Escritorios con cinta de correr incoporada

Escritorios con cinta de correr incoporada

Aunque a muchos os pueda sonar a ciencia-ficción o algo poco habitual en vuestros trabajos, lo cierto es que son bastantes las empresas (especialmente australianas) que facilitan este tipo de escritorio a sus empleados. Se sustentan en que según recientes estudios, incrementan la productividad en el trabajo.

Además, como es lógico, también se ha demostrado que son buenos para mejorar la salud a largo plazo de los trabajadores.

El Dr. James Levine, un endocrinólogo de la Clínica Mayo en Phoenix (una de las clínicas médicas más importantes a nivel mundial, si no la que más) ha defendido desde hace mucho tiempo la necesidad de evitar el sedentarismo en el trabajo por razones obvias, por ello ha supervisado de primera mano el estudio más importante llevado a cabo hasta la fecha, en términos de productividad laboral.

¿Qué ocurrió?

Como podéis ver en la gráfica, el estudio duró un año (52 semanas). Al comienzo, se encontró que la productividad de los trabajadores se redujo pues hacía falta cierta destreza para coordinar las actividades de escribir, usar el ratón y caminar (y eso que la cinta se fijó para un ritmo de 3,2 km/h, pero sigue siendo un cambio a estar sentado).

grafica-rendimiento

Posteriormente, a los cuatro meses, los trabajadores se habían acostumbrado a sus nuevas rutinas y los tres parámetros del rendimiento observados comenzaron a mejorar:

  • Calidad del trabajo
  • Cantidad de trabajo
  • Calidad de las interacciones laborales con compañeros

Al final del periodo anual, la productividad y rendimiento laboral se habían incrementado alrededor de un 20%, algo que para una empresa son números bastante importantes.

Choque con estudios anteriores

Los resultados son sorprendentes, porque los estudios anteriores no habían mostrado un aumento de la productividad. Sin embargo, la limitación de estos estudios anteriores es que la mayoría se habían llevado a cabo en un período relativamente corto de tiempo (5 meses máximo), por lo que en ese periodo los trabajadores no se habían adaptado aún a sus nuevas condiciones.

El porqué radica en que hacen falta al menos 2-3 meses, para dominar los cambios de motricidad fina (manejar varias tareas simultáneamente).

cinta-de-correr

Beneficios en la salud

La recopilación de estudios relacionados con el tema han concluido que se puede perder una media de 3,5 – 4 kg al año sólo realizando este tipo de “esfuerzo”.

Y además, no es necesario estar una jornada laboral completa andando; se pueden alternar con periodos de descanso, siempre y cuando la sensación personal sea de no estar cansado para realizar las tareas laborales, sino que el andar tenga un efecto positivo.

Si además de todo esto, añadimos un lugar de trabajo con fuente de luz natural, estaríamos hablando de un entorno de trabajo superior.

perdida-de-peso

Fuentes

  1. Alderman BL, Olson RL, Mattina DM. (2013) Cognitive Function During Low Intensity Walking: A Test of the Treadmill Workstation. J Phys Act Health. [Epub ahead of print]
  2. Ben-Ner A, Hamann DJ, Koepp G, Manohar CU, Levine J. (2014) Treadmill Workstations: The Effects of Walking while Working on Physical Activity and Work Performance. PLoS ONE 9(2): e88620.
  3. John D, Thompson DL, Raynor H, Bielak K, Rider B, Bassett DR. (2011) Treadmill workstations: a worksite physical activity intervention in overweight and obese office workers. J Phys Act Health. 8(8):1034-43.
  4. Thompson WG, Koepp GA, Levine JA. (2013). Increasing physician activity with treadmill desks Work. [Epub ahead of print]
Content Protection by DMCA.com
Sobre Mario Muñoz
Mario Muñoz
Mario Muñoz es todo un entusiasta de todo lo relacionado con el mundo del fitness. Pero sobretodo, lo que más le apasiona es el campo de la investigación, tal como se refleja en cada uno de sus artículos publicados con un excelente rigor científico.
Te puede interesar
¿Qué pasa si dejo de comer carne?
¿Qué pasa si dejo de comer carne?

¿Te has preguntado qué le pasa a tu cuerpo al dejar de comer carne? Este …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *