Facebook y ansiedad pre-competitiva

Facebook y ansiedad pre-competitiva

Las redes sociales como Facebook, Twitter, Youtube, Instagram, Snapcatch y otras muchas han crecido vertiginosamente y forman ya parte actualmente de nuestra vida diaria, sin embargo, la relación entre su frecuencia de uso y el rendimiento deportivo no ha progresado tan rápidamente.

Relacionado: ¡Cuánto me quiero gracias al gimnasio!

Encel, Mesagno and Brown (2016), se propusieron explorar las tasas de prevalencia de uso de Facebook entre deportistas (n=298) de diferentes niveles competitivos en momentos cercanos a sus competiciones para investigar las relaciones entre la ansiedad deportiva y el uso de Facebook. Los resultados indicaron que el 31.9% de los deportistas había utilizado Facebook durante una competición (en los descansos de la misma, se entiende), y el 68.1% había accedido a Facebook también en las 2 horas previas a la competición.

El tiempo pasado en Facebook antes de la competición fue significativa y positivamente correlacionado con el componente de ansiedad pre-competitiva, motivo de la interrupción de la concentración antes y durante la misma. Por otra parte, los análisis de regresión revelaron que tener habilitadas las notificaciones en el teléfono incrementaron la posibilidad de estar menos concentrados en un 4.4%.

chequear-redes-sociales

No es de extrañar que estos resultados muestren esta interconexión entre el uso de redes sociales y la capacidad de concentración pues previamente también se han relacionado a nivel más general (sin coger un grupo específico de deportistas) con ansiedad y comportamiento compulsivo (Anxiety UK, 2012): el 45% de los adultos se sienten preocupados o incómodos cuando no pueden acceder a sus correos electrónicos o redes sociales si están fuera de casa.

Rosen et al. (2013) encontraron que dentro de la población, las generaciones más jóvenes navegan más a menudo, algo no muy sorprendente al haberse visto englobado su crecimiento dentro del marco de las redes, internet, smartphones y nuevas tecnologías (entre 15 y 60 min cada hora del día), pero sí es quizás preocupante que también son los más preocupados al ser incapaces de comprobar sus redes sociales y emails. De hecho, se ha acuñado un nuevo término médico a partir de esta conectividad constante: la vibración fantasma.

vibraciones-fantasmas

Este síndrome, que se define como la vibración percibida desde un teléfono móvil que no está vibrando, se ha reproducido en un número no tan bajo de personas como pueda parecer (Drouin et al, 2012; Rothberg et al, 2010). Sin duda, fiel reflejo de una manifestación de la ansiedad e inseguridad.

Conclusiones y aplicaciones prácticas

Como entrenador, los datos presentados no significan que haya que aislar al deportista de su entorno salvo que este sea negativo, pero sí saber cuándo debe prestar total atención y concentración a la tarea a realizar. El trabajo de toda una temporada puede estar en juego con las consecuencias derivadas (patrocinios, premios, becas…y lo más importante ¡tiempo y esfuerzo invertido! ¡eso no se recupera!).

La importancia de la preparación psicológica en el deporte está fuera de duda para todo aquel que se considere DEPORTISTA, por lo que educar en el hábito de no acceder a redes sociales antes y durante la competición (no prohibir, sino conseguir que el deportista no necesite hacerlo según individualización) supone una estrategia de facilitar la disposición psicológica óptima y evitar, en parte, ansiedad pre-competitiva.

concentracion-sin-movil

Fuentes

  1. Anxiety UK (2012, July 9). Anxiety UK study finds technology can increase anxiety. Recuperado por última vez el 23 de mayo de 2016 de: https://www.anxietyuk.org.uk/news/for-some-with-anxiety-technology-can-increase-anxiety/
  2. Drouin, M., Kaiser, D. H., & Miller, D. A. (2012). Phantom vibrations among undergraduates: Prevalence and associated psychological characteristics. Computers in Human Behavior, 28, 1490–1496.
  3. Encel, K., Mesagno, C. & Brown, H. (2016). Facebook use and its relationship with sport anxiety. Journal of Sports Sciences, Publish Ahead of Print.
  4. Hart, J., Nailling, E., Bizer, G.Y., & Collins, C.K. (2015). Attachment theory as a framework for explaining engagement with Facebook, Personality and Individual Differences, 77: 33-40.
  5. Rosen, L.D., Whaling, K., Rab, S., Carrier, L.M., & Cheever, N.A. (2013). Is Facebook creating ‘‘iDisorders’’? The link between clinical symptoms of psychiatric disorders and technology use, attitudes and anxiety. Computers in Human Behavior, 29, 1243-1254.
  6. Rothberg, M. B., Arora, A., Hermann, J., St. Marie, P., & Visintainer, P. (2010). Phantom vibration syndrome among medical staff: A cross sectional survey. British Medical Journal, 341(12), 6914
Content Protection by DMCA.com
Sobre Mario Muñoz
Mario Muñoz
Mario Muñoz es todo un entusiasta de todo lo relacionado con el mundo del fitness. Pero sobretodo, lo que más le apasiona es el campo de la investigación, tal como se refleja en cada uno de sus artículos publicados con un excelente rigor científico.
Te puede interesar
¿Cómo interpretar una analítica de sangre?
¿Cómo Interpretar una Analítica de Sangre?

¿Cómo interpretar una Analítica de Sangre? ¿Qué significan los valores principales y cómo descifrarlos? Os …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *