Jalea Real
22 Productos
  • PACK MUESTRAS BEAUTY IN & OUT MARNYS - Marnys
    Vitamins Weekend
    Pack de muestras de cremas faciales y corporales de Marnys. No testadas en animales y sin parabenos.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    8,10 €
    9,00 €
    -10.02%
      0,90 €
    En stock, envío gratis
  • PROPOLVIT DEFENS 20x10ml - Marnys
    Vitamins Weekend
    Aporta 1000mg de Calostro y 1000mg de Jalea real por dosis diaria. Con vitamina B6.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    24,02 €
    26,70 €
    -10.01%
      2,68 €
    En stock, envío gratis
  • PLUS 1000 20x10ml - Marnys
    Vitamins Weekend
    Jalea real con vitamina C. Aporta 1000mg de jalea real y 10mg de vitamina C por vial.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    18,87 €
    20,96 €
    -9.97%
      2,09 €
    En stock, envío gratis
  • APIVIT C 2000 20x10ml - Marnys
    Vitamins Weekend
    Jalea real con vitamina C y sabor a naranja. Aporta 2000mg de jalea real por dosis diaria.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    21,11 €
    23,45 €
    -9.99%
      2,34 €
    En stock, envío gratis
  • PROTECT JUNIOR 20x10ml - Marnys
    Vitamins Weekend
    Jalea real con propóleo y vitaminas. Aporta 300mg de Jalea real y 60mg de Vitamina C por dosis diaria.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    17,06 €
    18,95 €
    -9.98%
      1,89 €
    En stock, envío gratis
  • PROPOLVIT 20x10ml - Marnys
    Vitamins Weekend
    Jalea real con equinácea, propóleo y vitamina C. Aporta 2000mg de jalea real por dosis diaria.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    20,93 €
    23,25 €
    -9.98%
      2,32 €
    En stock, envío gratis
  • MEGA 2000 20x10ml - Marnys
    Vitamins Weekend
    Jalea real con vitamina C. Aporta 2000mg de Jalea real y 10mg de Vitamina C por dosis diaria.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    20,65 €
    22,95 €
    -10.01%
      2,30 €
    En stock, envío gratis
  • EXOTIQUE 20x11ml - Marnys
    Vitamins Weekend
    Con Jalea real, guaraná, eleuterococo, taurina, ginseng y regaliz. Con cafeína.
    BP
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    26,96 €
    29,95 €
    -9.98%
      2,99 €
    En stock, envío gratis
  • JUNIOR (JARABE CON VITAMINAS Y JALEA REAL) - Marnys
    Vitamins Weekend
    Jarabe Multivitamínico especial para niños con jalea real. Aporta 150mg de jalea real y 60mg de vitamina C por dosis diaria.
    CA
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    Desde
    6,97 €
    7,74 €
    -9.94%
      0,77 €
    En stock, envío gratis
  • ALOE ROYAL 20x10ml - Marnys
    Vitamins Weekend
    Aloe Vera, Jalea Real, 12 Vitaminas y Fructooligosacáridos. Fácil de tomar en monodosis líquidas.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    20,93 €
    23,25 €
    -9.98%
      2,32 €
    En stock, envío gratis
  • GINJAL 2000 20x10ml - Marnys
    Vitamins Weekend
    Ginseng y Jalea Real en monodosis líquidas. Fórmula mejorada con Vitamina C.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    24,26 €
    26,95 €
    -10%
      2,69 €
    En stock, envío gratis
  • JALEA REAL 1000mg - Marnys
    Vitamins Weekend
    Jalea real liofilizada en una base de aceite y lecitina de soja. Aporta 334 mg de jalea real por cápsula.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    Desde
    16,42 €
    18,25 €
    -10%
      1,83 €
    En stock, envío gratis
  • SÉRUM ANTIEDAD ANTIOXIDANTE - 30ml - Marnys
    Vitamins Weekend
    Sérum antiedad para todo tipo de pieles. Sin parabenos y sin colorantes artificiales.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    44,95 €
    49,95 €
    -10%
      5,00 €
    En stock, envío gratis
  • CREMA FACIAL REVITALIZANTE REPARADORA - 50ml - Marnys
    Vitamins Weekend
    Crema facial a base de jalea real y miel biológica. Sin parabenos ni perfumes sintéticos.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    40,46 €
    44,95 €
    -9.98%
      4,49 €
    En stock, envío gratis
  • CREMA FACIAL ANTIOXIDANTE ANTIEDAD - 50ml - Marnys
    Vitamins Weekend
    Crema facial anti-envejecimiento con jalea real y miel biológica. Sin parabenos y sin perfumes sintéticos.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    42,25 €
    46,95 €
    -9.99%
      4,70 €
    En stock, envío gratis
  • GELIVIT - 30 caps - Marnys
    Vitamins Weekend
    Aporta 600mg de Jalea Real liofilizada por dosis diaria.
    Regalo Pack Beauty in & out Marnys
    12,87 €
    14,30 €
    -10%
      1,43 €
    En stock, envío gratis
  • JALEA REAL - 30 veg caps - Drasanvi
    Mega Oferta
    1g de Jalea Real fresca en cada cápsula, procedente de jalea real liofilizada.
    SG V VG
    7,72 €
    9,90 €
    -22%
      2,18 €
    En stock, envío gratis
  • ROYAL JELLY - 60 softgels - Now Foods
    Vitamins Weekend
    13,51 €
    15,90 €
    -15.01%
      2,39 €
    En stock, envío gratis
  • (3)
    500g Jalea Real fresca + Ginseng + Vit.C.
    V VG
    Regalo Sandwich de arroz con cacao y avellanas para pedidos de + de 10€ en Diet Radisson
    5,83 €
    Al usar
    el cupón
    10RADISSON
    >>>
    5,25 €
    En stock, envío gratis
  • (1)
    1000mg de Jalea Real fresca.
    Regalo Sandwich de arroz con cacao y avellanas para pedidos de + de 10€ en Diet Radisson
    5,54 €
    Al usar
    el cupón
    10RADISSON
    >>>
    4,99 €
    En stock, envío gratis
  • JALEA REAL 300mg - 24 caps - Soria Natural
    Vitamins Weekend
    Una ayuda para reforzar nuestro sistema inmune.
    14,03 €
    16,50 €
    -15%
      2,47 €
    En stock, envío gratis
  • GINSENG & ROYAL JELLY - 90 veg caps - Now Foods
    Vitamins Weekend
    13,51 €
    15,90 €
    -15.01%
      2,39 €
    Sin stock

Jalea Real

Jalea real, el superalimento

Si fuera menester realizar un intento de designar entre todos los alimentos el más completo que es capaz de proporcionar la naturaleza, la mayor cantidad de papeletas para la votación se las llevaría, a buen seguro, la jalea real, por sus beneficios y propiedades para la salud humana.

Parece existir consenso generalizado en el que es la sustancia orgánica que aglutina la mayor concentración y calidad biológica de nutrientes entre todas las conocidas hasta el momento. Sus propiedades y aportes de energía, aminoácidos, vitaminas y minerales son sencillamente, inigualables, tanto en cantidad como en calidad.

Índice

    1. Jalea real, el superalimento
    2. ¿Qué es, en resumidas cuentas, la jalea real?
    3. Los orígenes de este espectacular alimento
    4. Conservación, características físico-químicas y principales sustancias que la componen
    5. Diferencias de composición entre la miel y la jalea real
    6. Para qué sirve la jalea real, qué funciones desarrolla y qué beneficios se obtienen de tomar jalea real
    7. Tres colectivos que destacan especialmente por ser objetivos diana de la jalea real
    8. Todo un repertorio de beneficios de la jalea real en mayor o menor grado
    9. Los diferentes tipos de jalea real que podemos encontrarnos
    10. Algunas contraindicaciones de la jalea real que debemos tener en cuenta
    11. Cómo y cuando debemos tomar la jalea real
    12. Suplementos con jalea real: las múltiples combinaciones de la jalea real, todas altamente interesantes
      1. Jalea real con ginseng
      2. Jalea real con saúco
      3. Otras combinaciones que se pueden encontrar en forma de suplementos son:
        1. Jalea real con ginseng, eleuterococo, té verde y cóctel vitamínico
        2. Jalea real con alimentos ricos en enzimas lácticas, inulina, propóleo y cóctel vitamínico
        3. Jalea real con vitaminas, selenio y zinc
        4. Jalea real con equinácea
        5. Jalea real con aceite de onagra, triptófano, colina, litio y vitamina C

¿Qué es, en resumidas cuentas, la jalea real?

En síntesis, no es otra cosa que el sustento alimenticio natural de las larvas de las abejas surgidas de las celdas reales a lo largo de sus primeros tres días de vida libre, así como el de la reina de la colonia durante sus alrededor de cinco años de existencia.

Procede de la secreción emitida por unos órganos especializados, llamados glándulas hipofaríngeas, ubicados en la cabeza de las abejas obreras que aún no han superado 15 días de vida. Esa sustancia segregada se combina con jugos digestivos y de esa mezcla surge este peculiar elixir de vida que permitirá a la abeja reina prolongar su longevidad durante cuarenta veces más de los 45 días que suele vivir una abeja normal.

Dentro de la organización jerárquica tan característica de esta especie animal (la abeja), es muy significativo el hecho de que esas larvas, que durante esos tres días críticos de su existencia requieren de la jalea real para multiplicar su peso por varias decenas, una vez transcurridos esos días, si se trata de abejas destinadas a ser obreras dejan de consumirla y la reemplazan por un concentrado de miel, polen y agua, mientras que aquellas cuyo estatus les alberga la posibilidad de ser reinas mantienen su consumo de por vida.

Evidentemente, toda la información anterior se corresponde con el proceso biológico natural que se desarrolla en el seno de una colonia apícola. A efectos de la producción de jalea real con vistas a su obtención en cantidades que permitan su comercialización para consumo humano, este proceso admite, lógicamente, manipulaciones. La principal es sustraer a la abeja reina de la colonia, cuya ausencia estimula a las obreras a incrementar la intensidad de construcción de nuevas celdas reales con el objetivo de desarrollar reinas, lo que les mueve a llenarlas con jalea real. Esta puede ser ya extraída a los tres días, pero hay que tener muy presente que para que este estímulo productivo sea eficaz debe asegurarse que haya abundancia de polen, miel y agua en la colmena.

Pasemos a detallar un poco la información sobre el proceso de síntesis de la jalea real, antes tibiamente anticipado. Las glándulas hipofaríngeas de esas abejas jóvenes están programadas para sintetizar ácido 10-hidroxidecenoico, mientras que otras (también situadas en la cabeza), las mandibulares, segregan una mezcla de ácidos grasos volátiles, siendo los principales el 9-hexadecenoico y el octanoico; al parecer existe evidencia de que también participan, aunque en menor escala, en la síntesis del ácido 10-hidroxidecenoico.

Pues bien, la jalea real es el resultado de la fusión del producto de esas dos glándulas. Para su optimización es determinante la cantidad y calidad de la alimentación que sigan las abejas, con el polen como principal factor limitante de la misma.

Pero existen otras propiedades condicionantes como son:

  • La edad de las abejas.
  • La estación del año: de hecho, en invierno, las glándulas entran en una dinámica muy baja, llamada periodo de latencia, lo que se nota en la calidad biológica de la jalea, que se recupera una vez que llega la época de floración con la reactivación de las glándulas; los parámetros que sufren mayor fluctuación son los ácidos orgánicos, que son los que marcan un poco los efectos cualitativos de la jalea.
  • Una manipulación o conservación deficientes. Además, la proporción de ácidos orgánicos presente en el producto oscila bastante en función de su envejecimiento.
  • El aire, la luz y las temperaturas elevadas, que modifican sustancialmente su calidad biológica y su aspecto por acelerar ese proceso de envejecimiento. En general se caracteriza por su inestabilidad a las condiciones ambientales, por lo que hace muy complicada su conservación a medio plazo

Los orígenes de este espectacular alimento

Ingrediente Jalea Real

El descubrimiento de la jalea real podemos datarlo en 1933; entonces, el alemán Dr. F. Bergius, premio Nobel, se propuso practicar un estudio analítico de este producto, pero se encontró con tal grado de complejidad que pronto declinó profundizar en él. Pero no satisfecho con la decisión adoptada, prefirió experimentar consigo mismo marcándose una pauta de consumo para comprobar que beneficios podría aportar sus efectos. El desenlace fue que, ante el estupor generalizado de quienes le rodeaban cuando contaba su versión, sintió un rejuvenecimiento a todos los niveles que incluía, a sus cincuenta años, una recuperación de la potencia sexual de su época de juventud, una mejora de sus salud en general.

Pero si Bergius había abandonado el intento de proceder a un estudio metódico de las propiedades de la jalea real, cinco años más tarde recogió el guante otro científico, M. Boyer de Belvefer, que diseñó un protocolo de investigación de la jalea consistente en administrársela a perros, cerdos y gatos con el objetivo de demostrar que las percepciones reveladas sobre tan elocuentes resultados no iban más allá de un mero efecto placebo. Pero cuál fue su sorpresa al ser testigo de flagrantes manifestaciones de vivacidad y energía por parte de la mayor parte de los individuos testados, hasta tal punto que extendió su población de ensayo a miembros de su familia, que lo aceptaron y le dieron ayuda de buen grado, y a sí mismo, obteniendo idénticos resultados.

No obstante, hubo que esperar a que el papa Pío XII, aconsejado por su médico de cabecera por estar atravesando un difícil periodo de debilidad general, mala salud y enfermedades, se brindase a ingerir durante unos días un extracto de jalea real, revelando una sensación restauradora y vigorizante, para que se generase un espectacular eco entre la población acerca de los beneficios de este “milagroso” líquido. Y así empezó a planificarse su comercialización como producto natural.

Conservación, características físico-químicas y principales sustancias que la componen

La jalea real fresca y sin modificar, tal cual sale de la colmena, es una sustancia cremosa que rezuma un aroma similar al de la leche, pero de un sabor ácido y con cierto toque picante.

Para conservarla en perfecto estado, lo mejor es guardarla en un envase opaco de vidrio (rehusar el metal, cuyo contacto puede ser agresivo para la jalea); este debe llenarse a tope de manera que evitemos que quede una capa de aire. Una vez envasada, vigilaremos que se mantenga a una temperatura lo más constante posible en torno a 4 ºC.

El componente mayoritario de la jalea real es el agua (un 60 %), con gran protagonismo en términos de porcentaje para los lípidos o grasas y las proteínas, las cuales a su vez están compuestas por importantes cantidades de aminoácidos esenciales beneficiosos para la salud, destacando la glicina y la serina.

Pero un paquete esencial dentro de esta composición lo constituyen las vitaminas, cuya presencia a los niveles en los que participan de la jalea real es el factor más diferencial con cualquier otro alimento, tanto de origen vegetal como animal. Las más abundantes son las del complejo hidrosoluble B, fundamentalmente B1 o tiamina, B2 o ribloflavina, B3 o nicotinamida, B5 o ácido pantoténico, B6 o piridoxina, B8 o biotina y B9 o ácido fólico o (pteroilglutámico). Los minerales, por su parte, adquieren también notable relevancia, con claro predominio de calcio, potasio, hierro, zinc, manganeso y cobre.

Diferencias de composición entre la miel y la jalea real

Aunque a veces se tienda a considerar ambos productos apícolas indistintamente en cuanto a perfil nutricional, las diferencias entre la jalea real y la miel son bastante apreciables en términos de composición, siendo derivadas del distinto origen de ambos fluidos.

La miel procede de una secreción de las plantas que las abejas polinizan denominada néctar, que, junto con el polen, se almacena en las celdas con la finalidad de que de ella se nutran tanto las obreras como los zánganos. En consecuencia, está exenta de proteínas y lípidos, que son sustituidos por hidratos de carbono (básicamente fructosa y glucosa), y su perfil vitamínico es sensiblemente más pobre que el referido a propósito de la descripción de la jalea real.

Para qué sirve la jalea real, qué funciones desarrolla y qué beneficios se obtienen de tomar jalea real

Su exacerbada riqueza en nutrientes esenciales y la acción sinérgica que se da entre ellos confiere a la jalea real una gran importancia cualitativa; ello le otorga el papel de súper alimento en situaciones nutricionales que se encuentran al límite, como puede suceder en los casos de niños, deportistas y ancianos.

Propiedades de la Jalea Real

Se trata de una materia que, quizá debido a su singularidad, ha sido objeto de investigación a lo largo de muchos años, fruto de lo cual han resultado los sucesivos hallazgos sobre sus implicaciones en la salud humana y la cura de enfermedades.

Consumir jalea real inyecta al organismo un plus de energía y vitaminas enormemente útil si desea recuperar una salud buena y necesita recuperarse de situaciones desequilibrantes, como puede ser un esfuerzo físico intenso, fatiga, astenia primaveral o esa miscelánea de causas que generan apatía a la hora de enfrentarse con vitalidad a la rutina diaria. Precisamente, esa es la palabra clase: vitalidad, razón por la que se considera a la jalea real un completo reforzador orgánico, ya que, incluso, ayuda a dar soporte a las defensas inmunitarias.

En situaciones patológicas de naturaleza infecciosa, se ha demostrado que la jalea real ayuda a la acción bacteriostática (es decir, controladora del crecimiento bacteriano), de lo que al parecer son responsables los ácidos 10-hidroxidecenoico y 10-hidroxidecanoico que forman parte de la estructura de los lípidos.

También está sobradamente puesto de manifiesto el papel dinamizador del crecimiento de la jalea real, cuya causa parece atribuirse a su capacidad de promover un intenso consumo de oxígeno en los tejidos, acelerándose así el metabolismo celular.

Tres colectivos que destacan especialmente por ser objetivos diana de la jalea real

La realidad es que para cualquier persona puede ser una excelente ayuda consumir jalea real, pero lo es más para quien se encuentra en una de estas circunstancias:

  • Anorexia
  • Anemia
  • Insomnio
  • Signos de fatiga mental o física
  • Desarreglos propios de la menopausia y de la menstruación
  • Alteraciones de la presión arterial
  • Diabetes
  • Impotencia sexual e infertilidad
  • Cualquier tipo de disturbio cardiovascular
  • Cualquier signo asociado a un debilitamiento del sistema inmunitario.
  • Trastornos neurológicos como ansiedad, depresión y principio de enfermedad de Alzheimer.

Considerada como un súper alimento y hasta, en un sentido un tanto figurado, un medicamento natural (no olvidemos que no está catalogado oficialmente como tal por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios), la jalea real se ha ganado a pulso un puesto de privilegio entre las herramientas naturales y sintéticas para compensar el agotamiento y combatir la depresión, así como los trastornos menstruales y circulatorios y las alteraciones al alza del llamado colesterol “malo”, las LDL o lipoproteínas de baja densidad.

Lo que sucede es que, si bien no cabe excluir ningún perfil humano de las posibilidades de beneficiarse de las excelencias de este generoso alimento, la jalea real alcanza su máxima expresión, por sus propiedades, cuando se le relaciona con tres colectivos de personas:

  • Personas que tienen necesidad de agudizar su memoria, particularmente estudiantes y ancianos, para los que este es, sin duda, uno de los más radiantes beneficios que proporciona esta sustancia. Pero, obviamente, todo pasa por fijar un riguroso hábito de consumo; de nada sirve, si hablamos de un estudiante, el recurso fácil a una macrodosis la noche anterior a un examen. Ha de planificarse como suplemento alimenticio en función de las necesidades que se tienen a medio y largo plazo.
  • Personas que padecen desequilibrios de la presión arterial: hablamos tanto de quienes experimentan súbitamente bajones o subidas bruscas de tensión, no achacables a una causa aparente, como de quienes son crónicamente hipertensos; para estas personas, la jalea real encaja fielmente como un amortiguador tensional o como factor hipotensor, es uno de los alimentos más recomendados en estas personas.
  • Mujeres en situación expectante de embarazo: hay pruebas solventes que acreditan que la jalea real ayuda a mejorar la fertilidad y con ello hace que la probabilidad de éxito en forma de embarazo se eleve. Paralelamente, si bien estos son más apreciables en la mujer, en el hombre también surte efectos sobre la fertilidad espermática, lo que hace deseable que sean ambos componentes de la pareja quienes se suplementen durante el periodo necesario. Lo mejor que puede hacer una mujer que desee quedarse embarazada es consultar con un especialista para recibir la información necesaria sobre las formas de consumir jalea real y su dosis.

Todo un repertorio de beneficios de la jalea real en mayor o menor grado

Estimula la producción de hormonas sexuales, testosterona en hombres y 17-beta-estradiol en mujeres, contribuyendo a una exacerbación del apetito sexual y a la regulación de la actividad endocrina, por lo que no es infrecuente que su consumo se recomiende para controlar trastornos menstruales y posmenopáusicos.

Estimula también la producción hormonal de las glándulas suprarrenales, lo que la relaciona con la patología osteoarticular y muscular, es decir, artritis, artrosis, fibromialgia y síndrome de fatiga crónica.

Por contener colágeno, una proteína ampliamente extendida por todo el organismo directamente implicada en el fenómeno del envejecimiento, consumir jalea real fresca o liofilizada contribuye a ralentizar dicho proceso.

Según la FAO (Organización de la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas), los beneficios de la jalea real a nivel facial se reflejan en una disminución de la intensidad de las arrugas y líneas de expresión por incrementar la elasticidad de la epidermis y normalizar las secreciones de las glándulas sebáceas.

Actúa como suministrador de energía para el sistema nervioso, lo que en principio parecer estar vinculado a una mejora de la oxigenación del tejido cerebral. Y dentro de este beneficio, entre sus propiedades aflora el significativo contenido de colina, que es precursora de la acetilcolina, un neurotransmisor que facilita la transmisión de los impulsos nerviosos.

Deporte y la Jalea Real

De esta propiedad podrían depender una variada nómina de afecciones y trastornos con sede en el sistema nervioso central, ya que se ha descubierto su aportación a la mejoría de los síntomas de la depresión, el Alzheimer o la esclerosis múltiple, entre otras patologías.

Igualmente, entrarían dentro de este capítulo otros aspectos, ya no de índole patológica sino emocional o intelectual, como el estado de ánimo, el estrés, la concentración y la capacidad memorística.

Estimula la producción de una de las principales estirpes de glóbulos blancos, los linfocitos, suponiendo un refuerzo del sistema inmunitario para prevenir y combatir las infecciones. Es una decisión frecuentemente adoptada, si bien no del todo acertada, tomarla solo en invierno por este motivo.

Además tiene reconocidas ciertas propiedades antibióticas, lo que le hace ser un complemento perfecto de los medicamentos que suelen tomarse en situaciones de catarro o gripe y como refuerzo inmunitario para individuos de grupos de riesgo: niños, ancianos e inmunodeprimidos.

Interviene en patologías vinculadas al aparato digestivo, atribuyéndosele contribución a normalizar problemas gástricos y estimular la ganancia de peso en niños nacidos prematuramente.

Su abundancia de ácido fólico, una de las vitaminas del grupo B que más destacan en su composición, le da un importante papel en el proceso de síntesis de glóbulos rojos en la médula ósea. De ahí que sea recomendada en situaciones de anemia o como preventivo de enfermedades coronarias.

Es un factor dinamizador de la recuperación de tejidos que han sufrido alteraciones funcionales, ya que, por su riqueza enzimática, incide en los procesos metabólicos sin afectar a la actividad fisiológica.

Ya es común recomendarla cuando se avecinan etapas de máxima actividad, tanto mental como física, así como en situaciones que provocan mayor cansancio o apatía que lo normal (un ejemplo podría ser el de aquellas personas a las que les influye negativamente la entrada de la primavera o el cambio de hora).

Y, por supuesto, como antioxidante puede tomarse como alimento de referencia en este campo, ya que numerosos estudios apuntan a una clara influencia en prolongar el declive del organismo que es consecuente al paso del tiempo y en la regeneración de tejidos.

Aunque quizá con una base científica menos documentada, se valora su uso para potenciar el tratamiento de la incontinencia urinaria, la consolidación del callo en fracturas óseas y en diversos trastornos alimentarios.

Los diferentes tipos de jalea real que podemos encontrarnos

Todos los profesionales implicados en su producción, comercialización y prescripción, es decir, apicultores, naturópatas, dietistas y farmacéuticos, entre otros, señalan la existencia de estos tipos de jalea real:

  • La jalea real fresca es aquella que se encuentra en su estado original, es decir, esa sustancia que recuerda por su aspecto a un yogur congelado y que las jóvenes obreras elaboran mezclando “artesanalmente” las secreciones de sus respectivas glándulas con una parte de miel y polen.
  • La jalea real natural, aquella que es comercializada sin ser sometida a ninguna alteración química ni adición de conservadores, por lo que exige, para mantener todas sus propiedades nutricionales y terapéuticas, un almacenamiento frigorífico a temperatura constante, entre 0 y 4 ºC.
  • La jalea real liofilizada es, obviamente, la que ha sido sometida a liofilización, proceso tecnológico muy común en las industrias alimentaria y farmacéutica consistente en congelarla en condiciones de vacío y sin aditivos para lograr la evaporación, por sublimación (tránsito de estado sólido a gaseoso sin pasar por líquido), de toda el agua que contiene, dando como producto final un polvo fino y cristalino. Esta modalidad de jalea real triplica su concentración de nutrientes respecto a los niveles de la fresca y la natural; es una excelente manera de conservar todas las propiedades del producto fresco optimizando al máximo el volumen ocupado y permitiendo la conservación a temperatura ambiental. Es importante para los fabricantes y distribuidores poder lograr la certificación biológica por parte de una autoridad competente en materia de acreditaciones para garantizar, entre otras cuestiones, la ausencia de antibióticos.

Algunas contraindicaciones de la jalea real que debemos tener en cuenta

Antes de enumerar y dar información sobre algunas situaciones patológicas en las que quizá no esté especialmente indicado tomar jalea real, en principio, contra lo que suele ser habitual en muchos casos de suplementaciones nutricionales, no parece haberse encontrado problema alguno, todo lo contrario, por ingerir la jalea real durante un embarazo.

Esas situaciones aludidas son, a grandes rasgos, las siguientes:

  • Asma
  • Jaquecas y dolores de cabeza recurrentes
  • Taquicardia
  • Enfermedad de Addison: proceso habitualmente generado por una aberración del sistema inmunitario (puede haber otras causas menores), que interfiere en la función de las glándulas suprarrenales, manifestando estas una sensible ineficacia en la síntesis de las hormonas. 
  • Obesidad
  • Diabetes en el caso de que lleve sacarosa, pudiendo ser consumida si la base de hidratos de carbono es la fructosa o azúcar invertido.
  • Lógicamente, alergia a alguno de sus componentes.

Cómo y cuando debemos tomar la jalea real

En primer lugar, diremos que, gracias a que cada día hay más alimentos que salen de fábrica enriquecidos con jalea real y miel y especialmente a la ingente variedad de suplementos que se venden en farmacias, herboristerías y tiendas especializadas en naturopatía, es muy fácil abastecerse de ella.

También haremos hincapié en que la jalea real, sin temor alguno, puede ser consumida a la par que muchos medicamentos por carecer de interacciones con ellos y para aprovechar su influencia en la revitalización del metabolismo celular que puede ser de gran sinergia con la acción farmacológica.

Para prevenir patologías respiratorias e infecciosas comunes, es mejor adoptar un hábito de consumo disciplinado. Si pensamos en los clásicos catarros y gripes, una buena ideal sería comenzar su consumo a finales del verano, anticipándonos a los cambios de tiempo que suelen desencadenar los primeros picos de incidencia.

Cómo tomar jalea real

Para otras situaciones como decaimiento, estrés o anemia, su uso depende más del surgimiento de los signos que revelan esos problemas, aconsejándose tomarla a impulsos o tandas una vez que haya dado comienzo el problema que lo justifique.

De manera similar puede hablarse acerca de la necesidad de tomarla con antelación a algo que se sabe con certeza que va a suceder, como es el caso de los estudiantes en periodos de exámenes que requieren un esfuerzo mental extra o las mujeres que durante la menstruación tienen pérdidas cuantiosas de sangre que les producen anemia. Tomar alimentos ricos en vitaminas junto con jalea real es una buena opción para este tipo de casos.

La jalea real fresca debe tomarse por la mañana antes de desayunar por conducto sublingual, es decir, colocando una pequeña cantidad (una cucharadita) debajo de la lengua, que es la forma que permite que se absorba mejor.

Suplementos con jalea real: las múltiples combinaciones de la jalea real, todas altamente interesantes

Hay formulaciones donde la jalea real es el ingrediente mayoritario pero va complementado con otros, siendo entre los más habituales el propóleo, la miel, las vitaminas y los minerales. Estas preparaciones mixtas suelen venir en viales monodosis o cápsulas, de las cuales lo más habitual es tomar diariamente uno/a solo/a en ayunas.

En cualquier caso, los efectos de la jalea real pueden percibirse tras un consumo sostenido de tan solo tres o cuatro semanas, siempre que sea el complemento de una dieta saludable que no introduzca otro tipo de carencias.

Jalea real con ginseng

Esta asociación bien merece una mención aparte. El ginseng es un suplemento de origen coreano completamente natural y abundante en micronutrientes en general.

Esta mezcla es todo un clásico y ampliamente comercializada, normalmente en forma de cápsulas o pastillas. De hecho, puede encontrarse en diferentes presentaciones en la tienda online de HSN.

Resulta ideal para afrontar momentos críticos que van a demandar notables esfuerzos, como épocas de exámenes, campañas de duro trabajo físico, etc. Quizá la pauta más extendida sea tomar la mezcla dos meses seguidos y dejar uno de descanso para reanudar la ingesta con otros dos meses.

Trabajando al unísono, la jalea real y el ginseng desencadenan un efecto de restauración de la energía del organismo de manera rápida, reportando una acentuación de la eficiencia en las tareas desarrolladas y retardando la aparición de síntomas de fatiga.

Eso sí, siempre se debe evitar tomar jalea real con ginseng poco antes de irse a la cama: es casi un seguro de no poder conciliar el sueño debido a la tonificación que produce en todo el cuerpo y al estímulo de los procesos metabólicos.

Pero mucho más es lo que puede hablarse de esta, sin duda, una de las combinaciones estrella en el campo de la dietética y la naturopatía:

  • Ayuda a lograr un sueño verdaderamente reparador en personas aquejadas de cierto grado de insomnio. Como consecuencia de un sueño más profundo, puede proporcionarse a la mente y los músculos un descanso real que permita mejor rendimiento en las horas de vigilia. 
  • Hay estudios dignos de tener en cuenta que informan sobre cierta protección del organismo de los efectos nocivos de los productos químicos y de las radiaciones. Lógicamente, en función de la intensidad con la que realmente se ejerza esa protección, cabe esperar una disminución del riesgo de aparición de tumores, por lo que parece una buena pauta iniciar su consumo si se ha sido objeto de alguna radiación electromagnética (por ejemplo, pruebas radiológicas de diagnóstico) o se ha sufrido alguna intoxicación. 
  • Contribuye a rebajar la coloración causada por la melanina en puntos localizados, lo que le hace útil para enmascarar ojeras y pigmentaciones anómalas. 
  • También puede aumentar la producción de colágeno en la dermis o capa intermedia de la piel, tonificándola y haciendo que su textura sea más elástica.

Una medida de precaución: antes de tomar jalea real con ginseng hay que descartar tener hipertensión o el tiempo de coagulación sanguínea elevado, lo que es detectable en cualquier analítica de rutina.

Jalea real con saúco

El saúco, es un magnífico complemento de la jalea real para mitigar el dolor de garganta y, en general, los síntomas catarrales y gripales. Si además de saúco se incorporan a la mezcla miel y zinc, se consigue un cóctel excelentemente dotado de propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antimicrobianas.

A la hora de planificar el consumo de esta combinación, de la cual pueden encontrarse preparaciones en polvo, viales líquidos, infusión y cápsulas, hay que considerar varios factores:

  • Para consumir este complejo en polvo o infusión es necesario hacer caso de las medidas recomendadas por el fabricante para evitar un exceso de concentración de los principios activos del saúco.
  • Al igual que se comentó a propósito de la mezcla con el ginseng, es recomendable tomarlo en ciclos de dos meses intercalando uno de descanso.
  • Aunque no puede mencionarse un momento determinado que resulte idóneo para su consumo, siempre es preferible hacerlo por la mañana en ayunas.
  • La primera vez que se ingiera es menester adoptar la precaución de limitarse a una cucharadita muy pequeña, para descartar reacciones alérgicas a alguna de las sustancias que componen la mezcla.

Otras combinaciones que se pueden encontrar en forma de suplementos son:

Jalea real con ginseng, eleuterococo, té verde y cóctel vitamínico

Para superar etapas puntuales que exigen mayor sobrecarga física o mental.

Jalea real con alimentos ricos en enzimas lácticas, inulina, propóleo y cóctel vitamínico

En convalecencias de procesos patológicos e intervenciones quirúrgicas y, tras la toma de antibióticos, para ayudar a equilibrar la flora bacteriana intestinal.

Jalea real con vitaminas, selenio y zinc

Para optimizar la energía de manera que ayude a sobrellevar tareas que exijan un especial desgaste.

Jalea real con equinácea

Ideal en edad de crecimiento y para niños inapetentes o débiles o en los que esté aconsejado reforzar las defensas, por ejemplo a la entrada del invierno.

Jalea real con aceite de onagra, triptófano, colina, litio y vitamina C

Para tomar a media tarde de cara a relajarse y poder conciliar fácilmente el sueño.

Si nos centramos en la jalea real liofilizada como suplemento alimenticio, podemos acotar su consumo diario entre 250 y 500 mg para personas con necesidades bajas o intermedias, disuelta en agua fría o en una solución poco concentrada de miel.

Para quienes padezcan enfermedades crónicas que les hagan dependientes de aportes extra para mantener la salud, hay que irse a cantidades desde un mínimo de 500 mg hasta 2 gramos por día. Como regla general, se recomienda consumirla media hora antes del desayuno.

Suscríbete al newsletter y consigue un 15% Dto en tu primera compra.
x