Como vivir más y mejor – Pon más años en tu vida y más vida en tus años

beneficios

¿Quieres llegar a cumplir 100 años? ¡Descubre como conseguirlo!

En la actualidad se realiza una gran cantidad de investigaciones acerca de las personas que alcanzan los 100 años de vida. Se ha llegado a la conclusión de que sencillamente, se trata de cuidar la salud tanto física como mental y cultivar las relaciones familiares y sociales.

Este conjunto de actitudes conforman lo que se conoce como personalidad prolongaba. Los expertos sostienen que más allá de las virtudes de ciertos lugares donde el clima, el agua y el aire parecen tener una combinación saludable, se puede hacer mucho para poner más años en tu vida y más vida en tus años.

Cuidar la alimentación

La frase «somos lo que comemos» es totalmente verdadera. Si quieres cumplir 100 años, analiza detalladamente si tu alimentación actual te va a ayudar a conseguirlo. Según las estadísticas de mortalidad en Europa, los problemas de salud más importantes son el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y diabetes. Sabemos que seis de las 10 principales causas de muerte (cáncer, enfermedad coronaria, diabetes, arteriosclerosis, ictus y cirrosis hepática) se relacionan con malos hábitos de alimentación.

Estos son algunos hábitos saludables que debes de empezar a realizar si quieres conseguir una mayor longevidad:

  • Comer 3 o 4 porciones por día de frutas y hortalizas: Aumenta en 3 años la expectativa de vida gracias a los antioxidantes, vitaminas C, E y beta caroteno que retardan el envejecimiento.
  • Incluir nueces y semillas en la dieta: Son alimentos ricos en vitamina E y previenen enfermedades.
  • Consumir pescado dos veces por semana: Comer salmón, sardinas y atún, reducen el riesgo de enfermedad cardíaca e incluso ayudan a levantar el ánimo gracias a su gran riqueza en omega 3.
  • Limitar el consumo de carnes rojas, leche entera, azúcares simples y productos elaborados (bollería).
  • Reducir el consumo de sal.
  • Tomar al día 2 litros de agua.
  • Evitar el consumo de alcohol y café, aunque es muy recomendable ingerir vino con moderación en las comidas.
  • Utilizar aceite de oliva como principal grasa culinaria.
  • Controlar las porciones de comida. Son varios los estudios realizados que relacionan una ingesta menor con más años de vida.

Mantener una vida social abierta

Ser una persona sociable parece ser uno de los factores para agregar años a nuestra vida. Las estadísticas señalan que tener pareja alarga hasta siete años de vida al hombre y dos años a las mujeres. Se descubrió que un hombre mayor casado con una enfermedad cardíaca puede vivir alrededor de cuatro años más que uno soltero con corazón sano. En otro estudio realizado en el que participaron diez mil personas se observó que todo tipo de relaciones sociales tienen efectos similares (vecinos, amigos, compañeros de tareas, grupos con los mismos intereses). Mantenga una vida social abierta, amplia y sincera. Las relaciones fructíferas ayudan a mantener la salud o a recuperarse mejor de las enfermedades.

Aprovechar las debilidades

En un estudio realizado sobre envejecimiento que se realizó en un convento de Minnesota se observó que una de cada diez monjas llegaba a los 100 años. Ellas afirmaban que no tomar alcohol, no fumaban, comían equilibradamente y con moderación y vivían una vida tranquila y rica espiritualmente.
Tampoco hay que ser extremista, la clave está que buscar el hueco donde poder transformar las debilidades en aliados. Por ejemplo, si el chocolate «lo puede», elija chocolate negro (el más saludable) y saboréelo. Los placeres disminuyen el estrés y permiten que las células liberen enquelitina, un antibiótico natural. Sea el chocolate, una copa de vino u otra forma de placer disfrútelo con todos los sentidos.

Ejercitar la mente

A partir de los 25 años, nuestras facultades mentales alcanzan el umbral en lo que se refiere a razonamiento, control del espacio y memoria. A partir de esta edad, comienzan a disminuir estas capacidades.

Lo mejor para retrasar este proceso es promover la actividad intelectual ya que protege de los problemas mentales relacionados con la edad, y fortalece el cerebro porque se construye una reserva cerebral que disminuye el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.
Para mantener el cerebro en forma todo sirve basta con leer, aprender cosas nuevas, interactuar con otras personas y dedicarle menos tiempo a ver la tv. La neuroplasticidad (capacidad de hacer nuevas conexiones neuronales) estará a su favor en cualquier edad.

Pensamiento positivo y reírse más

Tener pensamientos positivos disminuye los niveles de cortisol en nuestro organismo, hormona que produce el estrés y afecta al sistema inmunológico. Los efectos del cortisol son contrarrestados por otra hormona -la DHEA-, pero los niveles de ésta comienzan a disminuir aproximadamente a los 30 años y van decreciendo hasta llegar a menos del 20 por ciento de su valor máximo hacia los 70, motivo por el que vamos siendo menos capaces de combatir las enfermedades a medida que el tiempo pasa.
El cortisol también gran relación con los efectos adversos en el sistema cardiovascular y en el cerebro. Para reducir los niveles de cortisol, es muy importante hacer deporte, realizar ejercicios de respiración y relajación y sobre todo reír más. Una vida llena de felicidad es, probablemente, una vida prolongada.

Revisiones médicas periódicamente

La frase «Es mejor prevenir que curar» es totalmente cierta. Algunas enfermedades se sufren en silencio y no muestran síntomas hasta que cuando nos damos cuenta es demasiado tardo. Por ejemplo el caso de la hipertensión. Para detectar anomalías en nuestra salud no debe de esperar a que su cuerpo hable sino hacerse un chequeo todo el año. Controlar regularmente la salud es tan importante como seguir las indicaciones del médico.

Realizar deporte

El sedentarismo quita años y disminuye la calidad de vida. Mover el esqueleto tiene que ser un compromiso diario. No hace falta ser un experto para saber que hacer ejercicio físico prolonga la vida. El ejercicio contribuye a la mejora de bienestar de los practicantes, permitiéndoles sentirse con más energía, completar más fácilmente sus tareas cotidianas, ayudándoles a conciliar mejor el sueño, a la vez que reduce los síntomas psicológicos derivados del estrés, ansiedad, depresión y estado de ánimo negativo. Los efectos beneficiosos son múltiples en las funciones cardíacas, respiratorias, metabólicas, osteoarticulares…

Valoración Cómo vivir más y mejor

Hábitos - 100%

Alimentación - 100%

Ejercicio físico - 100%

Positivismo - 100%

100%

Evaluación HSN: Sin Puntuación Todavía !
Content Protection by DMCA.com
Sobre Melanie Ramos
Melanie Ramos
A través del Blog HSN, Melanie Ramos expone los conocimientos y los contenidos más actuales, al alcance de los lectores que buscan aprender.
Te puede interesar
Claves para aumentar tu energía
Claves para Aumentar tu Energía

En el post de hoy vamos a repasar algunos conceptos clave (este tema daría para …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *