7 Beneficios de la Vitamina C que no conocías

7 Beneficios de la Vitamina C que no conocías

¿Quieres que tu organismo arroje un saldo favorable en sus funciones? En ese caso, ¡dale vitamina C! A pesar de la creencia popular, tomar esta vitamina no va a evitar siempre que te constipes o que tengas la gripe, pero va a desplegar tantos efectos beneficiosos para tu salud que te compensará con creces.

1. Vitamina C: increíble agente antioxidante

Propiedades antioxidantes vitamina C

¿Sabías que el denominador común de todas las funciones de la vitamina C es su poderoso efecto antioxidante? Pues así es. No en vano, sería una especie de “barredor” de radicales libres, que en grandes cantidades contribuyen a deteriorar tus vasos sanguíneos, piel y otros tejidos

Esta es la razón de que se hable por doquier del poder “anti-aging de esta vitamina, cuyo protagonismo activo como antioxidante la ha coronado como sustancia “reina” en cualquier tratamiento de antienvejecimiento. Y es que no todos los días se conoce una sustancia con formidables beneficios para la piel como los de la vitamina C.

2. Incide en la producción de anticuerpos

Una de las funciones de la vitamina C más reconocida en la órbita científica la representa su extraordinaria contribución al funcionamiento del sistema inmunitario.

Siguiendo la línea doctrinal establecida por ciertas publicaciones científicas, entre las que sobresale la “Biochmistry of Human Nutrition”, el ácido ascórbico se comportaría como un factor de estímulo a la hora de producir diversas estirpes celulares integrantes del sistema inmunitario, sobre todo, granulocitos, macrófagos, linfocitos y plasmocitos.

En relación con los últimos, puede desprenderse de su actividad  la producción de anticuerpos circulantes en sangre en las cantidades precisas para hacer frente a los antígenos. Amenazantes donde los haya, contribuyen igualmente a la síntesis de interferón, una proteína cuya acción no ha sido convenientemente especificada, pero que supone la única arma de la que dispone el organismo para la destrucción de los virus.

3. Interviene en la absorción del hierro

Sin embargo, no finalizan aquí las intervenciones beneficiosas de este imprescindible nutriente. De hecho, lo siguiente que deseamos resaltar es su rol para que el hierro ingerido a través de los alimentos vegetales no se desperdicie.

Por el contrario, se atribuye a la vitamina C el mérito de que se absorba convenientemente en el tracto intestinal, siendo un factor limitante en la síntesis del colágeno y la formación de los glóbulos rojos, partiendo de las células madre de la médula ósea roja.

4. Clave en la síntesis de colágeno

¿Y qué decir del papel que desempeña la vitamina C en la síntesis de colágeno? Pues que la relación entre esta sustancia y el colágeno puede calificarse de emblemática, toda vez que es la principal “culpable” de que la vitamina C esté cada vez más presente en nuestras vidas. ¿O es que no te has fijado en la cantidad de productos que indican en sus etiquetas “contiene vitamina C”?

Para entender la importancia de esta función, conviene explicar qué es el colágeno y cuál es su importancia. Así, el colágeno sería una sustancia que actuaría a modo de “pegamento” para unir las células entre sí.

De constitución principalmente fibrosa, es el que otorga a tu cuerpo su forma y soporte. Dicho de otro modo, es colágeno es piedra angular de tu estructura corporal y está presente en huesos, dientes, órganos, piel y cartílagos.

Vitamina C para colágeno y articulaciones

No hace falta añadir mucho más para comprender la importancia del colágeno en tu organismo. Por poner un ejemplo, sin él tu piel sería incapaz de mantener una apariencia firme y consistente. Tanto es así que uno de los síntomas evidentes de falta de colágeno es una piel rugosa y caída, sin apenas consistencia.

Pero, ¿cómo actúa la vitamina C en la producción de colágeno? Pues interactuando con los aminoácidos en el interior de las células. Este nutriente añade hidrógeno y oxígeno a estos aminoácidos, con el fin de estimular la producción de colágeno.

Si tu organismo tuviera un déficit de vitamina C su producción de colágeno disminuiría. Y el aspecto de tu piel no tardaría en dar la señal de alarma.

5. Vitamina C y su función mediadora en el estrés

Un dato que no muchas personas manejan es que los órganos que más vitamina C contienen son las glándulas adrenales (o suprarrenales). Sin embargo, su rol en esa ubicación es fundamental para que se sinteticen las hormonas adrenalina y noradrenalina, así como los glucocorticoides.

Este comportamiento justifica de sobra el hecho de que durante los cuadros de estrés se disparen los requerimientos de vitamina C, al tratarse de hormonas muy vinculadas a la cascada bioquímica del síndrome general de adaptación, que conocemos comúnmente como estrés.

Por otra parte, tanto la adrenalina como la noradrenalina son neurotransmisores esenciales para el funcionamiento del cerebro, que se encuentran estrechamente vinculados con el estado de ánimo y la capacidad de atención.

6. Planta cara al estrés oxidativo

¿Practicas deporte de alta intensidad? Entonces te interesa saber que en ese tipo de situaciones de suma exigencia orgánica, se genera un desequilibrio metabólico a favor de la producción de radicales libres, en el que la vitamina C juega un papel determinante de inhibición de la cascada de reacciones que los mismos provocan.

En esta línea, no es de extrañar que, en situaciones de agresión constante por parte de esos radicales libres, motivadas por ambientes contaminados o exceso de radiación ultravioleta, se incrementen las necesidades de vitamina C, que se convierte en el mejor instrumento para ponerles freno.

Precisamente son los antioxidantes, como la vitamina C, los encargados de  combatir la presencia de estos elementos nocivos con vistas a asegurar un óptimo equilibrio en el funcionamiento celular.

Por último, cabe destacar que esta vitamina evita que el ADN de las células cutáneas se desnaturalice, como consecuencia de estar expuestas a demasiada radiación ultravioleta.

Vitamina C y estrés oxidativo

7. Baluarte en el sistema inmunitario

El comportamiento del ácido L-ascórbico se puede calificar como de sólido apoyo para el sistema inmunitario, favoreciendo el fortalecimiento de la población de diversas estirpes de glóbulos blancos (sobre todo neutrófilos, linfocitos y macrófagos), con el plus adicional de optimizar la síntesis de inmunoglobulinas o anticuerpos.

Cuando tu cuerpo acusa un déficit de vitamina C, se produce un acopio de esta por parte de los linfocitos, en detrimento de la demandada por los tejidos.

Otros Beneficios de la Vitamina C para la salud

¿Creías que habíamos agotado el catálogo de beneficios de vitamina C? Pues nada más lejos de la realidad, dado que todavía nos quedan algunas cualidades de este nutriente para la salud que te interesa conocer. ¡Vamos allá!

  • Desarrolla una importante función en el cerebro. En este órgano, su concentración tiende a disminuir con el paso del tiempo. Su función consiste en proteger a las neuronas de los fenómenos degradantes.
  • Contribuye a la desintoxicación del cuerpo de los metales pesados. Por extraño que pueda parecer, el organismo se intoxica con metales pesados altamente nocivos a largo plazo como el mercurio, el plomo o el cadmio. Pues bien, dentro de su espectro antioxidante, la vitamina C hace gala de su capacidad para impedir la síntesis de nitritos y aminas, sustancias nitrogenadas que a menudo llegan a convertirse en factores predisponentes del desarrollo de tumores malignos.
  • Destruye la histamina. Sustancia nuclear en las reacciones de alergia y anafilaxia, es recomendable su presencia en alteraciones que disparen sus niveles, como quemaduras, urticarias y eczemas.
  • Facilita la absorción de hierro en el intestino. Esta circunstancia encierra gran valor en los casos de deportistas que están expuestos a mayores mermas en su población de glóbulos rojos, como consecuencia de la práctica de ejercicios de gran intensidad. Esta exposición puede desencadenar la conocida como “anemia ferropénica”.
  • Es eficaz, en dosis muy altas, en casos de hepatitis vírica, a razón de entre 40-100 g al día por vía intravenosa. También puede ser un remedio muy eficiente para curar el herpes, en dosis de 3-4 g diarios y combinada con zinc

¿Te han sorprendido los beneficios de la vitamina C para tu salud? Alíate con esta sustancia estelar y comienza a prevenir enfermedades a corto y largo plazo.

Mayor información sobre la temática:

Valoración Beneficios Desconocidos Vitamina C

Antioxidante - 100%

Síntesis de colágeno - 100%

Estrés oxidativo - 100%

Otros desconocidos - 99%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Sobre Carlos Sánchez
Carlos Sánchez
Carlos Sánchez es un apasionado de la nutrición y el deporte. Diplomado en Nutrición Humana y Dietética, siempre busca darle un sentido práctico y aplicable a las distintas teorías.
Te puede interesar
¿Qué es y para qué sirve el Inositol?
Inositol: ¿Por qué tu organismo necesita la Vitamina B8?

El inositol es uno de esos suplementos de los que puede decirse que es un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *