faltan quienes opinan que la dosis podría apurarse hasta 40 gramos al día sin comprometer la salud, si bien parece que entre 10 y 14 gramos diarios deberían bastar para disfrutar de sus excelencias.

      ¿Quieres comprar los mejores suplementos de inulina a un excelente precio? Hazlo a través del enlace en la tienda online de HSN, especialista en nutrición.

      No dejes de leer lo que dicen los estudios

      Los ensayos realizados en seres humanos son más limitados, circunstancia que dificulta el establecimiento de una ingesta diaria recomendada a la hora de saber cómo tomar la inulina, algo que además varía mucho según la situación individual de cada persona, su patología o condición, la gravedad de sus síntomas, etc.

      Sin embargo, podemos comprobar que Lindsay et al. 2006, demostraron que el consumo de 15 g de una mezcla de inulina y FOS mejoró notablemente los síntomas (Harvey Bradshaw Index) de 10 pacientes afectados por la enfermedad de Crohn ileocolónica activa.

      De este modo, quedó patente cómo tal ingesta incrementó la concentración fecal de bifidobacteria y el porcentaje de OL-10, una citoquina con propiedades anti-inflamatorias y capacidad para inhibir la síntesis de citoquinas pro-inflamatorias.

      Figura IV. HBI de los pacientes que muestran reducciones significativas en la sintomatología de la enfermedad (izquierda); aumento de las concentraciones de interleucina 10 (derecha) (Lindsay et al. 2006).

      Fuentes Bibliográficas:

      Valoración Inulina

      Acción prebiótica - 99%

      Uso industrial - 100%

      Fuentes de inulina - 100%

      Efectividad - 100%

      100%

      Evaluación HSN: 5 /5
      Content Protection by DMCA.com
      Te puede interesar
      Cólico lacobacilius reuteri
      Lactobacillus reuteri para la salud oral

      Se consideran microorganismos vivos que se ingieren a modo de probióticos para recuperar, cuidar o …

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      ¿Te gusta nuestro HSNBlog?
      HSN Newsletter
      Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

      Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


      Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad