Lesiones de los ligamentos de la rodilla Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Página Principal / Salud y belleza / Lesiones / Lesiones de los ligamentos de la rodilla
Lesiones de los ligamentos de la rodilla

Lesiones de los ligamentos de la rodilla

Vamos a tratar sobre conceptos básicos de lesiones de ligamentos de rodilla: colaterales, cruzado anterior y posterior; y así como tratamiento más adecuado

Sin embargo, siempre debéis acudir al especialista médico correspondiente para una valoración y tratamiento adecuados y personalizados

Anatomía de la rodilla

La estabilidad de la rodilla está mantenida por elementos anatómicos pasivos, entre los que se encuentran los ligamentos.

La lesión de estos, dará signos de laxitud en distintos planos y, consecuentemente, inestabilidad articular; y por otra parte, elementos anatómicos activos representados fundamentalmente por los músculos.

De este hecho cabe comprender que una rodilla puede ser laxa pero estable o, a la inversa, puede ser inestable sin ser laxa.

Desde el punto de vista funcional, las estructuras ligamentosas de la rodilla pueden ser agrupadas en tres:

  1. Un pivote central formado por el ligamento cruzado anterior (LCA) y el ligamento cruzado posterior (LCP).
  2. Un compartimiento interno constituido por las estructuras mediales donde encontramos el ligamento lateral interno (LLI), formado por un fascículo profundo y uno superficial, y los ligamentos oblícuo posterior y el tendón reflejo del semimembranoso.
  3. Un compartimiento externo formado, principalmente, por el ligamento lateral externo (LLE), y los tendones del músculo poplíteo, y el tendón del músculo bíceps femoral.

IMAGEN 1 18º post parte I

Lesiones de ligamentos colaterales

Pueden ocurrir sobre el ligamento lateral externo o lateral interno (más comunes en el LLI) y pueden ser clasificados como esguinces o roturas.

Las ROTURAS suelen ir acompañadas de otras lesiones como consecuencia de traumatismos intensos.

IMAGEN 2 18º post parte I

En cuanto al tratamiento, las roturas de los ligamentos laterales precisan la sutura del ligamento roto sólo en el lado externo. En el interno, una inmovilización o una rodillera es suficiente para conseguir una buena reparación

Lesiones durante la práctica deportiva

Sin embargo, en la práctica deportiva son más frecuentes los esguinces al provocar posiciones forzadas, en valgo o varo, que distienden el ligamento correspondiente. Una de las lesiones más corrientes que los deportistas sufren en los ligamentos es el esguince del ligamento colateral medial (ligamento lateral interno – LLI).

Ello sucede cuando la pierna es bloqueada o recibe un golpe por fuera. Al ocurrir esto, el sujeto se apoya sobre la parte lateral de la rodilla con un movimiento forzado, la articulación se desplaza hacia fuera (valgo) y se produce un esguince.

IMAGEN 3 18º post parte I

Tratamiento

  • Reposo, hielo, compresión y elevación de inmediato.
  • No apoyar el pie de la rodilla lesionada.
  • Para esguinces de grado I y/o grado II debe ser colocada una férula en extensión hasta que el dolor y la inflamación disminuyan.

Esguinces de grado III, por su parte, pueden requerir intervención quirúrgica y escayola

El tratamiento, por regla general, es conservador y se compone, al principio, de medidas electroterapéuticas que reabsorben los hematomas y eliminan el dolor, así como de vendajes de descarga funcionales de los ligamentos colaterales de la rodilla

Rehabilitación

En una fase posterior se suelen recomendar algunos de estos métodos y ejercicios:

  • Drenaje linfático
  • Ejercicios de fuerza isométricos de la musculatura de extensión y de flexión de la rodilla

IMAGEN 4 18º post parte I

Estos son más fáciles de realizar en cadena cinética abierta (extensiones de cuádriceps en máquina, curl femoral, etc…)

  • Entrenamiento de FNP (facilitación neuromuscular propioceptiva) con pequeñas cargas.
  • Movilización de la rótula, así como de la articulación de la rodilla, en flexión y extensión.
  • Bici estática.
  • Joggingen el agua.
  • Entrenamiento isocinético para la musculatura de extensión y flexión de la rodilla en cadena cinética cerrada (sentadillas, por ejemplo).
  • Ejercicios propioceptivos de movilización del eje de la pierna, evitando la rotación de la rodilla.

IMAGEN 5 18º post parte I

El tratamiento cuidadoso y consecuente asegura, en el plazo de 2 a 3 meses en el caso más grave (esguince grado III), un completo restablecimiento y una capacidad de esfuerzo específica para el deporte

Ligamento Cruzado Anterior (LCA)

El ligamento cruzado anterior es el ligamento que se rompe con más frecuencia en la articulación de la rodilla.

La rotura del ligamento cruzado anterior, aislada o combinada con lesiones meniscales o de los ligamentos colaterales, producen cambios degenerativos a largo plazo, sobre todo si no son adecuadamente tratados.

Posibles mecanismos de lesión

  • Mecanismo con rodilla en semiflexión, valgo forzado (rodilla hacia adentro), y rotación externa de la tibia: puede producir una lesión del L.L.I., ruptura meniscal interna y ruptura del L.C.A. Este conjunto de lesiones corresponde a la llamada “triada maligna de O’Donoghue”.
  • Mecanismo con rodilla en ligera flexión, varo forzado (rodilla hacia afuera) y rotación interna de la tibia: que provocará una lesión de L.C.A., luego una lesión de L.L.E. y ruptura meniscal interna o externa.

IMAGEN 1 18º post parte II

  • Mecanismo con rodilla en extensión y valgo forzado (rodilla hacia adentro): que provocara una lesión del L.L.I. y secundariamente una lesión del L.C.A. o del L.C.P.
  • Mecanismo con rodilla en extensión y varo forzado (rodilla hacia afuera): que producirá una lesión de L.L.E. y, quizás, de L.C.A.
  • En el plano frontal puro: una hiperextensión brusca puede provocar una lesión pura de L.C.A.

En cualquiera de los cinco casos, parece que cuanto más fuerte sea la activación del cuádriceps durante una contracción excéntrica, mayor es la posibilidad de que el LCA sufra daños

Además, cuanto mayor sea la fricción entre el calzado y el suelo, más probables serán las lesiones del LCA.

Las mujeres son más propensas a lesionarse el LCA

Debido a la mayor anchura de la pelvis en mujeres, el LCA se ve sometido una presión adicional frente a los hombres cuando sufre alguno de los mecanismos anteriores.

IMAGEN 2 18º post parte II

Además, la mayor musculatura de los hombres y los cambios hormonales durante el ciclo menstrual son factores influyentes en esta evidencia

Relación meniscos – LCA

La insuficiencia del ligamento cruzado anterior lleva a lesiones meniscales que alteran el patrón de movimiento articular.

Una muestra de esta interdependencia entre las diferentes estructuras anatómicas en la articulación de la rodilla es que el 80% de los pacientes presentan una rotura meniscal dos años después de romperse el ligamento cruzado anterior sin ser tratado adecuadamente, lo que justifica la indicación quirúrgica.

Tratamiento

Dependiendo de la edad, del tipo de lesión y la actividad del paciente se pueden ofrecer diferentes posibilidades, desde el tratamiento conservador hasta las cirugías.

Post-operatorio tras cirugía

Se debe estar en reposo, usando una rodillera o férula durante 3-4 semanas, con crioteropia o hielo en la rodilla de forma consecutiva, durante 72 horas. A partir de entonces, empezar un programa contrarresistencia con cargas progresivas (empezar contra la resistencia de la fuerza de la gravedad)

Rehabilitación

Los ejercicios isométricos de cuádriceps comienzan en la primera semana y prosiguen hasta la octava semana, acompañados de electroestimulación y ejercicios de estiramientos y movilidad de la cadera.

IMAGEN 3 18º post parte II

La natación se aconseja a partir de las seis semanas. También es muy importante efectuar ejercicios directos de control propioceptivo (FNP), a partir de las siete semanas.

Pasados los tres meses, se mandan ejercicios de agilidad, control laterales, y cargar todo el peso del cuerpo, comenzando ejercicios con máquinas de gimnasio.

Ya por fin a los 5 meses, se pueden iniciar la carrera y ejercicios isocinéticos con carga adicional.

Después de la reparación del LCA con injertos o aloinjertos no se debe volver a los deportes antes de los 7 u 8 meses.

IMAGEN 4 18º post parte II

La fuerza de los músculos cuádriceps e isquiosurales y la distancia de salto deben ser del 80 al 90% comparado con la otra pierna. La movilidad articular ideal es de 0º a 140º

La duración prevista para una completa recuperación de un esguince de LCA grado III depende de su programa de rehabilitación y el tipo de deporte que se practique ronda los 3-4 meses

Ligamento Cruzado Posterior (LCP)

La función mecánica de este ligamento es impedir que la tibia se desplace hacia atrás con respecto del fémur. Como vimos en la primera parte, se sitúa por detrás de ligamento cruzado anterior.

Mecanismo de lesión

La rotura del LCP, es poco frecuente y es una lesión típica de los deportistas, especialmente de aquellos que practican deportes de contacto. También es muy frecuente en los accidentes de tráfico por impacto de la rodilla flexionada sobre el tablero del coche.

Los esguinces, por su parte, son menos comunes y no hay mucho más que añadir con respecto a los posts anteriores

En el deporte, la lesión del LCP se produce con la rodilla en hiperflexión y el tobillo en flexión plantar, aunque también se pueden lesionar por un mecanismo de hiperextensión.

IMAGEN 1 18º post parte III

Cuando el LCP se lesiona, es frecuente que uno o más meniscos también sufran lesiones. Otros ligamentos de la rodilla también pueden resultar lesionados en el mismo momento que el LCP sufre una lesión

Tratamiento

Algunos autores consideran que con el tratamiento conservador del LCP se obtienen buenos resultados y no es necesario operarlo en deportistas que pueden disminuir el ritmo de su práctica deportiva. Sin embargo, los resultados a larga evolución no son buenos.

Cuando la laxitud articular es pequeña y la lesión del LCP es aislada, se puede recomendar dos semanas de inmovilización y descarga con muletas

Posteriormente, se seguirá con un programa de ejercicios de movilidad y fortalecimiento del cuádriceps como elemento natural que evita el desplazamiento de la tibia hacia atrás.

IMAGEN 2 18º post parte III

También se puede recomendar el tratamiento no quirúrgico en las lesiones crónicas del LCP, con una órtesis (rodillera), aunque no previenen los desplazamientos posteriores de la tibia.

IMAGEN 3 18º post parte III

Si después del tratamiento conservador comienza o persiste el dolor y aparece un derrame se deberán realizar pruebas diagnósticas que avalen la rotura del LCP. En ese caso se indica, al igual que en las lesiones graves con importantes laxitudes articulares, la intervención quirúrgica

Fuentes

  • A. Hüter-Becker. La rehabilitación en el deporte. Editorial Paidotribo (Barcelona) (2005).
  • Keith L. Moore, Anne M. R. Agur, Marion E. Moore. Anatomía con orientación clínica. 5ª ed. Editorial Médica Panamericana, 2007.
  • Honkamp NJ, Ranawat AS, Harner CD. Knee: Posterior cruciate ligament injuries in the adult. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee and Drez’s Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2009:chap 23, section E.
  • Mitch Kaplan. Guía de lesiones del deportista. Ed. Hispano Europea (Barcelona) (2004).
  • Roald Bahr, Sverre Maehlum. Lesiones deportivas: Diagnóstico, tratamiento y rehabilitación. Editorial Médica Panamericana, 2007.
  • Ronald P. Pfeiffer y Brent C. Mangus.  Lesiones deportivas. Editorial Paidotribo (Barcelona) (2007).
  • J Sci Orthop 7:1-5 Rossi MJ, Lubowitz JH, Guttmann D. La rodilla del esquiador. Artroscopia 2003 Jan; 19 (1) :75-84
  • William E. Garret, Donald T. Kirkendall, S. Robert Contiguglia. Medicina del fútbol. Editorial Paidotribo, 2005.

Entradas Relacionadas

Te puede interesar
Fractura tobillo
Fracturas de tobillo en la práctica deportiva

El tobillo es la localización más frecuente de las lesiones deportivas, llegando a suponer hasta …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad