Valoración Física en Cuarentena

Valoración Física en Cuarentena

¿Cómo reacciona nuestro cuerpo ante un parón tan prologando de entrenamiento? Te contamos cómo podemos cuantificar esta pérdida y realizar una valoración física en Cuarentena.

La Actividad Física durante la Cuarentena

La Actividad Física es “todo movimiento del cuerpo que hace trabajar a los músculos y requiere más energía que estar en reposo” (National Heart, Lung, and Blood Institute, 2020).

En relación a ello, la condición física es la capacidad que tiene una persona para realizar actividad física y/o ejercicio físico, y constituye una medida integrada de todas las funciones (músculo-esquelética, cardio-respiratoria, hemato-circulatoria, endocrino-metabólica y psico-neurológica) y estructuras que intervienen en la realización de actividad y/o ejercicio físico (Ruiz et al., 2011).

Un alto nivel de condición física implica una buena respuesta coordinada de todas las funciones y estructuras comentadas anteriormente.

Por el contrario, tener una mala condición física podría indicar un malfuncionamiento de una o varias de esas funciones (Ruiz et al., 2011).

Entonces, la aptitud física es un determinante importante de la salud global en niños, adolescentes y adultos (Vanhels et al., 2014; Cattuzzo et al., 2016).

¿Cómo medir la Actividad Física?

La evidencia enfatiza en:

  • El papel del desarrollo de la competencia motora (MC);
  • En el desarrollo de los componentes de la aptitud física relacionada con la salud (HRPF);
  • Actividad física (PA);y
  • Prevención de la obesidad durante la infancia (Cattuzzo et al., 2016).

Estos autores desarrollaron una revisión sistemática cuyo objetivo fue revisar la evidencia científica sobre las asociaciones entre la MC y los HRPF en niños y adolescentes (Cattuzzo et al., 2016).

Los resultados demuestran una fuerte evidencia que indica que el desarrollo de la MC está inversamente asociado con el estado del peso corporal y positivamente asociado con la aptitud cardio-espiratoria y la aptitud músculo-esquelética en la infancia y la adolescencia.

Por lo tanto, se debe promover simultáneamente intervenciones sobre la competencia motriz y la aptitud física en un entorno apropiado para el desarrollo de las capacidades funcionales generales (Cattuzzo et al., 2016).

Por otro lado, en la revisión sistemática de Gray et al., (2015) se examinó la relación entre el tiempo al aire libre y la actividad física, la aptitud cardiorrespiratoria, la aptitud músculo-esquelética, el comportamiento sedentario y el desarrollo de habilidades motoras en niños de 3 a 12 años.

Como resultado, se proporciona evidencia consistente de que los niños de 3 a 12 años que pasan más tiempo fuera son más activos y menos sedentarios.

Los altos niveles de inactividad física y el comportamiento sedentario son una preocupación mundial. Como consecuencia de un estado de cuarentena, los comportamientos sedentarios son más prevalentes.

Por ello, un buen punto de partida sería una evaluación de la condición física durante la cuarentena, con el fin de establecer el correcto planteamiento de objetivos y contenidos de trabajo.

Desentrenamiento y Cuarentena

El Desentrenamiento (Mujika & Padilla, 2000a; 2000b) es “la pérdida parcial o completa de adaptaciones inducidas por el entrenamiento en respuesta a un estímulo de entrenamiento insuficiente”.

Las características del desentrenamiento pueden ser diferentes dependiendo de la duración del cese del entrenamiento o del entrenamiento insuficiente.

Como resultado, nos encontramos con dos tipos de desentrenamiento:

  • Corto Plazo: menos de 4 semanas de estímulo de entrenamiento insuficiente.
  • Largo Plazo: más de 4 semanas de estímulo de entrenamiento insuficiente.

Desde un punto de vista más específico, se pueden observar estas desadaptaciones o pérdidas parciales o completas por parte de los deportistas en sus diferentes estructurales funcionales.

A continuación se expondrán las principales conclusiones de estos fenómenos físicos y fisiológicos (Mujika & Padilla, 2000a; 2000b)

Aptitud Cardiorrespiratoria

El desentrenamiento cardiorrespiratorio (figura 1) a corto plazo a menudo se caracteriza por una disminución rápida del VO2máx en atletas altamente entrenados, pero una reducción menor en individuos recientemente entrenados.

Debido a esta pérdida en la aptitud cardiorrespiratoria, el rendimiento (resistencia) de los atletas entrenados disminuye rápidamente, mientras que se mantiene fácilmente durante al menos 2 semanas en individuos recientemente entrenados.

tabla 1

Figura 1. Desentrenamiento cardiorrespiratorio a corto plazo. Fuente: Mujika & Padilla (2000a).

Cuando el entrenamiento físico se reduce o se detiene notablemente por un período de más de 4 semanas (figura 2), el VO2máx de los atletas altamente entrenados disminuye entre un 6 y un 20%, pero generalmente permanece por encima de los valores sedentarios.

Además, la inactividad a largo plazo puede promover una disminución en las dimensiones cardíacas y la eficiencia ventilatoria, afectando tanto el VO2máx como al rendimiento (resistencia) de los atletas y las personas moderadamente entrenadas.

tabla 2

Figura 2. Desentrenamiento cardiorrespiratorio a largo plazo. Fuente: Mujika & Padilla (2000b).

Aptitud Metabólica

Corto plazo

Desde el punto de vista metabólico (figura 3), el entrenamiento a corto plazo implica una mayor dependencia de los carbohidratos como combustible para trabajar los músculos, como lo demuestran el aumento del ratio de intercambio respiratorio (RER) y la disminución de la actividad de la lipoproteína lipasa muscular.

La absorción de glucosa en todo el cuerpo se reduce, debido a una disminución en la sensibilidad a la insulina y a un contenido reducido de proteína transportadora de GLUT-4 muscular, tanto en atletas como en personas entrenadas recientemente.

Los niveles de lactato en sangre a intensidades sub-máximas estandarizadas aumentan, el umbral de lactato aparece en un porcentaje más bajo de VO2máx y hay un déficit de base que induce una acidosis posterior al ejercicio más alta.

Además, los niveles de glucógeno muscular disminuyen rápidamente.

tabla 3

Figura 3. Desentrenamiento metabólico a corto plazo. Fuente: Mujika & Padilla (2000a).

Largo plazo

El desentrenamiento metabólico a largo plazo (figura 4) se caracteriza por una mayor utilización de carbohidratos y una mayor concentración de lactato en sangre durante el ejercicio sub-máximo, lo que resulta en una aparición acelerada del umbral de lactato que, sin embargo, en los atletas, se mantiene por encima de los valores de control.

Mientras tanto, los niveles de glucógeno muscular en reposo vuelven a los valores basales.

tabla 4

Figura 4. Desentrenamiento metabólico a largo plazo. Fuente: Mujika & Padilla (2000b).

Aptitud Muscular

Corto plazo

A nivel muscular (figura 5), el desentrenamiento a corto plazo se caracteriza por una disminución de la densidad capilar, una diferencia de oxígeno arterial-venosa sin cambios y reducción de los niveles de mioglobina, reducciones significativas en las actividades enzimáticas oxidativas que resultan en una producción reducida de ATP mitocondrial y cambios no sistemáticos en las actividades enzimáticas glucolíticas.

La distribución de la fibra muscular permanece sin cambios.

Por otro lado, el área de la sección transversal de la fibra disminuye en la fuerza y los atletas orientados al sprint y los individuos recientemente entrenados en resistencia, mientras que puede aumentar ligeramente en los atletas de resistencia.

Aunque el rendimiento de la fuerza en general se retiene fácilmente hasta 4 semanas de inactividad, la fuerza excéntrica y la potencia específica del deporte de los atletas pueden sufrir disminuciones significativas.

tabla 5

Figura 5. Desentrenamiento muscular a corto plazo. Fuente: Mujika & Padilla (2000a).

Largo plazo

Desde una perspectiva muscular, el entrenamiento insuficiente a largo plazo (figura 6) a menudo resulta en una disminución de la capilaridad muscular, una reducción en la diferencia de oxígeno arterial-venoso y una gran disminución en las actividades enzimáticas oxidativas, estando estos dos últimos directamente relacionados con la reducción a largo plazo en el VO2máx.

Todas las características musculares anteriores permanecen por encima de los valores sedentarios en el atleta entrenado, las adaptaciones musculares inducidas por el entrenamiento de individuos recientemente entrenados vuelven a los valores previos al entrenamiento.

En los atletas de resistencia, también puede haber una disminución de la proporción de fibras ST y un gran cambio de las fibras FTa a FTb, pero los atletas entrenados en fuerza pueden mostrar un aumento de la actividad enzimática oxidativa, la proporción de fibras y una disminución general en las áreas de fibra.

La producción de fuerza disminuye lentamente y en relación con la disminución de la actividad EMG. Todos estos cambios también son evidentes en los recién entrenados.

tabla 6

Figura 6. Desentrenamiento muscular a largo plazo. Fuente: Mujika & Padilla (2000b).

Valoración de la Condición Física durante la Cuarentena

La valoración de la actividad física (AF) en el sistema escolar y familiar es relevante (Cossio-Bolaños, 2020).

En niños y adolescentes

En la actualidad, los adolescentes tienen una AF insuficiente y limitada (Cossio-Bolaños, 2020).

Este comportamiento en este momento coyuntural (COVID-19) ha aumentado en todos los hogares del mundo, por lo que los niveles de AF de los niños y adolescentes durante este periodo de cuarentena probablemente disminuyan a sus niveles más bajos (Cossio-Bolaños, 2020).

En ancianos

La evaluación de la condición física debe ser considerada como un aspecto a tener en cuenta a la hora de determinar la capacidad funcional de los ancianos (Camiña, Cancela y Romo, 2001).

Resulta necesario efectuar una evaluación y análisis tanto de la actividad física a realizar como de la condición física del anciano, con el fin de determinar el tipo e intensidad de trabajo más adecuado (Camiña et al., 2001).

Tipo de pruebas

El nivel de condición física se puede evaluar objetivamente mediante test de laboratorio y test de campo (Ruiz et al., 2011).

Los test de laboratorio tienen la ventaja de que se realizan bajo unas condiciones muy controladas, sin embargo su uso es limitado cuando se quiere evaluar la condición física en el contexto familiar (entre otros).

Los test de campo son una buena alternativa por su fácil ejecución, escasos recursos económicos, ausencia de aparataje técnico sofisticado, así como de tiempo necesario para realizarlos (Ruiz et al., 2011).

A continuación se mostrarán y sintetizarán una serie de pruebas de valoración física, fisiológica y de competencia motriz (las cuales podrán ser ejecutadas en su mayoría en el entorno familiar o indoor) basados en la evidencia.

No obstante, todas ellas necesitarán estar bajo el control, prescripción y supervisión de los profesionales de las ciencias de la actividad física y del deporte con el fin de obtener información eficaz, eficiente y segura.

Functional Movement Screening™ (FMS)

El FMS™ es un sistema de detección de limitaciones en los patrones de movimiento fundamentales del individuo a través de siete pruebas (Deep Squat, Hurdle Step, In-Line Lunge, Shoulder Mobility Test, Active Straight Leg Raise, Trunk Stability Push-Up y Rotary Stability Test) que requieren un equilibrio entre movilidad y estabilidad, incluyendo control neuromuscular y motor (Héctor, 2015; Kraus, Schütz, Taylor & Doyscher, 2014).

El objetivo del FMS™ no se basa en valorar o diagnosticar posibles alteraciones estructurales o lesiones, simplemente es una herramienta de examen cualitativo útil para identificar puntos débiles y optimizar el proceso de evaluación-entrenamiento deportivo (Héctor, 2015).

¿Cómo se evalúa?

Desde el punto de vista práctico (figura 7), todos los ítems se realizan 3 veces, aunque se puntúa la mejor prueba (Kraus et al., 2014).

La puntuación total del FMS es la suma de las 7 puntuaciones, lo que resulta en un máximo de 21 puntos.

Se utiliza un sistema de clasificación de 4 puntos para evaluar la calidad del movimiento (Kraus et al., 2014):

  • Valor 3: correcto patrón de movimiento.
  • Valor 2: necesidad de movimientos compensatorios para resolver el ejercicio.
  • Valor 1: imposibilidad de realizar el patrón de movimiento.
  • Valor 0: presencia de dolor durante la ejecución del elemento.

movimientos

Figura 7. Functional Movement Screen (FMS) Test. Fuente: Mayer et al. (2015).

Finalmente, la capacidad funcional de este sistema de valoración está expuesto en la revisión sistemática de Kraus et al., (2014).

Estos autores ofrecen evidencia para usar el FMS en la evaluación de las asimetrías funcionales generales y la estabilidad postural en diferentes poblaciones.

Para reducir el error en la detección, el especialista debe recibir instrucciones y estar familiarizado con la herramienta de detección (100 ensayos). Además, se debería tener un conocimiento sólido de anatomía funcional y aprendizaje motor.

Los especialistas en fuerza y acondicionamiento físico pueden integrar el FMS como una herramienta de detección de bajo coste y tiempo-eficiente como parte de su batería de monitorización.

Sin embargo, su capacidad para predecir el rendimiento deportivo no está respaldada por pruebas contundentes.

Batería BOUGE

El programa nacional francés «Bouge… Une priorité pour ta santé!» tiene como objetivo evaluar la aptitud física de niños y adolescentes de 6 a 18 años en las escuelas francesas (Vanhels et al., 2014).

Las pruebas de aptitud física incluidas fueron elegidas por su validez, confiabilidad, bajo costo y factibilidad para todas las escuelas (figura 8).

Por otra parte, las características de la batería BOUGE son resumidas en los siguientes puntos prácticos:

  • Facilidad de entendimiento y ejecución por un asesor sin experiencia.
  • Alta comprensión por parte de los niños y adolescentes.
  • Buena reproductibilidad: permite que las escuelas se comparen entre sí.
  • Inclusión de estándares europeos asociadas a las pruebas.
    • Ubicación de los niños y adolescentes en cada componente de la condición física.
    • Evaluación de los efectos de un programa de intervención e identificación a niños y adolescentes en riesgo de desarrollar una o más enfermedades en la edad adulta.
  • Asimilación de las limitaciones físicas del niño y el adolescente, así como las limitaciones materiales, ambientales y temporales en un establecimiento escolar.
  • Bajo tiempo de administración: 2h para un grupo de 20 alumnos.

Evaluación de 4 componentes de la condición física

Resistencia

  • Test de sprint de 800m.
  • Test Navette de 20m.

Fuerza (miembro superior e inferior).

  • Test de lanzamiento de balón.
  • Test de salto de longitud.

Velocidad.

  • Test de sprint de 20m, 30m y 50m.

Flexibilidad.

  • Test de flexibilidad de hombro.

bateria bouge

Figura 8. Batería BOUGE. Fuente: Vanhels et al. (2014).

Batería ALPHA-Fitness

El presente estudio describe el trabajo desarrollado para la creación de la batería ALPHA-Fitness (figura 9) con el objetivo de evaluar la condición física relacionada con la salud en niños y adolescentes (Ruiz et al., 2011).

bateria alpha

Figura 9. Batería ALPHA-Fitness. Fuente: Ruiz et al. (2011).

La evaluación de la condición física relacionada con la salud debe ser considerada como un instrumento que motive la práctica de actividad física y el ejercicio (Ruiz et al., 2011).

En este sentido, las escuelas juegan un papel fundamental a la hora de identificar niños y adolescentes con una baja condición física, así como para promover conductas y estilos de vida activos (Ruiz et al., 2011).

Ratio Push-Pull

El ratio de fuerza de la musculatura agonista-antagonista se usa comúnmente para la predicción de lesiones y rendimiento.

En relación a ello, Negrete, Hanney, Pabian & Kolber (2013) examinaron la relación entre la fuerza agonista-antagonista del miembro superior del cuerpo utilizando dos pruebas de campo simples (timed push up/timed modified pull up) en adultos recreativamente activos, y el establecimiento de la base para los estándares de referencia.

El test (figura 10) consiste en desarrollar el mayor número de push up/modified pull up durante 15” de trabajo, a continuación, se descansarán 45”, y finalmente, se repetirá esta secuencia durante 3 series.

Posteriormente, la relación cruzada de esos datos nos permitirá saber el ratio entre la tracción y empuje horizontal.

push pull

Figura 10. Ratio Push-Pull. Fuente: Negrete et al. (2013).

Test de Salto

La valoración del salto (Squat Jump, Counter-Movement Jump, Drop Jump, Single Hop y Triple Hop) es una medida funcional que puede ser evaluada por medio de diferentes instrumentos:

Plataformas de Contacto, Acelerómetros, Cámaras/Plataformas Infrarrojas, Cámaras de Alta Velocidad, Plataformas de Fuerza y Aplicaciones Móviles (Sotelo, 2018).

Los test de salto son una herramienta útil y clave en el ámbito del deporte y salud, tanto para niños, adolescentes y mayores (Sotelo, 2018).

Una herramienta útil para valorar los patrones horizontales y verticales durante diferentes test de salto es la aplicación My Jump© (figura 11), la cual es una aplicación desarrollada para calcular el salto vertical por medio del tiempo de vuelo.

Concretamente, esta herramienta utiliza la función de grabación de alta velocidad del Iphone 5 (120 fps), a través del cual se seleccionan los frames de despegue y aterrizaje del salto vertical” (Sotelo, 2018).

my jump

Figura 11. My Jump©. Fuente: Balsalobre-Fernández, Glaister y Lockey (2015).

Específicamente, las características de esta aplicación son las siguientes (Sotelo, 2018):

  • Precio de coste reducido.
  • Sencillez en su uso.
  • Determinación del tiempo de vuelo y altura de salto.
  • Obtención de la potencia por medio de la masa corporal.
  • Control del Entrenamiento y de la Reeducación Funcional Deportiva.
  • Fiabilidad y validez (comparada con las medidas de la plataforma de fuerza).
  • Capacidad para exportar los datos a una hoja de cálculo Excel.
  • Ilimitado número de usuarios y ensayos/saltos.
  • Integración con redes sociales para compartir datos.
  • Múltiples lenguajes.

Minute Burpee Test

El Burpee es un ejercicio utilizado para medir o desarrollar la agilidad, coordinación y la resistencia cardiorrespiratoria.

Desde el punto de vista técnico (figura 12), consiste en levantarse desde el suelo hacia una posición de bipedestación (incluyendo salto o no).

El test mediante Burpees dispone de diferentes versiones, las cuales difieren en la estructura espacio-temporal, y cada variante se puede usar de forma independiente para evaluar diferentes habilidades motoras (Podstawski et al., 2019):

  • 10” Burpee Test.
  • 20” Burpee Test.
  • 30” Burpee Test.
  • 60” Burpee Test.
  • 3‐Minute Burpee Test.

burpee

Figura 12. 3-Minute Burpee Test. Fuente: Podstawski et al. (2019).

Por otro lado, Podstawski et al. (2019) desarrollaron estándares internacionales para evaluar la fuerza-resistencia a través del 3‐Minute Burpee Test (figura 13).

Los resultados revelan que esta prueba puede implementarse operativamente para determinar la fuerza-resistencia en individuos de diferentes grupos de edad y diferentes países.

Test de burpees

Figura 13. Estándares Internaciones para el 3-Minute Burpee Test. Fuente: Podstawski et al. (2019).

20-m Shuttle Run Test (20mSRT)

El 20mSRT (Tomkinson, Lang, Blanchard, Léger & Tremblay, 2019), también llamado “The Beep”, es una prueba aeróbica progresiva que implica carreras de ida y vuelta entre dos líneas separadas por 20 m.

El test comprende varias etapas o niveles, las cuales duran aproximadamente 1 minuto, y cada etapa comprende varias vueltas de 20 m.

En cada etapa, la velocidad de carrera requerida aumenta, hasta que el deportista ya no puede completar la distancia de 20m en tiempo y forma tras la señal de audio (2 ocasiones consecutivas), o cuando se detiene debido a la fatiga volitiva.

Esta herramienta es la prueba de campo más utilizada para la evaluación de la aptitud cardiorrespiratoria.

Por ello, Tomkinson et al. (2019), desarrollaron una revisión sistemática cuyo objetivo fue aclarar la utilidad internacional del 20mSRT mediante la síntesis de la evidencia que describe la variabilidad, validez, confiabilidad, factibilidad e interpretación de los resultados de la medición.

El 20mSRT ha sido apoyado por expertos Europeos del Proyecto de Evaluación de los Niveles de Actividad Física, expertos Norteamericanos del Instituto de Medicina y por expertos del Reino unido de la Asociación Británica de Ciencias del Deporte y el Ejercicio.

Los autores muestran los siguientes resultados (Tomkinson et al., 2019):

  • Medida válida, confiable, aceptable y factible para la evaluación de la aptitud cardiorrespiratoria.
  • Buen marcador de capacidad funcional.
  • Asociación favorable con la salud de niños y jóvenes.
  • Posible medida de vigilancia internacional para ayudar a comprender mejor el estado de salud de las poblaciones pediátricas.

Bibliografía

  1. National Heart, Lung, and Blood Institute (2020). ¿Qué es la actividad física? National Heart, Lung, and Blood Institute.
  2. Ruíz, J. R., España Romero, V., Castro Piñero, J., Artero, E. G., Ortega, F. B., Cuenca García, M.,… & Gutiérrez, A. (2011). Batería ALPHA-Fitness: test de campo para la evaluación de la condición física relacionada con la salud en niños y adolescentes. Nutrición Hospitalaria, 26(6), 1210-1214.
  3. Vanhelst, J., Béghin, L., Czaplicki, G., et al., Ulmer, Z. (2014). La condition physique des enfants et adolescents: comment la mesurer en milieu scolaire? L’exemple de la batterie BOUGE. Revue Médicale de Bruxelles.
  4. Cattuzzo M.T., dos Santos Henrique R., Re A.H.N., de Oliveira I.S., Melo B.M., de Sousa Moura M., de Araujo R.C., Stodden D. (2016) Journal of Science and Medicine in Sport, 19(2), 123-129.
  5. Gray, C., Gibbons, R., Larouche, R., Sandseter, E. B. H., Bienenstock, A., Brussoni, M.,… & Power, M. (2015). What is the relationship between outdoor time and physical activity, sedentary behaviour, and physical fitness in children? A systematic review. International Journal of Environmental Research and Public Health, 12(6), 6455-6474.
  6. Mujika, I., & Padilla, S. (2000a). Detraining: loss of training-induced physiological and performance adaptations. Part I. Sports Medicine, 30(2), 79-87.
  7. Mujika, I., & Padilla, S. (2000b). Detraining: loss of training-induced physiological and performance adaptations. Part II. Sports Medicine, 30(3), 145-154.
  8. Cossio-Bolaños, M. (2020). Actividad física en tiempos de cuarentena por el COVID-19 en niños y adolescentes. Revista Peruana de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, 7(2), 2-2.
  9. Camiña Fernández, F., Cancela Carral, J.Mª y Romo Pérez, V. (2001). La prescripción del ejercicio físico para personas mayores. Valores normativos de la condición física. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, 1(2), 136-154.
  10. Héctor, J. (2015). Examinando la calidad de movimiento: Functional Movement Screening. PowerExplosive.
  11. Kraus, K., Schütz, E., Taylor, W. R., & Doyscher, R. (2014). Efficacy of the functional movement screen: a review. The Journal of Strength & Conditioning Research, 28(12), 3571-3584.
  12. Mayer, S. W., Queen, R. M., Taylor, D., Moorman III, C. T., Toth, A. P., Garrett Jr, W. E., & Butler, R. J. (2015). Functional testing differences in anterior cruciate ligament reconstruction patients released versus not released to return to sport. The American Journal of Sports Medicine, 43(7), 1648-1655.
  13. Negrete, R. J., Hanney, W. J., Pabian, P., & Kolber, M. J. (2013). Upper body push and pull strength ratio in recreationally active adults. International Journal of Sports Physical Therapy, 8(2), 138.
  14. Balsalobre-Fernández, C., Glaister, M. y Lockey, R. A. (2015). The validity and reliability of an iPhone app for measuring vertical jump performance. Journal of Sports Sciences, 33(15), 1574-1579
  15. Sotelo, I. (2018). My Jump ©: Mide tu salto. MundoEntrenamiento.
  16. Podstawski, R., Markowski, P., Clark, C. C., Choszcz, D., Ihász, F., Stojiljković, S., & Gronek, P. (2019). International Standards for the 3‐Minute Burpee Test: High‐Intensity Motor Performance. Journal of Human Kinetics, 69, 137.
  17. Tomkinson, G. R., Lang, J. J., Blanchard, J., Léger, L. A., & Tremblay, M. S. (2019). The 20-m shuttle run: assessment and interpretation of data in relation to youth aerobic fitness and health. Pediatric Exercise Science, 31(2), 152-163.

Entradas Relacionadas

  • ¿Cómo realizar correctamente un Burpee? Haz click aquí.
  • ¿Te has preguntado alguna vez qué es Ser Fuerte? Te damos nuestra respuesta en este enlace.
  • ¿Cómo afrontan los Atletas la Cuarentena? Visita este enlace.
  • Practica Deporte y Entretenimiento en Casa con niños en la Cuarentena como estos.
Valoración Física en Cuarentena

Actividad Realizada en Cuarentena - 100%

Desentrenamiento - 100%

Valoración de la Condición Física - 100%

Pruebas - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Sobre Ivan Sotelo
Ivan Sotelo
Iván Sotelo es un especialista en Prevención y Readaptación Físico-Deportiva, con experiencia en equipos de fútbol profesionales. Escribe en HSN Blogs con artículos y recomendaciones para el entrenamiento.
Te puede interesar
Hollow Body Hold
Hollow Body Hold

El Hollow Body Hold es un ejercicio difícil para algunas personas y fácil para otras. …

Un comentario
  1. Evelyn María Landaverde Alvarado

    Ahora con esta cuarentena, he decidido hacer ejercicio, y con este artículo me propondré a hacer una valoración física de ahorita y otra cuando salgamos de cuarentena. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *