Falta de Vitamina K, ¿cómo identificarla?

Falta de Vitamina K, ¿cómo identificarla?

Para que entiendas hasta qué punto es importante que suministres a tu organismo el nivel suficiente de vitamina K, te proponemos que imagines que existiera una vitamina capaz de lograr que el calcio que el organismo asimile se utilice directamente para la formación y el fortalecimiento de los huesos, sin que se acumule en las arterias.

Ahora ya puedes dejar de imaginar porque, para sorpresa de propios y extraños, los estudios clínicos han revelado que la K2 es una sustancia dotada de esa propiedad. En coherencia con ello, podría prevenir de forma simultánea patologías de tan variada índole como un infarto de miocardio o una osteoporosis.

¿Qué causas puede producir vitamina K?

A sensu contrario, ¿qué peligros entraña para el organismo un déficit de vitamina K? Desvelarlos es el objetivo de este post.

¿Qué pasa cuándo hay carencia de Vitamina K?

El principal problema que presenta la falta de vitamina K es que tarda bastante en notarse, por lo que no puedes esperar que dé la cara con rapidez. ¿El motivo? Este nutriente está involucrado en procesos del organismo que tardan un cierto tiempo en producirse.

Lo cierto es que, a priori, no tendría por qué haber una deficiencia de este nutriente siempre que se lleve una dieta sana que incluya alimentos ricos en vitamina K, sobre todo los vegetales de hoja verde.

Sin embargo, el ajetreado ritmo de vida actual impide en muchas ocasiones que nos alimentemos como es debido, tomando algo rápido entre horas o recurriendo a la comida rápida en los días laborales, en las que impera la larga jornada de trabajo.

Principales causas de su déficit

A esto debes sumar el riesgo que suponen otros factores añadidos que pudieran llevar a que tu cuerpo no produzca vitamina K de un modo adecuado.

¡Toma nota de algunas de las posibles causas del déficit de vitamina K!

  • La toma de antibióticos. Obviamente, una toma puntual de estos medicamentos no tiene por qué dar lugar a efectos adversos en cuanto a la producción de la vitamina K pero, en el caso de que se trate de una medicación más prolongada, deberías proteger tu flora intestinal con probióticos y prebióticos de alimentos naturales, fermentados, así como con suplementos. De esta forma podrás recuperar las bacterias saludables que “causarán baja” como consecuencia del consumo de antibióticos.
  • La ingesta de otros medicamentos que evitan la adecuada absorción de esta vitamina
  • El padecimiento de ciertas enfermedades gastrointestinales que tampoco permiten absorber la K como es debido. En este sentido sobresalen la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, que van a producir su falta como consecuencia de un empobrecimiento de la absorción intestinal

Ingestas demasiado bajas de vitamina K sugieren factores de riesgo dietético relacionados con la aparición de osteoporosis. La ingesta de una dosis diaria vía suplementación puede conducir hacia un incremento en la densidad mineral ósea, principalmente para ciertos sectores poblacionales de riesgo, como las mujeres post-menopáusicas.

Los niveles bajos de vitamina K también se han asociado con un riesgo mayor de artritis, en los que posiblemente, una baja actividad de las proteínas dependientes en el interior de las articulaciones condiciona como probable mecanismo para el incremento del riesgo.

¿Por qué se produce una falta de vitamina K?

Consulta aquí los síntomas más frecuentes de su falta

Ya hemos aludido a que no es fácil detectar la falta de vitamina K pero, si sospechas que la estás padeciendo, lo ideal es que acudas al médico con el objetivo de someterte a los pertinentes análisis que confirmen o quiten fundamento a tus análisis.

¡Anota algunos de los principales síntomas de la deficiencia de vitamina K!

  • Aparición de hematomas o moretones sin causa aparente y con relativa facilidad
  • Hemorragias frecuentes (sangre en heces, por la nariz o en orina)
  • Menstruaciones demasiado abundantes
  • Aparición de osteoporosis o calcificación en las arterias

¿Cuáles son las enfermedades que produce su deficiencia?

La deposición normal del calcio se produce en dos órganos: huesos y dientes. En cuanto a la deposición anormal se sitúa en tres lugares: en la capa interna de las arterias (íntima), en la que se produce la acumulación de la placa aterosclerótica, en la capa muscular de las arterias (de calcificación media) y en las válvulas del corazón.

Importante: La K es la vitamina que mejor ayuda al organismo a evitar el anormal funcionamiento del calcio.

El calcio es un mineral que se ha venido considerando tradicionalmente como un marcador pasivo de las enfermedades cardiovasculares. En teoría, se trataría únicamente de un pequeño residuo respecto a la actividad inflamatoria.

En virtud de esta teoría, el calcio se podría ver como un indicativo de una mayor estabilidad de la placa y no tendría por qué desempeñar un rol activo en el desarrollo de placa arteriosclerótica.

Pues bien, las últimas investigaciones han tumbado esta conclusión. En el famoso “Estudio sobre el corazón”, que se llevó a cabo en 2004 y el que participaron un total de 4.807 personas durante siete años, quedó al descubierto un evidente vínculo entre los niveles de la K y las enfermedades cardiovasculares.

Estas fueron las conclusiones del estudio:

  • Los participantes que consumieron mayor cantidad de vitamina K vieron reducidas hasta en un 57% las probabilidades de aparición de enfermedades cardiovasculares
  • Su ingesta evitaba los depósitos de calcio en la aorta, lo que reducía indirectamente las probabilidades de desarrollar arteriosclerosis
  • Los participantes que tomaron menor cantidad padecieron calcificaciones de moderadas a severas
  • Los participantes que ingirieron a través de la dieta más de 32,7 mcg de vitamina K, contaron con un menor riesgo de infarto de miocardio y de calcificación de la aorta

Estudios Vitamina K

Los resultados del estudio de Rotterdam hablan por sí solos

Partiendo de la base de la elevada calidad del estudio de Rotterdam, es fácil concluir que ha quedado clara la estrecha relación que liga a su ingesta con la reducción de las enfermedades cardiovasculares. Esto se debe al efecto positivo que ejerce la vitamina K en la salud del corazón y en la circulación. Añade que inhibe la aparición de arteriosclerosis y sabrás por qué debes tomar suplementos de K siempre que te falte.

En cuanto a las actuales investigaciones, están  centradas en detener la acumulación de calcio en el corazón, toda vez que se tiene conocimiento de que sus depósitos provocan la aparición de la placa aterosclerótica.

En resumidas cuentas, la acumulación de calcio es un indicativo del crecimiento de la placa arteriosclerótica, mientras que los bajos niveles de vitamina K tienden a proteger este proceso patogénico.

Ahora ya tienes la suficiente información indicativa de que, aunque no es común sufrir una falta de vitamina K, es importante saber reconocer sus síntomas a tiempo. ¡No lo olvides!

Aquí, más información sobre la temática:

  • ¿Cuáles son los beneficios más importantes de su toma? Lee toda la información en el post dedicado a ello.
  • Pincha para conocer la importancia de la vitamina K en los niños y recién nacidos
Valoración Falta Vitamina K

Problemas - 95%

Causas del déficit - 99%

Síntomas - 100%

Enfermedades relacionadas - 95%

97%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
Colina Beneficios y Propiedades
Los 6 Beneficios y Propiedades de la Colina

Un nutriente esencial pero poco conocido. Así podríamos definir a grandes rasgos a la colina, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *