Probióticos para el cólico del bebé

Probióticos para el cólico del bebé

Día a día vamos conociendo el rol que las bacterias intestinales juegan en beneficio de la salud. Tanto es así que, de un tiempo a esta parte, son varios los estudios que se han realizado sobre las bondades de los suplementos de probióticos para el bebé.

No en vano, la carencia de bacterias intestinales beneficiosas en muchas ocasiones provoca a los bebés dolencias y enfermedades diversas, como las reacciones alérgicas en la piel y los cólicos.

Probióticos función

Esta circunstancia, ya de por sí preocupante, se agrava generalmente por el llanto del bebé ante los desagradables síntomas que siente. La buena noticia es que, como sucede en el caso de los adultos, los bebés también reaccionan de un modo favorable a los probióticos (más información). En esta línea podemos hablar de que mitigan la flora intestinal, la diarrea y el ataque de hongos así como mejoran el tracto urinario.

Probióticos, un ‘must have’ de la salud

Ante todo, vamos a contarte brevemente qué son los probióticos, esos preparados de bacterias intestinales muy beneficiosos para el organismo en todas las etapas, ya sea en la de bebés, en la infantil o en la de adultos.

Estos preparados se componen de microorganismos, como pueda ser el ácido láctico, que suelen habitar en el sistema digestivo saludable, en el interior del cual intervienen en numerosas funciones importancias para la salud.

Entre las principales virtudes terapéuticas de los probióticos, se cuenta el hecho de que favorecen la absorción de nutrientes básicos y, en ciertos casos, intervienen en la producción de vitaminas relevantes. Igualmente, son parte esencial del sistema inmunológico, por lo que protegen al organismo de patógenos, parásitos o sepsis.

En el interior de la flora intestinal habitan muchas bacterias intestinales beneficiosas para la salud del organismo y lo hacen de un modo equilibrado. De hecho, sirven de extraordinaria ayuda para controlar y neutralizar las dañinas. Ten presente que el debilitamiento de los microorganismos intestinales beneficiosos conlleva que se favorezca el ataque de los nocivos, produciendo problemas derivados como la diarrea.

¡Ojo! Siempre que se produce una disfunción o un desequilibrio en la flora intestinal (disbacteria) está latente el riesgo de padecer múltiples enfermedades.

¿Te apetece ampliar información sobre los probióticos? Consulta a través del enlace el completo post que hemos preparado tratando todos sus aspectos.

Probióticos y malos hábitos

¿Puede nuestro sistema de vida acabar con el equilibrio de la flora intestinal?

El acelerado ritmo de vida actual al que todos nos vemos sometidos conlleva que tomemos alimentos poco saludables, con demasiados elementos tóxicos como azúcar, cafeína, alcohol o nicotina. Esta manera de alimentarnos, unida a la falta de ejercicio, termina por destruir el equilibrio de la flora intestinal.

El problema reside en que las bacterias intestinales beneficiosas no encuentran las condiciones adecuadas para multiplicarse, quedando relegadas por las bacterias intestinales dañinas. Como resultado de ello, las defensas del organismo disminuyen, haciéndonos más proclives al padecimiento de enfermedades.

En palabras de una voz tan autorizada como el Centro Nacional de Medicina Complementaria  y Alternativa de EEUU (NCCAM) existen evidencias, como consecuencia del resultado de múltiples estudios, de que los probióticos contribuyen a la regeneración de la flora intestinal.

Te interesa saber que, el uso de los probióticos favorece la completa curación de ciertas patologías como la diarrea, el síndrome del intestino irritable, las infecciones del tracto urinario, la inflamación de la piel y los cólicos.

Aparte, existen algunos estudios clínicos que sugieren que los probióticos pueden llegar a contrarrestar el desarrollo del cáncer de vejiga. Asimismo, parece testado que su uso regular fortalece el sistema inmunitario de un modo eficaz, permitiendo al organismo combatir las infecciones de la gripe con mayor facilidad.

Probióticos para prevenir los cólicos y alergias en los bebés

Probióticos y bebés

Recientes estudios canadienses han determinado que ciertas cepas probióticas cuentan con un cierto efecto calmante relacionado con el malestar del estómago.

En concreto, la cepa probiótica denominada Lactobacillus reuteri, que se forma en los intestinos sanos de gran cantidad de mamíferos y está igualmente presente en la leche materna de las madres sanas, cuenta con efectos más positivos sobre los nervios del intestino del bebé o pequeño en edad infantil.

Recientemente, el Lactobacillus reuteri ha demostrado sus beneficios, sobre todo en los bebés propensos a sufrir mala digestión.

Grosso modo, las bacterias del ácido láctico promueven que el sistema digestivo del niño de corta edad pueda formar una flora intestinal saludable, favoreciendo a la vez el sistema inmunológico del bebé. Así, se le atribuye la creación de ciertas sustancias antibióticas inhibidoras de la proliferación de gérmenes patógenos en el intestino. Incluso se cree que el Lactobacillus reuteri previene la aparición de alergias en la piel del bebé recién nacido o de los niños.

¿Es cierto que funciona mejor que algunos medicamentos?

Por regla general, el Lactobacillus reuteri, forma parte de la composición de la leche materna y, por ende, pasa al tracto digestivo del bebé lactante.

No obstante, en aquellos casos de madres, o mujeres embarazadas, con una flora intestinal alterada que deriva de una mala alimentación o de un estilo de vida poco saludable, su leche materna no es capaz de proporcionarle al bebé las bacterias beneficiosas que precisa para su sistema gastrointestinal.

En el caso de los bebés que no toman leche materna, la situación es más grave y debe ser tomada en consideración.

Lo normal es que a los bebés que padecen cólicos se les receten medicamentos que contienen el ingrediente activo Simeticon. Tal ingrediente es recetado igualmente a los adultos y en particular a aquellos que padecen gases por acumulación en el tracto intestinal.

Sin embargo, un estudio realizado en el Hospital de Niños Regina Margherita de Turín, demostró que administrar oralmente la cepa Lactobacillus reuteri conlleva la reducción de los síntomas del cólico en niños alimentados con leche materna con mucha mayor eficacia que los fármacos a base de simeticona.

Probióticos en el embarazo y la lactancia

Probióticos durante el embarazo

El hecho de que los probióticos sean capaces de prevenir la aparición de cólicos en el embarazo y la lactancia, lo avala un estudio sueco doble ciego controlado con placebo. La cuestión es que dicho estudio demostró que el llanto diario de los cólicos con bebés se reducía en un 74% en el corto espacio de una semana, tras la toma del probiótico.

Por otra parte, la reducción del llanto registrada en el grupo placebo era de tan solo un 38%. Así, un grupo de investigación de Turín, logró previamente resultados parecidos con un estudio similar. Transcurridos solo 21 días, ascendía al 84% de los niños que recibieron Lactobacillus reuteri los que ya no tenían cólicos.

Entonces, ¿cómo puede la futura mamá prevenir problemas de cólicos de los niños desde el principio? Pues con el simple gesto de tomar probióticos durante el embarazo.

Con posterioridad, lo ideal es que siga con su ingesta durante la lactancia, de modo que proporcione a su bebé los microorganismos esenciales que precisa para su bienestar, tanto durante el período del embarazo como durante la lactancia.

Para comprar probióticos de la mejor calidad a un precio excelente, te recomendamos que visites nuestra tienda online.

¿Cuál es la función de los Probióticos?

Escuchar hablar de probióticos, es posible que te lleve a pensar en todos esos anuncios publicitarios que propugnan sus bondades para el sistema digestivo, si bien es posible que todavía no tengas claras sus funciones para el organismo. Te hacemos un resumen…

Al cabo de pocos minutos de tomarlos…

Probióticos en alimentación

Debemos al neurofisiólogo Wolfgang Kunze, Ph. D., perteneciente al Instituto Brain-Body de Ontario, Canadá, un importante estudio, realizado junto con su equipo de investigación, sobre los efectos de Lactobacillus reuteri en el intestino de los ratones. Dicho estudio arrojó luz sobre que el dolor muscular en el tejido intestinal disminuye a los pocos minutos tras la administración de la solución probiótica.

Un importante hallazgo a los efectos de demostrar por qué la ingesta de los probióticos calma en un corto período espacio de tiempo los molestos síntomas de muchos problemas intestinales (tanto en bebés como en personas adultas). En particular, nos estamos refiriendo al síndrome del intestino irritable, el estreñimiento y la enfermedad inflamatoria intestinal.

Solo funcionan junto con una dieta saludable

Ahora bien, no debes sobreestimar el poder de los probióticos hasta el punto de pensar que pueden hacer milagros ni de funciona por sí solos. Vayamos por partes.

Es un hecho que recientes investigaciones científicas han venido a dar el respaldo definitivo a lo que la medicina natural viene predicando desde décadas, esto es, que los probióticos ayudan a mantener la salud. ¿Cómo? Otorgando una mayor protección contra las enfermedades, bien sean de un bebé, de niños en edad infantil o de adultos.

Dicho esto, ¿cómo podemos introducir probióticos en nuestra dieta? Pues bien a través de la vía de la suplementación o de la alimentación. En relación con esta última, los máximos exponentes son las verduras fermentadas con lactosa o los productos de soja fermentados (miso y tempeh), de lo más consumidos en los países asiáticos.

¡Cuidado con el yogurt y el kéfir!

El yogurt y el kéfir, son entre otros alimentos, algunos de los más aclamados a la hora de apoyar el sistema inmune, al contener probióticos. Ahora bien, respecto a ellos puede que no sea oro todo lo que reluce, dado que pueden llegar a agravar los problemas intestinales de la salud.

Sobre todo debes tener cuidado con los alimentos lácteos que procedan del supermercado. ¿La razón? En la mayoría de los casos son productos que han sido tratados y procesados, por lo que ya no son un alimento natural.

En resumen, un requisito previo consiste en un cambio en la dieta que se base en una alimentación saludable. Tal medida preventiva funciona también de cara a los niños. El objetivo no es otro que el asentamiento en el estómago de los microorganismos intestinales beneficiosos de los probióticos ingeridos.

No olvides que, para que los probióticos surtan los máximos efectos en la salud, su consumo debe ir acompañado con una dieta saludable. Esta medida cobra especial importancia en el caso de embarazo, pues favorece el óptimo crecimiento del bebé con los años.

Amplía información sobre la temática:

Valoración Probióticos y bebé

Forma de vida como destructor - 99%

Cólicos y alergias - 100%

Durante embarazo y lactancia - 100%

Función de los probióticos - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
Multivitamínicos Especial Mujer
Multivitamínicos Especial Mujeres

Hoy hablamos de los Multivitamínicos Especial Mujeres, ¿cuáles son sus peculiaridades? ¿por qué un suplementos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *