¿Por qué es beneficioso tomar una infusión después de comer?

¿Por qué es beneficioso tomar una infusión después de comer?

La mayoría de nosotros, alguna que otra vez hemos escuchado que tomar una infusión después de comer es algo muy recomendable para preservar o mejorar nuestra salud general.

Las propiedades de muchas infusiones son universalmente cocidas, como por ejemplo la manzanilla para el malestar estomacal, la tila para relajar el cuerpo, el té verde para ayudar a perder peso, la cola de caballo para la retención de líquidos, el cardo mariano para el hígado, ect.

Sin embargo, además de sus propiedades mundialmente conocidas, todas ellas tienen dos beneficios en común si las tomamos después de comer, ya que ayudan a mejorar la digestión y a saciar el apetito.

Mejoran la digestión

digestionLas infusiones después de comer mejoran el proceso digestivo haciendo que se lleve a cabo de forma más rápida y de una forma mucho más placentera y fácil de sobrellevar.

Es por ello que al tomar una infusión evitaremos las pesadas e interminables digestiones que convertían las tardes y las noches en auténticas pesadillas.

Después de comer, las infusiones más recomendables son aquellas que incluyen sustancias excitantes como la teína o la cafeína, como por ejemplo té blanco, té verde y, en sobre todo, té negro que ayudan a acelerar el metabolismo ayudando que el proceso digestivo sea más rápido también.

No por ello hay que prescindir de las clásicas infusiones eminentemente digestivas como la manzanilla, la hierba luisa, el anís o la menta que son beneficiosas por que ayudan a eliminar o reducir los gases derivados de la fermentación de los alimentos y además puede ser una manera de evitar la hinchazón y sensación de pesadez que se producen con las digestiones pesadas.

Promueven la sensación de saciedad

¿Cuántas veces nos hemos quedado con hambre, gula o apetito después de comer? ¿Cuántas veces hemos consumido postres hipercalóricos hasta lograr una saciedad que parecía imposible?

sensacion-saciedadLas infusiones tienen el don de llevarnos a esta sensación de saciedad que antes intentábamos alcanzar y convertirse en el sustituto perfecto de un postre.

Ahora, en lugar de postres hipercalóricos, que no aportan nada bueno, podemos tomar una infusión y tendremos igualmente la sensación de estar llenos y lo haremos de una forma muy saludable.

Tendremos menos riesgo de engordar y de contraer enfermedades por consumir un exceso de azúcares o calorías innecesarias, tendremos además un mayor aprovechamiento de los nutrientes y mayor sensación de ligereza y bienesar.

Por estas dos razones, es muy aconsejable que después de comer echemos mano de una infusión para así agilizar el proceso digestión y logar que los alimentos sean mejor aprovechados por parte del organismo, además de lograr sentirnos saciados y mucho más ligeros para afrontar las actividades cotidianas o para dormir placenteramente.

Consumir infusiones puede ser una práctica que acabe convirtiéndose en un hábito muy saludable, que en cantidades normales no tiene efectos negativos para el organismo, pero tampoco debemos abusar.

Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
Recetas Fitness para la Cuarentena
Las Mejores Recetas Fitness para pasar la Cuarentena

Son momentos para estar en casa, ya sea estudiando, teletrabajando o simplemente cuidando de los …

10 comentarios
  1. Hola, estoy empezando una dieta y la nutricionista me ha cambiado el café del desayuno por una infusión (lo mismo para el de después de comer), el problema es que no sé cómo hacer ya que nunca me han gustado. ¿Algún consejo por favor?

    • Hola Sara, un café en sí es una infusión, desconozco los motivos por los que te ha sustituido esta bebida. No obstante, cualquier infusión se puede endulzar con edulcorante sin calorías, como la estevia.

    • Hola Sara, te recomiendo un té verde para el desayuno, ya que te proporcionará energía y es bastante agradable.

    • Hola Sara, el te negro es super rico una vez que te acostumbras a el, a veces las cosas no son ricas de primera, ¡dale una nueva oportunidad!

  2. No sé porque se dice que el té justo después de comer es malo para el hierro, yo lo tomo y cuando me hacen análisis de sangre me sale muy bien de hierro. El secreto que tengo para no quedarme sin hierro es desayunar cada mañana un vaso de agua en ayunas dos kiwis y un café. También me hago ensaladas de espinacas dos veces a la semana, siendo estos días los únicos en los que tomo té a media mañana en lugar de hacerlo después de comer, así no interfiere con la absorción de hierro y me permite estar bien disfrutando de sus beneficios.

  3. La costumbre de tomar una taza de té o café justo después de las comidas es un hábito que puede resultar perjudicial para la salud. La presencia de cafeína en el café y de los taninos en el té puede reducir la cantidad de hierro y zinc que absorbe nuestro cuerpo de los alimentos ingeridos.

    Estos minerales son muy importantes para nuestro metabolismo. El hierro interviene en el mantenimiento de niveles adecuados de hemoglobina. Y el zinc juega un importante rol en el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

    Después del agua, el té es la bebida más popular del mundo. Pero no todos los tés son iguales, existen diversas categorías de esta deliciosa bebida, que se diferencian esencialmente en su grado de oxidación; o sea, el proceso mediante el cual la hoja de té, al interactuar con el oxígeno, se marchita y adquiere una tonalidad oscura. Por ejemplo, el té negro se oxida rápidamente, el té de tipo oolong se oxida parcialmente, mientras que el verde no se oxida.

    Todas las clases de té auténticas provienen de la hoja de una planta denominada «arbusto del té» y cuyo nombre científico es Camellia sinensis. Es la forma de procesar sus hojas antes de estar listas para el consumo, y no la hoja propiamente, lo que determina la categoría de té.

    El conocido té Rooibos, más conocido como té rojo y obtenido de las hojas de un arbusto nativo de Sudáfrica, en realidad es más una tisana que un té. No contiene ni cafeína ni taninos y puede ser un excelente sustituto del café o el té verdadero, si tienes la costumbre de tomar estas infusiones con las comidas. Otros tipos de té de hierbas, raíces, flores o cortezas de plantas que no contengan taninos o cafeína pueden utilizarse igualmente.

    Los taninos son poliphenoles de origen vegetal que juegan un importante papel en el metabolismo humano al inhibir el desarrollo de placas dentales, pero en niveles por encima de lo normal, pueden tornarse perjudiciales pues obstaculizan la absorción de zinc, hierro y calcio presentes en las proteínas de los alimentos que ingerimos.

    Una de las tantas propiedades de la vitamina C es la de neutralizar los efectos inhibidores que tiene los taninos sobre la absorción de minerales de las proteínas, así que aquellos que acostumbran agregar al té zumo de limón están minimizando, sin sospecharlo, esta inconveniente propiedad de estas infusiones.

    Por otra parte, la cafeína presente en el café disminuye la cantidad de minerales de manganeso, zinc, cobre, magnesio, vitamina A y algunas del complejo B que absorbe el organismo de los alimentos.

    Según un estudio realizado en 2002 en la Universidad de Tufts, tomar café hasta una hora después de las comidas puede reducir la absorción de minerales hasta en un 87 por ciento.

    Asesoró: Dr. Adrián Jaime

  4. Lo de no tomar Té parece ser que es referido solamente a té normal, con los de hierbas no hay problemas

  5. Hola, yo tenía entendido que había que esperar un rato para tomar té de hierbas porque dificultaba la digestión. ¿Es tan así?

  6. Gracias por todos los consejos que nos ofreces son de gran utilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *