Colágeno
33 Productos
  1. «
  2. 1
  3. 2
  4. »
Configurar sentido ascendente
33 Productos
  1. «
  2. 1
  3. 2
  4. »
Configurar sentido ascendente
Últimas opiniones sobre Colágeno

COLÁGENO PINK ESPECIAL MUJER Buen producto - Pablo, 06/09/2017

Lo he comprado para mi chica que tenia dolores articulares en las manos y da resultado.

Calidad/Precio
Efectividad
Presentación
Put.General

COLÁGENO PINK ESPECIAL MUJER Producto muy completo - Merçe, 06/08/2017

Imprescindible para favorecer las salud de las articulaciones.

Calidad/Precio
Efectividad
Presentación
Put.General

COLÁGENO PINK ESPECIAL MUJER Sabor extremadamente dulce y difícil de digerir - María, 10/07/2017

La composición me ha parecido muy apropiada en cuanto a casi el total de ingredientes, pero el edulcorante, es decir, la sucralosa, no me ha gustado en absoluto. Resulta demasiado dulce, pienso que hubiera sido mejor no añadir ningún edulcorante, para obtener un sabor neutro o en todo caso, haber sustituido la sucralosa por un poco de estevia, mucho más natural y sin efectos secundarios. Por último lo he probado varias veces y me ha sido tan difícil de digerir, que he tenido que abandonar su consumo. Se me queda anclado en el estómago. Sinceramente me ha decepcionado.

Calidad/Precio
Efectividad
Presentación
Put.General

COLAGENO PEPTIDOS BIOACTIVOS PIEL & CABELLO 270g Fantástico producto. - Mª Teresa, 10/04/2017

Además de Verisol, éste colágeno contiene un arsenal de principios activos que forman una sinergia estupenda. Para piel y huesos. Tomar al menos durante tres meses para notar mejor los efectos, aunque al mes y medio ya se pueden comprobar. Por poner una pega, me gustaría que la fecha de caducidad no fuera tan cercana ya que caducan este año y es posible que los activos pierdan efectividad.

Calidad/Precio
Efectividad
Presentación
Put.General

COLÁGENO PINK ESPECIAL MUJER Buen producto - Paki, 09/04/2017

Me encanta su sabor, cómo viene envasado y sobre todo que noto bastante mejoría.

Calidad/Precio
Efectividad
Presentación
Put.General

Comprar Colágeno - Todo lo que debes saber!

Sustancia de origen proteico  presente en la mayoría de tejidos conjuntivos en nuestro organismo. Tienen una función estructural, tanto a nivel cutáneo (primera barrera de protección) como en articulaciones. A nivel de suplementación, podemos encontrarla en forma hidrolizada o sin desnaturalizar (UC-II). Su suplementación se asocia principalmente  a una reducción del dolor artícular, aunque se ha observado como algunos péptidos  pertenecientes al colágeno, favorece la conexión neuronal a través de neurotrofinas (BDNF).

Índice Ocultar

  1. ¿Qué es el Colágeno?
    1. ¿Dónde se encuentra el Colágeno?
      1. La Matriz Extracelular
    2. Estructura del Colágeno
    3. Síntesis de Colágeno
      1. Fibroblasto y Formación de Colágeno
      2. Procolágeno, estructura precursora del colágeno
    4. Degradación del Colágeno
  2. ¿Para qué sirve el Colágeno?
  3. Beneficios del Colágeno
  4. Procedencia del Colágeno
    1. Colágeno marino
    2. Colágeno bovino
    3. Colágeno de pollo
    4. Colágeno de huevo
  5. ¿Con qué se puede tomar el Colágeno?
    1. Colágeno y Ácido Hialurónico
    2. Colágeno y Glucosamina
    3. Colágeno y Magnesio
  6. ¿Qué es el Colágeno Hidrolizado?
    1. Beneficios del Colágeno Hidrolizado
    2. ¿Cuáles son las diferencias entre el Colágeno Hidrolizado y la Gelatina?
  7. Suplementos de Colágeno
    1. Colágeno en polvo
    2. Colágeno en comprimidos
    3. Colágeno líquido
    4. Colágeno Especial Mujer
  8. Dosis efectiva de Colágeno
  9. ¿Para quién se aconseja tomar colágeno?
  10. Venta de colágeno
  11. Tipos de colágeno
  12. El colágeno ayuda a eliminar la celulitis y la flacidez
  13. Gelatina, una gran fuente de colágeno
  14. Colágeno para los problemas de las articulaciones
  15. Colágeno y la caída del cabello
  16. El colágeno elimina el acné
  17. ¿Por qué se pierde Colágeno con la edad?
  18. 5 Beneficios del colágeno que desconocías
  19. Tomar colágeno con magnesio
  20. Beneficios del colágeno para la piel

¿Qué es el Colágeno?

Hoy en día una gran parte de la población está tomando conciencia acerca del cuidado de su salud. Son demasiados factores a los que nos encontramos expuestos que provocan un deterioro de nuestros marcadores saludables. A veces incluso, sin darnos cuenta o tener constancia de los mismos.

Dentro de los síntomas más característicos, existe uno que no puede pasarse por alto, debido a su alta incumbencia, nos referimos a la belleza. Sí, y es que una de las consecuencias más notorias que le suceden a los seres humanos, conforme avanza el tiempo, y asimismo, otros agentes influyen, es el empobrecimiento de nuestra apariencia exterior, reflejada en el aspecto de la piel, y por supuesto, el rostro, la imagen que damos al mundo.

El secreto de la eterna juventud jamás será revelado, por más que ningún otro científico ni alquimista ponga todo su énfasis en lograr la “fórmula mágica”, pero sin embargo, en cierto sentido y que bajo nuestra mano cabe, sí podemos paliar los estragos que el paso inexorable del tiempo causan en las personas. La ciencia avanza, y como tal, se nos ponen a disposición una serie de productos cuyo objetivo es cumplir los deseos de los clientes, y en este sentido, en materia de mantener, mejorar, cuidar y, por qué no, devolver un aspecto rejuvenecido a nuestra piel y expresión.

El colágeno, como suplemento, es el producto que presenta la evolución de la tecnología para contemplar toda esta serie de premisas y conceder una oportunidad más a todos estas personas que buscan el compromiso de cuidad al máximo, tanto su salud que tal como ya veremos, también se encuentra implicado a otros niveles, y así como su aspecto.

Hablando en términos concretos, y exclusivamente en lo que concierne al ámbito natural, se conoce al colágeno como la estructura proteica que en mayor presencia o abundancia podemos encontrar en los organismos de los animales. Dentro del reino vegetal no existe este tipo de molécula, es decir, no hay colágeno de origen vegetal. Se trata de una macromolécula que da lugar a su vez a la formación de las fibras colágenas, secretadas por los el entramado celular constituyente del tejido conectivo.

El colágeno está presente formando una capa de unión de tejidos de modo que da soporte para la correcta cohesión de dichos sistemas fibrilares permitiendo de manera paralela brindar dos esenciales beneficios, tanto como pilar estructural, y así como capacitar la función dinámica mediante las propiedades de elasticidad y flexibilidad de dichos tejidos.

El colágeno se encuentra categorizado en una serie de Tipos, en función a la estructura molecular, concentración y lugar donde se dispone dentro del sistema conectivo. De ellos, el Tipo I es el más abundante.

La producción natural de colágeno disminuye con la edad, viéndose reflejado en la aparición de arrugas, flacidez de la piel, pérdida de elasticidad y suavidad, y así como los problemas de índole articular. Otros factores pueden acelerar el proceso, como son los malos hábitos alimentarios (exceso de azúcar, comida procesada), tabaco, o demasiada exposición solar, que contribuyen a depletar los niveles de colágeno. Investigaciones pueden demostrar que la mayoría de patologías relacionadas con la producción y síntesis de colágeno surgen como consecuencia de la genética, escasez de fuentes (alimentos) ricos en colágeno y así como otras carencias nutricionales, junto a problemas digestivos.

El colágeno ayuda a fortalecer varias estructuras del cuerpo y también ofrecerles protección, como es el caso de la piel evitando la absorción y propagación de sustancias patógenas, toxinas ambientales, microorganismos y células cancerosas. Coloquialmente hablando, la proteína del colágeno es el cemento que sostiene todo el junto.

¿Dónde se encuentra el Colágeno?

El colágeno es la principal proteína fibrosa insoluble en la Matriz Extracelular y en el tejido conectivo. Cuando nos referimos al sistema conectivo, estamos hablando de cualquier tejido que da soporte a otros tejidos interconectándolos, y que se integran de una cantidad relativamente elevada de complejo celular de la matrix extracelular. Incluye a huesos, cartílagos, y tejido conectivo suelto. Este último, lo podemos localizar en aquellas zonas que no van a ser sometidas a elevadas resistencias o tensiones mecánicas.

El colágeno forma parte del conjunto total de fibras conjuntivas que posee nuestro cuerpo, de modo que encontraremos en dichos sistema:

  • Fibras colágenas
  • Fibras reticulares
  • Fibras elásticas

Las fibras de colágeno o colágenas son las que de mayor abundancia en el sistema conjuntivo. A nivel microscópico, se podrán diferencia una subunidad, las fibrillas colágenas.

La Matriz Extracelular

La matriz extracelular o ECM (Extracellular Matrix) es el componente no celular presente dentro de los tejidos y órganos, y que provee de no sólo soporte estructural básico para los constituyentes celulares sino que también produce una expresión señalizadora, de carácter crucial, para los procesos fisiológicos de índole bioquímico y biomecánico, requerida para la morfología, diferenciación y homeostasis de los tejidos.

La importancia de la ECM se ilustra vívidamente por la amplia gama de síndromes, los cuales pueden contraerse por anomalías genéticas en las proteínas, desde un menor hasta un mayor grado de importancia.

A pesar de que, fundamentalmente, la matriz extracelular está compuesta de agua, proteínas, y polisacáridos, entre otros, cada tejido posee una única ECM con una composición y topología diferente que es generada durante el desarrollo de los tejidos a través de un dinámico y recíproco diálogo, bioquímicio y biofísico entre varios componentes celulares, como epitelios, fibroblastos, adipocitos y otros elementos endoteliales, además del envoltorio celular y el microambiente proteico.

La matriz extracelular en el tejido conectivo es frecuentemente más abundante que las propias células que la rodean, y determina las propiedades físicas del tejido. Los tejidos conectivos forman el armazón del cuerpo de los vertebrados, pero las cantidades encontradas en diferentes órganos varían mucho -desde el cartílago y el hueso, en el que son el componente principal, el cerebro y la médula espinal, en la que son sólo constituyentes menores.

La ECM Es una estructura altamente dinámica que está constantemente siendo remodelada y regenerada, bien sea enzimáticamente o no enzimáticamente, y sus componentes moleculares están sometidos a una miríada de modificaciones postraduccionales. Mediante estas físicas y bioquímicas características, la ECM generará las propiedades bioquímicas y mecánicas de cada órgano, como por ejemplo la resistencia a la tracción y compresión o la elasticidad; además media en la protección y mantenimiento de la homeostasis extracelular y la retención hídrica.

Además, la ECM dirige la organización morfológica esencial y la función fisiológica mediante la unión de factores de crecimiento (GF) y la interacción con los receptores de la superficie celular para provocar la transducción de señales y regular la transcripción de genes. Las propiedades bioquímicas y biomecánicas, protectoras y organizativas de la ECM en un tejido dado pueden variar enormemente de uno a otro (por ejemplo, pulmones vs piel vs hueso) e incluso dentro de un tejido (por ejemplo corteza renal vs médula renal), así como de un estado fisiológico a otro (normal vs cáncer).

Estructura del Colágeno

La estructura molecular del colágeno se suele asociar con la de una macromolécula o proteína compleja, dado que se pueden diferenciar hasta unos 19 tipos de aminoácidos diferentes, incluyendo tanto a los esenciales y no-esenciales, como por ejemplo arginina, glutamina, glicina y prolina.

La figura geométrica que describe la disposición molecular en el espacio concuerda con la de una triple hélice formada por cadenas de aminoácidos, donde cada una la constituyen en torno a 1400 aminoácidos, siendo la Prolina y Glicina los principales elementos. En esa estructura, las tres cadenas de polipéptidos se mantienen unidas en una conformación helicoidal por enlaces de hidrógeno. Una molécula de colágeno estará constituida por tres cadenas polipeptídicas, denominadas cadenas alfa, que se enroscarán dando lugar a la forma de hélice que describe un movimiento dextrógiro en el espacio molecular.

En torno a un cuarto del total de tejido proteico que se encuentra en nuestro cuerpo se corresponde con colágeno, siendo la principal estructura proteica para dar soporte al resto de elementos, y sirviendo de nexo de unión y fortalecimiento de los sistemas de conexión y unión como los tendones, las láminas que sostienen la piel y órganos internos, entre otros. Los huesos y los dientes se hacen agregando cristales minerales al colágeno. El colágeno proporciona la estructura a nuestros cuerpos, protegiendo y apoyando los tejidos más suaves y conectándolos con el esqueleto. Pero, a pesar de su función crítica en el cuerpo, el colágeno es una proteína relativamente simple:

Dentro de la estructura, se repite una secuencia de aminoácidos, manteniendo un elemento común: cada tres aminoácidos se encuentra la glicina, siendo el resto de componentes, otros dos aminoácidos,prolina y hidroxiprolina.

La hidroxiprolina, la cual es crítica para dar estabilidad a toda la estructura del colágeno, se genera mediante una modificación realizada sobre la propia prolina, justo después de que la cadena de colágeno es creada. Esta reacción requiere de la vitamina C, de modo que colabore en el aporte de oxígeno. Sin embargo, nuestro organismo no es capaz de sintetizarla, y si el aporte externo no es el suficiente, pueden surgir ciertas complicaciones.

El déficit de vitamina C (ácido ascórbico) ralentiza la producción de hidroxiprolina, lo que implica a su vez la misma lentitud en la construcción de la cadena de colágeno, o incluso, la parada del proceso en sí, lo que da lugar a generar escorbuto. Esta patología, que se manifiesta por la escasez de la vitamina C, puede degenerar en pérdida de piezas bucodentales y en la fácil aparición de moratones, al mas mínimo golpe o contusión, ya que como sabemos, el colágeno sería el principal agente de cicatrización y regenerador y reparador de tejidos. Es por tanto que en numerosos suplementos de colágeno se encuentra añadida la vitamina C.

Se da la circunstancia que en el tipo de dieta occidental, donde predomina la carne, los aminoácidos Prolina y Glicina no se encuentran en una alta concentración en dichos alimentos, o para ser más exactos, en las partes del animal mayormente consumidas. Las partes más ricas son los órganos.

Aunque ambos aminoácidos son no-esenciales, y el organismo los puede fabricar por sí solo, bajo ciertas circunstancias, como en casos de enfermedad, alta volumen de ejercicio físico, estrés emocional, u otra condición clínica, el cuerpo ver comprometida su síntesis, adquiriendo la connotación de “condicional”, y no ser capaz de obtener la suficiente cantidad como se necesita, siendo por tanto importante el aporte externo a través de la dieta u otros productos ricos en aminoácidos.

Síntesis de Colágeno

La ruta biosintética que se encuentra encargada de la producción del colágeno es algo compleja. Tal como habíamos enunciado, no sólo existe un tipo de colágeno, sino que se hay una larga lista, donde cada uno es codificado por un gen especifico. Dichos genes se encuentran en una gran variedad de cromosomas. De esta manera podemos observar las dos fases que tienen lugar en la síntesis de colágeno:

  • Primera Fase: donde el mensajero ARN (mRNA) para cada tipo es transcrito por la expresión de su gen (procesado ARN)
  • Segunda Fase: donde el ADN se requiere y es sometido a una serie de etapas de procesamiento para producir un código final para el tipo específico de colágeno

Una vez que se produce el ARNm de la cadena pro-alfa final, se fija al lugar donde se está produciendo la síntesis de proteínas local. Este paso de la síntesis se conoce como traducción. Este sitio de la pro-cadena alfa de ARNm se encuentra en la membrana de los ribosomas, donde se localiza el llamado Retículo Endoplasmático Rugoso o rER, y que como otras proteínas que son destinadas para la función del ambiente extracelular, el colágeno también es sintetizado en el rER.

Fibroblasto y Formación de Colágeno

Un fibroblasto es una célula que fabrica y mantiene la integridad del tejido conectivo. Es el responsable de crear la matriz extracelular (ECM) y el colágeno. Ambos elementos serán los que constituyan, a groso modo, el entramado de tejidos, siendo los fibroblastos los encargados de su mantenimiento. Fibroblasto es el término utilizado para nombrar a estas células cuando se encuentran en estado activo, dado que cuando sucede lo contrario, y se registra un menor grado de actividad, pasan a conocerse como fibrocitos. En su actividad, los fibroblastos secretan precursores de la ECM, y otorgan al tejido conectivo su fuerza, forma y la capacidad de adherirse a otros tipos de tejidos.

Procolágeno, estructura precursora del colágeno

El colágeno, al igual que la mayoría de las proteínas que se destinan al transporte para los espacios extracelulares donde llevan a cabo su función o actividad, se originan inicialmente como una molécula más grande precursora, conocida en este caso como “Procolágeno”.

La generación de colágeno engloba una serie de procedimientos que tienen lugar tanto nivel intracelular, donde intervendrán los orgánulos celulares, como fuera de la célula, en la matriz extracelular.

Dicha formación contiene proteínas de extensión en cada extremo llamado propéptidos de extensión de procolágeno amino y carboxilo. Estas porciones no helicoidales de la molécula de procolágeno la hacen muy soluble y por lo tanto fácil de mover dentro de la célula a medida que experimenta modificaciones adicionales. En cuanto la molécula de colágeno va poco a poco siendo sintetizada irá sufriendo una serie de cambios, denominados modificaciones postraduccionales, y que tienen lugar en el aparto de Golgi.

El siguiente paso, conocido como Registro, y es donde se produce la formación de enlaces disulfuro entre tres cadenas de procolágeno, fijandolas en una alineación adecuada. De tal modo, las cadenas se encajarán entre sí, formando una estructura de hilo (recordemos que la estructura final del colágeno se asemejan a la de una triple hebra).

En la siguiente fase, tiene lugar una modificación crítica, y se trata de la hidroxilación de los aminoácidos prolina y lisina en la nueva estructura proteica sintetizada, procolágeno. Mediante una serie de enzimas (hidroxilasas), son las responsables de llevar a cabo esta reacción fisiológica, necesaria para obtener hidroxiprolina e hidroxilisina.

Para ello, dichas enzimas requieren de vitamina C (donde hemos visto en el punto anterior la necesidad crítica de su presencia) junto al mineral hierro, que actuarán como cofactores reactivos. En ausencia de hidroxiprolina, la cadena de colágeno no podrá ser completada en la correspondiente estructura helicoidal, y lo que se obtendrá en su lugar, será una nueva recodificación molecular, de un carácter débil, siendo muy sencilla su destrucción. Una vez mas, observamos la importancia de la adecuada administración de micronutrientes, esencial y crítica en la nutrición humana.

Algunos de los aminoácidos de hidroxilisina recién formados se glicosilan mediante la adición de azúcares, tales como galactosa y glucosa, y llevado a cabo por las enzimas galactosil y glicosiltransferasas, que requerirán del mineral manganeso. La etapa de glicosilación induce características químicas y estructurales únicas a la molécula de colágeno recién formada y puede influir en el tamaño de las fibrillas. La actividad de las enzimas que acabamos de relatar producen su máximo rendimiento en etapas tempranas de la vida y a medida que vamos aumentando el contador anual, van disminuyendo.

Mientras que dentro de la célula y cuando todavía los péptidos de la estructura procolágeno se encuentran intactos, dicha molécula contendrá un alto grado de solubilidad, del orden de 1000 veces mayor que en el próximo estado, cuando la extensión péptida será eliminada. Este hecho favorece para que la molécula de procolágeno puede ser transportada fácilmente dentro de la célula, donde mediante unas estructura denominadas microtúbulos, permitirán su transporte hacia la superficie, y ser secretada en el espacio extracelular.

A medida que el procolágeno va siendo secretado, un tipo de enzimas, llamadas procolágeno-proteinasas, van a ser las responsables de ir eliminando los péptidos de extensión en los extremos de la célula. Porciones de estas piezas son reintegradas en la célula y pueden regular la cantidad de colágeno producido, mediante un mecanismo de retroalimentación. La molécula final que ha sido procesada se conoce como colágeno y es cuando se comienza a originar el proceso de formación de fibras.

En el espacio extracelular, otra modificación postraduccional ocurre en la molécula de colágeno de estructura triple helicoidal, de modo que se generan las fibrillas y luego las fibras. Este paso se llama formación de enlaces cruzados y es promovido por otra enzima especializada llamado lisiloxidasa. Esta reacción sitúa reticulaciones estables dentro (entrecruzamientos intramoleculares) y entre las moléculas (reticulaciones intermoleculares), siendo el paso más crítico en cuanto a prestar a las fibras de colágeno la característica de fuerza, resistencia y tensión.

La ultraestructura del colágeno puede visualizarse imaginando cada molécula individual como un trozo de hilo de coser. Muchos de estos hilos se enrollan unos alrededor de otros para formar una cadena (fibrillas). Estas cadenas de fibrillas forman entonces cordones, que a su vez se asocian y dan lugar a una cuerda, que asimismo, interactúan entre sí, para formar robustos cables. Esta estructura altamente organizada es la responsable de la resistencia de los tendones, ligamentos, huesos y dermis.

Cuando sufrimos una lesión y el colágeno que se encuentra en nuestro organismo tiene que ser reparado, el tejido conectivo no va a obtener este entramado anteriormente explicado, y sí una estructura un tanto más débil. Es por eso que el colágeno cicatrizado poseerá en torno al 70 u 80% de la robustez del original.

La síntesis y remodelación del colágeno es un proceso que nuestro continuará a post de obtener la estructura original, antes de ocurrir la lesión. Esta fase de remodelación del colágeno, implicará tanto la síntesis en curso del colágeno y así como la degradación del mismo. Cualquier desequilibrio que interfiera en este proceso de creación provocará que exista una mayor degradación frente a la constitución de nuevo tejido de colágeno.

Degradación del Colágeno

De igual importancia en el metabolismo del colágeno se encuentra implicado el complejo proceso de degradación del colágeno. De manera normal, el colágeno presente en el tejido conectivo se restaura siguiendo un ritmo lento y controlado. Sin embargo, durante estados de enfermedad, como el caso de artritis o cáncer, el grado de degradación y pérdida de colágeno puede resultar bastante importante.

En los tejidos sanos normales donde el colágeno está completamente hidroxilado formando una triple estructura helicoidal triple, la molécula es resistente al ataque por la mayoría de las proteasas. Bajo estas condiciones sanas normales, sólo las enzimas especializadas llamadas colagenasas pueden atacar la molécula del colágeno. Este grupo de colagenasas pertenece a una familia de enzimas denominadas metaloproteinasas de matriz o MMPs.

Muchas células en nuestro cuerpo pueden sintetizar y liberar colagenasa incluyendo fibroblastos, macrófagos, neutrófilos, osteoclastos y células tumorales. Una de las razones por las cuales algunas células neoplásicas pueden ser tan invasivas es porque liberan potentes colagenasas y pueden destruir la molécula de colágeno que se encuentren alrededor. De tal modo, pueden romper las membranas basales de los vasos sanguíneos y esparcir por todo el cuerpo. En las úlceras de presión crónicas, hay una invasión masiva de neutrófilos, y liberan un tipo de colagenasa muy potente llamada MMP-8 que es responsable de la ruptura del tejido conectivo.

¿Para qué sirve el Colágeno?

El colágeno es un tipo especial de proteína que actúa como "pegamento" dando soporte al resto de estructura corporales, en la cohesión de tejidos y sistemas. Forma una red de estas cadenas de proteínas que forman la estructura y formas del cuerpo, aportando a su vez ciertas características esenciales. Por ejemplo, proporciona la fuerza de los huesos, la flexibilidad de las articulaciones, y la suavidad y firmeza de la piel.

Tal como se trata de la proteína que más abunda en el cuerpo (piel, tejido muscular, capilares sanguíneos, sistema óseo, tendones o en el sistema digestivo), especialmente el colágeno tipo 1, que lo veremos más tarde, es de suma importancia y se encuentra implicado en multitud de procesos.

El colágeno es el componente principal del tejido conectivo que se encuentra en la dermis, una de las capas que forman la piel (situada entre la epidermis y la hipodermis). La epidermis se encarga de regular la pérdida de agua en las células y tejidos.

En la hipodermis, la capa más profunda, también se puede observar la presencia de colágeno, y está formada de tejido graso y conectivo que contiene vasos sanguíneos de mayor tamaño y nervios. Hay toda una red de fibras que establecen el crecimiento de las células y vasos sanguíneos donde el colágeno actúa como soporte estructural. Su funcionalidad es la de fortalecer, ofrecer soporte, y en ocasiones, propiedades elásticas, a los tejidos. También se localiza alrededor de órganos, envolviéndolos y protegiéndolos, tal como se tratan de los riñones o bazo.

La propiedad de fuerza, flexibilidad y elasticidad, tal vez se aprecie desde una mejor perspectiva si comentamos que el colágeno también constituye la base de soporte para los tendones y ligamentos:

  • Los tendones son elementos son los encargados de unir músculos y huesos, y permitir el movimiento
  • Los ligamentos son estructuras que se localizan fundamentalmente en las articulaciones y que permiten dar sostenibilidad y estabilidad a los huesos que forman a cada una de ellas, como mantener la posición de la articulación de la rodilla

Otro tipo de tejido donde podremos encontrar colágeno es en el cartílago, perteneciente también al sistema conectivo, y que es localizable particularmente en los tejidos blandos, como nariz, orejas, ciertas partes de la rodilla, laringe o tráquea. Su función aquí es la de proporcionar flexibilidad, soporte y movimiento.

Beneficios del Colágeno

El cuerpo produce su propio colágeno para abastecer y ofrecer soporte a la piel, huesos, cabello, uñas, músculos y todos los órganos. No obstante, conforme avanza la edad, la producción comienza a disminuir, ocurriendo los síntomas del envejecimiento o “aging”. Actualmente, suplementos de Colágeno Hidrolizado pueden estimular la producción de colágeno hacia unos niveles beneficiosos.

Mientras que la mayoría de las personas son conscientes de algunos de los beneficios de suplemento de colágeno, todavía no son consciente del potencial y de cómo pueden elevar su salud en multitud de frentes. Es más, después de que comienzan a tomar colágeno, es cuando comienzan a experimentar cambios significativos, y se hacen la pregunta de por qué han esperado tanto para incluirlo en su vida.

Los beneficios del colágeno (los suplementos de colágeno) para nuestro organismo son tan variados como importantes, e incluso en algunas ocasiones, podemos casi asegurar sin pestañear, que son casi esenciales.

Dentro de los más importantes y notables podemos mencionar los siguientes:

  • Mejora el aspecto de la piel, pelo y uñas
  • Ayuda a reducir la celulitis y estrías
  • Protege, repara y regenera las articulaciones
  • Fortalece encías y dientes
  • Ayuda para el sistema digestivo y enfermedades inflamatorias
  • Incrementa el metabolismo
  • Colabora en procesos de desintoxicación

Procedencia del Colágeno

Las fuentes naturales de colágeno son exclusivas del reino animal, como ya vimos al comienzo de la descripción, siendo las principales las procedentes del pescado, vaca, cerdo, pollo y huevo.

Colágeno marino

El colágeno marino es el procedente del pescado, siendo uno de los que mayor biodisponibilidad existen, y casi con total certeza encabece la lista en los diferentes tipos. Esta característica reside principalmente en los péptidos de colágeno marino, que son partículas más pequeñas y fácil de absorber. La biodisponibilidad se refiere a la cualidad de determinar la eficacia de los nutrientes que ingerimos. El colágeno marino tiende a casi el doble de biodisponibilidad en comparación con el bovino y porcino. La fuente marina se extrae a partir de las escamas, piel, espinas y aletas del pescado. Hay que diferenciar el colégano marino procedente del pescado (recomendado) del que se obtiene de crustáceos.

Este colágeno es una proteína estructural compleja que ayuda a mantener la fuerza y flexibilidad de la piel, los ligamentos, las articulaciones, los huesos, los músculos, los tendones, los vasos sanguíneos, las encías, los ojos, las uñas y el cabello. Puede luchar contra el envejecimiento, cicatrizar y regenerar los huesos, mejorar el proceso de cicatrizado de heridas, aumentar la ingesta de proteínas, y proporcionar propiedades antibacterianas.

La composición de los péptidos de colágeno marino posee una alta concentración en glicina, hidroxiprolina y prolina. Estos péptidos son rápidamente absorbidos por las células del intestino y liberados al torrente sanguíneo para se transportados por todo el cuerpo. De esta manera estimulan las células de la piel, las articulaciones y los huesos, y conducen a la síntesis de colágeno a través de la activación y crecimiento celular.

Considerado como la mejor fuente de colágeno con fines medicinales, se trata particularmente del colágeno Tipo I, el que mayor presencia posee de todos. Los beneficios de este tipo se reflejan extraordinariamente en el fortalecimiento de los tejidos conectivos y estructuras óseas, además, claro está, de dotar a la piel sus propiedades de firmeza y tensión, consiguiendo mejor suavidad, optimizar la hidratación, mayor flexibilidad y la prevención de la formación de arrugas, proporcionando un aspecto juvenil, libre de signos del envejecimiento.

El colágeno marino se relacionan con estimular la producción de colágeno del organismo, tanto como para la correcta regeneración y síntesis de las estructuras, como servir para la matriz de mineralización de las células óseas, ayudando a la cicatrización y regeneración del hueso.

Otro importante componente presente en el colágeno marino se trata de la colagenina, el cual es un péptido con actividad antimicrobial. En este sentido, podría tener relevancia de cara a inhibir el crecimiento de la bacteria Staphylococcus aureus, o también conocida como estafilococo.

A la hora de adquirir suplementos de colágeno marino se recomienda que en la fórmula se encuentren también ingredientes para mejorar la absorción y potenciar los efectos, como son la vitamina C y el ácido hialurónico.

Colágeno bovino

Este tipo proviene de las vacas, y también se le conoce como cartílago bovino o de vaca. Se trata de una proteína natural presente en el cartílago, huesos, piel, y tejido muscular. Consta principalmente de colágeno Tipo I y III, los cuales son los principales componentes de la piel, cabello, uñas, músculos, tendones, ligamentos, huesos, encías, dientes, ojos y vasos sanguíneos. Juntos, los tipos I y III de colágeno constituyen más del 90 por ciento del colágeno en nuestros cuerpos.

Si bien existen fuentes de colágeno en los alimentos, puede ser difícil consumir las partes de los animales donde se concentra el colágeno. Una forma de obtener colágeno bovino de fuentes alimenticias es haciendo caldo de huesos, obteniéndose grandes beneficios. Otra opción que puede ser más eficiente y conveniente es el uso de suplementos de colágeno.

Es una fuente rica en glicina y prolina, por lo que actuará en la síntesis de creatina, regeneración muscular y además estimular la propia producción de colágeno por parte del cuerpo. La glicina es necesaria para el mantenimiento de las cadenas de ADN y ARN, donde se mantiene codificado nuestro código genético, siendo esencial para la correcta formación de las células. Asimismo también se encuentra en grandes proporciones el aminoácido prolina, que presta un papel crítico para la habilidad del organismo en la síntesis de su propio colágeno.

El colágeno bovino puede emplearse en una serie de afecciones de la salud. Entre estas:

  • Pacientes con artritis: una enfermedad degenerativa del cartílago, produciendo dolor, y provocando la fricción entre huesos, además de restar capacidad de amortiguación articular; en tal caso, se puede combatir dicha patología mediante la regeneración del cartílago
  • Salud del sistema digestivo: en buena parte gracias al aporte de glicina, la cual interviene en la digestión mediante el incremento de los ácidos gástricos, de tal modo que se digieran mejor los alimentos, y evitar la acidez estomacal y así como el reflujo gastroesofágico. También puede ayudar a que el síndrome de intestino permeable y la enfermedad inflamatoria intestinal, que también tienden a implicar ácido del estómago bajo
  • Mejora el descanso nocturno: ya que el aminoácido más abundante en el colágeno es la glicina, un inmunonutriente que apoya la respuesta inflamatoria saludable, de modo que promueve un sueño más profundo y más reparador, ya que puede puede estimular ciertos neurotransmisores implicados en el sueño
  • Protección de la piel: dado que contribuya en la formación de elastina, que junto a otros componentes, son responsables de mantener el tono, textura y apariencia juvenil de la piel. También puede ayudar a reducir las arrugas, disminuir de la hinchazón y luchar contra otros signos del envejecimiento
  • Recuperación muscular: ofrece funcionalidad estructural como soporte para los tendones y ligamentos, de tal modo, que los deportistas puedan beneficiarse principalmente de cara a recuperar de los esfuerzos físicos en los entrenamientos

Colágeno de pollo

El tipo de colágeno más abundante a partir de esta fuente será el tipo II, siendo el más propicio para la regeneración del cartílago. La parte que mayor contenido de esta sustancia es el esternón del pollo.

Es por tanto una herramienta para contrarrestar los síntomas derivados de afecciones articulares. Asimismo, el cartílago de pollo contiene condroitina y glucosamina, dos sustancias que también muestran beneficios en el mantenimiento óseo. Con ello, sería posible frenar la enfermedad autoinmine como la artritis reumatoide desde sus inicios, o bien paliar y mitigar los síntomas en otros casos.

La forma más común de encontrar esta fuente de colágeno es en la de Colágeno No Desnaturalizado tipo II.

Colágeno de huevo

Otra fuente de procedencia del colágeno se trata tanto de la cáscara de huevo como la yema, donde podemos encontrar el colágeno Tipo I. También coexisten el 3, 4 y 10, pero el de mayor relevancia es sin duda, el 1. Esta fuente aportar otros importantes elementos: sulfato de glucosamina, sulfato de condroitina y ácido hialurónico, además de ciertos aminoácidos que intervienen en la construcción de tejidos o cicatrización de heridas. Otros factores que fomentan la producción de colágeno como las vitaminas B y E, también estarán presentes.

¿Con qué se puede tomar el Colágeno?

Como hemos visto, el colágeno se puede obtener directamente de fuentes naturales, o bien aumentar la presencia de nutrientes precursores. Sin embargo, en términos de eficacia, la opción de tomar Suplementos de Colágeno cobra un especial interés. Podemos tomar colágeno de manera aislada, en formato de polvo o en cápsulas, o incluso apostar por añadir otros suplementos para potenciar los beneficios. En otros caso, existen suplementos en cuya composición es posible encontrar una gran variedad de ingredientes, apuntando a un mismo objetivo, elevar la presencia de colágeno en nuestro organismo.

Colágeno y Ácido Hialurónico

El Ácido Hialurónico es un componente natural de presencia en el organismo. Pertenece al grupo de los glicosaminoglicano (estructuras moleculares polisacáridas que integran el tejido conectivo) y se distribuye a lo largo del tejido conectivo, neural, y epitelial. Es uno de los miembros más relevantes en la matriz extracelular, dando soporte estructural a las células, además de las articulaciones y piel. Cada día, un porcentaje de este ácido hialurónico es resintetizado.

Entre sus beneficios se encuentran mantener el correcto estado de salud del tejido articular y combatir la osteoartritis. Es responsable, en parte, de otorgar al cartílago las características de resistencia y la habilidad para soportar los esfuerzos mecánicos de compresión.

Su papel en relación con la piel se mantiene ligada en permitir la óptima hidratación de la misma, lo que a su vez le brinda la elasticidad necesaria. Su presencia puede disminuir los síntomas del envejecimiento reflejados en el aspecto de la piel.

La combinación de los suplementos de Colágeno y Ácido Hialurónico es una de las mejores maneras de frenar los síntomas del envejecimiento (efecto “antiaging”) y mantener un aspecto joven de la piel (flexibilidad y firmeza) y contribuir a reducir el dolor articular, al permitir disminuir la inflamación alrededor de la misma y junto a favorecer para la regeneración del tejido del cartílago. Asimismo, el ácido hialurónico permite la correcta síntesis de colágeno.

Colágeno y Glucosamina

La Glucosamina se produce naturalmente en el cartílago articular y los tejidos conectivos, donde apoya el correcto funcionamiento de las articulaciones. El proceso de envejecimiento natural y el trauma pueden deteriorar los tejidos de las articulaciones, lo que restringe la capacidad del cuerpo para reponer las reservas de glucosamina. Por esta razón, algunas personas pueden beneficiarse del aporte externo mediante la suplementación. Entre este grupo de personas se encuentran aquellas con patologías relacionadas con el dolor articular, bien promovido por el empeoramiento de los tejidos conforme avanzan los años, o bien por padecer osteoartritis o encontrarse en la fase de recuperación de una intervención quirúrgica. La toma de Glucosamina junto a Colágeno, puede promover la reducción del total de colágeno que se degradación de éste último y con ello aliviar los síntomas de la osteoartritits (Estudio I y II).

Colágeno y Magnesio

Tomar colágeno con magnesio es una excelente forma de aportar al organismo dos sustancias involucradas activamente en el correcto funcionamiento del tejido conjuntivo. Son fundamentales para el buen funcionamiento de músculos y tendones incluso de otros tejidos más duros como son los cartílagos y los huesos. Gracias a tomar magnesio y colágeno, nuestro cuerpo tiene mayor capacidad de regenerar estos tejidos.

Tomar el mineral magnesio como suplemento en forma de cápsulas, tabletas o en polvo promueve la síntesis de proteínas. Dado que el colágeno es la proteína con mayor presencia en el cuerpo, la toma conjunta de estas sustancias va a aumentar la síntesis de colágeno.

El cometido de los suplementos de colágeno con magnesio es acelerar la regeneración de los tejidos como la piel, huesos, tendones y músculos. Además, a las propiedades del colágeno para promover la salud del tejido conjuntivo, se añaden las propiedades del magnesio. El magnesio es muy importante para para la vida humana. Intervine en la regularización del ritmo cardiaco, reduce la fatiga y el cansancio, evita la aparición de calambres musculares.

¿Qué es el Colágeno Hidrolizado?

El Colágeno Hidrolizado es una forma de colágeno que ha sido sometida a un proceso de hidrólisis, es decir, su estructura molecular ha sido alterada obteniendo unidades más pequeñas. Se han roto la mayoría de los enlaces que unen los distintos aminoácidos, de modo que obtenemos péptidos. Esta será finalmente la forma en la cual se produce la absorción a nivel intestinal de la proteína. Podemos afirmar en tal caso, que una proteína hidrolizada está prácticamente digerida, facilitando la labor de absorción, y produciendo un tránsito muy rápido a través del estómago.

Aun así, sigue manteniendo el alto contenido en los aminoácidos glicina, lisina y prolina, los cuales se encuentran en menores proporciones en otras fuentes proteicas. Estos se relacionan con estimular el crecimiento celular de los tejidos conectivos en contraposición a la tendencia de disminuir la producción natural de las estructuras con el paso del tiempo y la edad.

Beneficios del Colágeno Hidrolizado

El colágeno hidrolizado, debido a su particular estructura, se absorberá en una cantidad de tiempo realmente rápida, en menos de 30 minutos ya estará en disposición los distintos aminoácidos. El perfil de aminoácidos (aminograma) que aporte el colágeno hidrolizado favorece de cara a producir beneficios sobre la salud de los tejidos.

Uno de los puntos más importantes se refiere a la labor para proteger y reparar las articulaciones. De hecho, colabora en reemplazar el líquido sinovial entre los espacios articulares, de modo que contribuye en proteger la labor del cartílago, el cual se comporta como un amortiguador, reduciendo el daño por impacto articular y así como la fricción entre las terminaciones de los diferentes huesos.

El colágeno hidrolizado provee de aminoácidos que se implican en el crecimiento muscular. En términos de mantenimiento de la masa muscular, el aporte de esta cantidad de aminoácidos, así como la fácil absorción de los mismos, ayudan a mantener el balance de nitrógeno positivo. Tal como se vio en el caso de la gelatina, elementos como la glicina permiten mostrar sus beneficios, como son: incrementar la energía, ayudar en mejorar la digestión, dar soporte estructural para tejidos, contribuir a eliminar las toxinas, o regular ciertas funciones celulares.

Tal como nuestro cuerpo está formado por más de un tercio de estructuras de colágeno, será una labor muy fructífera de cara a contrarrestar las estragos del paso del tiempo, y elevar el estado de salud de numerosas partes de nuestro cuerpo: piel, cabello, uñas, músculos, cartílagos, tendones, ligamentos...

¿Cuáles son las diferencias entre el Colágeno Hidrolizado y la Gelatina?

Pese a que ambas sustancias comparten prácticamente la misma composición en términos de aminoácidos, y así como la mayoría de los beneficios, existen ciertas diferencias:

  • La gelatina sólo se disuelve en agua caliente
  • La gelatina forme un gel viscoso cuando se mezcla con agua
  • La gelatina es más fácil de digerir

Y en cuanto a los beneficios que ambas comparte podemos citar:

  • Salud de la piel
  • Crecimiento y mantenimiento de la masa muscular
  • Fortalecimiento de los tejidos conectivos: tendones, ligamentos, cartílago...
  • Ayuda en el dolor articular
  • Salud del sistema óseo

Suplementos de Colágeno

Los suplementos con colágeno han experimentado un auge en los últimos tiempos, gracias a las propiedades y beneficios que hemos ido describiendo. Asimismo, la implicación de las personas por cuidad su salud es un hecho contrastado y cobra la prioridad que ello merece. En el mercado existen suplementos de colágeno con diferentes fórmulas y en distintos formatos.

Los suplementos de colágeno son una eficaz herramienta de obtener esta estructura proteica sin necesidad de tener que ingerir las fuentes que lo incluyen, a partir de partes de animales, que para la mayoría de las personas no son de total apetencia.

La recomendación, habiendo analizado la composición y los factores más propicios para optimizar la producción y absorción del colágeno, pasa por adquirir aquellas composiciones en las cuales figuren en la lista de ingredientes al menos:

  • Colágeno hidrolizado de origen marino
  • Magnesio en una sal de alta biodisponibilidad
  • Vitamina C
  • Ácido hialurónico

Otras sustancias que también pueden proporcionar mayores beneficios son la Vitamina D3, el Silicio orgánico o el Calcio.

Como productos en distintos formatos podemos encontrar:

Colágeno en polvo

Colágeno marino hidrolizado con Magnesio

Colágeno en comprimidos

Colágeno + Silicio orgánico & Magnesio

Colágeno líquido

Colágeno Líquido

Colágeno Especial Mujer

Colágeno Especial Mujer

Dosis efectiva de Colágeno

La dosis de colágeno en polvo efectiva se aproxima a los 10g diarios para contribuir en los beneficios para la salud de la piel y protección articular, pudiéndose tomar con las comidas o sin ellas.

En cuanto a la dosis procedente del tipo de colágeno no desnaturalizado se situa en torno a 40mg al día, como tratamiento en el dolor articular y afecciones como la osteoartritis.

¿Para quién se aconseja tomar colágeno?

Los suplementos de colágeno se recomiendan tomar cuando sobrepasamos la franja de edad comprendida sobre los 25-30 años, punto en el cual se estima que la producción de colágeno comienza a reducirse sobre un 1-1,5% cada año. Se calcular que a partir de los 60, más de la mitad de las reservas de colágeno se vacían (el índice de producción en contraposición al de síntesis es negativo). Otro argumento, de cara al mantenimiento de la salud de la piel, se trata de la acumulación de exposición solar y así como a los ambientes tóxicos, produciendo una auge en la generación de radicales libres. En este aspecto, cobra una gran relevancia para proporcionar las características de la piel, como son la firmeza, elasticidad y suavidad, y no verse demacradas por al acción de estos agentes, acelerando el envejecimiento prematuro.

Los deportistas y atletas posee motivos para incluir el colágeno en su dieta. Ellos sufren un alto desgaste a nivel articular como consecuencia de los continuos impactos y movimientos, los cuales también producen roturas fibrilares. De tal modo, de cara a la prevención y protección articular, y así como reducir la fase de recuperación entre sesiones, el uso del colágeno es un factor positivo.

El público compuesto por las personas de avanzada edad, y sobre todo las que sufren enfermedades relacionadas con los huesos, como pudieran ser casos de osteoartritis, artritis, y favorecer el mantenimiento de la densidad mineral ósea, lo que se traduce en fortalecer los huesos y suponer menor riesgo de fracturas. En todos los casos, reducir el dolor y la inflamación son los objetivos.

Venta de colágeno

¿Dónde puedo comprar Colágeno online? La venta de colágeno se ha disparado en los últimos años debido a que la población cada vez es más cosciente de lo importante que es aportar esta proteína de forma diaria para promover la salud de la piel, los huesos o las articulaciones.

No obstante, a la hora de comprar colágeno online debemos de buscar siempre la máxima calidad y que la fuente de colágeno sea asimilable por parte dle organismo.

Si deseas comprar colágeno de forma online, en nuestra web HSNstore.com puedes hacerlo fácilmente. Disponemos un amplio catálogo de productos de máxima calidad a la venta (colágeno en cápsulas, colágeno en tabletas, colágeno hidrolizado...). Tan solo tienes que esocger el producto que mejor se adapte a tus necesidades. No te olvides de visitar la parte de Promociones donde podrás encontrar Mega descuentos y Packs Ahorro.


Tipos de colágeno

Existen más de 20 tipos de colágeno que han sido estudiados y que se encuentran en nuestro organismo. Cada tipo es codificado por un gen específico y es nombrado utilizando la numeración romana. Pese al gran número, por su extensión, son sólo unos 5 tipos los más importantes, y dentro de ellos, como suplemento o complemento realmente vamos a utilizar, algunos, como el tipo II que guarda relación con la salud del cartílago.


El colágeno ayuda a eliminar la celulitis y la flacidez

La toma oral de péptidos de colágeno puede ayudar a mejorar el aspecto de la piel afectada por la celulitis o piel de naranja. Debido a que el 75% de la piel (dermis) se compone de colágeno y representa el 90% del volumen de la piel, mantener unos niveles óptimos de dicha proteína será una importante manera de mantener la tensión y firmeza de la piel, y con ello, poder evitar o prevenir la indeseada celulitis.


Gelatina, una gran fuente de colágeno

La gelatina está directamente relacionada con el colágeno. Ya sabemos que el colágeno es la mayor estructura que encontramos en el tejido conectivo, piel, y sistema óseo, es decir, se posee mayor cantidad de colágeno que cualquier otro tipo de proteína. También conocemos los riesgos que supone una falta de producción de colágeno, algo que irremediablemente ocurre conforme avanza la edad, y puede dar como resultado, entre otros problemas, la osteoporosis.


Colágeno para los problemas de las articulaciones

La osteoartritis es un problema de salud relacionado con el sistema articular que una vez más, posee su origen con el paso del tiempo, y que también le afecta la baja producción de colágeno. La artrosis o osteoartritis se refiera a una enfermedad que produce el desgaste progresivo del cartílago, siendo una condición crónica de la articulación, manteniéndola inflamada, y afectando normalmente a la rodilla, cadera, espalda baja y cuello, así como a dedos y las bases del pulgar, tanto de manos como de pies.


Colágeno y la caída del cabello

El colágeno y el crecimiento del cabello están estrechamente unidos, y tal como ser el componente proteico que en mayor proporción existe en nuestro cuerpo, también será la mayor sustancia que encontraremos en la composición tanto del cabello como de las uñas. Pese a que numerosos tratamientos cosméticos alardean de que en su composición existe añadido el colágeno, realmente, la verdaderos beneficios los vamos a incorporar mediante la suplementación oral de colágeno.


El colágeno elimina el acné

Los suplementos de colágeno hidrolizado pueden ser un gran aliado para combatir el acné. Aceleran la curación de la piel afectada por acné y favorece su regeneración, evitando la aparición de cicatrices. Los fibroblastos serán los encargados de aumentar la producción de colágeno.Grandes cantidades de esta proteína crearán la matriz extracelular, de modo que se perfile una estructura mediante la cual otros elementos puedan unirse, y contribuir a la cicatrización.


¿Por qué se pierde Colágeno con la edad?

El colágeno está sujeto al desgaste: se descompone lentamente con el tiempo. Las células de la piel llamadas fibroblastos son capaces de producir colágeno. Cuando es necesario, los fibroblastos reemplazan las fibras de colágeno rotas por otras nuevas. Lamentablemente, a medida que envejecemos la capacidad de la piel para reemplazar el colágeno dañado disminuye y una serie de irregularidades se desarrollan en la malla de colágeno. Este proceso conduce eventualmente a las arrugas. Por lo tanto, un enfoque integral para la prevención y eliminación de las arrugas implica la reducción de la degradación del colágeno y el aumento de su producción. Pero, ¿por qué ocurre?. Las razones las vamos a exponer a continuación.


5 Beneficios del colágeno que desconocías

El colágeno es una proteína indispensable para mantener la salud de la piel, los músculos o los carrtílagos. Se sabe que falta de colágeno está relacionada con los problemas articulares como artritis, la osteoporosis, la aparición de arrugas... Pero ¿Sabías que el colágeno es imprescindible para mantener la salud digestiva? ¿Sabías que el colágeno es fundamental para órganos nos tan importantes como el corazón y el hígado? En este artículo te mostramos 5 beneficios de tomar colágeno que desconocías.


Tomar colágeno con magnesio

Tomar magnesio y colágeno supone dotar al organismo de la estructura proteica adecuada para dar soporte en la conservación del el aspecto juvenecido de la piel, y además de un catalizador para trazar correctamente las pautas de cara a la de resíntesis de tejidos; junto a la labor de influir sobre el mantenimiento del sistema óseo, evitando deficiencias y contribuyendo a que los procesos fisiológicos se realicen correctamente.


Beneficios del colágeno para la piel

A medida que la piel va experimentando el envejecimiento cronológico natural la estructura natural de la piel comienza a deteriorarse. De qué modo nuestra piel envejece vendrá determinado por una serie de factores, como son la exposición al Sol, el clima (polución), genética y nuestros propios hábitos (como son el estilo de vida, tal como fumar). Dentro de esta cadena, posiblemente el fotoenvejecimiento sea una de las que causen mayores estragos, en buena parte porque sus síntomas no se reflejan de manera tan inmediata, pero que no obstante, son acumulativos, pudiendo dar la cara en los años venideros.

  Cargando...