Vitamina K: La Guía Completa

Vitamina K: La Guía Completa

Si tuviéramos que definir  los beneficios de la vitamina K en una sola frase, bien podría ser esa de “buena para tus huesos, buena para tus arterias”. No en vano, se trata de una vitamina esencial para el organismo, al ayudar a que la sangre no se coagule, al fomento del crecimiento de los huesos y al mantenimiento de un corazón fuerte.

En este post vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre un nutriente al que algunos consideran la “vitamina olvidada” por ser probablemente de la que menos se hable y la menos conocida por la población en general.

Vitamina K2 y la osteoporosis

¿Qué es la vitamina K?

Como acabamos de decir, la vitamina K es un nutriente esencial. Formada por un grupo completo de vitaminas liposolubles esenciales para la coagulación de la sangre, supone una ayuda inestimable para mantener los huesos y arterias fuertes y saludables.

El grupo K está dividido en K1 (filoquinona) y K2 (menaquinona).

¿Cuál es su diferencia? Pues que mientras la K1 juega un rol básico en la sangre, la K2 activa las proteínas GLA (ácido-gamma-carboxilglutámico), de vital importancia para el control del calcio. Tal función cuenta con un fuerte impacto en la salud ósea y de las arterias.

Por su parte, las proteínas GLA ayudan a que se produzca la unión del hueso, reduciendo asimismo los depósitos de calcio en las arterias. Por ende, la deficiencia de vitamina K2 está asociada a un mayor riesgo de sufrir arteriosclerosis y osteoporosis.

¿Qué función cumple en el organismo humano?

Aunque agotar el catálogo de las funciones de la vitamina K en el organismo sería una tarea ardua, haremos un esfuerzo por sintetizar esta información al máximo.

¡Estas son las principales funciones de la vitamina K para la salud!

  • Se trata de una vitamina liposoluble, perteneciente al grupo K
  • Contribuye a la construcción y al fortalecimiento de huesos y dientes
  • Garantiza la coagulación de la sangre
  • Previene y reduce el calcio depositado en las arterias
  • Activa, de un modo natural, las proteínas que transportan el calcio (proteínas GLA)

Propiedades y beneficios de la vitamina K

¿Para qué sirve la ‘vitamina olvidada’?

Tampoco es fácil contestar a esta pregunta sin dar una serie de extensas explicaciones, pero podemos adelantarte que, la K tiene un efecto único que no comparte con ninguna otra vitamina: activa las proteínas GLA (ácido-gamma-carboxilglutámico), básicas para el control del calcio.

A día de hoy se conocen hasta 15 tipos diferentes de esta clase de proteínas. Sin embargo, las sospechas de los científicos van por los derroteros de que podrían existir en torno a cien tipos. Pues bien, la K es la única vitamina que la activa.

Las proteínas GLA son las encargadas de activar los factores de conglomeración en el hígado, la osteocalcina y la proteína GLA de matriz (MGP) en el torrente sanguíneo.

Esta es la razón por la que las proteínas GLA previenen y reducen los depósitos de calcio en las arterias.

En caso de déficit, el calcio no va a depositarse en la zona ósea, gesto que origina la temida osteoporosis. Al mismo tiempo, incrementa el contenido general de minerales en el tejido óseo. Únicamente un elevado contenido mineral puede asegurar un esqueleto sólido. Si el organismo presenta carencia, la densidad de los minerales disminuye. ¿El resultado? La estructura no tarda en volverse porosa.

Por esa razón, da lugar a depósitos de calcio en las paredes de las arterias, que pueden desencadenar enfermedades de naturaleza cardiovascular, renal y neurodegenerativa.

¿Cómo interviene en el organismo?

Antes de introducirnos en este apartado te invitamos a que pinches en el enlace para profundizar en los 6 Beneficios de la Vitamina K que sugieren su toma.

Vistos tales beneficios es más fácil comprender las funciones que la vitamina K lleva a cabo en el organismo, aunque también te interesa saber que se encarga de facilitar otros efectos favorables para la salud.

La K es la vitamina encargada de regular el calcio

Es la responsable de la denominada “carboxilación” de las proteínas GLA. Durante este proceso, las proteínas GLA forman a nivel visual una especie de garras con las que poder adherirse al calcio para moverlo.

Las proteínas que no tienen suficiente K son incapaces de formar estas garras y, por ende, pierden el control sobre este mineral. Así, sin las proteínas de GLA activadas, el calcio tiende a migrar de forma incontrolada en dirección a las arterias y los tejidos blandos del organismo.

Protege los huesos

La proteína GLA también recibe el nombre de osteocalcina, que se relaciona con la densidad ósea. La osteocalcina requiere esta sustancia liposoluble para el almacenamiento del calcio.

La osteocalcina subcarboxilada no es capaz de regular el calcio. ¿El resultado? La reducción del calcio en dientes y huesos, que se vuelven porosos. Al mismo tiempo, el calcio se acumula en las arterias. En cuanto a la K, puede revertir tal proceso.

Protege las arterias

La vitamina que nos ocupa activa la proteína GLA de la matriz (MGP), reguladora del calcio en las paredes arteriales. Cuando se produce una carencia, tales proteínas no pueden activarse, originándose depósitos de calcio en forma de placa aterosclerótica.

Esto justifica que los pacientes sometidos a tratamientos con anticoagulantes (por ejemplo, cumarinas, que inhiben sus efectos), sufren de aterosclerosis acelerada.

Efectos vitamina K2

¿Dónde se encuentra la K?

A pesar de que durante décadas se ha considerado que los suplementos dietéticos elegidos para el fortalecimiento de la zona ósea han sido el calcio y la vitamina D3, los últimos estudios clínicos han demostrado que el suministro de calcio y de D3 es insuficiente para el mantenimiento de una estructura ósea sana.

Así y, en virtud de que la vitamina K2 es positiva para el desarrollo de la mejora ósea, como el calcio y la D3, saber dónde se encuentra la K es imprescindible para que te asegures de su óptimo mantenimiento.

Para contártelo todo al respecto, hemos confeccionado un completo post sobre alimentos con vitamina K que puedes consultar pinchando en este enlace.

Te ayudamos a conocer su funcionamiento

La relación directa que existe entre la vitamina K y las enfermedades cardiovasculares fue descrita por primera vez en 2004, en un ensayo clínico sobre el corazón que se efectuó a gran escala y con un idóneo control en Rotterdam.

Este estudio fue desarrollado a lo largo de una década y en él se analizó a un total de 4.807 mujeres y hombres con edades que superaban los 55 años.

Entre sus resultados sobresalen que aquellas personas que consumieron durante este período alimentos ricos en vitamina K:

  • Por un lado, padecieron una menor calcificación en las arterias
  • Por otro lado, presentaron hasta un 50% menos de probabilidades de morir como consecuencia de una enfermedad cardiovascular. La reducción se observó en concreto en quienes consumieron una cantidad de vitamina K2 superior a 32 mcg/día, en contraposición a quienes consumieron más K1.

Una evaluación de siete estudios doble ciego que se realizó en torno al consumo de suplementos en adultos, demostró que su ingesta:

  • Reducía hasta en un 60% el riesgo de sufrir fracturas vertebrales
  • Reducía en torno a un 77% el riesgo de sufrir fracturas de cadera
  • Reducía hasta en un 81% el riesgo de sufrir fracturas que no afectan el aparato de Foucault
  • Podía ralentizar la descomposición de la densidad ósea

Suplementos vitamina K

La K está recomendada en casos de…

  • Prevención y tratamiento de la arteriosclerosis
  • Osteoporosis
  • Prevención de la sensibilidad dental

¿Existe una sola o varios tipos de vitamina K?

Ya hemos adelantado al principio que la vitamina K no es un solo tipo, sino que existen varios:

  • K1 o Fitoquinona
  • K2 o Menaquinona
  • K3 o Menadiona

Mientras que la K1 se encuentra en las plantas y en los vegetales verdes, que son  que las que la precisan para la realización de la fotosíntesis, la K2 se genera a partir de la K1 y de la K3 mediante un tipo de bacteria y microorganismos. Nuestro organismo la puede sinterizar mediante el proceso que conversión que involucra a los otros dos tipos, la K1 y la K3.

¿Cuál es la mejor forma de Vitamina K?

La forma más eficaz de esta vitamina es la K2 natural, Menaquinone-7 (MK-7), que se obtiene por fermentación usando cultivos natto. ¿La razón? Su mayor biodisponibilidad y bioactividad, por lo que es perfecta como suplemento de K2.

Conoce los Beneficios que aporta la K natural

  • La K2 natural activa todas las proteínas de la K. Esto permite que el organismo use el calcio para el desarrollo de unos huesos fuertes y sanos, evitando que los depósitos de calcio se alojen en las arterias, dando lugar a la arteriosclerosis.
  • Tiene mayor biodisponibilidad y bioactividad que otras formas. En virtud de las conclusiones de los científicos de Maastricht, la MK-7 es una vitamina muy superior al resto de formas de la K, tanto en lo relativo a la absorción como en la duración de sus beneficios.
  • Se absorbe de manera óptima, alcanzando con rapidez un elevado grado de concentración en el cuerpo. Así, vas a necesitar dosis menores de menaquinonas (alta biodisponibilidad) para satisfacer tus necesidades. Los expertos recomiendan la toma diaria de al menos 45 mcg de vitamina K2, para la prevención y el mantenimiento de la salud ósea y el sistema cardiovascular.
  • Asimismo, activa otros tejidos, además del hígado, como los tejidos blandos y las arterias.
  • Es la que permanece mayor tiempo en la sangre. Se estima que tiene una bioactividad de 72 horas, estando disponible para todos los tejidos que la precisen.
  • Carece de efectos secundarios.
  • No causa “hipercoagulación” ni “engrosamiento” en los organismos sanos.

Vitamina K y Vitamina D

¿Cómo saber si me falta?

Como dato inicial vamos a indicarte que, a priori, no es fácil saber con demasiada antelación que estás sufriendo un déficit de vitamina K, circunstancia que, por otra parte debes mantener a raya si no quieres que termine pasando factura a tu salud.

Puedes consultar al detalle todos los aspectos relacionados con la falta de vitamina K en el post que hemos elaborado al respecto, en el que aprenderás a identificar sus síntomas. Pincha en el enlace para leerlo.

Descubre las combinaciones más sinérgicas

Tal como venimos diciendo a lo largo de este post, la vitamina K mejora la capacidad del organismo en lo referente a la coagulación sanguínea, favoreciendo el óptimo mantenimiento del sistema óseo.

Con vistas a potenciar esta última propiedad, la vitamina K se combina con otros suplementos dietéticos.

Por esta razón, lo recomendable es realizar un “stack” de suplementos nutricionales que amplifique sus beneficios, sobre todo con vistas a optimizar el mantenimiento óseo.

¡Aquí tienes las mejores combinaciones con vitamina K!

  • Con vitamina D3. La combinación “estrella” para la absorción del calcio, el incremento de la densidad mineral ósea, así como el fortalecimiento de los huesos. Toma una dosis diaria de entre 2000-10000 UI.
  • Con magnesio. Una de las principales propiedades de esta combinación es la de ofrecer soporte óseo. Toma una dosis diaria de entre 200-400 mg, teniendo presente la aportada por el resto de las fuentes.
  • Con calcio. La combinación que incluye el mineral, se destina a fortalecer y dar soporte a todo el sistema óseo. Toma una dosis diaria que si sitúe en torno a los 500 mg, contando con el resto de las fuentes.

¿Para quién es importante su toma?

Aunque la vitamina K es necesaria para todas las personas, contar con las suficientes cantidades de la misma se hace imprescindible en algunas.

¡Toma nota de para quiénes está indicada especialmente su toma!

  • Quienes padecen un trastorno o enfermedad sanguínea (arteriosclerosis)
  • Ancianos con enfermedades de los huesos
  • Niños, con el fin de construir y fortalecer su calidad ósea
  • Personas que sufren sensibilidad dental

Debido a que el organismo no produce suficiente vitamina K, recuerda que su aportación debe llegarte vía alimentación o suplementación dietética.

Compra los mejores suplementos alimenticios de Vitamina K en la tienda online de HSN.

Vitamina K y Vitamina D

¿Cómo se absorbe este nutriente esencial?

Numerosos estudios clínicos han confirmado la existencia de un vínculo directo entre la ingesta de K2 y un óptimo desarrollo óseo en los niños.

En 2008 se publicó un estudio demostrativo de que el aumento de su ingesta en niños mayores de 24 meses daba como resultado unos huesos fuertes y sanos.

Un año después, el mismo grupo de investigación publicó otro estudio que indicaba que una pequeña dosis de suplementos de MK-7, en niños prepúberes sanos, aumentaba la carboxilación de la osteocalcina (activación de la osteocalcina).

En 2013 se llevó a cabo un nuevo estudio, cuyo resultado fue que los niños y adultos con una mayor carencia, respondieron mejor a una ingesta adicional de K2. El objeto del mismo fue el análisis de 896 muestras de sangre pertenecientes a 110 voluntarios sanos (42 niños y 68 adultos) con especial incidencia en los biomarcadores que reflejaban el estado de la vitamina K2 en los voluntarios. Se tomaron medidas tanto de la MGP inactiva circulante como de la osteocalcina inactiva, proteínas todas ellas cruciales para el corazón.

En cuanto a los niños y a los adultos mayores de 40 años, mostraron índices menores, En consecuencia, estas personas son las que necesitan tomar un suplemento de K2 en forma de MK-7 para suplir la carencia.

En resumidas cuentas, los médicos y los expertos en nutrición recomiendan que a los niños les sean administrados suplementos dietéticos de K2.

¿Cuáles son sus principales efectos?

Durante medio siglo se tuvo la errónea creencia de que la vitamina K era necesaria únicamente para la coagulación sanguínea. Sin embargo, a día de hoy se sabe que tiene unas funciones y efectos de lo más variados para la salud.

Se ha descubierto que la proteína GLA de matriz (MGP) es la responsable de la regulación del calcio en el tejido vascular. Pues bien, la activación de esta proteína depende de la vitamina K. Cuando hay una carencia, la MGP no puede activarse y es entonces cuando se produce el nocivo endurecimiento de las arterias y los depósitos de calco en forma de placa arteriosclerótica.

La consecuencia es que aumenta el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, causando una patología denominada “endurecimiento de las arterias”. Tal es su importancia que el tejido arterial sano contiene 100 veces más vitamina K que el de las arterias calcificadas.

Así se justifica por qué los pacientes que toman anticoagulantes (como por ejemplo, Coumadin, que bloquea sus efectos en el cuerpo) a menudo padecen aterosclerosis acelerada.

Efectos sobre la salud ósea

La proteína GLA reconocida recibe el nombre de osteocalcina. Esta proteína necesita a la K para el almacenamiento del calcio.

Si el organismo carece de esta sustancia, la osteocalcina no puede regular este mineral y, en consecuencia, disminuye el contenido de calcio en los dientes, volviéndose porosos. Al mismo tiempo, el calcio se comienza a acumular en las arterias. En cuanto a la vitamina K, puede revertir este proceso.

¿Entiendes ahora por qué este nutriente es esencial para la salud? No en vano, de él depende el mantenimiento óseo, disminuyendo el riesgo de fracturas. A ello hay que sumar que, en el caso de las mujeres posmenopáusicas que ya han comenzado a experimentar la pérdida de densidad ósea, la vitamina K colabora también en la prevención de futuras fracturas.

Ciertos estudios revelan que las células de nuestro organismo poseen predilección por la forma de la K, K1 y K2, ejerciendo cada una de ellas un rol distinto en el bienestar óseo. En el caso de la K2, engloba los dos tipos que mayor nivel de captación van a generar por parte del sistema óseo:

  • MK-4
  • MK-7
¡Ojo! Gracias al suficiente aporte de vitamina D, calcio, minerales y vitamina K, el esqueleto se va reemplazando con un hueso denso y estable cada 7 o 10 años.

Tal proceso se regula por los osteoblastos (células anabólicas) y los osteoclastos (células degradantes). Pues bien, siempre que la actividad de los osteoblastos sea mayor que la de los osteoblastos, queda garantizando el mantenimiento de un esqueleto sano.

Desarrollo de los niños y vitamina K

¿Tiene efectos secundarios?

En principio, la vitamina K es un suplemento natural que no presenta ningún tipo de efectos secundarios.

Tampoco existe riesgo de que cause excesiva coagulación en la sangre, pues las proteínas responsables de esa labor, cuentan con una capacidad limitada para absorberla. De ese modo y, una vez que el organismo se encuentre saturado, ya no puede producirse una conglomeración.

No olvides leer la opinión de los expertos

Los expertos adscritos a la Universidad de Maastricht han recalcado la importancia de su toma. La recomendación es la de optar por la vitamina K2 natural, dado que es la forma completamente absorbida y procesada por el cuerpo.

En opinión de los mismos, lo ideal es que nuestro organismo reciba una dosis diaria de 45 mcg.

A partir de ahora no tendrás excusa para atender el aporte de vitamina K a tu organismo como es debido, ¿no es cierto?

Estudios y referencias:

  1. JM, Vermeer C, Grobbee DE, Schurgers LJ, Knapen MH, van der Meer IM, Hofman A, Witteman JC. La ingesta dietética de  menaquinona asociada con la reducción del riesgo de sufrir enfermedad coronaria: el estudio de Rotterdam. J Nutr. 2004 Nov; 134 (11): 3100-5.
  2. Pandeo JW, Atsma M, Bartelink ML, Prokop M, Geleijnse JM, Witteman JC, Grobbee DE, van der Schouw YT. La ingesta elevada de menaquinona en la dieta asociada a una reducción de la calcificación coronaria. Aterosclerosis. 2009 de abril; 203 (2): 489-93. doi: 10.1016 / j.atherosclerosis.2008.07.010. Epub 2008 Jul 19.
  3. Schurgers LJ, y col. Regresión de la elastocalcinosis medial inducida por warfarina y un alto consumo de vitamina K en ratones. La sangre. 2007 1 de abril; 109 (7): 2823-31.
  4. Cockayne S, Adamson J, Lanham-New S, Shearer MJ, Gilbody S, Torgerson DJ. Vitamin K and the prevention of fractures: systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Arch Intern Med. 2006 Jun 26;166(12):1256-61.
  5. Zittermann A. Effects of vitamin K on calcium and bone metabolism. Curr Opin Clin Nutr Metab Care. 2001 Nov;4(6):483-7.
    Valoración sobre la Vitamina K

    Efectividad de la Vitamina K - 100%

    Protege la Salud Ósea - 100%

    Vitamina K y Calcio - 100%

    Vitamina K2 en suplementos - 100%

    100%

    Evaluación HSN: 5 /5
    Content Protection by DMCA.com
    Te puede interesar
    ¿Qué es y para qué sirve el Inositol?
    Inositol: ¿Por qué tu organismo necesita la Vitamina B8?

    El inositol es uno de esos suplementos de los que puede decirse que es un …

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *