Los probióticos regeneran la flora intestinal para darnos salud Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Página Principal / Suplementos / Bienestar / Los probióticos regeneran la flora intestinal
Los probióticos regeneran la flora intestinal

Los probióticos regeneran la flora intestinal

Las bacterias beneficiosas que se encuentran en el intestino ayudan al organismo a utilizar los nutrientes y sustancias vitales que consumimos y a combatir los microorganismos dañinos.

Eso se conoce desde hace mucho tiempo. Sin embargo, ahora los científicos han descubierto que las bacterias intestinales buenas, además de estimular el metabolismo de las grasas en el hígado (y por tanto, regular el nivel de colesterol), también juegan un papel esencial en la desintoxicación del organismo de los elementos tóxicos, por lo que intervienen positivamente en el proceso de curación de cualquier enfermedad.

Simbiosis entre la flora intestinal y los órganos

Según un estudio reciente publicado online por la revista de la Sociedad Americana de Microbiología las bacterias intestinales “beneficiosas” tienen un efecto positivo en muchos órganos. Los científicos del Imperial College de Londres han estudiado la relación simbiótica entre las bacterias intestinales y los órganos. También han comprobado que los cambios en la estimular el metabolismo de las grasas en el hígado tienen consecuencias para la salud.

salud intestinal y órganos humanos

Estudio con probióticos

En el estudio referido, la directora del mismo, Sandrine Claus, y su equipo utilizaron ratones especiales, que no tenían ningún tipo de microorganismos (carecían de bacterias «buenas» y «malas»).

Estos ratones, procedentes de un entorno completamente libre de gérmenes, se colocaron en jaulas junto con otros ratones que tenían una flora con microorganismos normales. Los microorganismos se asentaron rápidamente en los ratones libres de gérmenes. Durante un período de 20 días se pudieron observar los cambios en el metabolismo de estos ratones.

Una flora intestinal sana actúa favorablemente sobre el hígado

La colonización de los intestinos de los ratones con bacterias «buenas» desencadenó, entre otros, varios procesos positivos en el hígado. Entre ellos, por ejemplo, la transformación del azúcar (glucosa) en almidón (glucógeno) y grasa (triglicéridos).

El almidón y la grasa se almacenan para ser usados como energía por parte del organismo a corto y largo plazo. Esto tiene automáticamente un impacto positivo respecto a los niveles de azúcar y colesterol en la sangre.

Los probióticos favorecen los procesos de desintoxicación

Los probióticos que fueron utilizados en el estudio con los ratones también estimularon la formación y actividad de una enzima esencial llamada citocromo P450 3A11. Ésta es importante para desintoxicar el cuerpo. Con la ayuda del citocromo P450, por ejemplo, el cuerpo puede desintoxicarse de los ingredientes activos de los medicamentos.

La directora del estudio concluyó: “Es probable que este ensayo sea la primera evidencia in vivo de que existe una relación directa entre una familia bacteriana particular y el metabolismo de los lípidos en el hígado”.

Intolerancias, alergias y probióticos

Los probióticos protegen contra las alergias

Los estudios clínicos han demostrado que los probióticos previenen la aparición de la alergia neonatal de la piel y de la intolerancia a los alimentos. Además, también ayudan a prevenir y tratar la diarrea y a combatir la neumonía en pacientes gravemente enfermos.

Una flora intestinal saludable es esencial en el tratamiento de todas las enfermedades

Las cepas bacterianas beneficiosas estimulan los procesos saludables del metabolismo, activan los lípidos y favorecen la desintoxicación del hígado. Ésto último es absolutamente esencial para cualquier proceso de regeneración y curación. Esto debería ser prioritario en la atención sanitaria para el tratamiento de la gran mayoría de las enfermedades.

Requisitos para tener una flora intestinal saludable

Hay que tener en cuenta que tomar el probiótico de la más elevada calidad no tiene sentido si las bacterias beneficiosas que se obtienen no cuentan con un ambiente saludable dentro del sistema digestivo del paciente.

Para obtener el máximo efecto debe suministrarse también una fuente de alimentos saludables y evitar los alimentos procesados, el alcohol y el tabaco.

De este modo, la flora intestinal se mantendrá sana y podrá contrarrestar los efectos de los microorganismos dañinos. De lo contrario, el efecto positivo del probiótico sólo durará en el momento en que se ingiera la preparación, pero no se mantendrá a largo plazo.

Probióticos y hábitos saludables

Cinco pasos para mantener el intestino sano

Para restaurar la flora intestinal, de forma sencilla pero eficaz, hay seguir una dieta saludable e ingerir alimentos prebióticos. De este modo se crea el ambiente ideal para el asentamiento permanente de las bacterias intestinales beneficiosas.

Para lograr una flora intestinal sana hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Elige un probiótico de alta calidad.
  2. Toma bentonita. La ingesta regular de bentonita acelera el desarrollo de la flora intestinal, ya que estimula el crecimiento de las bacterias intestinales beneficiosas.
  3. Toma polvo de cáscara de psyllium. Este polvo, junto con la bentonita, limpia el sistema digestivo y elimina los microorganismos dañinos de las bacterias perjudiciales.
  4. Implementa las pautas para seguir una alimentación saludable y evitar comer en exceso.
  5. Completa tu dieta tomando alimentos prebióticos. Proporcionan a las bacterias intestinales la nutrición necesaria para que se forme una flora intestinal saludable y se asiente de forma permanentemente en el organismo.

Entre los alimentos con efecto prebiótico figuran:

  • Alcachofas.
  • Puerros.
  • Cebollas.
  • La inulina también es un prebiótico. Está contenida en algunos hortalizas, aunque también puede consumirse en forma de suplemento dietético.

Uso de la inulina como probiótico

Los puntos del uno al tres forman un programa de rehabilitación intestinal de alta calidad.

Los prebióticos, a diferencia de los probióticos, no son microorganismos vivos, sino que comprenden ciertas sustancias que alimentan a los microorganismos que se encuentran en una flora intestinal sana.

Por lo tanto, los prebióticos mantienen un medio intestinal favorable y proporcionan la nutrición necesaria para los microorganismos beneficiosos.

Fuentes Bibliográficas

Enlaces Relacionados con la temática:

Valoración Probióticos y flora intestinal

Flora intestinal y enfermedades - 100%

Estudio sobre probióticos - 100%

Resultados - 99%

5 pasos para un intestino sano - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Te puede interesar
Probióticos salud bebé
Probióticos para el intestino del bebé

La falta de bacterias intestinales beneficiosas puede ocasionar en los bebés diversas dolencias y enfermedades, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad