Uva ursi - Un excelente remedio para problemas urinarios Blog de Fitness, Nutrición, Salud y Deporte | Blog HSN
Home / Nutrición / Plantas / Uva ursi – Un excelente remedio para problemas urinarios
Todo sobre la Uva Ursi

Uva ursi – Un excelente remedio para problemas urinarios

La especie vegetal uva ursi, también conocida como gayuba y cuyo nombre científico es Arctostaphylos uva-ursi, es un arbusto de hoja perenne cuyas bayas o frutos son uno de los manjares favoritos de los osos, detalle de donde les viene el apodo “bayas de osos”. Es de un tamaño más bien escaso, pudiéndose considerar planta rastrera pues como máximo alcanza 2 metros de altura (lo que no suele ser habitual), que florece sobre el mes de marzo.

Tanto las hojas y los tallos como los frutos, pues las tres partes de la planta son aprovechables, se recogen a lo largo del otoño, pero solo las dos primeras son aptas para elaborar formulaciones medicinales.

Siguiendo con detalles morfológicos, sus flores, blancas o rosadas, se disponen en racimos terminales, mientras que sus bayas, bastante similares al arándano americano, son esféricas, miden entre seis y ocho milímetros de diámetro y cuando están maduras son de color rojo.

Procedencia e historia de la uva ursi

En cuanto a su distribución geográfica, la uva ursi es una planta muy adaptada a los territorios subárticos, por lo que abunda especialmente en las áreas septentrionales de Europa, así como en las elevadas latitudes de Asia y la tundra canadiense. Pero también resulta muy común ver los claros de pinares y robledales de la cordillera pirenaica y las altiplanicies del sistema ibérico cubiertos por un manto formado por sus diminutas hojas.

A la uva ursi le acompaña una trayectoria ancestral como remedio para el tratamiento de problemas del aparato urinario, tanto en América como en Europa. De hecho, hasta el descubrimiento de las sulfamidas, la arbutina, su principio activo más señalado, era el que los galenos solían prescribir como antiséptico en el caso de infecciones de todas las vías urinarias, como nefritis, pielonefritis, cistitis y uretritis.

Propiedades de la Uva-Ursi

Pero no solo tenía reconocida esa aptitud terapéutica. Durante centurias, al menos 2.000 años, la sabiduría popular ha recurrido a ella a base de hierbas como diurético suave, como astringente y en el tratamiento de patologías del tracto urinario. Al parecer, se sabe que por los indígenas del nuevo continente era muy apreciada contra dolores de cabeza y para combatir el escorbuto (causado por déficit de vitamina C).

Propiedades y beneficios

En las hojas de la gayuba se encuentran gran parte de los principios activos que confieren a esta especie sus propiedades medicinales. Entre ellos son abundantes los taninos, destacados por su función astringente, y los flavonoides, responsables de su acción diurética.

La alantoína, por su parte, es un factor de la planta conocido por sus propiedades sedantes y por estimular la reparación de los tejidos, ayudando a su cicatrización, debido a que fomenta el crecimiento de células sanas. De hecho, puede utilizarse externamente la hoja de la gayuba en forma de lavado cutáneo para acelerar el proceso de regeneración de la piel tras producirse cortes y raspaduras. La alantoína ayuda también a eliminar bacterias y sustancias indeseables como toxinas, ácido úrico, exceso de sales minerales y grasa. Y asimismo se le atribuye capacidad para tratar el herpes de labio y las infecciones vaginales.

Dentro del repertorio de sustancias activas farmacológicamente, uva ursi también contiene ácido ursólico, diurético a la par que astringente potente.

La gayuba actúa como un tónico para diversas vísceras, sobre todo los riñones, el hígado y el páncreas, incluyendo los uréteres y la uretra. Parece reducir la formación de cristales de ácido úrico, causantes de los temidos accesos de gota, e incluso actuar como analgésico en situaciones de cólico por cálculos en la vejiga.

La relación de propiedades curativas o paliativas de la uva ursi puede completarse atendiendo a que:

  • Es un factor de prevención de las infecciones posparto.
  • Gracias a su concentración en taninos, funciona muy bien para tratar diarreas crónicas por mala absorción promoviendo la formación del bolo fecal.
  • Tomándola como suplemento nutritivo, promueve la relajación de los músculos y se comporta como coadyuvante en la recuperación de tejidos irritados e inflamados.
  • Ayuda a combatir la presión arterial elevada, debido a que como diurético, estimula la fluidez de la orina y la micción; de este efecto se deriva su utilidad para acompañar a dietas de reducción de peso al contrarrestar la retención de agua. En este aspecto, ha de tenerse en cuenta que producir un volumen de orina superior de manera sostenida lleva a una eliminación de excesiva de potasio que requiere una compensación a través de la alimentación.
  • Se aconseja también en el tratamiento de la enuresis nocturna, un problema silencioso que afecta a un buen porcentaje de niños ya en edad adolescente.

Veamos un poco más en profundidad alguno de estos beneficios de uva ursi en determinadas situaciones patológicas.

Fruto de la Uva-Ursi

A nivel cutáneo

La uva ursi es un buen complemento para el tratamiento de patologías cutáneas menores; hablamos, entre otras, de herpes, infecciones epidérmicas, eccemas, heridas y quemaduras. Parece ser que esta propiedad va asociada a su contenido en alantoína.

Parte de la industria cosmética se ha hecho eco de las bondades de la gayuba, explotándose sus principios activos para la fabricación de cremas con destino al blanqueado de la piel o la eliminación de manchas cutáneas. De hecho, su extracto vegetal es un ingrediente básico en la elaboración de cremas faciales y corporales aprovechando sus propiedades antiseborreicas, despigmentantes, antibacterianas y antiinflamatorias.

Su capacidad de inhibición de la enzima tirosinasa, responsable de la oxidación de los fenoles (fenómeno químico por el cual se aprecia, por ejemplo, el pardeamiento de una patata o una manzana cortadas y expuestas al aire), le confiere una aplicación cosmética como aclarante de manchas hipercrómicas o muy pigmentadas.

Merece un apunte especial la referencia al cloasma, una afección cutánea muy frecuente que se manifiesta en la cara de las mujeres embarazadas bajo la forma de manchas pardas, cuya aparición también está ligada al uso de anticonceptivos orales y a la llegada del climaterio. Los constituyentes químicos de uva ursi se han revelado como eficaces para lograr su desaparición.

Para la salud femenina

Se ha descrito su empleo por parte de algunas tribus para evitar problemas de abortos una vez que sabían que una mujer había quedado embarazada.

En este campo, actualmente puede hablarse de dos posibilidades: por un lado, una infusión mixta a base de tallos de uva ursi y arándanos es un buen remedio para prevenir infecciones posparto, extendiéndose sus efectos a lograr la mejor recuperación posible de la madre después del parto. Por otro, aisladamente es útil tomarla desde un poco antes de llegar la menstruación para amortiguar esa sensación de hinchazón que suele acompañar en ese estado.

Contra los problemas de próstata

El sexo masculino también puede beneficiarse de manera específica de las propiedades de la gayuba. En concreto, una infusión a base de gayuba, cola de caballo, enebro y epilobio (grupo de plantas de la familia de la onagra), adicionada de anís estrellado como enmascarador del mal sabor de alguno de ellos, se ha mostrado como apoyo eficaz al tratamiento de problemas de próstata, e incluso hay datos de sorprendentes resultados en cánceres de vejiga. En realidad actúa como estímulo de la diuresis y su ingestión debe extenderse a varias tomas al día.

Contra la retención de líquidos

Cuando se habla de retención de líquidos, lo que en términos médicos se conoce como edema, se hace alusión a la acumulación excesiva de fluido tanto en el sistema circulatorio como en algunos tejidos y cavidades corporales. Su causa puede o no ser patológica, pues a veces simplemente se debe a una dilatación de las venas como respuesta a un exceso de calor. Entre las causas patológicas pueden citarse los problemas cardiovasculares, el síndrome premenstrual, los trastornos del riñón y del hígado y ciertas medicaciones, entre ellas la utilización de hormonas.

Las mujeres suelen acusar más frecuentemente este problema, lo cual es debido a que los niveles elevados de estrógenos, entre sus efectos metabólicos, provocan retención de sodio y la subsiguiente hinchazón en regiones periféricas.

En esta línea, hay muchas opiniones a favor de que la uva ursi podría ejercer un papel nada despreciable en los tratamientos de reducción de peso, acción que puede atribuirse a que la gayuba estimula la micción y reduce la hinchazón en las zonas distales y declives del cuerpo.

Los regímenes para reducir peso requieren ser sometidos a constante control y revisión, recomendándose el consumo de suplementos que contengan uva ursi para optimizar su eficacia gracias al fuerte impacto de esta planta sobre la retención de líquido.

Cultivo de Uva-Ursi

Preservar la salud cardiovascular

Esta propiedad está íntimamente relacionada con los efectos descritos a propósito de la retención de líquidos, pues las propiedades diuréticas de la gayuba contribuyen a compensar la presión sanguínea cuando se padece hipertensión.

Adicionalmente, debe tomarse en consideración que pueden mitigarse, si bien no eliminarse, los efectos de la insuficiencia cardíaca congestiva y de la pericarditis haciendo uso de las propiedades de esta hierba.

Control de diarreas crónicas

Las propiedades astringentes de los taninos y la alantoína de uva ursi también pueden ser determinantes a la hora de abordar la cronificación de ciertos procesos diarreicos por un síndrome de mala absorción.

El mecanismo se basa en disminuir el revestimiento epitelial (es decir, la capa mucosa) del tubo intestinal, lo que se traduce en facilitar esa absorción de agua que se encontraba comprometida y reducir la inflamación, lo que conduce a una mayor consistencia de las heces.

Otros beneficios de la uva ursi para la salud

Al margen de todo lo citado y excluyendo su función sobre el aparato excretor, que se abordará seguidamente, uva ursi también ayuda a reducir la acumulación de ácido úrico y, como consecuencia de ello, la formación de cálculos de uratos en la vejiga.

Y no debe ignorarse su intervención en patologías de osteoarticulares y musculares, como problemas de espalda, reumatismo y artritis.

Completaremos este capítulo de utilidades citando dos campos ajenos a la salud humana en los que tiene cabida en uso de la gayuba: sus bayas son muy apreciadas para la elaboración de mermeladas y sus hojas se incorporan como aromatizantes en la fabricación de tabaco de pipa.

Su papel en el tratamiento de infecciones urinarias

Sin embargo, su sustancia más sobresaliente es la arbutina, la cual está avalada por desencadenar una gran eficacia antiséptica y antiinflamatoria en las vías urinarias. La arbutina es un glucósido que por efecto de la flora bacteriana del intestino se hidroliza. Como consecuencia de esta hidrólisis, como metabolitos resultantes se generan un azúcar e hidroquinona, sustancia muy activa farmacológicamente que, una vez liberada por el hígado, por vía sanguínea alcanza el riñón y es a partir de ahí donde despliega sus efectos antisépticos, siendo eliminada finalmente a través de la orina.

En el ciclo metabólico de la hidroquinona hay una fase importante, que es la combinación con el ácido glucurónico que segrega el sistema digestivo que da lugar a otro componente que actúa sobre las membranas mucosas de las vías urinarias, reduciendo la inflamación.

Como vemos, si bien el proceso terapéutico arranca de la ingestión de arbutina, es la hidroquinona la sustancia que convierte a la gayuba en un eficaz antiséptico urinario y a la que debemos responsabilizar de la mayor parte de los efectos de combatir las infecciones en esa parte del organismo.

Pero es importante saber que para que la hidroquinona sea eficaz en esta acción requiere que la orina tenga sea alcalina, pues es susceptible de ser inactivada en la situación contraria, cuando el pH es bajo. Por eso, para facilitar el funcionamiento de un tratamiento con uva ursi es aconsejable llevar una alimentación con alto protagonismo de frutas y verduras, porque contribuyen a subir el pH de la orina. Otra opción que cabe tener en cuenta es la ingesta de bicarbonato sódico, lo que sucede es que esta sustancia puede dar lugar a algunos efectos secundarios, por lo que es preferible decantarse por la vía dietética para alcalinizar la orina.

Pudiera servir como argumento de peso para avalar la solvencia de uva ursi el hecho de que la European Scientific Cooperative on Phytotherapy (Cooperación Científica Europea en Fitoterapia) la haya incorporado en su lista de sustancias aptas para el tratamiento de la cistitis sin complicaciones, cuando no resulta indispensable recurrir a la terapia con antibióticos.

Uva-Ursi para infusiones

Efectos secundarios y contraindicaciones de uva ursi

Efectos secundarios

Si bien no cabe duda alguna sobre la seguridad del consumo de la uva ursi durante períodos breves de tiempo, en caso de apreciarse micción frecuente con sensación de ardor, vómitos, convulsiones o disnea (dificultad respiratoria) debe interrumpirse su consumo, aunque este responda a las pautas recomendadas por el médico.

El peligro de consumirla en grandes cantidades está en verse aquejado de náuseas y vómitos, e incluso de irritación intestinal como consecuencia de su alto contenido de taninos.

Como diurético que es, puede reducir la cantidad de potasio del organismo, por lo que se recomienda enriquecer la dieta con el consumo de verduras frescas y frutas, especialmente plátanos.

Contraindicaciones

Ante la ausencia de datos fehacientes que afirmen o nieguen posibles efectos perniciosos de la uva ursi sobre el desarrollo fetal y la composición de la leche materna, de forma preventiva se aconseja que sea evitada por mujeres embarazadas y lactantes, así como por niños menores de 12 años.

Existen situaciones patológicas en las que el consumo de gayuba en sus diferentes presentaciones podría agravar los síntomas, como por ejemplo las enfermedades renales, la hipertensión arterial, la enfermedad de Crohn o las úlceras de estómago y duodeno.

Debe usarse con cautela por parte de quienes estén aquejados, aunque sea de forma pasajera, de alteraciones gastrointestinales, pues son preparados que, por las altas cantidades de taninos antes mencionadas, pueden irritar la membrana que tapiza interiormente el estómago y los intestinos.

En aquellas personas que estén siendo sometidas a tratamiento con diuréticos, la uva ursi tomada simultáneamente puede contribuir a que se genere un desequilibrio en los electrolitos (calcio, cloro, magnesio, potasio y sodio, fundamentalmente) que de como consecuencia la manifestación de desórdenes en las reacciones nerviosas y la función muscular.

Interacciones con medicamentos

Aunque no son muchas las reacciones adversas catalogadas por consumo de uva ursi simultáneamente con fármacos, sí es cierto que sus principales interacciones se producen con uno de los grupos de medicamentos de mayor uso: los antiinflamatorios.

Por un lado, tenemos los conocidos como no esteroideos, como el ibuprofeno o la indometacina, cuyos efectos, en ambos casos, son acentuados debido a la presencia de la arbutina en tratamientos de artritis o dermatitis por contacto, siendo a su vez peligrosa la mezcla por la exacerbación de la hipersensibilidad a la segunda. Y por otro lado, dentro del grupo de corticosteroides, el mismo principio activo potencia los efectos de prednisolona y dexametasona cuando se aplican en caso de dermatitis por contacto o edemas.

Por ello, se recomienda extremar la precaución cuando en el consumo de gayuba junto con todo tipo de antiinflamatorios, tanto corticoesteroides como no esteroideos.

En segunda instancia, la uva ursi puede interactuar sinérgicamente con agentes farmacológicos que estimulen la producción urinaria, y en el caso de los acidificadores de orina (uno de ellos es la vitamina C o ácido ascórbico), estos pueden enmascarar la función antibacteriana de la uva ursi.

Similares efectos pueden tener ciertos medicamentos como el cloruro de amonio o el rosa mosqueta y alimentos como el jugo de arándano, que pueden acidificar en exceso la orina.

En sentido contrario, puede ser interesante beneficiarse del efecto alcalinizante de algunos alimentos como menta, miel, pasas, espinaca o frijoles, y de algunos medicamentos antiácidos o del mismo bicarbonato sódico.

Interacciones con otras especies vegetales

La combinación de uva ursi aloe vera, debido a la aloesina o aloína que contiene este último, potencia la natural capacidad de inhibición de la enzima tirosinasa como responsable de la oxidación de los fenoles, lo cual intensifica la función despigmentante de la gayuba.

La arbutina está presente igualmente en la mejorana (usada como condimento) o la damiana (útil para combatir estados de agotamiento y problemas respiratorios), por ejemplo, por lo que el empleo de alguna de estas puede ocasionar aumento de los niveles sanguíneo y urinario de la hidroquinona.

¿Cómo tomar la uva ursi?

Debido a que, como se expuso anteriormente, funciona mejor en una orina alcalina, a la hora de plantear una dieta debe huirse de todo aquello que promueva su acidificación de los fluidos orgánicos, pues lógicamente la orina se verá influenciada. Ello significa proscribir en su mayor parte el consumo de alimentos especialmente ácidos (aunque, recuérdese, todos los alimentos son, al menos, ligeramente ácidos con la excepción de la clara de huevo).

En caso de que el objetivo de la ingesta de uva ursi sea tratar la hipertensión arterial, es importante tener en cuenta la pérdida de potasio. Por lo tanto, se recomienda el consumo de más vegetales frescos y frutas especialmente ricas en este macromineral.

El empleo más generalizado de la uva ursi tiene el propósito de combatir infecciones urinarias. Si bien no hay evidencias clínicas contundentes que den cobertura a una posología específica, se pauta en dosis diarias de 8-10 gramos de hoja.

La dosis puede variar dependiendo de la intensidad de la patología que se desee combatir, pero generalmente suelen ingerirse 3 ó 4 tomas diarias de dos o tres gramos de extracto que garantizan 100 ó 200 mg de arbutina. Pero como norma básica debe aceptarse que su consumo no conviene prolongarlo más allá de una semana y de cinco tratamientos semanales al año.

Para lograr de alguna manera una cierta homogeneidad en la composición de los productos que se comercialicen, la Farmacopea Europea establece un mínimo de 7 % de arbutina en relación con el peso de la hoja seca, si bien no es infrecuente que se alcancen concentraciones cercanas al 15 %.

Hay estudios que demuestran que en dosis que superen en diez veces la recomendada pueden aparecer náuseas, vómitos, tinnitus (zumbido en los oídos debido a la concentración de hidroquinona), convulsiones, dificultad para respirar y cianosis derivada de esta última, consiste en que el cuerpo adquiere una tonalidad azulada. Por su parte, ingerir una dosis de 30 gramos o más puede ser letal.

En cuanto a las formas de presentación, tenemos:

  • Infusión: se trata de hervir la gayuba sola o en combinación, con varias posibilidades: una cucharadita de hojas de gayuba por taza de agua, ingiriendo tres tazas al día. En un litro de agua, una cucharada de tomillo, gayuba, vara de oro y brezo. Lo propio con tomillo, cola de caballo, gayuba, caléndula y semillas de lino. Para combatir infecciones vaginales, una mezcla de partes iguales de cola de caballo, tomillo, gayuba y manzanilla.
  • Tisana. Muy útil para combatir inflamaciones de la vejiga y la uretra combinada con otras especies vegetales con acción antibacteriana, como las barbas de maíz, las flores de malva o el rabo de gato. Se aconseja mezclar 20 gramos de cada una, mezcla que se hierve durante unos minutos y de la cual deben tomarse 3-4 tazas al día.
  • Té de uva ursi, muy reputado por su letalidad sobre las siguientes especies de bacterias: Escherichia coli, Staphylococcus spp, Pseudomonas aeruginosa, Ureaplasma urealyticum, Proteus vulgaris y el micoplasma de Friedlander, causante de una grave neumonía, además de la levadura Candida albicans. Este té se utiliza para tratar acumulación de uratos en cálculos renales, bronquitis, nefritis, dolores de espalda y cistitis.
  • La gayuba también se presenta en polvo, cápsulas y tintura (aplicada 5 ml 3 veces al día).

Compra aquí los suplementos de Uva Ursi en sus distintos formatos, HSN

Enlaces Relacionados con la temática:

La especie vegetal uva ursi, también conocida como gayuba y cuyo nombre científico es Arctostaphylos uva-ursi, es un arbusto de hoja perenne cuyas bayas o frutos son uno de los manjares favoritos de los osos, detalle de donde les viene el apodo “bayas de osos”. Es de un tamaño más bien escaso, pudiéndose considerar planta rastrera pues como máximo alcanza 2 metros de altura (lo que no suele ser habitual), que florece sobre el mes de marzo. Tanto las hojas y los tallos como los frutos, pues las tres partes de la planta son aprovechables, se recogen a lo largo…

Valoración Uva Ursi

Infecciones urinarias - 100%

Retención de líquidos - 100%

Para la mujer - 99%

Efectividad - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5

Te puede interesar

Guaraná

Guaraná: Qué es, Cuáles son sus Propiedades y Beneficios

Índice1 ¿Qué es el guaraná?2 ¿Cuáles son las Propiedades del Guaraná?3 ¿Para qué sirve el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta nuestro HSNBlog?

Pues imagínate las ofertas de nuestra tienda.

Déjanos tu email y te daremos acceso a las mejores promociones para nuestros clientes


Deseo suscribirme y acepto la politica de privacidad


No gracias, no quiero aprovechar las promociones