Acudir a la báscula frecuentemente no es inocuo (especial adolescentes)

Acudir a la báscula frecuentemente no es inocuo (especial adolescentes)

La insatisfacción corporal y las preocupaciones por el peso son frecuentes en nuestra sociedad, regida en gran parte por la imagen, el impacto de esta en las redes sociales, el marketing, los productos adictivos y el consumismo. Los comportamientos alimenticios desordenados (TCA, trastornos de la conducta alimentaria) son elevados entre los adolescentes como consecuencia de la falta de educación nutricional, la limitada actividad física programada en los currículums de la enseñanza y la influencia de los factores indicados anteriormente.

habitos-modernos

Por ello, es fundamental que las intervenciones dirigidas a la prevención del sobrepeso y la obesidad (entre los adolescentes quizás con más importancia) también tengan cuidado de no exacerbar predictores de comportamientos alimenticios desordenados.

Ante los resultados dispares e inconsistentes en relación a la influencia del autopesaje, se hacía necesaria una investigación consistente con un seguimiento a largo plazo. De esta manera, surgió el “Proyecto de alimentación y actividad en adolescentes y adultos jóvenes (EAT)” realizado por el Departamento de Epidemiología y Salud Comunitaria de la Universidad de Minnesota (EEUU).

En él, se realizó un seguimiento de 10 años de duración a 2000 sujetos (43% hombres + 57% mujeres) con edades comprendidas entre su ingreso en la escuela secundaria (12-13 años) hasta los 25 años. Los objetivos principales fueron:

  1. Conocer la prevalencia de autopesaje durante la transición de la adolescencia a la edad adulta,
  2. Examinar las asociaciones transversales entre esta prevalencia los cambios en el peso,
  3. Analizar si existía relación positiva o negativa entre los puntos anteriores y las conductas psicológicas y psicosociales.

Resultados

Los investigadores no observaron una tendencia marcada a través del tiempo en el porcentaje de adolescentes o adultos jóvenes que están de acuerdo con la declaración de “me peso a menudo”. Dicho esto, el porcentaje de ambos sexos que seleccionó estar muy en desacuerdo con esa afirmación (es decir, los que no se pesan a menudo) aumentó entre los 15 y 25 años, mientras que la selección “en desacuerdo” disminuyó.

resultados

Dispares (y ciertamente preocupantes) son las comparaciones de comportamiento a lo largo del tiempo entre hombres y mujeres. En las mujeres participantes, sí se han encontrado relaciones entre:

  • Pesarse más frecuentemente y mayor discrepancia entre el peso deseado y el ideal (significativo especialmente a los 19 años)
  • Pesarse más frecuentemente y menor autosatisfacción del cuerpo (significativo a los 15 y 19 años) + baja autoestima.
  • Pesarse más frecuentemente y una mayor sintomatología depresiva (significativo a los 15 años).

Mientras que en los hombres, “sólo” existe relación positiva entre pesarse frecuentemente y preocuparse por el peso alcanzado.

Mucho ojo con pesarse frecuentemente, especialmente en la adolescencia

Además de estos resultados, es notorio que una mayor frecuencia de autopesaje a los 15 años predijo significativamente que a los 19-20 años ocurrirían:

  1. Mayores incrementos en el índice de masa corporal en comparación con aquellos que se pesaban menos frecuentemente a los 15 años.
  2. Más atracones y conductas de control de peso no saludables.

La transformación de ideas y representaciones sociales que dan sustento a la vida social se aplican también en los adolescentes. Las transformaciones intrínsecas de cada niño al llegar a la adolescencia se conjugan con su medio social y las peculiaridades de éste. Para poder conocer el impacto que tiene la sociedad sobre el adolescente, se recomienda, por tanto, extremar la precaución en recomendar este comportamiento (pesaje habitual), especialmente mujeres.

pesarse-preocupacion

El papel de los medios de comunicación y redes sociales

Es posible que durante este período de 10 años los cambios culturales en la imagen corporal y los medios de comunicación hayan tenido un impacto en las variables de resultado evaluadas. Un meta-análisis (recopilación de estudios) encontró que la concepción presentada en los medios de la delgadez (tendencia a ser extrema) se relaciona inversamente con la autoestima y positivamente con el empeoramiento de la depresión. Sin embargo, no se han encontrado diferencias en la evolución del IMC de los modelos de raza blanca, caucásica, china o africana, poniendo en tela de juicio el papel de los medios en la educación de la imagen corporal. En otras palabras, se vende una imagen más delgada pese a que la evolución real de las proporciones corporales sigue siendo la misma que antaño.

estereotipos

El adolescente es un ser social; ya que la sociedad presenta un prototipo de belleza que puede impactar en la conducta alimenticia del mismo. Con los medios masivos, los redes sociales, la moda…; la imagen del adolescente es muy vulnerable, maleable e influenciable. Hagamos todos por el bien social: HÁBITOS SALUDABLES, NO FIGURATIVOS.

Fuentes

  • Hausenblas, H. A., Campbell, A., Menzel, J. E., Doughty, J., Levine, M., & Thompson, J. K. (2013). Media effects of experimental presentation of the ideal physique on eating disorder symptoms: A meta-analysis of laboratory studies.Clinical psychology review, 33(1), 168-181.
  • Jean, H. (2012). Comunicación y trastornos de conducta alimenticia en el adolescente de preparatoria. Universidad La Concordia – Proyecto para obtener Licenciatura en Psicología.
  • Pacanowski, C. R., Loth, K. A., Hannan, P. J., Linde, J. A., & Neumark-Sztainer, D. R. (2015). Self-Weighing Throughout Adolescence and Young Adulthood: Implications for Well-Being. Journal of Nutrition Education and Behavior, 47(6), 506-515.
Content Protection by DMCA.com
Sobre Mario Muñoz
Mario Muñoz
Mario Muñoz es todo un entusiasta de todo lo relacionado con el mundo del fitness. Pero sobretodo, lo que más le apasiona es el campo de la investigación, tal como se refleja en cada uno de sus artículos publicados con un excelente rigor científico.
Te puede interesar
Nutrición en Adultos Mayores
¿Cómo se deben Alimentar los Adultos Mayores?

¿Eres mayor? Esto es lo que deberías saber respecto a tu dieta: Nutrición en Adultos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *