Los beneficios de la descompresión lumbar

Los beneficios de la descompresión lumbar

El dolor lumbar, es sin duda uno de los más comunes, tanto en personas sedentarias como en habituales del gimnasio. Bien por mala higiene postural, por desequilibrios musculares o por sobrecargas de la musculatura paravertebral y lumbar, nuestros discos intervertebrales acaban sufriendo tantas presiones e impactos a lo largo del día, que su tamaño se reduce considerablemente por la expulsión de agua que contienen, siendo habitual acabar midiendo por la noche 1 ó 2 centímetros menos que por la mañana. En efecto, nuestros discos se comportan como esponjas: cuando se comprimen el agua se evacúa, rellenándose nuevamente por la noche cuando la presión disminuye gracias a la posición tumbada.

Todas estas presiones y traumatismos hacen que el dolor lumbar acabe siendo algo cotidiano que nos acompaña y que no parece desaparecer a corto plazo. Sin embargo, ¡Hay luz detrás de las sombras!

Un estudio en 2009 trató de demostrar la correlación entre la recuperación del tamaño de los discos intervertebrales y la disminución del dolor lumbar. Para ello se utilizó un tratamiento de descompresión espinal no invasivo durante 6 semanas empleando máquinas DRX9000. Se utilizó una escala de medición verbal para el dolor de 0 a 10. Durante el tratamiento el dolor lumbar pasó de 6,2 (DS 2,2) a 1,6 (2,3) y el tamaño de los discos se incrementó de 7,5 (1,7) mm a 8,8, (1,7) mm, lo que confirma la correlación entre ambos factores y permite estimar que la recuperación de 1 mm en el tamaño de los discos intervertebrales supondría la reducción de casi un 30% el dolor.

Lamentablemente estas máquinas con costes alrededor de los 15-20.000 euros y tandas de 20 sesiones por unos 3.000 euros, no se presentan como la opción más económica, no obstante, conocidos los resultados del estudio, podemos recurrir a ejercicios o elementos simples, que si bien no tendrán la precisión y resultados de dichas máquinas, al menos favorecerán y acelerarán la recuperación.

Formas de descompresión

Si bien es cierto que lo más recurrido y sencillo son los apoyos y suspensiones de manos en barras fijas o paralelas, de forma que nuestras piernas queden sin apoyo y la gravedad haga el resto, disponemos de aparatos de relativamente fácil acceso que pueden facilitar la tarea:

  • Botas de gravedad
  • Tablas de inversión

La inversión, con la cabeza abajo y los pies arriba, descomprime la columna, reduciendo los dolores lumbares y mejorando la circulación linfática por medio de un drenaje natural.

botas-antigravedad

tabla-inversora

Precauciones

Las primeras veces se pueden experimentar sensaciones desagradables, además de la falta de seguridad que puede provocar el hecho de estar colgado boca abajo de una barra se une la acumulación de sangre en la cabeza. En estos casos se tratará de progresar poco a poco en el tiempo que permanecemos colgados y la adaptación se producirá rápidamente como norma general.

Especial cuidado deberían de tener aquellas personas que sufran de hipertensión o alguna patología coronaria, puesto que, como resultado de la inversión se puede producir un aumento del ritmo cardiaco y de la presión arterial e intraocular.

Fuentes

  • Apfel, C. Cakmakkaya, O. Martin, W. Richmond, C. Macario, A. George, E. Schaefer, M. Pergolizzi, J. (2009) Restoration of disk height through non-invasive spinal decompression is associated with decreased discogenic low back pain: a retrospective cohort study. 19/02/2014 en http://www.biomedcentral.com/imedia/1144960883315034_manuscript.pdf
  • Delavier, F. Gundill, M. (2012) Musculación. El método Delavier. Ed. Hispano europea.
Valoración Descompresión lumbar

Dolor lumbar - 100%

Botas de gravedad - 100%

Tablas de inversión - 100%

Precauciones - 100%

100%

Evaluación HSN: Sin Puntuación Todavía !
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
agujetas
Agujetas: Qué son, Por qué se producen, Cómo quitarlas

¿Sabemos realmente qué son las agujetas y por qué aparecen? Seguro que todos vosotros habéis …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *