¿Cómo tomar Té Verde para aprovechar al máximo sus cualidades?

¿Cómo tomar Té Verde para aprovechar al máximo sus cualidades?

Más allá de modas pasajeras, el té verde es una bebida que ha llegado a nuestras vidas para quedarse. Conocida y valorada en todos los rincones del planeta, vamos a demostrarte que tomar esta famosa infusión puede ser de todo menos aburrido, gracias a sabrosas propuestas junto a las que te informamos de todos los aspectos relacionados con la forma de tomar (bien) el té verde (click aquí).

¿Qué cantidad de té verde tomar al día?

¿Cómo se toma el Té Verde?

A la hora de consumir té verde, lo primordial es que tomes nota de algunos consejos:

Ciertas cápsulas de té verde cuentan con un contenido excesivo en polifenoles, sobre todo de galato de epigalocatequina. En concreto, estaríamos hablando de entre 100 y 750 mg por unidad.

Piensa que un consumidor medio, en ningún caso debería ingerir más de 10 mg de extracto de té verde por kilo de peso, de modo que si tu peso es de 70 kg, la dosis que no deberías rebasar es la de 700 mg de extracto, si bien hay quien la sitúa en los 1.000 mg.

¡Ojo! No es conveniente que añadas al té verde azúcar ni edulcorantes artificiales. Y es que, la adición de productos de sabores azucarados, no solo constituye una sobrecarga de calorías innecesaria, sino que además puede desvirtuar en cierto modo sus beneficios (leer más).

Presta también atención al hecho de que no todas las marcas van a ofrecerte hojas de té de la misma calidad. Decántate por aquellas que solo utilicen ingredientes naturales y huye de las que incluyen conservantes y otros aditivos.

Siempre que vayas a preparar una infusión de té y servirla, vierte el agua sobre la taza en la que esté la bolsa justo antes de que comiencen a formarse las burbujitas previas a la ebullición. Deja reposar 3-4 minutos.

Con el fin de optimizar la relación consumo/beneficios, quédate con el extracto de té verde en agua. Ten presente que un solo mililitro de su extracto es suficiente para disfrutar de los beneficios aportados por ocho o diez tazas de té verde repleto de antioxidantes.

Por último y, aunque los beneficios del té verde son muy apreciables, lo ideal es descansar de su consumo. Te damos un ejemplo de cómo consumirlo sin que te ocasione problemas del estilo de la hipertensión o ansiedad y que no es otro que tomándolo a lo largo de 10 diez y descansando otros 10. Así, vas a beneficiarte de sus propiedades sin sentir ninguno de sus efectos secundarios.

Compra y preparación

Una vez que compres el té verde, es fundamental que lo guardes en un lugar oscuro, seco y fresco así como en un recipiente con cierre hermético (las latas son ideales). De no hacerlo de esa forma, perderá sabor y aroma al mismo tiempo que sus propiedades medicinales se diluirán.

¿Cuál es la mejor hora del día para tomar esta infusión?

La hora más adecuada para la toma de té verde es 20 minutos antes o después de tus comidas. Te explicamos por qué es interesante tomarla en esos momentos.

  • Para bajar algunos kilos de peso, debes tomarlo 20 minutos después de tus comidas. Así podrás fomentar su labor quemagrasas, haciendo que se quemen o eliminen antes de ser absorbidas por el cuerpo.
  • Para mejorar tu nivel de proteínas o minerales, toma tu taza de té antes de las comidas. Con este gesto estarás elevando la absorción de magnesio, de catequinas y de vitaminas C y E de tu organismo.

5 formas de preparar el té verde

¿Cuánto Té Verde puedo tomar al día?

Lo idóneo es que tomes entre 1 y 3 tazas de té verde al día, sin exceder nunca de 5, pues de otro modo correrías el riesgo de sufrir taquicardias, un incremento de la tensión arterial o hasta de sentir mareos. Es la opción más adecuada y saludable. Así, no superarás al día los 10 gramos.

Evita tomar té verde al menos dos horas antes de ir a dormir, ya que podría producirte insomnio.

5 deliciosas formas de prepararlo

No podemos negar que la toma de un té verde simple puede volverse aburrido y podría hacerte caer en la tentación de abandonarlo en pos de otras bebidas que tu paladar agradezca más. Evítalo preparando té verde de estas 5 deliciosas maneras:

1. Té Verde básico

No vamos a empezar la casa por el tejado. Aquí tienes una de las fórmulas más fáciles y tradicionales. ¿No tienes costumbre de tomar té verde? Pues quizás sea la mejor opción para tomar contacto con este saludable hábito.

Ingredientes:

  • 2 tazas de agua (equivalentes a 500 ml).
  • 1 cucharadita de té verde (equivalentes a 5 g).

Modo de preparación:

  • Pon el agua a calentar. No dejes que el agua alcance el punto de ebullición sino que justo antes de hervir, retírala el fuego.
  • Coloca la hojas de té verde y deja que repose un máximo de 3 a 5 minutos, pues su sabor podría resultar demasiado desagradable del paladar.
  • Retira las hojas y consume en el momento o añade hielo para refrescar.

2. Con limón

Una combinación que triunfa. El limón es una fruta plagada de antioxidantes y vitamina C, aparte de ser una quemadora de grasa nata. Perfecta si deseas bajar de peso o mimar tu piel.

Modo de preparación: Es tan sencillo como agregar el zumo de un limón a la receta de té verde básica.

¿Cómo preparar el té con limón?

3. Con manzanilla y anís

¿Tienes problemas digestivos? Pues por aquí te dejamos un remedio natural que puede ayudarte a mejorar mucho la situación.

La manzanilla cuenta con propiedades que ayudan a la digestión, aliviando lo dolores estomacales y la pesadez. Por su parte, el anís es un excelente agente para desinflamar.

Combina sus propiedades y obtendrás un superdigestivo natural y un aliado estupendo para el control de peso.

Ingredientes:

  • 1 litro de té verde.
  • Cucharada de anís (equivalente a 10 g).
  • 1 cucharada de manzanilla (equivalente a 10 g). 

Modo de preparación:

  • Pon a calentar el té verde y añade el anís y la manzanilla, ante de que hierva.
  • Retira del fuego y deja que repose de 5 a 10 minutos.
  • Bebe a continuación.

4. Con menta y jengibre

En el catálogo de las formas de té verde, esta es la predilecta de muchos a consecuencia del efecto refrescante de la menta. El jengibre, igual que el té verde, contribuye a la quema de grasas y a la activación del metabolismo.

Ingredientes:

  • 1 litro de té verde.
  • Cucharada de menta (equivalente a 10 g).
  • 1 trozo pequeño de jengibre fresco.
  • 2 hielos.

Modo de preparación: Licua todos los ingredientes y saca provecho de sus propiedades.

5. Con aguacate

La combinación de las propiedades energéticas que el té verde proporciona de modo natural con las grasas saludables del aguacate, te hará beneficiarte de un auténtico cóctel saludable.

Modo de preparación: Muele medio aguacate con media taza de té verde en la licuadora y, ¡listo para tomar!

Lo idóneo es que tomes esta infusión por la mañana o al mediodía, aprovechándote de toda la energía que brinda.

Ya tienes toda la información que te hace falta sobre cómo tomar té verde, ¡no dejes pasar la oportunidad que esta terapéutica infusión te brinda!

Más información sobre la temática:

Valoración Cómo tomar el Té Verde

Cómo se toma - 100%

Qué cantidad se recomienda al día - 100%

Cuál es el mejor momento del día para tomarlo - 100%

5 formas de prepararlo - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
¿Qué es la Quercetina y qué efectos tiene?
Quercetina: El antioxidante natural para retrasar el envejecimiento

La quercetina es un compuesto natural antioxidante presente en ciertas frutas y verduras y que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *