Probióticos para el resfriado y la gripe

Probióticos para el resfriado y la gripe

Todos los años se repite la misma historia: cuando el termómetro indica la bajada de temperaturas, la gripe comienza a azotar con fuerza y, junto a ella, proliferan las infecciones que causa. Te hablamos en este post de los probióticos como remedio de la gripe.

La llegada del otoño supone el pistoletazo de salida para que las autoridades sanitarias y los medios de comunicación alerten sobre la necesidad de vacunarse contra la gripe. Si a pesar de ello, hace acto de aparición, siempre podemos acudir a los antibióticos, pero ello nos lleva a hacernos la pregunta de si hay alguna forma natural de prevenir la gripe y los resfriados, sin tener que acudir a la medicación.

Virus de la gripe

La buena noticia es que sí existe. Entonces, ¿cómo podemos proteger de un modo natural a nuestras células? Pues fortaleciendo nuestro sistema inmunitario del ataque de los patógenos, tomando probióticos, dado que cumplen esa función.

¿Quieres conocer todo sobre los probióticos? Te invitamos a que lo hagas a través de este enlace.

Vacunas, antibióticos y probióticos en época de gripe

Los cambios de estaciones y la llegada del invierno nos hacen más proclives a padecer resfriados comunes e infecciones de gripe.

¡Todos conocemos sus síntomas más frecuentes!

  • Nariz obstruida o goteo.
  • Garganta irritada.
  • Dolor de cabeza.
  • Tos.
  • Fiebre o sensación de fiebre.
  • Escalofríos.
  • Fatiga (cansancio).
  • Dolores musculares o del cuerpo.

La gripe estacional es más peligrosa de lo que parece a primera vista y puede llegar a causar hasta neumonía.

Vacuna para la gripe

De ahí la importancia de vacunarse contra la gripe, principalmente en el caso de las personas de la tercera edad, de las que cuentan con un sistema inmune debilitado o de las que padecen enfermedades crónicas.

Todos hemos sufrido en nuestro propio organismo el virus de la gripe en alguna ocasión, cuando no nos vacunamos. En estos casos, la prescripción de los médicos es unánime: nos recetan antibióticos.

Pero ¿sirven estos fármacos para matar los virus? En ningún caso. Los antibióticos no matan los virus sino que se prescriben para hacer frente a las infecciones bacterianas que pueden generarse junto con una infección causada por el virus de la gripe.

¿Dónde reside el problema? Pues en el hecho de que los antibióticos no solo matan las bacterias dañinas sino que también acaban con las bacterias beneficiosas para el organismo. ¿El resultado? Un sistema inmunitario debilitado y una flora bacteriana alterada (póngase por caso en el intestino), quedando en manos del ataque de nuevos patógenos.

La siguiente pregunta no se hace esperar, ¿hasta qué punto un excesivo uso de los antibióticos puede causar daños a la flora intestinal? Pues hasta el punto de que dichos daños pueden ser irreversibles. Por esta razón, para reconstruir la flora intestinal la toma de probióticos está recomendada por los médicos de orientación holística. Cabe citar que la toma de probióticos, tras el tratamiento con antibióticos, no sirve de garantía para que se reviertan los daños causados.

De todo lo dicho se deduce la utilidad de la utilización de los probióticos como medida preventiva contra la gripe para lograr el mantenimiento del equilibrio de la flora intestinal y el fortalecimiento del sistema inmunológico, lo que facilita que se eviten las infecciones de garganta.

Probiótico: defensa natural para la salud

antibióticos peligros

Grosso modo, podría decirse que los probióticos son la defensa natural para los efectos de los antibióticos. Resulta curioso que se trata de unos microorganismos vivos, como por ejemplo las bacterias del ácido láctico, que promueven la salud del organismo.

En particular, si hay una parte del cuerpo que sale beneficiada con la toma de probióticos es el intestino, en el que se localizan en torno al 80% de las células inmunitarias pertenecientes al sistema inmunitario.

De hecho, todos tenemos en mente algunos famosos yogures probióticos que, desde hace unos años, se han instalado como un “must have” de nuestras neveras.

Las bacterias beneficiosas de los probióticos regulan la flora intestinal, protegiendo nuestras células del ataque de virus, hongos y parásitos.

Al mismo tiempo que las inoculaciones y los antibióticos irrumpen con fuerza en el organismo humano, llegando a dañarlo, los probióticos son los encargados de crear un sutil equilibrio que favorece la vida.

Por si esto fuera poco, los probióticos son capaces de contrarrestar los efectos de la mala alimentación, la exposición a los antibióticos, el agua potable sin filtrar y la alimentación que procede de la agricultura industrial. Aparte, aumentan las defensas naturales del organismo frente a los potentes patógenos.

Flora intestinal sana contra la gripe

No debes subestimar la fragilidad de nuestro organismo, cuyo equilibrio hay que cuidar, lo mismo que sucede con la naturaleza. Piensa que un organismo en equilibrio equivale a un tracto intestinal repleto de bacterias beneficiosas.

¿Sabías que son casi 500 tipos de bacterias los que intervienen en la defensa inmunológica como reacción frente a cualquier patógeno? De hecho, la flora intestinal se desequilibra y está expuesta a cualquier ataque por motivos de diversa índole. Así hablamos de una mala alimentación (principalmente que incluya demasiado azúcar), los efectos de los medicamentos o el estrés.

Quizás estés pensando que un cambio en la dieta y la reducción del estrés por sí solos pueden propiciar que se restaure la flora intestinal. Pues bien, ambas medidas son insuficientes, a lo que tienes que sumar el hecho de que usar antibióticos dificulta la regeneración del equilibrio bacteriano.

¿Es mejor usar probióticos en vez de antibióticos para prevenir la gripe?

cómo tomar probióticos

No sería extraño que hayas escuchado en más de una ocasión hablar del uso excesivo de antibióticos. En esa línea, un estudio de la Universidad de Pensylvania confirmó que los pacientes con enfermedades respiratorias infecciosas, son tratados con antibióticos de una forma innecesaria.

En el lado contrario, varios estudios llevados a cabo en China revelan que los probióticos sirven para aliviar considerablemente a los niños con síntomas del virus de la influenza, que incluyen fiebre, secreción nasal y tos.

Los científicos que los efectuaron revelaron asimismo que la toma diaria de probióticos puede reducir tanto la incidencia como la duración de las enfermedades respiratorias y de sus síntomas, estimulando la producción de anticuerpos.

Otros motivos de salud

Los probióticos son de suma utilidad como ayuda antiviral para la prevención de la gripe durante el invierno pero te contamos más, si prolongas su consumo durante todo el año, contribuirás a tu bienestar a todos los niveles. En este sentido, comprobarás cómo regulan la digestión gracias a la estimulación de la producción de enzimas, favoreciendo la producción de jugos gástricos.

Aparte, ayudan también a la absorción de nutrientes y a la eliminación de sustancias nocivas, protegiendo contra los alérgenos y sustancias cancerígenas. Incluso se tiene conocimiento de que favorecen la producción de jugos gástricos.

Y no se agotan con las citadas el catálogo de bondades de los probióticos, ya que regulan el colesterol y la presión arterial alta (sigue leyendo), impiden la formación de los cálculos renales y las infecciones del tracto urinario. Por último, contribuyen a mejorar el aspecto de la piel, aumentando el nivel de energía.

chucrut probiótico natural

Alimentos y suplementos dietéticos: por qué tomarlos

A la hora de decidirte a tomar probióticos, cuentas con dos posibilidades: consumir alimentos fermentados o decantarte por la ingesta de suplementos dietéticos. Ya hemos aludido a que los probióticos son microorganismos vivos y naturales que integran una flora intestinal saludable, ayudando a restablecer el equilibrio microbiano en el intestino.

¡Anota las cepas probióticas más beneficiosas para la salud!

  • Bifidobacterium bifidum.
  • Lactobacillus acidophilus.
  • Bifidobacterium longum.
  • Lactobacillus rhamnosus.
  • Estuche lactobacilo.
  • L. helveticus.

Si lo que pretendes es que las bacterias beneficiosas alcancen el intestino de la forma más óptima posible, toma preferentemente los productos con recubrimiento. De otro modo, podrían ser eliminadas por los jugos gástricos.

Obviamente, tal como venimos indicando, los alimentos fermentados contienen también las bacterias del ácido láctico. El yogurt es el más clásico de los probióticos. Ello no es óbice para que haya otras verduras fermentadas, como la chucrut, que constituyan una gran opción para proporcionar al organismo las bacterias y los nutrientes de ácido láctico que requiere por naturaleza.

yogurt como probiótico

Fuentes Bibliográficas y estudios

Más información sobre la temática:

Valoración Probióticos contra la gripe

Uso de antibióticos - 99%

Probióticos, defensa natural - 100%

Flora intestinal fuerte contra la gripe - 100%

Suplementos y alimentos - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
Multivitamínicos Especial Mujer
Multivitamínicos Especial Mujeres

Hoy hablamos de los Multivitamínicos Especial Mujeres, ¿cuáles son sus peculiaridades? ¿por qué un suplementos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *