Probióticos para regenerar la Flora Intestinal

Probióticos para regenerar la Flora Intestinal

A estas alturas, seguro que has escuchado decir que los probióticos cuentan con numerosos beneficios para la salud intestinal y es que, a la hora de regenerar su flora, son únicos. No en vano, estos microorganismos vivos, mayoritariamente bacterias, cuentan con efectos muy beneficiosos para la salud si se administran en las cantidades adecuadas. Te contamos cómo los probióticos regeneran la Flora Intestinal.

Probióticos regeneran la flora intestinal

Simbiosis entre la flora intestinal y los órganos

Las bacterias beneficiosas de nuestro organismo nos ayudan a utilizar los nutrientes y sustancias vitales que ingerimos, pero también a plantar cara a los microorganismos dañinos.

Este dato se conoce desde hace mucho tiempo. No obstante, los científicos han descubierto que las bacterias intestinales beneficiosas no solo estimulan el metabolismo de las grasas en el hígado (regulando, por ende, el nivel de colesterol), sino que juegan un rol esencial en la desintoxicación del organismo. Esta es la razón por la que intervienen de un modo positivo en el proceso de curación de tal enfermedad.

Un reciente estudio publicado online por la revista de la Sociedad Americana de Microbiología indica que las bacterias intestinales beneficiosas inciden muy positivamente en diversos órganos.

Esta afirmación la avala también un estudio realizado por los científicos del Imperial College de Londres que han analizado la relación simbiótica entre los órganos y las bacterias intestinales. Del mismo modo, se ha corroborado que los cambios en  la estimulación del metabolismo de las grasas tiene consecuencias para la salud.

Lo que relevó un estudio con Probióticos

En el referido estudio, su directora, Sandrine Claus, en conjunto con su equipo, utilizaron ratones esenciales. Estos son ratones sin ningún tipo de microorganismos y carentes de bacterias “buenas” y “malas”.

Dichos ratones procedían de un entorno cien por cien libre de gérmenes y fueron colocados en jaulas, en compañía de otros ratones que sí contaban con una flora con microorganismos normales. Dichos microorganismos se asentaron con rapidez en los ratones libres de gérmenes. El estudio se prolongó durante 20 días durante los cuales se observaron los cambios en el metabolismo de los ratones.

Una flora intestinal sana actúa de un modo favorable sobre el hígado

La colonización de los intestinos de los ratones que contaban con bacterias “buenas” desencadenó distintos procesos positivos en el hígado, entre otros beneficios. Un ejemplo de ello fue el hecho de que se transformara el azúcar (glucosa) en almidón (glucógeno) y grasa (triglicéridos).

El almidón y la grasa son almacenados para su uso como energía por parte del organismo a corto y largo plazo. ¿El resultado? Un impacto positivo automático en relación a los niveles de azúcar y colesterol en sangre.

Los Probióticos favorecen los procesos de desintoxicación

Los probióticos (click aquí) usados en el estudio con los ratones estimularon igualmente la formación y actividad de una enzima esencial,cuyo nombre es citocromo P450 3A11. La misma es de suma importancia para la desintoxicación del cuerpo. Sirva el ejemplo de que con  la ayuda del citocromo P450, el organismo puede desintoxicarse de los ingredientes activos de los fármacos.

Esta es la conclusión a la que llegó la directora del estudio:

 “Es probable que este ensayo sea la primera evidencia in vivo de que existe una relación directa entre una familia bacteriana particular y el metabolismo de los lípidos en el hígado”.

Intolerancias, alergias y probióticos

¿Sabes que protegen contra las alergias?

Diversos estudios clínicos han corroborado que los probióticos tienen la capacidad de prevenir la aparición de la alergia neonatal de la piel y de la intolerancia a los alimentos. Aparte, ayudan a la prevención y al tratamiento de la diarrea y a combatir la neumonía en pacientes con enfermedades graves.

Una flora intestinal saludable sirve para tratar todas las enfermedades

Ninguna duda cabe de que las cepas bacterianas beneficiosas estimulan los procesos saludables del metabolismo, activando los lípidos y favoreciendo la desintoxicación del hígado. Esta última circunstancia es absolutamente fundamental para cualquier proceso de curación y regeneración. Ello debería ser prioritario a la hora de recibir atención sanitaria para el tratamiento de un gran porcentaje de las enfermedades.

Requisitos para conservar una flora intestinal saludable

Parte de la base de que la toma de un probiótico de elevada calidad carece de sentido si las bacterias beneficiosas obtenidas no cuentan con un ambiente saludable en el interior del sistema digestivo de quien las tome.

Por ello, el mejor modo de obtener el máximo efecto es a través de la ingesta de alimentos saludables, evitando los alimentos procesados, el tabaco y el alcohol.

Así, la flora intestinal se mantendrá sana, contrarrestando los efectos de los microorganismos dañinos. De no hacerlo así, el efecto positivo del probiótico surtirá efecto en el momento de su ingesta, pero no se mantendrá a largo plazo.

Probióticos y hábitos saludables

5 pasos para mantener el intestino sano

La restauración de la flora intestinal, de una forma tan sencilla como eficaz, exige el seguimiento de una dieta saludable que incluya la ingesta de alimentos prebióticos. Solo así se genera el entorno idóneo para que las bacterias intestinales beneficiosas se asienten permanentemente.

Lograrás una flora intestinal sana siguiendo estos 5 pasos:

  1. Elige probióticos que regeneran la flora intestinal.
  2. Toma bentonita. La ingesta regular de bentonita acelera el desarrollo de la flora intestinal, estimulando el crecimiento de las bacterias intestinales beneficiosas.
  3. Ingiere polvo de cáscara de psyllium. Tal polvo, en conjunción con la bentonita, depura el sistema digestivo, eliminando los microorganismos nocivos de las bacterias perjudiciales.
  4. Adopta unas pautas alimenticias saludables y evita comer en exceso.
  5. Completa tu dieta a través de la toma de alimentos prebióticos. Dichos alimentos proporcionan a las bacterias intestinales los nutrientes precisos para la formación de una flora intestinal saludable y su asentamiento de forma permanente en el organismo.

¡Toma nota de los principales alimentos con efecto prebiótico!

  • Puerros.
  • Alcachofas.
  • Cebollas.
  • Inulina, que también es un prebiótico. La contienen ciertas hortalizas, si bien también puede consumirse en forma de suplemento dietético.

Inulina como Probióticos regeneran la flora intestinal

Los puntos del 1 al 3 forman parte de un programa de calidad de rehabilitación intestinal. Algo que precisamos con la base de que los probióticos regeneran la flora intestinal.

A diferencia de lo que sucede con los probióticos, los prebióticos no son microorganismos vivos, sino que comprenden determinadas sustancias que alimentan a los microorganismos que forman parte de una flora intestinal sana.

En resumidas cuentas, los prebióticos mantienen un medio intestinal favorable, proporcionando la nutrición precisa para los microorganismos beneficiosos.

Fuentes Bibliográficas

Más información sobre estas bacterias:

Valoración Probióticos y flora intestinal

Flora intestinal y enfermedades - 100%

Estudio sobre probióticos - 100%

Resultados - 99%

5 pasos para un intestino sano - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
colesterol remedio probióticos
¿Los Probióticos reducen el colesterol malo?

Ya lo dicen los médicos: si tienes el colesterol alto, cuida tu microbiota. Con esta …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad