▷Síndrome Postvacacional - ¡Consejos para Combatirlo!【HSN Blog】 Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Página Principal / Salud y belleza / Buenos hábitos / Síndrome Postvacacional: ¿cómo hacer menos dolorosa tu vuelta de Vacaciones?
Síndrome Postvacacional: ¿cómo hacer menos dolorosa tu vuelta de Vacaciones?

Síndrome Postvacacional: ¿cómo hacer menos dolorosa tu vuelta de Vacaciones?

El Síndrome Postvacacional no se encuentra dentro de los diagnósticos médicos a ser tratados como una enfermedad, pero sus síntomas aparecen en la época post vacaciones de verano

Tras un período totalmente relajado y desconectado de las tareas domésticas y laborales, volver a la rutina representa un reto que – en algunos casos – requiere ayuda de un terapeuta.

Por ello, es importante tomarlo con calma, paso a paso, reconectarse con la rutina porque de lo contrario experimentamos: fatiga, ansiedad, falta de sueño e incluso tristeza y depresión.

Ha llegado el momento, debemos asumirlo, el verano se termina y es el momento de volver a la realidad, hagámoslo juntos de la mejor manera posible

¿Cuánto dura el Síndrome Postvacacional?

Este período puede durar de 2-3 días hasta dos semanas. Más de eso se consideraría un caso extremo de estrés.

Se aconseja llegar un tiempo antes a casa para ir haciendo los ajustes requeridos en las actividades diarias

Consejos para combatir el Síndrome Postvacacional

Consejos para combatir el sindrome postvacacional

Alimentación

Los expertos recomiendan algunas prácticas para lograr estabilidad y bienestar a fin de superar este síndrome postvacacional

Tras un largo período consumiendo harinas y azúcares procesados, así como comidas fritas o rebozadas, alcohol y bebidas como colas, es relevante retomar la alimentación de calidad que tenga la cantidad requerida de proteínas y otros macronutrientes que aportan nutrientes de calidad en lugar de grasas, ésa que acumulamos durante las vacaciones.

Al llegar a tu casa, debes introducir en tu dieta verduras, frutas, hortalizas, mucha agua y bajar cualquier alimento con grasa procesada: chorizos, tocino e incluso la mantequilla y algunos quesos.

Lo recomendable es consumir carnes blancas cocidas al vapor, a la plancha o asadas acompañadas con ensaladas verdes, verduras, frutas como piña, naranja, bananas etc.

Ensalada depurativa

Es decir, alimentos que depuran tu organismo, lo mantenga hidratado y le devuelvan los nutrientes y vitaminas necesarias para recuperarte de los excesos del verano

Horarios: es necesario para que tu organismo se recupere, establecer los horarios que tenías antes de los días de descanso: si es posible, hacer 5 comidas al día y mucha hidratación. Es importante que la última comida del día sea liviana, acompañada si te apetece con una infusión que coadyuve a un sueño confortable y reparador

Ejercicio físico

Al regresar a casa después de un período de sedentarismo, la ausencia de ejercicio físico nos conduce a la acumulación de calorías, grasas y aumento de peso

Sin ejercicios nuestra ansiedad puede aumentar, sumada a la posibilidad de sentir tristeza, desánimo y depresión.

Igualmente la falta de actividad física disminuye los niveles de vitalidad, mientras más tiempo sin ejercicio más débil te sentirás, porque se va perdiendo la masa muscular que puede tener efectos nefastos para la salud.

Lo que se aconseja es retomar la actividad lentamente acoplándose al mismo horario que practicabas antes de la pausa vacacional pero no las mismas horas. Las primeras semanas quizás sean duras, pero con perseverancia lograrás llegar al nivel en que estabas.

Practicar yoga contra el sindrome postvacacional

Sin embargo, no te esfuerces más de la cuenta o a lo loco, deja que tu cuerpo se adapte y recobre su tonicidad muscular y capacidad

Pero no se trata sólo de lograr tonificar tus músculos, el ejercicio físico incrementa en cierto grado la vitalidad, el buen humor, permite conciliar mejor el sueño, ayuda a calmar la ansiedad e incluso nos provoca felicidad

Actívate

Cuando salimos de viaje a descansar, desconectamos por completo de todas las responsabilidades diarias que nos agobian, o esa es la idea

Hacemos una pausa porque – especialmente en el verano – los niños ya no van a clases, no hay deberes, ni comidas que preparar, ni horarios que seguir, simplemente nos entregamos al ocio y a la diversión.

Al acabar las vacaciones, no queda más remedio que volver a la rutina.

Este elemento nos impacta y abruma porque en cuestión de días debemos asumir nuevamente todas estas tareas pero afrontamos el hecho que nuestra mente es más lenta y le cuesta concentrarse, volver a su ritmo usual.

Ejercicio para superar el sindrome postvacacional

Planifica, entonces, tu semana, vuelve a tus horarios, agenda tus tareas por prioridad sin presionarte

Pronto volverás a tu ritmo habitual, así que incluso puedes dedicarte a alguna actividad durante unos días como prácticas de fútbol, danza o aquello que te guste pero fácilmente, eso no afectará en nada el desempeño de tus hijos pero sí te ayudará a activarte poco a poco

Sueño de calidad

Es una norma obligada que en vacaciones nos relajamos en todos los sentidos

Nos acostamos y levantamos más tarde que de costumbre. Todo nuestro ciclo de sueño se desajusta así como nuestro biorritmo. Todo ello luego «se paga» en forma de síndrome postvacacional.

Hay diversos estudios sobre cómo las alteraciones del sueño afectan la salud produciendo fatiga, poca concentración, baja vitalidad y estos efectos adversos podremos evitarlos cuando recobremos la normalidad de nuestro ciclo de sueño.

Al volver al hogar tras las vacaciones, se deben asumir los antiguos horarios para dormir. Es decir, si acostumbrabas ir a la cama a las 22:00 después de haberte dado una ducha, debes hacerlo aunque no tengas sueño y te cueste conciliar, así obligas a tu organismo a volver a esta rutina.

Ayúdate tomando una infusión relajante, un baño tibio y una cena ligera para que logres dormir a hora temprana y retomar poco a poco a tu ciclo de sueño.

Otros factores que te ayudarán en esta labor son: reducir el consumo de cafeína por lo menos 5 horas antes de ir a la cama. Eliminar el uso del móvil en la cama

Sobre éste último punto, está comprobado que usar el teléfono cuando nos acostamos, aleja el sueño.

El hecho de estar consultando las redes o contestando mensajes de nuestros amigos, no nos permite descansar y mantiene el cerebro activo, lo que impide relajarnos y prepararnos para un sueño reparador.

Dormir bien para combatir el sindrome postvacacional

Al ir a dormir, debemos preparar el ambiente, una atmósfera relajante, sin teléfonos, ni televisión, quizás como mucho una música relajante que nos induzca al sueño

Adaptógenos

Puede pasar que a pesar de adoptar todas estas medidas: buena alimentación, planificación, practicar deportes y dormir bien, no sea suficiente y el estrés nos supere, sin poder controlarlo.

Para ello existen ciertas plantas denominados adaptógenos naturales que han sido consumidos durante miles de años por civilizaciones ancestrales con el objeto de curar sus enfermedades, lograr vitalidad e incluso longevidad.

Ashwaganda

Esta planta disminuye la ansiedad y el estrés, pero además se ha comprobado científicamente que: controla la glicemia, logra otorgarle fuerza al músculo, mejora la función sexual, es antiinflamatoria, con su compuesto witaferina puede coadyuvar en la prevención del cáncer.

Se recomienda 500 mg/día, preferiblemente en la mañana con la comida

Rhodiola Rosea

Esta planta era usada por los vikingos para conseguir energía.

También es una planta que ha sido sometida a diversos estudios clínicos que han confirmado los efectos positivos en la lucha contra el estrés, la depresión y la fatiga. Igualmente puede ser utilizada como estimulante sustituyendo la cafeína.

Tiene mejor resultado si se consumen hasta 600 mg/día

Hongo Reishi

Se le llama en la medicina china el hongo de la inmortalidad. Su uso igualmente milenario se extiende a Japón, Corea y otros países asiáticos. Sus propiedades: mejora el ánimo, previene las alergias, antiinflamatorio, disminuye la fatiga e incluso ayuda a combatir el cáncer.

Ginseng (Panax)

La fama del Ginseng se debe a sus propiedades para combatir la fatiga y, en este aspecto, reducir los síntomas del síndrome postvacacional.

No obstante, el ginseng protege el corazón, refuerza el sistema inmune, tiene cualidades para prevenir el cáncer y enfermedades respiratorias.

Además el Ginseng es ampliamente conocido por reducir los síntomas de déficit de atención y mejorar el rendimiento mental.

Se aconseja el consumo hasta 400mg/día

Si tienes algún otro truco para combatir el síndrome postvacacional ¡No dudes en compartirlo con nosotros!

Fuentes Bibliográficas

  1. “Haga frente a la ansiedad” Edmund Bourne y Lorna Garano. Editorial Amat.
  2. “Enciclopedia de las medicionas alternativas” Kristine M. Krapp y Jacqueline L. Longe. Editorial Océano
  3. “Hábitos saludables, los 4 fantásticos que te darán energía y vitalidad” Daniel Sánchez. Editorial Amat
  4. “Recuperar la salud (una apuesta por la vida)” Stephanie Matthews-Simonton, O. Carl Simonton y James L. Creighton. Editorial Sirio

Entradas Relacionadas

Valoración Consejos para Combatir el Síndrome Postvacacional

Alimentación - 100%

Ejercicio físico - 100%

Dormir suficiente - 100%

Suplementos adaptógenos - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
Redes sociales y distorsion de la realidad
Redes Sociales y Distorsión de la Realidad

Desde hace unos años las redes sociales se han introducido en nuestras vidas hasta un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?
HSN Newsletter
Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad