Motivación para la Dieta Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Página Principal / Nutrición / Dietas / Motivación para la Dieta
Motivación para la Dieta

Motivación para la Dieta

Con el siguiente artículo os dejaré algunas reflexiones para que afrontéis con éxito un plan de nutrición adecuado a vuestras necesidades y objetivos. Esto es, cómo hacer llevadera una dieta, aunque no me gusta llamarlo así, prefiero que obtenga el matiz de «hábitos saludables» y además sean para largo plazo…

¿Hacer Dieta?

Realizar dieta es algo que muchas personas se marcan como objetivo de «nuevo año», intentan mantener un régimen, y en algunas ocasiones se les convierte en un verdadero suplicio, cayendo en casi frustración e impidiendo que consigan su meta, como puede ser «bajar de peso»

No pienses más en Dieta, sino en tus hábitos normales y cotidianos, pero transformados en aquellos que te van a dar buenos resultados y te harán mejorar en todos los ámbitos. De tal modo, «nunca más harás Dieta…»

Establece Objetivos

Objetivos realistas, adecuando nuestra situación y compromiso. Recopila todo aquello que piensas que no encaja en tu dieta, o que objetivamente no es lo más recomendable para consumir de manera asidua. Estos objetivos guardan relación con la forma actual de alimentación, y que progresivamente debería ir variando hacia unos hábitos más saludables.

Cambiar tus costumbres te costará al principio, por eso es necesario ir paulatinamente modificándolos…

Ve Poco a Poco

No podemos cambiar de manera extremista, puesto que a nuestro cuerpo, estas variaciones tan radicales no le gustan en absoluto. Fija objetivos a corto plazo, y luego objetivos que te lleven más cerca del camino, o sean más complicados de establecer de manera más cercana. Si intentas abarcar todo de una vez, posiblemente fracases y quieras mandarlo todo a la…

Debes tener muy claro el por qué quieres mejorar en cuanto tus hábitos, y transformarlos en mejores: contribuirán por un lado a mejorar tu salud, y por otro, la composición corporal. Ambas premisas son bastante justificadas, pues ¿por qué no comenzar con ellas?

Expectativas Realistas

Como el anterior punto, un plan de dieta (hábitos) deber ir acorde a tus intereses y no en contra tuya. Por lo tanto, a la hora de fijar los parámetros de tu nueva etapa debes ser realista, donde tu plan debe trabajar para ti. Debe adaptarse a tu vida, al comienzo, pero más adelante irá modificándose.

Estrategias para ir modificando tus hábitos existen muchísimas: no compres aquello que sabes que no te es necesario…

Comparte

Comparte esta «nueva postura» con todos tus allegados y familiares, pincha los objetivos en el frigorífico, en el portafoto de la mesa de trabajo, …, crea un ambiente de motivación. Si conoces a alguien que siga el mismo plan, comparte con el las experiencias, y ayudaros mutuamente.

Cada meta que alcances, táchala, como en cualquier calendario… Te dará una sensación de consecución y te llenará de motivación y ansías para conseguir la siguiente

Mantente Informado

Mostrar inquietud y ganas de conocer la cantidad de alimentos que existen, sus propiedades para nuestro organismo, contrastar la información, evitar los mitos… supondrá establecer una visión mucho más global, y no limitarte a lo que siempre se ha hecho, y que también, posiblemente ne muchos casos haya producido resultados no deseados

Si quieres mantenerte mejor informado consulta la red, puesto que en ella encontrarás muchísima información al respecto. En nuestra opinión personal, frecuentar nuestro blog para mantenerte a la última será un buena decisión 🙂

Constancia

Esta es una de las claves en cualquier faceta donde quieras obtener éxito. Haz tu plan y cúmplelo. Cuanto mayor tiempo sigas con él, mayores ganancias obtendrás. Procura establecer un horario interno, de modo que tu cuerpo adquiera el hábito. Con ello conseguirás sentirte mejor, estableciendo una rutina saludable.

La paciencia es la clave…

No Seas Tan Duro Contigo

Si llevas varios días entrenado regular, y comiendo peor, si últimamente no pudiste hacer las dos comidas que tenías planificadas, si olvidaste el batido de post-entreno en casa,… No pasa nada! Como todo en la vida, no se puede mantener algo por un tiempo prolongado sin que surja, muy a nuestro pesar, algún imprevisto. Y esto no somos nosotros quienes los controlamos.

Lo importante es que tener establecido tu plan, con un objetivo en mente, y volcarte para conseguirlo hasta que forme parte de ti…

Concéntrate en el Camino no en la Meta

Para mantener unos hábitos de vida saludables, sobre todo referidos al campo de la nutrición es preciso ser muy constante, como bien he indicado, y no me cansaré de repetir… Pero aún así, siempre pueden existir alguna piedra en el camino que nos trastoque el plan, o simplemente por querer mirar hacia el horizonte, intentado llegar a un objetivo establecido, fallemos. Podemos tener altibajos, es razonable.

Por ello, lo más factible es segmentar el objetivo final, ir trazando por objetivos, ir viendo cada «pequeña colina» en lugar de la montaña entera…

Consagra el Plan

Si nunca entablaste ningún plan de estar características, y te ves inmerso en él, te llevará un cierto tiempo para que dicho plan se estabilice, y forme parte de tu forma de vida. Tras un mes manteniendo estos hábitos, tu cuerpo ya se habrá acostumbrado a este cambio, y será el mismo quien te guie y no te deje salirte de lo establecido.

Te parecerá mentira que antes no lograras establecer estas pautas…, y que ahora todo fluye como la seda

Siéntete Orgulloso

Debes estar orgulloso de ti mism@, puesto que ha sido valiente, y te has decidido a completar cada objetivo con su hito correspondiente. Parece que carece de importancia acometer este punto, pero de hecho no lo es. En este «mundo del fitness», posiblemente la mente juega a veces malas pasadas…

Se el modelo a seguir!

Mide tu Evolución

Esto es a continuación de la anterior visión, cada nuevo objetivo alcanzado será tu punto de inflexión de cara a observar la progresión que vas realizando. El mejor sistema que tienes para comprender el «todo global», y la manera más sencilla de introducir cambios si estos hicieran falta.

Por otro lado, también podrás marcarte nuevos retos como siguiente paso en tu evolución

Cada vez que sientas tus fuerzas flaquear, piensa en todo aquella carrera que llevas detrás, y lo que sigues consiguiendo, y por supuesto que todavía existe un gran camino, pero no obstante, esto es una carrera de fondo, y gana el que muestra mayor constancia y dedicación

Entradas Relacionadas

Te puede interesar
Cómo afecta la dieta cetogénica a la microbiota intestinal
¿Cómo afecta la Dieta Cetogénica a la Microbiota Intestinal?

Hoy analizamos qué ocurre con la microbiota cuando hacemos una intervención dietética cetogénica Índice1. Importancia …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad