L-Tirosina: clave para la energía mental y el rendimiento

L-Tirosina: clave para la energía mental y el rendimiento

Si frecuentas el gym, su nombre no te resultará desconocido. Se trata de la L-tirosina, una sustancia que juega un rol crucial en la producción de los aminoácidos que propician el óptimo mantenimiento del cerebro. Esa es la razón de que se le atribuya un impacto básico en la agilidad mental, en la concentración y en la claridad mental y, por ende, en la energía mental y el rendimiento.

Tirosina, aumento de la concentración

¿Qué es la L-tirosina?

La L-tirosina o tirosina, cuyo nombre en inglés es Tyrosine y sus abreviaturas son Tyre e Y es uno de los 20 aminoácidos que forman parte de las proteínas. Está calificado como un aminoácido no esencial. Se debe a que el organismo es capaz de producir tirosina por sí mismo. Aunque para ello necesita la combinación con la fenilalanina.

Interviene en la síntesis de hormonas tiroideas (tiroxina), de catecolaminas (dopamina, adrenalina y noradrenalina) y de la melanina, el pigmento que le aporta color tanto al pelo como a la piel.

En el caso de que te estés preguntando por qué debes tomar la L-tirosina, ya te lo hemos avanzado al comienzo de este post: porque contribuye a incrementar el rendimiento físico y mental, aumenta la atención, la concentración y la motivación. Y lo mejor de todo es que lo hace de una forma natural.

Dada su extraordinaria influencia en la formación de las hormonas, la tirosina cuenta con efectos que actúan de modo indirecto sobre la vitalidad, la motivación y el bienestar general.

¿Qué propiedades tiene este aminoácido?

El modus operandi de la L-tirosina difiere del de otros suplementos dietéticos. No actúa sobre las células de los músculos y tejidos de forma directa.

Al ser el suyo un efecto indirecto, la L-tirosina resulta un suplemento más eficaz para lograr un buen estado de ánimo, que aumente la motivación y la energía.

Si la tomas cuando estés realizando un entrenamiento físico comprobarás cómo influye a la hora de obtener mejores resultados, ya que estarás más motivado y contarás con mayores niveles de energía que te permitan afrontar los objetivos marcados, tales son las bondades de este aminoácido esencial.

Además, a ello debes sumar que, en  situaciones cotidianas, los efectos de este aminoácido son cien por cien tangibles y poderosos, si bien sus propiedades se potencian en el entrenamiento físico intensivo y ante situaciones adversas de la vida.

Por ello, tomar L-tirosina es una medida muy acertada si estás viviendo una situación de estrés, ya que te permitirá aliviar los estados de ansiedad y los cambios de humor.

Con el suficiente aporte de tirosina, tu mente aparcará los pensamientos negativos y podrá poner foco en sus objetivos reales. Asimismo es muy eficaz en el entrenamiento físico, permitiendo que te concentres en tus metas, incluso en condiciones exteriores desfavorables.

Por si esto fuera poco, estamos ante un suplemento que ha demostrado su eficacia a lo largo de los años y que, siempre que se tome en las dosis recomendadas, apenas presenta efectos secundarios, por lo que sus ventajas frente a otros productos disponibles en el mercado son múltiples.

De hecho, aunque tyrosine no interviene de un modo indirecto en el crecimiento de la masa muscular, sí se sabe que logra motivar positivamente a aquellos que practican  musculación y otros ejercicios físicos, ayudando a que consigan los objetivos y superen sus marcas.

Al mismo tiempo, ingerir tirosina como suplemento dietético, también se valora mucho entre los atletas que rechazan por sistema aquellas  sustancias que fomentan directamente el crecimiento muscular.

Entenderás mejor cómo funciona la tirosina en el organismo si tienes una visión general de la naturaleza y las propiedades de los aminoácidos.

¿Para quién está indicada la toma de L-Tirosina?

Su toma se recomienda para…

  • Ayudar en fases de entrenamiento intensivo
  • Aliviar la tensión muscular crónica
  • Calmar los dolores de cabeza y la migraña
  • Incrementar el rendimiento personal
  • Mejorar la atención y la concentración
  • Tratar elinsomnio
  • Tratar el malestar emocional
  • Reforzar la motivación y el optimismo
  • Aumentar el bienestar
Para comprar complementos de L-tirosina de calidad entra en el catálogo de la tienda online de HSN.

¿Qué alimentos contienen tirosina?

Tienes la posibilidad de encontrar esta sustancia en gran cantidad de alimentos, de origen animal y vegetal, ya que sus principales fuentes naturales son la carne, el pescado, los huevos y los lácteos.

Asimismo, puedes encontrarla en legumbres, cereales integrales, semillas, almendras y en verduras y frutas como acelgas, lechuga, zanahorias, berros, aguacates, espárragos, sandía, pepino, espinacas, perejil, productos de soja y manzanas.

¿Qué alimentos contienen l-tirosina de manera natural?

Aminoácidos esenciales y no esenciales, diferencias

La diferencia entre los aminoácidos esenciales y no esenciales estriba en el hecho de que puedan ser fabricados por el propio organismo o deban incorporarse al mismo a través de la alimentación.

  • Los aminoácidos no esenciales  son los que genera el propio organismo
  • Los aminoácidos esenciales son los que se adquieren a través de los alimentos que ingerimos

Aparte, existe un tercer grupo, que comprende a los denominados aminoácidos semi-esenciales que son aquellos que a priori pueden producirse por el organismo aunque para lograrlo precisen de ciertos componentes de las proteínas.

Otra característica que te interesa conocer de los aminoácidos semi-esenciales es que también dependen de una serie de datos individuales, como por ejemplo  la edad y el estado de salud en el que se encuentre una persona

Estos son los aminoácidos esenciales:

  • Isoleucina, leucina, lisina
  • Metionina, fenilalanina, treonina
  • Triptófano y valina

Estos son los aminoácidos no esenciales:

  • Alanina
  • Aspartato, ácido aspártico
  • Glutamina, ácido glutámico
  • Glicina, prolina y serina

En cuanto a los aminoácidos semi-esenciales son la arginina y la histidina, pero a ellos hay que añadir la cisteína y la tirosina, que no son esenciales, pero durante ciertas etapas, como en la infancia y épocas de crecimiento, pueden tener mayor importancia.

¿Cómo se genera y qué aporta al organismo?

La tirosina es un aminoácido no esencial que puede ser producido por el organismo, pero para ello necesita el concurso de la fenilalanina, un aminoácido esencial que debe aportarse a través de la alimentación.

Cuando el cuerpo carece de fenilalanina pierde la capacidad de producir tirosina. La necesidad de tirosina se incrementa sobre todo cuando las personas sufren una sobrecarga de trabajo o deben encarar problemas imprevistos.

La tónica general es que la necesidad de tirosina se produce ante situaciones de estrés o cuando las personas se ven sometidas a situaciones psicológicas o emocionales adversas.

¿Cuál es la función de Tyrosine?

La tirosina juega un rol esencial entre todos los aminoácidos,  dada la entidad de los procesos biológicos en los que interviene.

En concreto, desempeña un papel crucial en relación a la dopamina, la epinefrina, la norepinefrina y la triyodotironina

Además ejerce como neurotransmisor de la dopamina, la epinefrina, la norepinefrina y la triyodotironina.

¿Cómo afecta a la concentración en deportes la l-tirosina?

Dopamina

La dopamina es una sustancia con una  función estrictamente biológica, al controlar la circulación sobre los órganos e intervenir en el funcionamiento del riñón y en otra serie de procesos orgánicos vitales.

Más allá de su función biológica, comúnmente es conocida como “la hormona de la felicidad” y es liberada principalmente cuando una persona se encuentra feliz.

Tal estado, que también recibe la denominación de frenesí creativo, se produce cuando un individuo que está abordando la realización de una tarea siente la posibilidad de ejecutarla correctamente, presentándose ante él un panorama esperanzador sobre el resultado obtenido.

Cuando esta reacción se produce,  el ritmo cardíaco termina por sincronizarse con la respiración y la presión arterial. Es en ese momento cuando la persona pierde la noción del tiempo e, instintivamente, se centra en su actividad.

La extrema importancia de la dopamina se observa al examinar las consecuencias de su deficiencia en el organismo, que a menudo lleva a las personas a padecer una enfermedad, como pueda ser la esquizofrenia o el Parkinson.

Sin la intervención de la tirosina es imposible producir dopamina.

Adrenalina y Noradrenalina

Tanto la adrenalina como la noradrenalina (epinefrina y norepinefrina) son las hormonas encargadas de controlar el estrés y la energía del organismo y guardan una estrecha relación entre ellas.

La adrenalina es la responsable de que en el metabolismo de los carbohidratos exista suficiente energía disponible para el organismo. Ejerce el control de la grasa adicional del tejido adiposo, el glucógeno en el hígado y el funcionamiento del corazón. Aparte,  estimula el flujo sanguíneo que llega al cerebro.

La norepinefrina lleva a cabo una actividad como neurotransmisor en el sistema nervioso simpático. Además, incrementa el proceso oxidativo y, en consecuencia, genera las condiciones físicas precisas para que se produzca un incremento de la motivación.

La liberación de ambas hormonas ante situaciones de ansiedad, temor, estrés o en circunstancias asociadas a un esfuerzo extraordinario, proporcionan el suministro de tirosina que el organismo requiere en cada caso.

Tirosina Salud Cerebro

Hormonas tiroideas

En líneas generales las hormonas tiroideas ayudan que el organismo presente un balance energético equilibrado. No en vano, su producción está adaptada a la perfección a los requerimientos propios de cada persona.

Las dos hormonas tiroideas, la triyodotironina y la tiroxina, son precisas para preparar a la tirosina en el control de las proteínas, carbohidratos y grasas del metabolismo, y al mismo tiempo  son las encargadas de que las personas crezcan y se desarrollen.

A modo de colofón regulan la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal y los niveles de agua en el organismo.

Tales funciones, de origen diverso, pero esenciales para el organismo, dependen en último término de que el organismo cuente con un aporte de tirosina suficiente.

La particular característica de los aminoácidos en referencia a su clasificación, que alude a que sean sustancias esenciales y no esenciales, muestra que el esfuerzo, la situación, y las condiciones de cada individuo y, sobre todo, el suministro de fenilalanina, requieren para su adecuado funcionamiento una ingesta adicional de tirosina, como suplemento dietético.

En condiciones de particular estrés, por motivos profesionales o personales, o cuando nos sometamos a un entrenamiento físico intensivo, los suplementos dietéticos de tirosina o de su precursor, L-tirosina, incrementan de modo considerable el rendimiento, la atención y  la motivación personal.

Razones por las que debes tomar productos de Tirosina

¿Sabías que, mediante la toma de un suplemento dietético, puedes logar un aporte adicional de L-tirosina?

Pues así es y además existen razones de peso para que tomes este suplemento, tanto relacionadas con una carencia a nivel general en el organismo de este crucial aminoácido, como por escasez temporal o en virtud de su consideración como parte de una dieta deportiva o atlética.

¿Cómo (y cuánta) tomar? Consulta aquí la dosis recomendada

¡Ojo! La aportación de tirosina cobra especial importancia en aquellas situaciones en las que los deportistas estén llevando a cabo un entrenamiento intensivo o se estén preparando para competir. ¿La razón? Les ayuda a mantener la atención en el entrenamiento al mismo tiempo que aumenta su motivación en los objetivos marcados y la perseverancia del atleta para lograrlos.

Grosso modo, ya hemos explicado las principales propiedades de la tirosina, dejando claro el rol esencial que desempeña en el organismo.

La dosis diaria recomendada de L-tirosina, como parte fundamental de una aportación equilibrada no es estándar, sino que va a depender de las condiciones de cada persona. Eso sí, a nivel general, deberías tomar entre 0,2 y 6,0 gramos por día, en el formato que prefieras entre cápsulas, tabletas o polvo de L-tirosina.

Te conviene saber que todos los formatos son eficaces y que el hecho de que elijas uno u otro debe responder únicamente a criterios de comodidad de su toma. Sea cual sea el que elijas, acompáñalo con bastante agua o zumo.

No es recomendable que tomes productos de L-tirosina con bebidas ricas en proteínas.

Máximo rendimiento deportivo con Tirosina

Efectos secundarios de la Tirosina

Los productos destinados a aportar una cantidad mayor de tirosina al organismo tienen como efecto principal un incremento en la producción de la dopamina, la melatonina, la epinefrina, la norepinefrina y la beta-endorfina.

¿El resultado? Tal aumento afecta a diferentes áreas del cuerpo y el cerebro. Se manifiesta principalmente en un incremento de la concentración, el entusiasmo, la creatividad, la vitalidad y un buen estado de ánimo en general.

Este aminoácido aumenta la producción de la serotonina, razón que justica que la L-tirosina se introduzca como parte en el tratamiento de la depresión y la ansiedad, así como de algunas enfermedades del corazón, y para el tratamiento de la tensión muscular crónica, el insomnio y los dolores de cabeza o migraña.

Si tomas L-tirosina es posible que concilies un sueño reparador. También que consigas controlar tu apetito (al prevenir los antojos por ingerir alimentos ricos en carbohidratos o dulces) y, en resumidas cuentas, goces de una mayor claridad mental. Aumenta la concentración, la capacidad de aprendizaje o la memoria.

A todas las propiedades citadas, debes sumar el hecho de los suplementos de tirosina carecen de efectos secundarios cunado se ingieren en las cantidades recomendadas.

Solo quienes padecen ciertas enfermedades, como el trastorno metabólico de fenilcetonuria (imposibilidad de fabricar fenilalanina tomando el aminoácido) deben evitar tomar los suplementos de L-tirosina.

Aparte y, en la medida que gran cantidad de productos elaborados a base de proteínas están enriquecidos con aminoácidos, te conviene comprobar la composición de cada uno de ellos y qué cantidad de tirosina contienen, para poder hacer un cálculo correcto de la dosis de tirosina que debes tomar.

¿Sigues teniendo dudas sobre la dosis ideal a ingerir o sobre tu nivel de tolerancia? Si es así, consulta con tu médico para que te aclare la cuestión.

¿Por qué tiene efectos positivos para deportistas y atletas?

Porque siempre y cuando se realice una aportación adicional de tirosina en la dosis recomendada, esta sustancia puede convertirse en un complemento de suma utilidad dentro de la dieta de los deportistas. Así, sus efectos beneficiosos quedan patentes y, entre ellos, destaca el aumento en el rendimiento y en los objetivos logrados.

Si vas a realizar entrenamiento intensivo, piensa que la tirosina garantiza que no se reduzca la motivación, y que el entrenamiento continúe incluso en aquellas situaciones en las que el estrés tome las riendas.

Recuerda que el principal efecto positivo que va a generar la tirosina consiste en el incremento de los niveles de serotonina. Como consecuencia de ello, se produce un impacto positivo sobre el organismo y el estado físico general de los deportistas. Éste redunda para bien en el funcionamiento del sistema cardiovascular, el sistema nervioso central y el sistema gastrointestinal. Y es que no es fruto de la casualidad que a la serotonina se la conozca como “la hormona de la felicidad”.

Así las cosas, la tirosina constituye un pilar fundamental en la consecución de los objetivos del entrenamiento. Ayuda a que el deportista ponga foco en sus objetivos y no se deje vencer en ningún momento por las dudas. Ni tampoco por lo pensamientos negativos.

A la par y, en tanto garantiza un sueño profundo y reparador, le ayuda a encarar cada jornada con más energía. En definitiva, estará ganando en su estado de salud general, por lo que verá sus objetivos deportivos más cerca y los asumirá con mayor confianza.

Eso sí, en el caso de que seas deportista, no esperes que vaya a actuar directamente en la formación del músculo. Aunque sí puedes confiar en que te ayudará a entrenar concentrado y cómodo. Por esta razón, tu rendimiento deportivo aumentará y alcanzarás los objetivos marcados con la motivación por bandera.

¿Qué dosis de tirosina tomar?
Qué es N-Acetil-L-Tirosina NALT

NALT son las siglas para denominar al compuesto N-Acetil-L-Tirosina, la versión acetilada del aminoácido L-tirosina.

Tirosina VS NALT

Representación gráfica de la estructura de la L-tirosina (izquierda) y N-acetil-L-tirosina (derecha). En rojo he resaltado el acetilo añadido.

La N-acetil-L-tirosina ha sido creada ante la necesidad de administrar L-tirosina por vía parenteral (intravenosa) en enfermos, especialmente infantes, donde este aminoácido se vuelve esencial (Magnusson et al., 1989).

Esto es debido a que la L-tirosina tiene una solubilidad bastante mala en el medio, algo que hace que no se puedan crear soluciones pensadas para infusión con cantidades suficientes de este aminoácido;

Mientras que la N-acetil-L-tirosina tiene una solubilidad 620 veces mayor (HMDB, s.f.; Seidell, 1941).

La superioridad del NALT sobre la L-tirosina para sus funciones como aminoácido no está nada clara, ya que la infusión no aumenta significativamente las concentraciones de L-tirosina en la sangre.

Cambios en la concentración

Cambios en las concentraciones séricas de N-acetil-L-tirosina (NAT) y tirosina (Tyr) tras la infusión continua durante 4 horas de 5 gramos de NALT.

La N-acetil-L-tirosina tiene de desacetilarse en el riñón, y entre un 30 y un 50% de la misma se elimina intacta, por lo que para los efectos “musculares” es preferible utilizar L-tirosina normal (Magnusson et al., 1899; Hoffer et al., 2003).

Dónde está la ventaja del N-Acetil-L-Tirosina NALT

La superioridad del NALT frente a la L-tirosina reside en su perfil de sustancia.

Ya hemos tratado el aspecto de que la L-tirosina es un aminoácido que puede ejercer efectos centrales sobre el sistema nervioso mejorando la concentración especialmente en estados de alto sometimiento a estrés.

Añadir un acetilo a una sustancia altera significativamente su coeficiente de reparto, es decir, su perfil lipofílico, y por tanto, su difusión, potencia y afinidad a los receptores del organismo.

Este es un factor clave ya que condiciona la capacidad de una sustancia de cruzar la barrera de sangre que recubre nuestro cerebro, un proceso que requerimos para los efectos de la L-tirosina sobre la concentración.

Barrera hematoencefálica

Representación gráfica simplificada de la barrera hematoencefálica.

El coeficiente de reparto logarítmico de la N-acetil-L-tirosina es muy próximo a 0, mientras que el de la L-tirosina es de más de -2, podemos inferir a partir de estos datos que el NALT es mucho más efectivo ejerciendo los efectos cognitivos atribuidos a la L-tirosina que el aminoácido nativo.

No contamos con estudios en humanos que valoren los cambios en las concentraciones cerebrales de L-tirosina ni sus efectos tras el consumo de ambas formas; pero Topall y Laborit (1989) investigaron las concentraciones de L-tirosina en el cerebro de ratas tras la administración del aminoácido en ambas formas.

Gráfica

Concentraciones de tirosina cerebral (% respecto a control) tras la administración de tres dosis diferentes de L-tirosina (círculo blanco) y NALT (círculo negro).

Las concentraciones cerebrales de L-tirosina aumentaron más (en el grupo que recibió una dosis alta) tras la administración de NALT que de L-tirosina.

Esta gráfica no nos aporta información “real”, ya que sabemos que a dosis más bajas, NALT alcanza picos de concentración a los 30 minutos, mientras que la gráfica muestra las concentraciones tras una hora del consumo.

Gráfica 2

Curva de concentración cerebral de tirosina durante 4 horas tras la administración de NALT (círculo cerrado) y L-tirosina (círculo abierto). Fijaos en el pico de concentración del NALT a los 30 minutos frente a la L-tirosina a los 60 minutos.

Teniendo en cuenta estos datos es sencillo extrapolar una conclusión:

NALT es posible que sea más efectivo que la L-tirosina para actuar como agente cognitivo, con un efecto más rápido, perfecto antes de estudiar.

Necesitamos más estudios, especialmente en humanos, pero diría que estos no se van a realizar, ya que la L-tirosina no se usa en clínica para esto, y actualmente el interés por los efectos cognitivos de la L-tirosina ha disminuido considerablemente ya que existen fármacos dopaminérgicos que se utilizan para lo mismo y funcionan.

Por lo que no nos queda más que probarlo por nosotros mismos y valorar.

Muchas personas que se interesan por el uso de nootrópicos reportan efectos más intensos y rápidos sobre la concentración tras tomar NALT que L-tirosina, algo acorde a los datos presentados anteriormente.

Si quieres profundizar sobre el uso de nootrópicos te recomiendo visitar este enlace.

No dejes de leer las conclusiones

Visto está que la tisorina es un aminoácido que ejerce un efecto positivo sobre el estado de ánimo. Igual que sucede con la dopamina, la epinefrina y la norepinefrina. Entre sus virtudes brilla especialmente la de aumentar la memoria y el rendimiento intelectual.

En cuanto a la formación de las hormonas tiroideas, resulta innegable que se trata de un factor de incidencia. Cuando existe un déficit de las mismas, se produce el letargo, el pesimismo y la fatiga.

El propio organismo tiene la capacidad de producir tirosina a partir del aminoácido esencial de la fenilalanina. Son varios los estudios que apuntan a que los niños que sufren ADD, así como las personas de la tercera edad cuentan con una baja concentración de fenilalanina, perdiendo la capacidad de generar la suficiente cantidad de tirosina.

En otro estudio, se usó la fenilalanina, como precursor de la tirosina. Comprobándose la reducción del dolor de los pacientes y sus beneficios para ciertas enfermedades.

Estos son los aspectos de la L-tirosina que hemos preparado para presentarte. ¿Te surgen más dudas? No dudes en hacérnoslas llegar y las resolveremos a la menor brevedad.

Fuentes Bibliográficas

  1. Hoffer, L. J., Sher, K., Saboohi, F., Bernier, P., MacNamara, E. M., & Rinzler, D. (2003). N-Acetyl-L-Tyrosine as a Tyrosine Source in Adult Parenteral Nutrition. Journal of Parenteral and Enteral Nutrition, 27(6), 419–422.
  2. Magnusson, I., Ekman, L., Wångdahl, M., & Wahren, J. (1989). N-acetyl-l-tyrosine and N-acetyl-l-cysteine as tyrosine and cysteine precursors during intravenous infusion in humans. Metabolism, 38(10), 957–961.
  3. Seidell, A. (1941). Solubilities of Inorganic and Metal Organic Compounds. Third edition (Seidell, A.). Journal of Chemical Education, 18(8), 399.
  4. Topall, G., & Laborit, H. (1989). Brain tyrosine increases after treating with prodrugs: comparison with tyrosine. Journal of Pharmacy and Pharmacology, 41(11), 789–791.

Entradas Relacionadas

Valoración L-Tirosina

Estado de ánimo - 100%

Concentración - 99%

Efectos al deportista - 100%

Efectividad - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
L-Teanina
L-Teanina: Descubre el aminoácido para combatir el estrés

Es probable que hayas escuchado hablar de la teanina como un relajante fuera de serie  …

6 comentarios
  1. Hola, ¿en cuánto tiempo, comunmente, la tirosina tarda en hacer efecto?

  2. Hola, no me quedó muy claro a qué hora del día tomarlo. Sólo la cantidad y para qué sirve. Pero lo tomo en ayunas en la tarde, cuando hago ejercicio, antes del ejercicio, después de él y los días que no voy al gym ¿también lo tomó?. Ojalá me puedas orientar más. Gracias.

    • Hola, se recomienda su consumo previo a la actividad (estudio o entrenamiento) en la que buscamos mejorar nuestro rendimiento. Sin embargo, no hay conclusiones claras sobre que su efecto sea agudo o por consumo continuado, por lo que en principio el momento en el que se toma no es relevante, pero para tomar de manera continuada te recomendamos hacerlo 30min previo a la actividad (física o mental) y a ser posible con el estómago vacío. Un saludo.

  3. Hola. Felicitaciones, me encantó esta página, súper clara y educativa. Encontré un suplemento que además de L-Tirosina contiene glutamina y triptófano. No soy deportista, tengo 53 años pero estoy combatiendo una de depresión y menopausia que me han hecho subir seis kilos. Mi pregunta es cuánto debería ingerir y en qué momento del día. Agradeceré mucho su respuesta. Silka

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *