Síndrome Metabólico, la Pandemia Mundial Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Página Principal / Salud y belleza / Buenos hábitos / Síndrome Metabólico, la Pandemia Mundial
Síndrome Metabólico, la Pandemia Mundial

Síndrome Metabólico, la Pandemia Mundial

No hablaremos de fitness aquí, ni daremos consejos para conseguir un cuerpo escultural. En estas líneas sólo hablaremos de salud, o de lo que considero que puede ser el mayor problema de salud pública, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo: el Síndrome Metabólico.

Especialmente en los últimos años, nos estamos acostumbrando a que la mayor parte de la población padezca sobrepeso y a que, en muchos casos, se normalicen situaciones patológicas como presentar valores altos de tensión arterial, dislipemias y niveles elevados de glucemia; altos niveles de lípidos y de glucosa (“azúcar”) en sangre, respectivamente.

¿Aceptamos Ser Gordos?

Concretamente, en el caso del sobrepeso y la obesidad, existe actualmente cierta tendencia a la aceptación, y esto es algo que desde mi punto de vista es un gran error.

Estoy de acuerdo en que existen presiones estéticas prácticamente absurdas, y que buscan conseguir cuerpos casi imposibles (al menos de forma natural y en un contexto real)

Las redes sociales juegan un papel crucial en esto, lo que provoca que muchas personas sufran una tremenda frustración al mirarse al espejo y ver que no consiguen tener el mismo físico que el de el/la «influencer fitness» de turno

 Ahora bien, una cosa es no caer en el extremo de perseguir imposibles, y otra muy distinta es no hacer nada por tratar de mejorar nuestra salud. Son temas muy distintos.

Estilo de Vida y Salud

Antes de entrar en materia es necesario contextualizar. A grandes rasgos, la sociedad actual sigue un estilo de vida que tiene poco o nada que ver con la salud.

El estrés manda, nos movemos poco o nada y nos alimentamos casi de lo primero que pillamos.

Además, se suelen asociar el ocio y la diversión con el exceso y/o la inactividad. Cada vez vivimos más años, pero la calidad de vida del último cuarto de nuestra vida, suele ser bastante deficiente.

Y es que parece que seguimos sin entender que lo que hacemos hoy, tendrá su repercusión en el mañana

El problema que tienen muchas enfermedades metabólicas, es que se van forjando de manera casi imperceptible para nosotros, e incluso, cuando nos percatamos de que algo está fallando, solemos quitarle hierro y mirar para otro lado.

«Desinformación» en la Época de Máxima Información

Todo el mundo sabe, a grandes rasgos, lo que es comer saludable, lo beneficioso de ser una persona activa y lo negativo que es el consumo de tabaco o de alcohol.

Sin embargo, y si miramos a nuestro alrededor, ¿a cuántas personas conocemos que se preocupen de hacer buenas elecciones de alimentos, se mantengan físicamente activas y que no prueben el alcohol o el tabaco?

Seguro que sólo una minoría de todos los que conforman nuestro entorno

Es más, seguro que más de uno habréis pensado “vaya un aburrimiento de vida”, o algo similar, al leer la pregunta

Creo que uno de los principales motivos de que esto ocurra es el desconocimiento, y la mentalidad de preferir arreglar lo que está roto, a evitar que ese algo se rompa. En otras palabras, en preferir curar, antes que prevenir

El Problema Comienza con los Niños

Dudo muchísimo que cualquier padre o madre quiera predisponer a su hijo a padecer una enfermedad metabólica en el futuro, pero el propio desconocimiento y el estilo de vida actual, hacen que se normalicen ciertos comportamientos que no deberían tener cabida:

A día de hoy, los niños juegan más al fútbol en la tablet o en la consola que en la plazoleta o el parque de su barrio

  • Si hay que llevarlos a cualquier sitio, por cerca que esté, se utiliza el coche…
  • Si es la hora de comer, el niño debe comerse la misma ración que un adulto, sí o sí…
  • Si no quieren comer, se le da un batido y una galleta para que al menos “esté alimentado”…
  • Si hay una celebración o se sale fuera, el niño debe consumir un menú 100% fritanga con postre de helado y golosinas…

Como estos, podría seguir con mil ejemplos más

Por si fuese poco, sigue anclada la idea de que un niño “gordito” (en algunos lares, «hermoso»…) es un niño sano, y creedme, no lo es

Lo Que Hagas Hoy…

A lo que voy con todo esto, es a que debemos ser conscientes de la repercusión que tienen nuestras acciones del presente, en nuestra calidad de vida en el futuro.

El gran problema es que las malas decisiones que tomamos en materia de alimentación y actividad física “no duelen” o no se notan al instante…

Puedes comer mal a diario, no practicar deporte, acumular grasa por encima de los límites saludables, beber y fumar, que tu sensación no será la de ser una persona que posiblemente esté enfermando

Esto, junto a la inconsciencia y el desconocimiento que antes hemos comentado, hace que sea verdaderamente complicado hacer ver a una persona que debe corregir sus hábitos.

Es posible que te preguntes a qué se debe toda esta chapa, y es que todo lo que viene a continuación, lo creas o no, puede prevenirse siguiendo un buen estilo de vida

¿Qué es el Síndrome Metabólico?

A nivel general, el síndrome metabólico puede definirse como un conjunto de síntomas o factores que predisponen al individuo a sufrir enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2.

Además, aquellas personas que manifiestan estos síntomas son más propensos a desarrollar determinados tipos de cáncer

Factores que influyen en el síndrome metabólico

Se caracteriza por ser un estado proinflamatorio en el que el que se facilita la formación de coágulos sanguíneos

¿Cuáles son esos síntomas y cómo se diagnostica el Síndrome Metabólico?

Cada organismo oficial tiene unos baremos para diagnosticarlo. Aunque hay más, aquí recogemos los de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la IDF (Federación Internacional de la Diabetes).

Según la OMS

Presencia de resistencia a la insulina o niveles de glucosa >6,1 mmol/L (>110 mg/dl), glucosa postprandial (a las 2 horas) >7,8 mmol/L(140 mg(dl). O lo que es lo mismo, para quienes no estéis familiarizados con los términos:

…tener los niveles de glucosa en sangre elevados tanto en estado de ayuno como después de 2 horas tras una prueba de tolerancia a la glucosa…

Además de 2 o más de los siguientes síntomas:

  • Colesterol HDL <35 mg/dl en hombres, <40 mg/dl en mujeres. Es decir, bajos niveles de “colesterol bueno”.
  • Triglicéridos >150 mg/dL. Niveles altos de grasa en sangre.
  • Índice cintura/cadera >0,9 (hombres) o >0,85 (mujeres) o índice de masa corporal >30 kg/m² . Es decir, presentar obesidad (especialmente por acumulación de grasa en la zona abdominal).
  • Presión arterial >140/90 mmHg.
  • Microalbuminuria (>20 mg/min) o ratio albumina:creatinina >30mg/g.
  • El índice cintura/cadera se calcula de la siguiente forma: Perímetro de la cintura (cm) / Perímetro de la cadera (cm)
  • El índice de masa corporal se calcula: Peso (kg) / Altura (cm) 2

A pesar de que ambas instituciones establecen que, para que sea catalogado como síndrome metabólico, deben conjugarse 3 de estos síntomas, la realidad es que la simple combinación de dos de ellos ya suponen un riesgo suficiente para la aplicación de medidas correctoras

Según la IDF

Cintura >94 cm (hombres) o >80 cm (mujeres) junto con dos o más de los siguientes:

  • Niveles de glucosa >100 mg/dl o diabetes diagnosticada.
  • Colesterol HDL <40 mg/dl en hombres, <50 mg/dl en mujeres o personas en tratamiento farmacológico por bajo colestero HDL. Triglicéridos >150 mg/dL o personas en tratamiento farmacológico por triglicéridos elevados..
  • Presión arterial >130/85 mmHg.

Si observamos, a pesar de ser ligeramente distintos, el grueso de ambos criterios es común:
  • Sobrepeso y localización de grasa a nivel abdominal.
  • Altos niveles de glucosa (azúcar) en sangre.
  • Tensión arterial elevada.
  • Alteración de los niveles de grasas en sangre (bajo colesterol HDL y triglicéridos altos).

Factores que influyen en el desarrollo del Síndrome Metabólico

  • Sedentarismo
  • Fumar
  • Estrés
  • Consumo de productos alimenticios altos en calorías (ultraprocesados)
  • Edad
  • Estatus socioeconómico
  • Componente genético
  • Nivel educativo

¿Cuál es su prevalencia?

A nivel mundial, la IDF estima que un cuarto de la población adulta (25%, o lo que es lo mismo, más de 1.000.000.000 personas) padece síndrome metabólico.

A pesar de que la incidencia aumenta con la edad, cada vez se dan más problemas relacionados con el síndrome metabólico en colectivos jóvenes e incluso en niños

Prevalencia de síndrome metabólico en función de la edad, según distintos criterios de diagnóstico. Extraída de Borch-Johnsen (2013)

Riesgos asociados al Síndrome Metabólico

EnfermedadRiesgo
Diabetes Mellitus tipo IIx5 (para los siguientes 5 – 10 años)
Enfermedad cardiovascularx2 (para los siguientes 5 – 10 años)
Formación de coágulos sanguíneosx2 – 4
Infarto de miocardiox3 – 4
Muerte por cualquiera de los eventos anterioresx2

Costes sanitarios del Síndrome Metabólico

Algo perfectamente lógico, es que los pacientes de síndrome metabólico requieren de mayores servicios sanitarios que quienes no lo padecen.

De hecho, algunos estudios han mostrado un incremento en el coste mayor al 20% frente a pacientes que no presentan los síntomas propios de la patología.

Esto es debido a que los pacientes de síndrome metabólico tienen un mayor gasto en medicamentos, hospitalizaciones más frecuentes y mayor uso de los servicios de medicina a nivel ambulatorio.

Mortalidad asociada al Síndrome Metabólico o a sus componentes

Para abarcar esta cuestión, revisaremos los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. En la siguiente tabla se recogen las causas de muerte más frecuentes en España en el año 2016.

Causas más frecuentes

Si nos fijamos, las enfermedades cardiovasculares están a la cabeza de las causas más frecuentes de muerte en nuestro país. Además, la diabetes, la hipertensión y la enfermedad renal se posicionan como algunas de las enfermedades que más muertes producen cada año.

Asimismo aparecen determinados tipos de cáncer cuyo desarrollo, sabemos que está estrechamente ligado al estilo de vida

Un cuarto de muertes

Si sumásemos las muertes debidas a los componentes del síndrome metabólico que aparecen en la tabla: enfermedades isquémicas del corazón, cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca, enfermedad hipertensiva y diabetes mellitus, nos dan un total de 98422, lo que supone un 23,96% del total.

Es decir, casi ¼ de las muertes que se producen en España derivan directamente de componentes del síndrome metabólico (eso sin contar los casos por insuficiencia renal y cánceres que podrían derivar del mismo)

Campañas de prevención poco conocidas

Como dato curioso os diré que, por ejemplo en accidentes de tráfico fallecieron 1890 personas, lo que supone un 0,46% del total.

Digo esto porque todos conocemos las infinitas campañas y operaciones de seguridad vial que se ponen en marcha, pero son menos conocidas y difundidas aquellas que luchan contra las enfermedades relacionadas con el síndrome metabólico, que como hemos visto son las principales causas de muerte a día de hoy.

Ultraprocesados disponibles en cualquier lugar

Es más, todos sabemos que el consumo de ultraprocesados está directamente relacionado con casos de sobrepeso, diabetes o peor tolerancia a la glucosa, hipertensión o dislipemias, y aún así, si uno se da una vuelta por un hospital y le da hambre, puede toparse con algo parecido a esto:

Un rincón súpersaludable, ¿no?

Haciendo el paralelismo con el caso de los accidentes de tráfico, sería como si en la salida de los parkings hubiese máquinas expendedoras de cervezas y gin tonics 😐

Conclusiones y reflexión final

Siguiendo un estilo de vida saludable, en el que se se prioricen la buena alimentación, la actividad física y el control del estrés, podrían reducirse en el futuro muchos de los problemas sanitarios que nos abordan a día de hoy.

Entre otras cosas, es más que probable que el número de defunciones (muchas de ellas prematuras) debidas a los componentes del síndrome metabólico se viesen ampliamente disminuidas, con el consiguiente aumento de la calidad de vida y la reducción del coste sanitario por menor demanda de los servicios de los sistemas de salud.

Hay mucho que mejorar a nivel de prevención, desde estrategias a nivel gubernamental y estatal, hasta nuestras propias acciones en el día a día…

Debemos dejar de escudarnos en la falta de tiempo para practicar deporte (existen protocolos que no llevan más de 10 – 15 minutos al día), o de quejarnos porque la comida saludable es cara, pues lo que será realmente caro, será nuestro día a día en un futuro que siempre termina llegando

Fuentes

  1. Kaur (2014). A comprehensive review on metabolic syndrome.
  2. Borch-Johnsen (2013). Epidemiology of the metabolic syndrome.
  3. Engin (2017). The definition and prevalence of obesity and metabolic syndrome.
  4. Instituto Nacional de Estadística (2017). Defunciones según la causa de muerte. Año 2016.
  5. Saklayen (2018). The global epidemic of the metabolic syndrome.
  6. Morangos et al., (2010). Economic burden of the components of metabolic syndrome.
  7. https://theheartfoundation.org/childhood-obesity/

Entradas Relacionadas

Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
Redes sociales y distorsion de la realidad
Redes Sociales y Distorsión de la Realidad

Desde hace unos años las redes sociales se han introducido en nuestras vidas hasta un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad