Los 6 Beneficios de la Vitamina K

Los 6 Beneficios de la Vitamina K

¿Sabías que la vitamina K es conocida también como la vitamina olvidada? Pues así es y se debe a que son muchas las personas que ignoran sus beneficios, concediéndoles todos los honores a algunas de sus “hermanas” más populares, como la vitamina C, la vitamina B12 y la vitamina D, la que viene del Sol.

Así las cosas, dejar de lado a la vitamina K podría salirte muy caro, ya que este nutriente juega un rol indispensable en el crecimiento y la formación de los huesos y ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, diabetes, el mal del Alzheimer y hasta distintos tipos de cánceres. Asimismo contribuye a la salud del intestino.

Vitamina K para los huesos

Sin más preámbulos pasamos a hablarte sobre sus principales beneficios:

1. Vitamina K para la salud de los huesos

Los estudios clínicos han confirmado que existe un vínculo directo entre la ingesta de vitamina K2 y el desarrollo de un esqueleto sano y fuerte en los niños. Así, un estudio publicado en 2008 reveló que el aumento de su ingesta en niños mayores de 24 meses se corresponde con unos huesos fuertes y densos.

El mismo grupo de investigación publicaba un año después otro estudio demostrativo de que una pequeña dosis de suplementos de K2, administrada en forma de MK-7 en niños prepúberes sanos, aumentaba la activación de la osteocalcina.

A partir del estudio clínico Osteo 2003, los médicos y expertos en nutrición recomiendan que se les suministren a los niños suplementos dietéticos de K2. Un suministro que se considera necesario, incluso en la fase de crecimiento.

Por último, un reciente estudio de Yaegashi, publicado en “European Journal of Epidemiology” (2008) dio como resultado que un adecuado suministro de la K evita el riesgo de sufrir una fractura de cadera.

Dicho estudio demostró que el magnesio, la vitamina D y el zinc son moderadamente importantes para la salud ósea, mientras que la natural K2 es un factor clave hasta el punto de que las personas que la tomaban presentaban un menor riesgo de sufrir una fractura de cadera.

2. Reduce el riesgo de padecer diabetes

Un estudio que se llevó a cabo en los Países Bajos arrojó luz sobre que la vitamina K1 y K2 ayudan a reducir la diabetes tipo 2. Fue publicado en la revista “Diabetes Care”.

Los investigadores del Centro Médico Universitario de Utrecht analizaron los datos de 38.094 participantes que contaban con una edad comprendida entre los 20 y los 70 años.

Este estudio está considerado como el primero en el que se examinó la relación entre la diabetes tipo 2 y la ingesta de vitamina K. Sus autores terminaron concluyendo que este nutriente influye favorablemente en el desarrollo de la diabetes a través del metabolismo del calcio.

Por otra parte, la reducción de la inflamación que se debe al incremento de la ingesta de vitamina K, tal y como se deduce de los resultados de los estudios in vitro, también puede producir la mejora tanto en la sensibilidad a la insulina como en la reducción del riesgo de padecer diabetes.

3. Favorece la coagulación de la sangre

Entre los beneficios asociados a la K2 sobresale el hecho de que activa diversas proteínas en el hígado. Incluso si se diera un exceso, la activación no aumentaría tras su límite óptimo.

Estudios recientes han demostrado que ingerir a diario 45 mcg de vitamina D no interfiere con los efectos de la medicación anticoagulante. Podría decirse entonces que la vitamina K2 natural, nunca provoca un riesgo de formación de coágulos en los vasos sanguíneos.

No obstante, toma nota de que si ingieres fármacos anticoagulantes, como la warfarina o la cumarina, debes consultar con el médico sobre la oportunidad de tomar suplementos de vitamina K antes del comienzo de su ingesta.

Precisa para la creación de coágulos sanguíneos y para procesos hemorrágicos que pudieran tener fatales consecuencias, no hace falta llegar tan lejos, pues la vitamina K es valiosa incluso para frenar un simple corte en un dedo.

Sin embargo, la capacidad del organismo para llevar a cabo el control del flujo sanguíneo tras un accidente vascular es fundamental para la supervivencia. Con vistas a solventarlo, se produce lo que se conoce con el nombre de “Hemostasia”, que consta del proceso y la subsiguiente disolución del citado coágulo, así como la posterior reparación del tejido herido.

¿Qué beneficios tiene la vitamina K para el corazón?

4. Ayuda a la salud del corazón y las arterias

Un estudio realizado con la participación de mujeres posmenopáusicas, puso de manifiesto que la toma de vita K durante períodos de tiempo largos puede llegar a inhibir el desarrollo y la progresión de la arteriosclerosis que se relaciona con la edad.

A ello hay que sumar que, un estudio publicado en la revista “7hrombosis and Haemostasis” ha demostrado que ingerir a diario 180 mcg de vitamina K durante tres años mejora la elasticidad vascular.

De gran importancia se considera también el estudio titulado “La suplementación de Menaquinona-7 mejora la rigidez en mujeres posmenopáusicas saludables”.

Los datos sobre las 227 mujeres que completaron el estudio mostraron que ingerir MK-7 produjo una significativa disminución en la velocidad del pulso, así como una reducción de la arteriosclerosis.

Al mismo tiempo se observó un efecto positivo relacionado con la elasticidad de la arteria carótida en las mujeres que presentaban una mayor rigidez vascular al comienzo del estudio.

Los resultados confirmaron que la K2 inhibe la arteriosclerosis asociada a la edad, pero también produce una considerable mejora de la elasticidad vascular.

5. Contribuye a regular la hipertensión

Investigadores de la Universidad Libre de Ámsterdam (Holanda) han corroborado que tener niveles bajos de vitamina K y D, aumenta en casi un 62% el riesgo de sufrir hipertensión arterial.

El estudio efectuado con 402 personas de entre 55 y 65 años que no presentaban hipertensión al comienzo del mismo, tenía como objetivo determinar en qué manera les afectaba la falta de vitamina K y de vitamina D. aquí puedes leer más contenido sobre el déficit y su problemática.

¿El resultado? Al cabo de seis años, comprobaron que el 62% de las personas tenían alta tanto la presión sistólica (que  popularmente recibe el nombre de  “la máxima) como la diastólica (“la mínima”).

Según los investigadores, una medida como promover el suficiente aporte de ambas vitaminas a través de la alimentación favorecería que se previniera la hipertensión y, en consonancia con ello, las enfermedades cardiovasculares.

Este descubrimiento cobra especial importancia si partimos de la base de que un 42,6% de los españoles sufre hipertensión, en virtud de los datos aportados por la Fundación Española del Corazón, estimándose que puede llegar al 37% el número de casos que están sin diagnosticar.

Por otra parte, un estudio desarrollado en la Escuela Icahn de Medicina del Mount Sinaí de Nueva York, en Estados Unidos, ha dado la voz de alarma sobre que cada vez son más los casos de hipertensión en personas jóvenes, principalmente en las sometidas a estrés o con sobrepeso.

6. La Vitamina K planta cara a las cataratas

De una forma prácticamente simultánea al estudio holandés se presentaba otra investigación que tenía a la vitamina K como protagonista, realizada en este caso por científicos españoles pertenecientes al Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN), de la Universidad Rovira i Virgili así como del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili.

Una vez estudiados los hábitos alimenticios y de estilo de vida, junto con los distintos parámetros sobre la salud, de un total de 5.860 hombres y mujeres durante casi 6 años, los investigadores han comprobado que las personas que consumen de modo habitual más alimentos con vitamina K (leer más en el enlace) presentan un riesgo un 30% menor de sufrir cataratas que aquellas que toman menos.

A pesar de que este resultado se había observado anteriormente en ratones, el éxito de este estudio reside en que es la primera vez que se demuestra en personas. Los autores del trabajo coinciden en que el beneficio estaría relacionado con las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de la vitamina K, unido a su papel determinante en el metabolismo de la glucosa. 

Hasta aquí los principales beneficios de la vitamina K para la salud. Teniendo en cuenta que los dos últimos son de reciente aparición, ¿cuánto tardará este nutriente en darnos una nueva sorpresa favorable para el organismo?

Sigue leyendo un poco más sobre la temática:

Valoración Beneficios de la Vitamina K

Corazón y arterias - 99%

Hipertensión - 98%

Cataratas - 95%

Huesos - 100%

98%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Te puede interesar
Colina Beneficios y Propiedades
Los 6 Beneficios y Propiedades de la Colina

Un nutriente esencial pero poco conocido. Así podríamos definir a grandes rasgos a la colina, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *