Problemas relacionados con las dietas veganas y vegetarianas Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Página Principal / Nutrición / Dietas / Problemas de las dietas veganas y vegetarianas
Problemas de las dietas veganas y vegetarianas

Problemas de las dietas veganas y vegetarianas

Dietas vegetarianas y veganas

Por lo general, las personas que siguen dietas en las que se excluyen los productos animales lo hacen respondiendo a una filosofía de vida determinada y en búsqueda de los beneficios de salud que este tipo de alimentación promete garantizar. El vegetarianismo consiste básicamente en el consumo de verduras, frutas, granos y semillas, aunque existen variantes dentro de esta corriente. Muchos vegetarianos incorporan alimentos lácteos, huevos o ambos con el fin de asegurar el aporte de proteínas. El veganismo, por su parte, no acepta ningún producto animal. La dieta vegana se compone principalmente de frutas, verduras, cereales y legumbres. Se afirma que todos estos modelos alimentarios son saludables, herramientas importantes en la prevención de enfermedades crónicas y capaces de ofrecer todos los nutrientes necesarios. Sin embargo, esta clase de dietas suele generar serias deficiencias alimentarias en muchos casos.

Riesgos asociados a las dietas veganas y vegetarianas

Existen varias razones para dudar de la seguridad que brinda este estilo de alimentación, especialmente cuando se observa sin la supervisión de expertos en la materia. Muchas personas deciden cambiar drásticamente sus hábitos dietéticos, adoptando las pautas vegetarianas radicalmente, sin mediar un período progresivo de adaptación.

dietas-veganas

 

Esta modificación alimentaria tan rotunda es totalmente desaconsejable, ya que implica un violento choque con la historia nutricional personal y familiar gestada durante generaciones y termina afectando el organismo de modo más o menos grave, según cada caso. Por otra parte, resulta muy difícil reemplazar los aportes nutricionales de origen animal, lo que puede generar deficiencias muy dañinas para la salud. Las carnes rojas, el pescado y los mariscos ofrecen hierro, vitamina B12 y zinc, elementos cuya carencia provoca la aparición de anemia. Los lácteos proporcionan calcio y vitamina D, fundamentales para el desarrollo de huesos y dientes sanos. Además, las dietas vegetarianas pueden originar déficit de ciertos aminoácidos esenciales, vitaminas A y C y ácidos grasos, todos micronutrientes de alto valor alimentario.

La clave está en el equilibrio

Las carencias nutricionales mencionadas son especialmente riesgosas en ciertos períodos de la vida, tales como las etapas de crecimiento y durante el embarazo, cuando ciertas necesidades alimentarias se incrementan. Las frutas, verduras, cereales y legumbres son productos altamente aconsejables para introducir en la dieta diaria, pero los alimentos de procedencia animal no deben ser eliminados de las recetas cotidianas.

dieta-equilibrada

Lo ideal es asegurar un consumo variado y equilibrado que garantice el aporte de todos y cada uno de los nutrientes que resultan indispensables para mantener un buen estado de salud. Respetar las raciones recomendadas de cada alimento, evitar la ingesta excesiva de grasas, harinas y azúcares, beber suficiente agua e incluir carnes magras, lácteos desnatados y frutas y verduras de estación son pautas recomendadas para asegurar una alimentación armónica y saludable.

Te puede interesar
Cómo afecta la dieta cetogénica a la microbiota intestinal
¿Cómo afecta la Dieta Cetogénica a la Microbiota Intestinal?

Hoy analizamos qué ocurre con la microbiota cuando hacemos una intervención dietética cetogénica Índice1. Importancia …

3 comentarios
  1. Alejandra Gutiérrez

    Soy vegetariana 12 años, me he echo constantes análisis para saber su estoy sana y jamás he presentado problemas, muy por el contrario… Ya no tengo problemas estomacales, nunca me enfermo mis niveles de colesterol óptimos…tengo mucho ánimo, tanto en el trabajo como en la universidad rindo bien…. Y lo mejor es que me siento bien conmigo misma… Siento que hago lo correcto. 🙂 soy feliz

    • Hola Alejandra, en el artículo se expone ciertos riesgos que pueden asociarse, sobre todo, al cambiar de hábitos drásticamente, o bien en momentos concretos, como adolescencia o embarazo. Si en tu caso, te hiciste con este tipo de dieta, y fue de forma progresiva, y ahora te va bien, es excelente, pero no siempre ocurre lo mismo en todos los organismos.

      • Encarnación Sánchez-Aguilera

        Estoy totalmente de acuerdo con Alejandra. No solo estoy en la misma situación si no que además comparto todas y cada una de sus palabras! Es estupendo! Física y mentalmente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad